Nuevo libro: Árboles de los bosques del Canal de Panamá

Nuevo libro: Árboles de los bosques del Canal de Panamá

Ciudad de Panamá. Burica Press. 15 de diciembre de 2008. Unas 210 especies de árboles de los bosques del Canal de Panamá están debidamente catalogados e ilustrados en el nuevo libro del investigador botánico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) y mayor experto en dendrología de la flora canalera, Rolando Pérez Mendieta en su libro titulado Árboles de los bosques del Canal de Panamá.

En su portada y contraportada el libro está ilustrado con el árbol nacional, Sterculia apetala, conocido como árbol Panamá.

Le preceden a este libro las publicaciones de Thomas Croat con su obra la Flora de la Isla de Barro Colorado en 1978 y Catálogo de las Plantas Vasculares de Panamá, editado por Mireya Correa, Carmen Galdames y María Staff de la Universidad de Panamá y del STRI respectivamente.

A diferencia de las anteriores publicaciones la obra del científico Pérez es la sencillez con la que fue presentada la información técnica del libro, de tal manera que puede ser una obra referencial tanto para científicos como para el público en general.

Según los críticos esta obra científica es una joya de la dedicación y la experiencia de un botánico amante de las plantas. El autor ha sido investigador por más de 20 años del Centro de Ciencias Forestales del Trópico que opera desde el STRI. Rolando Pérez Mendieta se graduó de Biólogo con especialidad en Botánica en la Universidad de Panamá en 1992.

De acuerdo a Eldredge Birmingham, Director del STRI, el libro de Rolando Pérez concreta un trabajo de más de cien años de estudios de muchos investigadores en los bosques de esta zona.

Anuncios

Especies de fauna y flora amenazadas y en peligro de extinción en Panamá

Animales y plantas en peligro de extinción o amenazadas de Panamá (2008)

Burica Press, Panamá, 14 de mayo de 2008.

La Gaceta Oficial del 7 de abril de 2008 ha publicado la Resolución No. AG. 51-2008, por el cual se reglamenta lo relativo a las especies de fauna y flora amenazadas y en peligro de extinción y se dictan otras disposiciones, abajo desplegada.  Dicha gaceta se puede acceder al vínculo: http://www.gacetaoficial.gob.pa/pdfTemp/26013/8900.pdf.  Quedan derogados los listados de especies de fauna — en peligro de extinción –de 1980.  De ahora en adelante se debe utilizar este listado oficial, que ahora también incluye  plantas.

Los listados anexos (que no fueron oficialmente publicados) son extensos y los adjuntamos a continuación:

anexos-resol-especies-amenazadas-de-panama.

——————————————

REPÚBLICA DE PANAMÁ

AUTORIDAD NACIONAL DEL AMBIENTE (ANAM)

RESOLUCIÓN No. AG – 0051-2008

“Por la cual se reglamenta lo relativo a las especies de fauna y flora amenazadas y en peligro de extinción, y se dictan otras disposiciones”.

La suscrita Administradora General, de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en uso de sus facultades legales, y

CONSIDERANDO:

Que la Constitución Política de la República de Panamá, en su artículo 120 establece que el Estado reglamentará, fiscalizará y aplicará oportunamente las medidas necesarias para garantizar que la utilización y el aprovechamiento de la fauna terrestre, fluvial y marina, así como de los bosques, tierras y aguas, se lleven a cabo racionalmente, de manera que se evite su depredación y se asegure su preservación, renovación y permanencia.

Que la Ley 41 de 1 de julio de 1998, “General de Ambiente de la República de Panamá” en su artículo 5, crea la Autoridad Nacional del Ambiente como la entidad autónoma rectora del Estado en materia de recursos naturales y del ambiente, para asegurar el cumplimiento y aplicación de las leyes, los reglamentos y la política nacional del ambiente.

Que la precitada Ley 41, establece en el artículo 7, numeral 5 que la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) tendrá dentro de sus funciones emitir las resoluciones y normas técnicas y administrativas para la ejecución de la política nacional del ambiente y de los recursos naturales renovables, vigilando su ejecución de manera que se prevenga la degradación ambiental.

Que la Ley 24 de 7 de junio de 1995, “Por la cual se establece la legislación de la Vida Silvestre en la República de Panamá”, en su artículo 1 señala que la vida silvestre es parte del patrimonio natural de Panamá y declara de dominio público su protección, conservación, restauración, investigación, manejo y desarrollo de los recursos genéticos, así como especies, razas y variedades de la vida silvestre, para beneficio y salvaguarda de los ecosistemas naturales incluyendo aquellas especies y variedades introducidas en el país y que, en un proceso de adaptación hayan sufrido cambios genéticos en los diferentes ecosistemas y es reglamentada a través del Decreto Ejecutivo 43 de 7 de julio de 2004.

Que el artículo 2 de la referida Ley 24, indica que son objetivos de la misma, coadyuvar en el cumplimiento de las obligaciones contraídas por el Estado en los tratados internacionales, relativos a la conservación de vida silvestre, desarrollando sus preceptos para su correcta aplicación.

Que el numeral 8 del artículo 4 de le precitada Ley 24, establece que la autoridad competente en materia de vida silvestre, en la República de Panamá, es el Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables (actualmente ANAM), a través de la Dirección de Áreas Protegidas y Vida Silvestre, que tendrá, además de las ya establecidas por Ley, la elaboración y revisión periódica de la lista de especies amenazadas, en peligro o en vía de extinción.

Que la Ley 14 de 28 de octubre de 1977, por la cual se aprueba la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), prohíbe el comercio internacional de especies de la fauna y flora que se encuentren en peligro de extinción, insta a la cooperación internacional para lograr una eficaz protección de ciertas especies de la flora y fauna silvestre contra su explotación excesiva, amenazadas por el comercio y reglamenta el comercio de especimenes incluidas en los apéndices I, II y III.

Que al tenor de la Convención sobre Especies Migratorias de Animales Silvestres, aprobado mediante Ley 5 de 3 de enero de 1989, se reconoce que la fauna silvestre en sus numerosas formas, constituye un elemento irremplazable de los sistemas naturales de la tierra, que tiene que ser conservado para el bien de la humanidad.

Que mediante Ley 2 de 12 de enero de 1995, se aprobó el Convenio sobre la Diversidad Biológica, adoptado en la Conferencia Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada en Brasil, Río de Janeiro en 1992, donde se reconoce el valor intrínseco de la diversidad biológica y de los valores ecológicos, genéticos, sociales, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos de la diversidad biológica y sus componentes.

Que mediante Ley 9 de 12 de abril de 1995, se aprueba el Convenio para la Conservación de la Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias de América Central, en donde los gobiernos reafirman su decisión de enfrentar con acciones enérgicas, la preservación, rescate, restauración, utilización racional de los ecosistemas, incluyendo las especies de flora y fauna amenazadas, y se comprometen en tomar las medidas que estén acordes a sus posibilidades para asegurar la conservación de la biodiversidad y su uso sostenible.

Que por lo antes expuesto, la suscrita Administradora General de la Autoridad Nacional del Ambiente, No 26013 Gaceta Oficial Digital, lunes 07 de abril de 2008.

RESUELVE:

ARTÍCULO 1: Reglamentar lo relativo a las especies de fauna y flora amenazadas y en peligro de extinción.

ARTÍCULO 2: Crear un Listado de Especies Amenazadas de Panamá, en el que se incluirán, aquellas especies, subespecies o poblaciones de la flora y fauna silvestres que requieran medidas específicas de protección en el marco territorial de Panamá.

ARTÍCULO 3: Para decidir la categoría en que haya de quedar una especie, subespecie o población, se tendrán en cuenta los factores determinantes de la situación de amenaza en que se encuentre la misma en toda su área de distribución natural dentro del territorio de Panamá.

ARTÍCULO 4: Acoger los criterios utilizados por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) y tomar en cuenta la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), y otras, para clasificar las especies, subespecies o poblaciones que se incluyan en el Listado de Especies Amenazadas.

ARTÍCULO 5: Compete al Departamento de Biodiversidad y Vida Silvestre de la Dirección de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), la tramitación y resolución de los expedientes de autorización referidos a cualquier especie incluida en este listado.

ARTÍCULO 6: El Listado de Especies Amenazadas incluirá, para cada especie, subespecie o población catalogada, los siguientes datos:

  1. La denominación científica y sus nombres vulgares, si es el caso.

  2. La categoría en que está catalogada.

ARTICULO 7: Las especies de flora y fauna listadas en los anexos de la presente resolución, deberán ser revisadas y actualizadas cada cinco (5) años.

ARTÍCULO 8: Con carácter periódico, los datos relativos al tamaño de la población afectada y su área de distribución serán actualizados, incorporando al listado las correspondientes revisiones.

ARTÍCULO 9: La custodia, mantenimiento y actualización del Listado de Especies Amenazadas corresponde al Departamento de Biodiversidad y Vida Silvestre de la Dirección de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

ARTÍCULO 10: La inclusión o exclusión de una especie, subespecie o población en el Listado de Especies Amenazadas, o el cambio de categoría dentro del mismo, se realizará mediante una addenda a la presente Resolución administrativa.

ARTÍCULO 11: Las infracciones que se cometan en relación con las especies, subespecies y poblaciones incluidas en el Listado de Especies Amenazadas de Panamá les será de aplicación el régimen sancionador previsto en la normativa legal respectiva.

ARTÍCULO 12: La Autoridad Nacional del Ambiente, a través de la Dirección de Áreas Protegidas y Vida Silvestre, podrá entregar a centros de carácter científico, cultural o educativo los ejemplares que se decomisen como consecuencia de infracciones cometidas a las disposiciones de la presente Resolución. En el caso de ejemplares vivos, la entrega se efectuará únicamente cuando su readaptación a estado salvaje no sea posible.

ARTÍCULO 13: Quedan incluidos en el Listado de Especies Amenazadas las especies, subespecies y poblaciones que se determinan en los anexos de la presente Resolución.

ARTÍCULO 14: La presenta resolución protegerá las especies que aparecen en los listados anexos, tomando en cuenta cualesquiera cambios en los nombres científicos, que surjan en el futuro como resultado de revisiones taxonómicas de familias, géneros y especies, y todas las sinonimias que hacen referencia a las especies listadas.

ARTÍCULO 15: Advertir que los anexos forman parte integrante de la presente resolución y son de obligatorio cumplimiento.

ARTÍCULO 16: La presente Resolución comenzará a regir a partir de su publicación en la Gaceta Oficial.

ARTÍCULO 17: Queda derogada la Resolución No. DIR-002-80, “Por la cual se declara animales silvestres en peligro de extinción y con urgente necesidad de protección”, de la Dirección Nacional de Recursos Naturales Renovables del Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

FUNDAMENTO DE DERECHO: Constitución Política de la República de Panamá; Ley 14 de 28 de octubre de 1977; Ley 5 de 3 de enero de 1989; Ley 2 de 12 de enero de 1995; Ley 9 de 12 de abril de 1995; Ley 24 de 7 de junio de 1995; Ley 41 de 1 de julio de 1998; Decreto Ejecutivo 43 de 7 de julio de 2004; y demás normas concordantes y complementarias

La vegetación de Coiba

estudios. DIVERSIDAD Y ESTRUCTURA DE LA FLORA.

La vegetación de Coiba

La mayor isla del Pacífico centroamericano estuvo unida a tierra firme, hace unos 10 mil o 15 mil años. Hoy hay allí especies endémicas y otras que han desaparecido en otros sitios. Bosques verdes, maduros y sin perturbar. En la isla Coiba, al sur de la provincia de Veraguas, la vegetación se ha mantenido intacta en casi el 80%, al menos en los últimos 500 años.

LA PRENSA/Archivo

BOSQUES. Hay varios tipos, algunos son inundables.

Tamara Del Moral
tdelmoral@prensa.com

“Estos son los únicos bosques húmedos de tierras bajas de todo el Pacífico panameño, excep- tuando los de Darién”, dice Alicia Ibáñez, quien ha estudiado la vegetación de Coiba desde 1997. La investigadora del Instituto Smithsonian y del proyecto ICBG —que busca hallar medicamentos en las plantas de los bosques tropicales— considera que “hay que reconocer que el excelente estado de la isla se lo debemos a la colonia penal que estuvo allí desde 1919 hasta 2000.”

De origen volcánico, con una topografía escarpada y varias fallas geológicas, Coiba es un refugio natural que alberga una gran cantidad de especies, algunas endémicas, como el ñeque y el mono araña de Coiba, insectos, crustáceos y moluscos que han sido descritos solamente para esta isla.

En el caso de la flora, el género Desmotes y tres especies de plantas son endémicas: Desmotes incomparabilis, que es un arbusto de flores rojas; Fleish- mania coibensis y Psychotria fosteri, una rubiácea.

Existen varios tipos de bosques en Coiba: los cativales, donde abunda el cativo y el nazareno, especies muy apreciadas por su madera; el de manglares, siendo los más extensos los de mangle rojo, aunque también hay de mangle piñuelo; el de los alcornocales, que normalmente bordea los manglares y playas y se inunda con las mareas; los sangrillales, que están en las desembocaduras de los ríos; y el bosque costero seco. Las áreas donde estaban los campamentos penales están cubiertas de rastrojos y potreros.

Entre 1997 y 1999, Ibáñez hizo estudios en siete parcelas de una hectárea cada una, en distintos puntos de la isla, para conocer sobre la composición de especies del bosque maduro y qué variables les afectaban. En algunas zonas se hallaban 18 especies de árboles, mientras que en otras había hasta 45 ó 55. Esto reveló que Coiba tiene menos diversidad de árboles por hectárea, comparado a los bosques en tierra firme. Pero también hay diferencias en la estructura de los bosques. “En cada una de las parcelas, las especies de árboles dominantes eran diferentes y se podían distinguir diferencias entre los bosques del norte y del oeste, puede ser por la precipitación o por los suelos”.

Desde 2004 Ibáñez ha trabajado con ICBG recolectando plantas para hacer estudios sobre enfermedades. Además, participa en la elaboración de un inventario completo de la flora de la isla, que amplíe la información de los que ya existen. “Tenemos mil 445 especies. Cuatro son nuevas para Panamá y posiblemente hay dos nuevas más que están estudiando los especialistas. Esta información saldrá publicada posiblemente en 2008, en una guía del Parque Nacional Coiba, con fotos e información básica sobre las especies.

“Es relevante saber dónde están las especies endémicas, porque así podemos hacer un mapa de su distribución. Hay especies muy interesantes para los botánicos porque las hemos encontrado en Coiba en poblaciones muy pequeñas. Hay que tomar en cuenta eso a la hora de planificar qué se va a hacer en Coiba, para que no sean afectadas”.

La flor nacional de Panamá: Peristeria elata

La Flor del Espíritu Santo (Peristeria elata), la flor nacional de Panamá

INTRODUCCIÓN

La flor del espíritu santo, es la flor nacional de Panamá. Es del género Peristeria que es del grupo de plantas pertenecientes a la familia de las orquídeas cuyo nombre común en inglés es “Dove Orchid” u (“Orquídea paloma”) o “Holy Ghost Orchid”. El nombre común de este género proviene de la palabra griega –peristerion— que significa –de paloma.

SISTEMÁTICA

Familia: Orchidaceae

Subfamilia: Epidendroideae

Tribus: Cymbidieae

Subtribus: Stanhopeinae

Genus: Peristeria

Species: Peristeria elata

DESCRIPCIÓN DE LA FLOR

 

Flor del Espiritu Santo, Panamá

La Flor del Espíritu Santo, es una orquídea, que es la Flor Nacional de Panamá. Foto/pintura: De Pannemaeker

Tiene seudobulbos globosos de hasta 12 centímetros de alto, elongados, no aplanados y de cuatro hojas que alcanzan hasta un metro de longitud. La inflorescencia sale desde la base del bulbo con un longitud entre 1 y 1.8 metros y produce un total de 4 a 12 flores de color blanco marfil, con manchas o pintas de color púrpura y la antera y pistilo de color amarillo. Tiene muy buena fragancia que atrae abejas polinizadoras especialmente las abejas metálicas euglosinas.

Su floración puede ocurrir en diferentes  meses del año, de abril a junio o de septiembre y octubre.

HÁBITAT

En Panamá fueron abundantes en sitios tales como el lado norte del Cerro Gaital, arriba de El Valle de Antón en los bosques montanos muy húmedos. Allí se ha encontrado como planta epífita sobre troncos de árboles cubiertos de musgos a elevaciones cercanas a 1100 metros.

En su hábitat natural esta orquídea puede usualmente ser encontrada creciendo cerca del suelo en los bordes de bosques maduros. Puede ser considerada como una especie de crecimiento epifítico o terrestre.

En Costa Rica esta especie se ha registrado en bosques del Caribe, San José y Puntarenas con altitudes de 50 a 500  metros y 2500 mm³ con temperaturas de 24°C a 30°C y humedad relativa de más de 85%.

ESTADO DE CONSERVACIÓN

Esta orquídea es una de las flores en mayor peligro de extinción, ya que debido a su gran belleza, muchas personas y traficantes de vida silvestre la recogen o colectan de su ambiente natural.

Esta planta está incluida en el listado de las plantas en mayor peligro de extinción según el Tratado de Washington, que es un tratado internacional rígidamente reglamentado por los gobiernos contrapartes. Existen organizaciones como COSPA y APROVACA que ayudan a conservar esta especie para que no se extinga de su ambiente natural.

Según diversas fuentes se conoce que esta planta todavía es muy colectada de su hábitat nativo, lo que la ha llevado a estar evaluada en el estatus de una especie amenazada de extinción y ha sido regulado su comercio y ha sido incluido en el Apéndice I de CITES (Convenio Internacional sobre comercio de Flora y Fauna).

Debido a que es una especie sometida a la depredación y colecta indiscriminada, los herbarios y colecciones científicas del mundo han optado por no incluir en los catálogos en línea la dirección de las localidades específicas de las colectas científicas que poseen de esta planta.

ALGUNAS LOCALIDADES DONDE SE COLECTÓ FLOR DEL ESPÍRITU SANTO EN PANAMÁ

El Herbario del Missouri Botanical Garden tiene especímenes colectados de las siguientes localidades de Panamá, nótese la fecha de colecta:

Área del Canal de Panamá: Isla de Barro Colorado, 0 – 20 m, 09°10’41″N 079°50’37″W, 20 Mar 1932.

Área del Canal de Panamá: Isla de Barro Colorado, 10 – 100 m, 09°09’N 079°51’W, 1931.

Área del Canal de Panamá: Isla de Barro Colorado, 10 – 100 m, 09°09’25″N 079°50’30″W, 5 Dec 1931.

Panamá, Coclé: El Valle, 08°37’30″N 080°08’30″W, 04 Oct 1982.

Panamá, Panamá: Río Tocumen, 100 f, 09°04’34″N 079°23’41″W, 30 Sep 1947.

Panamá, Veraguas: 100 – 600 f, [8°10’N 81°15’W], 17 Oct 1978.

El Herbario de la Universidad de Florida tiene 11 especímenes colectados en la Provincia de Coclé, Panamá.

 

Compilación realizada por:

Por: Ariel Rodríguez Vargas

Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá

A conservar la flor del Espíritu Santo de Panamá

EXPOSICIONES. Feria de la Flor del Espíritu Santo.

¡A conservar la flor nacional!

 

爽やかな香りと白色の花姿に品位を感じる。
Dove orchid, Peristeria
Flor del Espíritu Santo, flor nacional de Panamá–

Peristeria elata


vivir+@prensa.com

LAS MINAS, Herrera –Orquídeas, artesanías y productos agropecuarios son algunas de las atracciones de la VII Feria de la Flor del Espíritu Santo, que comenzó ayer.

Noemí de Ramírez, presidenta del Patronato de la Feria dijo que se exhibirán 120 especies de orquídeas, entre ellas la flor del espíritu Santo (Peristeria elata).

En la exposición, que se realiza en la escuela primaria Gloriela N. Barría, participan 13 asociaciones de orquidiófilos. Además, en los ranchos que están en la parte posterior de la iglesia se presentan los productos agropecuarios y artesanías. En el evento no se vende la flor nacional; el propósito es conservarla, y si se saca de su ambiente, no se reproduce. De Ramírez aseguró que aunque en El Valle, Santiago y Las Minas todavía existe esta planta, en algunos sitios de la provincia de Chiriquí ya desapareció. Por esta razón, unos 17 policías se encargarán de la vigilancia y se habilitará una sola puerta de entrada y otra de salida, para un mayor control.

Hoy a las 10:00 a.m. se celebrarán los concursos de grito, saloma y décima Román Aizpurúa, y a la 1:00 p.m. será la premiación. Mañana se darán los premios y reconocimientos a productores, autoridades y directores de instituciones.

Especies más amenazadas del mundo

Madrid, 18/5/2007, (Ecoestrategia) .- Delegados de 171 países se
reunirán entre el 3 y el 15 de junio en la La Haya (Holanda) con
motivo de la conferencia del Convenio sobre Comercio Internacional de
Especies Amenazadas (CITES). En vísperas de la apertura de dicha
conferencia, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF/Adena) hizo
pública una lista con las diez especies animales y vegetales que
precisan más desesperadamente medidas para disminuir la amenaza a su
supervivencia procedente del comercio internacional.

Algunas de las especies que figuran entre las diez prioridades de
WWF/Adena se cuentan entre las más amenazadas de extinción. Por
ejemplo, durante las últimas décadas, los tigres y los rinocerontes
asiáticos han necesitado la aplicación de continuas medidas contra
las graves amenazas a su supervivencia, incluidas las representadas
por el furtivismo y el comercio ilegal. Otras, especialmente las
especies marinas, figuran en este listado porque sus poblaciones han
sido diezmadas de modo catastrófico en los últimos años para
abastecer los mercados mundiales.

Susan Lieberman, Directora del Programa Internacional de Especies de
WWF/Adena, explicó: “CITES ha combatido las amenazas del comercio
internacional para un gran número de especies, logrando muchos éxitos
durante más de 30 años. Algunas de estas amenazas son completamente
nuevas, otras aparecen como consecuencia de los cambios en la
dinámica de la economía mundial y, aún para otras, el crimen
organizado continúa comerciando con ellas en todo el mundo”.

Lieberman añadió: “Cualquiera que sea su origen y mecánica, nada
cambiará si los gobiernos no se toman en serio este comercio y su
impacto en la conservación y en los medios de vida de las poblaciones
locales”.

La lista de los “diez principales” de WWF para los gobiernos es
la siguiente:

Marrajo sardinero: Es un fuerte tiburón de tamaño medio, muy
migratorio. Existe una demanda y comercio internacional de su carne y
aletas, que son muy apreciadas. También se utiliza para fabricar
fertilizantes. WWF/Adena pide a los gobiernos que se incluya en el
Apéndice II de CITES.

Mielga: Es un tiburón grácil, con manchas blancas y de hasta un metro
de longitud. Se desplaza formando bancos y se encuentra en las aguas
costeras frías de todo el mundo. También se le conoce con el nombre
de “salmón de roca”, se utiliza en Reino Unido para preparar “fish
and chips” y como delicadeza ahumada en Alemania, recibiendo el
nombre de Schillerlocken. WWF/Adena pide que se incluya en el
Apéndice II de CITES.

Pez sierra: Las poblaciones de las siete especies de peces sierra han
disminuido drásticamente. Se comercia con estos peces en vivo para
los acuarios públicos y también son apreciadas su carne y aletas. El
apéndice rostral en forma de sierra se vende como recuerdo y para
armas ceremoniales. Otras partes del cuerpo se utilizan en medicina
tradicional. WWF/Adena pide su inclusión en el Apéndice I de CITES.

Tigres: Además de la creciente pérdida de hábitat y la transformació n
de los bosques, una vieja amenaza parece estar reactualizándose en
China y podría aumentar el peligro de desaparición de los últimos
tigres. Se trata de la reapertura del comercio de tigres procedentes
de “granjas”. WWF/Adena pide una acción concertada de los gobiernos
para detener todo tipo de comercio con tigres, especialmente en
China, así como mejorar la aplicación de las regulaciones en Asia
(por ejemplo, en India).

Rinocerontes asiáticos: Capturados históricamente por sus cuernos, un
ingrediente muy apreciado en las medicinas tradicionales asiáticas, y
diezmados por la destrucción de su hábitat de bosques de llanura, las
poblaciones de rinocerontes asiáticos resultan actualmente
peligrosamente pequeñas. El resurgimiento del furtivismo que afecta a
los escasos rinocerontes asiáticos aumenta la incertidumbre sobre el
futuro de sus últmas poblaciones, incluso de las que se consideraban
estables. WWF/Adena pide a los gobiernos que se esfuercen más en
aplicar las medidas protectoras y que ayuden a países como Nepal a
detener el furtivismo.

Corales rojo y rosa: Tesoros de los fondos marinos, de los arrecifes
y los atolones, son los corales más apreciados de todos los
considerados preciosos. El coral rosa ha sido recolectado desde hace
más de 5.000 años para su uso en joyería y decoración. La
sobreexplotació n y la destrucción de colonias enteras por las artes
de arrastre y dragas han ocasionado un terrible declive de las
poblaciones. WWF/Adena pide que se incluyan todas las especies de
corales rojos y rosas en el Apéndice II de CITES.

Anguila europea: Proceden de todas las costas y los ecosistemas
dulceacuícolas europeos, incluidos los mediterráneos. Durante las
últimas décadas sus stocks han disminuido abruptamente debido a la
sobrepesca y la captura ilegal. Existe una gran demanda internacional
de la especie que se consume en su estado juvenil en la región y se
exporta a Asia para cría en acuicultura; constituyendo, así mismo, un
alimento muy apreciado en su forma adulta. WWF/Adena pide que se
incluya esta especie en el Apéndice II de CITES.

Elefantes: la actual caza furtiva de elefantes y el comercio ilegal
internacional de marfil se ve potenciado por las ventas desmesuradas
de marfil en algunos países, especialmente de África y Asia. A pesar
de las decisiones anteriormente adoptadas por CITES y los decididos
esfuerzos de algunos países, no se ha podido eliminar el mercado.
Para WWF/Adena, ha llegado el momento de mostrar una auténtica
voluntad política para cerrar esos mercados de marfil ilegales y
fuera de control que constituyen el verdadero motor del furtivismo de
elefantes.

Grandes simios: Las poblaciones silvestres de los grandes simios
(gorilas, chimpancés y orangutanes) continúan disminuyendo a ritmo
alarmante. Nuestros parientes evolutivos más cercanos están
amenazados por la combinación del comercio ilegal de especímenes
vivos, la caza furtiva para carne, las enfermedades y el deterioro,
la fragmentación y la destrucción de sus hábitats. WWF/Adena pide a
los gobiernos que tomarán las decisiones en la conferencia del
convenio CITES que detengan este comercio, aplicando firmemente las
leyes existentes e imponiendo penas disuasoras.

Caoba de hoja grande: Esta preciada especie arbórea de las selvas
lluviosas de América Central y del Sur se incluyó en el Apéndice II
de CITES en 2002, como reacción al descenso de sus poblaciones y a la
gran dimensión de las talas y el comercio ilegal. Sólo queda un país,
Perú, que siga exportando grandes partidas comerciales. Tras cinco
años incluidos en este listado CITES, los mismos riesgos continúan
actuando por lo que se precisan medidas más serias.