Archipiélago de Las Perlas como zona especial de manejo

Archipiélago de Las Perlas. Conservación de los ecosistemas.

Una ley para brindar

Recientemente se declaró el archipiélago de Las Perlas como zona especial de manejo marino costero, para proteger los recursos y la biodiversidad. Se acabará la extracción de corales y peces de arrecifes coralinos. Los tiburones, rayas, tortugas, ballenas y delfines tendrán que ser respetados.

Cortesía Fundación Albatros Media.

Ballenas jorobadas panama humpback whales panama

RESTRICCIONES. Los trasmallos tendrán que guardarse. Sólo se permitirá el uso de palangre vertical hasta un máximo de 15 tanques por embarcación.

Alejandro Balaguer
Especial para La Prensa

vivir+@prensa.com

El biólogo del Instituto Smithsonian Héctor Guzmán, promotor incansable de un área protegida para el archipiélago de Las Perlas, no puede contener su emoción y promete, a más de un amigo, botellas de champaña para celebrar la buena nueva: se declaró la Zona Especial de Manejo Marino-Costero Archipiélago de Las Perlas. Este se suma al Programa de Manejo Costero Integral, con el propósito de proteger los recursos marino- costeros, aumentar su productividad y mantener la biodiversidad de sus ecosistemas, a fin de mejorar la calidad de vida de las comunidades que dependen de dichos recursos, tal como expresa el proyecto de Ley 151, aprobado recientemente en la Asamblea Legislativa.

La ley establece una veda inicial de 12 meses por el bien del mar y de sus especies. Por un año habrá que decirle adiós a la extracción de la concha negra y del casco de burro, en los manglares de Las Perlas.

Para los amantes de la motosierra, la ley advierte: tendrán que ponerla en desuso. Y también decirle adiós a la tala del manglar. Si bien este punto es incuestionable, la ley exceptúa la tala en proyectos de desarrollo turístico, acto que deberá contar con el debido estudio de impacto ambiental y ser aprobado por las autoridades pertinentes.

El hecho preocupa si se considera la devastación de extensos manglares, en todo el territorio nacional, ante la mirada impasible de las autoridades que tienen jurisdicción sobre estos importantísimos ecosistemas. La lista de prohibiciones es extensa. Se acabará la extracción de corales y peces de arrecifes coralinos. Los letales trasmallos tendrán que pasar al depósito, al igual que las kilométricas palangres horizontales superficiales y de fondo. Los bulldozers del fondo marino, correcto apodo dado a las redes de arrastre y de cerco mecánico industrial, tendrán que buscar otros mares que arrasar.

Las poblaciones de tiburones, rayas y tortugas tendrán que ser respetadas, así como ballenas y delfines, porque de seguir como hasta ahora, en corto tiempo, ya no podrán verse ni con suerte.

Continúan estudios de tortugas marinas en el Archipiélago de Las Perlas

Embajada del Reino Unido otorga fondos al Smithsonian y a la Universidad de Herriot-Watt

En reconocimiento al éxito de cuatro años de colaboración entre el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Heriot-Watt del Reino Unido (HWU, por sus siglas en inglés) en el proyecto Darwin de Las Perlas, la Embajada del Reino Unido otorgó fondos adicionales a Héctor Guzmán, biólogo marino STRI y James Mair de HWU, para complementar y ampliar el trabajo realizado desde 2003 y concentrarse en estudios adicionales sobre tortugas marinas en Las Perlas hasta 2008. El proyecto busca identificar las principales áreas de anidación de tortugas y revelar información importante sobre el comportamiento migratorio de estos reptiles. La información que genere este estudio será de utilidad para que conservacionistas y administradores de recursos fortalezcan los esfuerzos de protección de estas especies en peligro de extinción.

En el Archipiélago de Las Perlas existen sitios de anidación de tortugas que son de gran importancia pues cuatro de las siete especies de tortugas marinas que hay en el mundo están en Panamá: Eretmochelys imbricata, Chelonia mydas, Lepidochelys olivaceae y Caretta caretta. La ruta que las tortugas marinas siguen luego de anidar en Las Perlas es hasta ahora desconocida, al igual que las playas que prefieren para anidar. Las malas prácticas de desarrollo turístico cerca de las playas de anidación de tortugas y la colecta de huevos tienen un impacto negativo en la conservación de estos reptiles. Las áreas favorables para la anidación de tortugas tienen también gran potencial para atraer actividades de turismo responsable que generan recursos para que la conservación de tortugas sea una actividad sostenible. Como parte del estudio, se han marcado 50 tortugas para estudiar sus rutas migratorias a través de http://www.seaturtle.org/tracking/?project_id=203

El Proyecto de la Iniciativa Darwin con fondos del Departamento del Reino Unido para el Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales (DEFRA, por sus siglas en inglés) que empezó en 2003, ha alcanzado muchos de los objetivos de mapeo y estudio de la biodiversidad marina y pesquerías del Archipiélago de Las Perlas con un enfoque en el apoyo a las decisiones apropiadas sobre manejo  sostenible de estos valiosos recursos. Tres estudiantes panameños recibieron la Beca Darwin para obtener sus maestrías en el Centro de Biodiversidad Marina y Biotecnología (CMBB, por sus siglas en inglés) de HWU. Alrededor de 18 estudiantes de maestría y doctorado han contribuido activamente con la investigación que lideran Héctor Guzmán de STRI y James Mair del CMBB de HWU.

Ley para Archipiélago de Las Perlas

LAS PERLAS.

Protección sometida al turismo

Vianey Milagros Castrellón
vcastrellon@prensa.com

Un año y medio después de que el proyecto que crea una zona especial de manejo para el Archipiélago de Las Perlas fuese presentado ante la Asamblea, el documento fue finalmente aprobado ayer en tercer debate.

El 20 de marzo de 2006, el proyecto fue devuelto a segundo debate a solicitud del diputado Pedro Miguel González, alegando que contradecía las normas para promover el desarrollo turístico.

Trece meses después, el proyecto es aprobado limitando la protección de la zona a los “lineamientos del desarrollo turístico sostenible”.

En otras palabras, la norma solo protegerá los recursos localizados fuera del dominio de los proyectos hoteleros.

Además, se establecen excepciones para la tala de bosques de manglares, cuando se trata de proyectos turísticos.

“Los únicos que no pueden cortar los manglares son los pobres. Tal parece que las leyes de desarrollo turístico están hechas por y para los grandes desarrolladores”, dijo Mir Rodríguez, editor del sitio ambientalista Almanaque Azul.

—————————————–

No era lo mejor de lo que se debía, pero se ha avanzado, con esta ley que controlaría que se de un depredación generalizada de los recursos de este hermoso archipiélago.

 Burica Press

 Ver además:

 

Isla Viveros desaparece y deja de ser libre


La Isla Viveros vista en esta foto de satélite, se nos irá prontamente de las manos.

Si no tomamos carta en el asunto pasará a de ser una isla con playas libres en una isla con playas privadas adornada de decenas de muelles, cientos de casas de alto costo, aeropuerto, campos de Golf (sin agua), centro comerciales, centro de convenciones y otras aberraciones más.

Panameño se no va otro tesoro y no estamos haciendo nada para defender esto tesoros.

Sabías tú que en sus bahías llegan cada año Ballenas Jubarta migratorias. Sabías que sus playas son sitio de anidación de tortugas marinas? Sabías que esta isla no tiene agua y deben traerla de otra isla donde tampoco hay mucha agua? Sabías que en este momento se construye una gran pista aérea? Sabías que el daño ambiental que causará la urbanización de una isla que nunca debe ser objeto de planes de urbanismo para negocio de una persona!

Sabías que ANAM aprobó un estudio sólo de categoría II, a pesar de magnitud de los impactos de dificil manejo ambiental y de alto impacto a especies amenazadas?

Fase 1 de Isla Viveros concluye este año 2006

Como ambientalistas decimos que este proyecto tiene muchas irregularidades y el Estudio de Impacto Ambiental fue subcategorizado.

No creemos en estos megaproyectos, que lo único que producen son megaproblemas y megadespojos.
————————————–
ARCHIPIÉLAGO DE LAS PERLAS.
Fase 1 de Isla Viveros concluye este año
Raúl A. Bernal

rbernal@prensa.com

El megaproyecto Isla Viveros que se desarrolla en el Archipiélago de las Perlas se encuentra en su primera etapa de construcción que podría concluir a fin de año.

El lunes pasado, la Autoridad de Aeronáutica Civil aprobó la pista de aterrizaje que se encuentra en su etapa inicial de rehabilitación. Al día siguiente, los promotores de este millonario proyecto efectuaron un vuelo técnico inaugural.

La primera fase del proyecto, cuyo costo ronda los 100 millones de dólares, comprende el acondicionamiento de la pista de aterrizaje y movimiento de tierra en la zona norte de la isla que será urbanizada. Además, se incluye la elaboración de carreteras, aceras, parques, cableado subterráneo y otros trabajos de servicio público.

“Estamos utilizando tecnología de punta en la instalación de plantas muy sofisticadas”, dijo Gustavo De La Cruz, director general de la obra. “Es un proyecto que si no lo cuidamos, nadie nos compra”.

“Esperamos desarrollar un proyecto de alta calidad que pueda recibir a los turistas y a los que deseen residir en una isla de las Perlas dentro de un entorno estupendo”, agregó Jean-Pierre Canzano, presidente del Grupo Viveros.

La inversión total en el desarrollo Isla Viveros, que comprende la construcción de residencias de lujo, el aeropuerto, cancha de golf, hoteles, marina y áreas comerciales, podría alcanzar los 500 millones de dólares. El proyecto estaría concluido entre el 2012 y 2014.

El medio ambiente

El proyecto de Isla Viveros no ha estado sin críticas. Los ambientalistas han denunciado el ‘desarrollo desmedido’ que pone en peligro la biodiversidad y el ecosistema de islas vírgenes.
Sin embargo, hay un plan maestro de mayo de 2003 para el Archipiélago de las Perlas –sustentado por consultores internacionales y avalado por el Instituto Panameño de Turismo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y entidades ambientales– que declara Isla Viveros apta para el desarrollo turístico sostenible.

Los promotores del millonario proyecto sostienen que en los terrenos de cuatro a cinco mil metros cuadrados, solo se utilizará el 15% para construcción y el 85% restante será destinado especialmente para áreas verdes.