Protect Panama’s Red Frog Beach and Bastimentos Island

Protect Panama’s Red Frog Beach and Bastimentos Island

Dear Member,

Bastimentos Island, located in Panama’s Bocas del Toro province (on the Caribbean coast), shines as an ecological and cultural gem rich with coral reefs, dense tropical rainforests and indigenous communities. Among the diverse wildlife species of Bastimentos are night monkeys, three-toed sloths, numerous tropical bird and fish species as well as two distinct color variants of the strawberry poison dart frog — the namesake of the fabled Red Frog Beach.

Bastimentos Island boasts some of the Caribbean’s most pristine beaches, which are also critical breeding habitat for endangered leatherback, green and hawksbill turtles.

However, because of a massive, U.S.-fueled luxury-development boom, Bastimentos Island’s sensitive marine and terrestrial habitats are currently under siege due to the construction of Red Frog Beach Club, a high-end tourist resort.

Red Frog Beach Club, an American-based development corporation, is currently constructing phase one of its development plan, which includes condominiums and luxury villas on the northern coast of Bastimentos Island. And the company is seeking approval from ANAM, Panama’s national environmental agency, to begin construction on phase two of its massive, proposed residential resort, which would include up to 800 additional living units, luxury hotel facilities, and a large marina. Such extensive development would profoundly affect Bastimentos’ delicate rainforest, beach and coral-reef habitats and jeopardize the cultural heritage of the island’s indigenous peoples, who have consistently voiced their opposition to the Red Frog Beach Club project through direct protests and petitions.

Please join a growing international movement urging ANAM not to approve phase two of the Red Frog Beach Club resort on Panama’s Bastimentos Island. 

Send a letter to the following decision maker(s):
ANAM Officials;
Sr. Ruben Blades, Minister of Tourism

Below is the sample letter:

Subject: Protect Panama’s Red Frog Beach

Dear [decision maker name automatically inserted here],

From rugged mountain peaks to dense tropical rainforests and pristine coral reefs, Panama boasts some of the world’s most beautiful and biologically diverse ecosystems. More than 2,000 species of plants are endemic to the country, and wildlife species such as the golden frog and giant tree sloth are found only in Panama. However, in the recent push for increased international tourism, coastal and beachfront developments are rapidly destroying sensitive rainforest and coral-reef habitats. Specifically, construction of very large-scale, residential tourism projects, like Red Frog Beach Club on Bastimentos Island, are threatening some of Panama’s and the world’s most valuable treasures — Panama’s superbly diverse terrestrial and marine ecosystems.

On Bastimentos Island in Bocas del Toro province, the Red Frog Beach Club development has begun phase one of its massive, residential tourist resort. Such construction on Bastimentos has already damaged portions of this delicate island, threatening its sensitive reef and mangrove habitats. Now Red Frog Beach Club is seeking approval from ANAM to build phase two of its luxury, residential resort. If approved, the resort would burgeon to include as many as 800 additional units, luxury hotel facilities and two large marinas. As Bastimentos is home to multiple, unique plant and animal species, including two color variants of the strawberry poison dart frog, such large-scale development likely would destroy more sensitive habitat and imperil numerous species living on the island.

Minister Blades once described Bocas del Toro province as the “the rising star of Panamanian ecotourism with their marine wealth and different animal species not seen in other places.” However, with the advent of large, luxury residential tourist resorts, Bastimentos and Bocas Del Toro risk becoming the falling star of Panamanian ecotourism. If the Panamanian government approves phase two of Red Frog Beach Club, one of Panama’s and the Caribbean’s most precious natural treasures will be forever altered and diminished.

Please do not approve phase two of Red Frog Beach Club. Bastimentos should remain as one of Panama’s most valuable biological treasures, resplendent with intact rainforests and healthy coral reefs.

Thank you.

Sincerely,

Take Action!
Instructions:
Click here to take action on this issue

Donate now to support this action
Tell-A-Friend:
Visit the web address below to tell your friends about this.
 Tell-a-Friend!

What’s At Stake:

Bastimentos is one of several islands in the Bocas del Toro Archipelago off the Caribbean coast of Panama. These secluded islands are known for their biological diversity; like the famed Galapagos Islands of Ecuador, the Bocas del Toro Archipelago is home to numerous plant and animal species found nowhere else in the world but on individual islands in the chain. Bastimentos Island, in particular, boasts a multitude of plant and animal species including two and three-toed sloths, white-faced capuchins, coral reefs, mangrove estuaries, and critically endangered marine animals like leatherback, green and hawksbill sea turtles. Further, two distinct color variants of the strawberry poison-dart frog are believed to live only on Bastimentos.

Also living on Bastimentos are the indigenous Ngobe-Bugle people, whose culture and way of life remains intimately linked with the island’s bays, reefs, and mangroves. The Bahia Honda Ngobe community has been particularly vigilant in opposing the Red Frog Beach Club development through public demonstrations and petitions.

In 1988, 32,700 acres of Bastimentos and its surrounding marine habitat were designated as a national marine park. The park encompasses primarily coral reef and ocean habitats but also includes a large swath of rainforest running through the central portion of the island. Additionally, areas of Bastimentos not designated as national park are considered as buffer zones in which development must be strictly regulated. The national marine park, like the rest of Bastimentos Island, is undeveloped with few services, and currently has no major roads.

But Red Frog Beach Club, located in the buffer zone of strict development regulation, is intent upon significantly expanding its luxury resort operations. If ANAM approves phase two of Red Frog Beach Club, Bastimentos will begin its slide toward rampant, unsustainable development, and the island’s array of unique marine, coastal and terrestrial habitats and species will be set on a path to degradation and possible extinction.

With the rise of Costa Rica’s successful tourism industry, Panama also has sought to develop an international tourism market. Initially, Panama’s focus was on ecotourism and small sustainable projects that included economic development opportunities for indigenous peoples and the rural poor. In recent years, however, Panama’s tourism focus has shifted and now centers on attracting large-scale residential, luxury resort developments — to the clear detriment of the nation’s unique plant and animal species. Red Frog Beach Club is one such luxury, residential development, iand will be followed by multiple other, large-scale residential tourism projects planned for Bastimentos’ sensitive island habitats.

Currently, Red Frog Beach Club development company owns 1,528 acres — nearly 10 percent — of the Island. This vast parcel of land shares borders with both the national marine park and Bahia Honda, a local Ngobe-Bugle community. Phase one of Red Frog Beach Club has already hurt portions of this delicate island. If ANAM approves phase two of Red Frog Beach Club, more sensitive rainforest and coral-reef habitat will be destroyed, and the influx of people to this secluded island could mean the loss of Ngobe-Bugle culture and values.

Please join a growing international movement to oppose further residential tourism development of Panama’s Bastimentos Island. Voice your opposition to this exploitation of habitat and indigenous peoples by sending a letter to Panama National Environmental Authority (ANAM) urging the agency not to approve phase two of the Red Frog Beach Club development project.

Campaign Expiration Date:
August 31, 2007


If you received this message from a friend, you can sign up for Center for Biological Diversity – Biodiversity Activist.

Denuncian destrucción en Bocas del Toro, Panamá

Sunset point en Bocas del Toro
Foto: Angel González en blog de Carlos Camarena

——————————————————

Denuncias irregularidades ambientales que afectan ecología y etnias del Archipiélago de Bocas del Toro

Los ecologistas Lauren Batista del Grupo Activista Ambiental de la Escuela de Biología de la Universidad de Panamá y el biólogo Ariel Rodríguez de la Alianza para la Conservación y el Desarrollo, han denunciado esta semana la destrucción inminente, progresiva, pero definitiva, del Parque Nacional Marino Isla Batimentos (PNMIB), debido a la construcción desordenada y fuera de planes de uso de suelo y carente de visión ecológica y paisajística con la que se están implementando numerosos proyectos del mal llamado turismo residencial en el área de amortiguamiento del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos.

Los ecologistas le recuerdan a la Administradora General de la Autoridad Nacional del Ambiente –ANAM–, Ligia Castro, que el Archipiélago de Bocas del Toro es un joya de biodiversidad del Caribe y área núcleo de la Reserva de la Biósfera de La Amistad, que ha atraído la atención de numerosos organizaciones científicas y conservacionistas a nivel nacional e internacional que han aportado fondos para el desarrollo sostenible de las comunidades que viven en su área de amortiguamiento y que por tanto, mal puede ANAM favorecer proyectos lesivos a la conservación integral de toda esta área como una región de gran fragilidad por ser sistemas ecológicos insulares terrestres y marinos.

Los ambientalistas consideran que los impactos ambientales combinados y sinérgicos de todos estos proyectos “turísticos”, afectarán los procesos evolutivos y los servicios ambientales que ofrece este parque nacional, comprometiendo de manera irreversible tanto la viabilidad ecológica de esta área protegida como la calidad de vida de las poblaciones indígenas y afro descendientes que viven en sus alrededores.

Denunciaron específicamente algunos casos como los daños causados por el Proyecto Inmobiliario Red Frog Beach Resort (Fase 1) y los inminentes impactos si se aprueba la fase 2 de este mismo proyecto. Igualmente denunciaron afectaciones al arrecife y a la playa de Punta Vieja (Old Point) en el área de amortiguamiento del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, y contiguo al límite oriental del parque en el sector de Playa Larga.

Para otro sector de Isla Bastimentos denunciaron extracción de arena en Playa Polo, colindante con el límite occidental del Parque en el sector de Playa Larga y un nuevo proyecto inmobiliario en Playa Primera, o Wizard’s Beach, hasta el área cercana a la población de Bastimentos, afectando así otra playa para la anidación de tortugas en esta Isla.

Igualmente denunciaron que en la primera semana de mayo de 2007, guardias privados de seguridad de la promotora inmobiliaria que construye Red Frog Beach, Fase I, han comenzado a utilizar caballos por los senderos del extremo noroeste del Parque Nacional Marino de Bastimentos, los cuales han dañado dicho sendero en un buen tramo desde Playa Larga a Bahía Honda, especialmente en el área boscosa de dicho sendero.

Finalmente denunciaron el inicio, sin anuncio de aprobación de un EsIA de un proyecto que está talando algunos árboles grandes y está podando radicalmente las palmeras de coco con el fin de ser taladas, para construir una enorme marina en medio del arrecife, la playa y la tierra firme en el extremo oeste de la Isla de Bastimentos, muy cercano al pueblo Old Bank (Bastimentos). Igualmente denunciarion la extracción de sustrato de las playas para hacer senderos, que son evidentes. También han drenado los humedales de este sector.

Ante toda esta serie de amenazas ambientales, ligadas a la especulación inmobiliaria, más que turismo, los ecologistas le recuerdan a la Administradora de ANAM, Ligia Castro, que las playas de la Isla de Bastimentos han sido reconocidas como sitios importantes para la anidación de tortugas del Caribe. “Si seguimos permitiendo la construcción de estos proyectos de –turismo residencial– y la extracción no controlada de arena (Wizard’s Beach, Red Frog Beach y Playa Polo), la única playa que quedara para la anidación de estas especies será Playa Larga, que es la única que se encuentra dentro del límite del área protegida.

Lamentablemente, estas acciones se han dado con el agravante de que han sido reportadas oportunamente a la oficina local de ANAM en Isla Colon y parece ser que existe desidia y negligencia de algunos funcionarios para atender estas denuncias.

Los ecologistas terminaron la denuncia puntualizando las siguientes solicitudes:

1. No aprobar nuevos proyectos inmobiliarios o de los mal llamado turismo residencial en el área de amortiguamiento del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, y detener de manera indefinida los trabajos de construcción de todos aquellos proyectos que ya hayan incurrido en violaciones a las leyes nacionales, hasta que se termine la elaboración de un Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental para el Distrito de Bocas del Toro.

2. No aprobar ningún permiso para captura de delfines en aguas de la Reserva de la Biósfera, y áreas de amortiguamiento del Parque Marino de Isla Bastimentos, ni en ningún otro sector del Archipiélago, ya que evidentemente esta fauna de mamíferos marinos son parte de la fauna del Parque y además es fauna compartida con Costa Rica y esto sería deshonesto y no respetuoso con los recursos compartidos con el hermano país.

3. Solicitar financiamiento externo de manera urgente, posiblemente a las mismas organizaciones que han financiado la conservación del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, para la realización de una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) del desarrollo turístico en el área de amortiguamiento del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos. Este documento también serviría de insumo técnico para la elaboración del Plan de Ordenamiento, y guiaría las decisiones futuras de la Autoridad Nacional del Ambiente en esta área de tan alta diversidad y sensibilidad ecológica.

————————-

Imágenes de la Isla Bastimentos en Bocas del Toro

Defoliando completamente las palmeras. Aquí iniciaba defoliarla una palmera.

Sustrato de guijarros de la playa para hacer veredas improvisadas.

Costa por donde se pretende hacer otra marina en Isla Bastimentos.

Privado. Cada día más los panameños no podremos ingresar a nuestras islas.

Una pareja de monos nocturnos, Aotus, en Punta Vieja, Isla Bastimentos.

 

Punta Vieja está siendo destruida por un descabellado proyecto residencial denominado Mar Caribe Beach and Resort.

Burica Press, 27 de mayo de 2007

Deficiencias del EIA de Red Frog Beach — Fase II, Bocas del Toro

A continuación algunos de los planteamientos de objeción planteados por expertos ambientales y enviados en su momento a la administradora general de la Autoridad Nacional del Ambiente de Panamá, relacionados al Estudio de Impacto Ambiental Categoría III del Proyecto Red Frog Beach Club, Fase II, sometido a consulta pública a mediados de julio del año 2006 y que a nueve meses de haber sido sometido a esta evaluación, no ha sido aprobado, pero tampoco ha sido rechazado como debió ocurrir. Pareciera que ANAM es quien coordina los estudios que requiere el proyecto para ser aprobado!

1. Este estudio de manera increíble falla en localizar el área de influencia del proyecto y lo único que hace es identificar sitios directos donde se realizarán actividades o infraestructuras. No hay un solo mapa que contextualice cuál es el área de influencia del proyecto. Esto es inadmisible suponer que sólo el área de la propiedad es el área de influencia. Además los mapas muestran algo también inadmisible, que parte de lo propuesto, especialmente el campo de golf se realizará sobre el área de la fase I. En qué quedamos, son una o dos fases? Todo apunta que este proyecto dividido en dos fases esta minimizando el impacto total sobre el área ya que al final de cuentas esta enorme urbanización provocaría impactos ambientales permanentes a largo plazo.

2. La descripción de las actividades son excesivamente limitadas y superfluas las cuales impide hacer una identificación científica de los impactos. Por ejemplo. Cada actividad debe describirse con detalles el área total a ser afectada, el tipo y uso de suelo, etc. La descripción sólo indica posición espacial: norte, sur, etc, pero que no dice nada físico biológico, que no da cabida a identificar impactos. Los mapas ubicados en anexos por sí solos no son suficientes para comprender lo que debe estar descrito de manera formal y complementada con los mapas detallados. No se indica la cantidad de insumos que se requieren en las infraestructuras.

3. Indican en la descripción del proyecto que en la construcción de las estructuras del proyecto el movimiento de tierra será mínimo, pero no dan ningún detalle de por qué llegan a esa conclusión y en efecto no dan ninguna cifra, ni siquiera a nivel de orden de magnitud. Las calles no requieren movimiento de tierra y traslado de concreto? El soterrado de infraestructura, las plantas de tratamiento, etc. no requerirán movimiento de tierra? Ya el proyecto inmobiliario que adelantan ha causado contaminación con agua enlodada a la bahía, situación que ya hemos denunciado.

4. En el aspecto de la instalación de los tanques de almacenamiento y estación de combustible, no queda claro como operará con seguridad para evitar incendios o derrames en esta área sensible. Tampoco queda claro como se instalarán de forma que no afecte el recurso paisaje actual.

5. Se olvidaron totalmente de la ubicación, tamaño y de la forma como funcionará la planta eléctrica. No indican que produciría ruidos, vibraciones, emisiones, ni han cuantificado un estimado.

6. Indican en la página 29 que el proyecto ha sido concebido como un destino turístico vacacional enmarcado en playas del Caribe con todas sus características de playas blancas, paisajes idílicos, aguas cristalinas…Indican que se espera que un población máxima de 1500 personas, cifra que no es sustentada y mucho menos ha sido incluido el número de personas de la fase I. En realidad la capacidad de carga para el área es excesiva, donde pasaría de decenas de personas a miles de personas. Esto es por tanto, independientemente de las actividades que realicen un proyecto de alto impacto y que afecta directamente al Parque Nacional Marino de Bastimentos y por ende la Reserva de la Biósfera La Amistad. No es cierto que ellos pueden afirmar que la ocupación puede ser estacional. De hecho los propietarios pueden vender cuando quieran, a quien sea, las residencias o apartamentos que compren. Este proyecto tiene una vida útil mínima de 50 años y por tanto el impacto de tanta gente a lo largo de todo este tiempo será enorme y terminará desnaturalizando toda el área e impondrá normas culturales ajenas a una comunidad caribeña tradicional.

7. Nótese que hablan en la página 29 de zonas urbanas, lo cual indica la verdadera naturaleza del proyecto, contrario a lo que debe ser, un sitio de ecoturismo de bajo impacto como lo estableció el Plan de Manejo de Parque Marino de Bastimentos. Esto no puede ser admitido, ya que destruye con una actividad incompatible con los modelos de desarrollo sostenible que impacta fuertemente los recursos naturales que por mandato constitucional se deben proteger.

8. No describen en que consiste realmente el hotel planteado. En dos líneas y media no describen en lo absoluto en que consiste el hotel.

9. En la página 29 describen parcialmente la marina, pero mezclan esta descripción con la infraestructura de un centro comercial. Es confuso y poco elaborado. No indica las dimensiones ni de las muelles, atracaderos, ni del centro comercial. En fin puede ser cualquier cosa. El estudio de factibilidad (si lo hicieron) debió incluir esta descripción. No indican el impacto de botes estacionados permanentemente allí por meses y años como ocurre en otros puntos del archipiélago, donde las marinas se han convertido en depósitos de lanchas y yates, contaminando de manera permanente el área.

10. No describen, sólo enumeran una serie de actividades de turismo y recreación en las cuales no dicen en lo absoluto donde se realizarán, pero esto sólo indica que se realizarán a libre albedrío de todas las personas, incluyendo los trabajadores, visitantes y el resto de la comunidad, o sea, muchas personas. Las actividades planteadas son diversas y cada una tiene impactos distintos en el ambiente frágil y de conservación que es la Isla Bastimentos. Las actividades que deben tener regulaciones fuertes, porque justamente, son este conjunto de actividades las que impactarán fuertemente el medio marino costero. Mencionan actividades muy impactantes como windsurf, surfing, buceo, etc.

11. El campo de golf propuesto tampoco ha sido descrito adecuadamente. No dice cuanto bosque y otros tipos de sistemas naturales serán afectados. En fin la descripción impide determinar los impactos y el peso de los mismos. No indica qué tipos de plaguicidas se prevé utilizar en el tiempo de funcionamiento. El EIA planteado no puede ser admitido con estas fallas.

12. Nótese que no se prevé etapa de abandono, lo cual indica que los impactos esperados se darán por décadas y por ende muchos son más significativos de los esperados.

LÍNEA BASE SOCIAL Y BIOLÓGICA

13. De acuerdo a la línea base de los aspectos sociales, la cantidad de personas que sólo el proyecto pretende ubicar en la Isla de Bastimentos es superior a la población total del corregimiento. Esto indica sin lugar a dudas, que la enorme magnitud del proyecto que no está reflejada, ni evaluada como tal en este EIA. Para el año 2000 de acuerdo a cifras oficiales la población local era de tan sólo 1,344 personas. Sin embargo este proyecto, sumado a la fase I, evidentemente superará en más del doble la densidad de habitantes de la isla. Además se debe sumar las personas itinerantes usuarias de las instalaciones turísticas y los sitios públicos de turismo nacional e internacional.

14. En cuanto a la línea base biótica definida para el área de impacto directo del proyecto, indica que a pesar de no ser exhaustiva es bastante completa en el contexto de determinación de especies animales y vegetales, marinas y terrestres; sin embargo el EIA falla en identificar poblaciones vulnerables de estas especies, que es una de los elementos que realmente interesa. Si bien es cierto, no es necesario realizar estudios poblacionales de todas las especies, sí se debió hacer para las especies de interés especial tales como las ranas Dendrobates pumilio y Dendrobates claudiae. Igualmente ameritaba estudiar la estructura poblacional de las especies de primates y especies cinegéticas con tal de identificar la posible fragmentación permanente de las poblaciones de la isla. Bajo ninguna circunstancia se debe permitir la fragmentación de poblaciones animales y vegetales frágiles, máxime cuando el proyecto en cuestionamiento Fase I y Fase II hacen una enorme efecto barrera y efecto borde entre un sector de la isla y el otro, afectando por lo tanto, la dinámica biótica a largo plazo y afectando la integridad biótica del parque adyacente.

ANÁLISIS DE IMPACTO AMBIENTAL

15. Rechazamos totalmente lo más importante de una EIA, el cual es la identificación y valoración de los impactos ambientales que genera un proyecto. Erróneamente han confundido el concepto de definición de los impactos con el concepto de análisis de los impactos. O sea, primero se identifican y definen todos los impactos con una metodología científica y sustentado en una descripción pormenorizada del proyecto. Ellos en este EIA no han realizado nada de lo anterior

16. Además han confundido los criterios para la valoración de impactos en la pág. E-5 y E-6, como criterios cualitativos. Ni siquiera se percataron que estos criterios ameritaban asignarle valores ponderados para poder hacer la valoración científica, cuantitativa de cada uno de los impactos que el proyecto produciría y de este modo definir cuáles alcanzaban a ser impactos ambientales significativos, que a su vez, son los impactos que requieren un Plan de Manejo Ambiental vinculante.

17. Como toda la metodología ha sido errada, rechazamos los impactos que de manera cualitativa y sin ninguna forma de sustento científico han plasmado en la sección E de este EIA. Además como forma adicional de confundir han agregado en esta sección diagramas de red en los cuales indican absurdamente la siguiente afirmación: “…diagramas de red de los impactos identificados, que facilitan catalogar los impactos directos, indirectos, sinérgicos o acumulativos” Pag. 1. Anexo 1. Esto es absurdo porque los impactos no se catalogan, sino que se valoran de acuerdo a nueve criterios, que ellos indican, pero que al final usan a discreción, pero sin ningún fundamento. En fin, esta consultora, no sabe hacer lo más importante de un EIA, la identificación, ponderación, valoración y definición de significancia de los impactos que produce un proyecto.

18. Este proyecto no se ajusta al ordenamiento global que existe para el archipiélago y justamente es contrario al interés de zona de interés turístico, ya que lo único que se pudiera ajustar bajo el contexto real de turismo es alguna infraestructura de bajo impacto, que por supuesto no lo es el proyecto planteado. Los complejos residenciales unifamiliares y condominios e infraestructura de servicios a esa pretendida comunidad no es turismo por definición internacional y por la propia ley de turismo del país. Por el alto impacto que produce y por desnaturalizar áreas naturales y valores culturales, contradice totalmente los lineamientos del IPAT. Tampoco es compatible con un área de amortiguamiento de un parque.

19. El área de la propiedad que cae dentro del Parque Marino de Bastimentos, debió ser ofrecido en primera opción de compra al Estado. Esto no se ha dado y viola preceptos legales establecidos.

MONTO DE INVERSIÓN

20. Esta inversión por su alto monto, debe investigarse la procedencia de estos fondos, ya que en el país es frecuente el uso de dineros del cual se desconoce su origen.

INCOMPATIBILIDAD CON LAS POLÍTICAS DE ESTADO

21. Este proyecto se autodefine como un complejo residencial y turístico de baja densidad, con infraestructura turística y recreativa, aprovechando la belleza paisajística y biodiversidad del bosque y litoral marino del área para desarrollar actividades acuáticas, recreativas, de turismo ecológico, histórico y cultural.

22. Este proyecto está lleno de irregularidades y arbitrariedades típicas de países sin identidad de nación y sin autoridades que atiendan estos menesteres. La página B-2 indica que los nombres de los complejos habitacionales propuestos responden a nombres originales en inglés, establecidos por el promotor. Nótese que el idioma inglés se impone a los cuatro idiomas autóctonos locales: gnobere, buglere, creole y español. Esto viola una norma elemental de respeto cultural local.

23. La organización Audubon Internacional (que no es la Sociedad Audubon Internacional) no tiene por que evaluar, ni avalar las infraestructuras de campos del golf planteados para el área. Los estándares ambientales a cumplir son los que establecen las leyes panameñas y que son al fin y al cabo las únicas que tienen condición vinculante. El estudio no incluye ninguna descripción específica sobre esta actividad.

 

24. En la página E-7 dicen impactos ambientales positivos absurdos, tales como que las estructuras marinas instaladas proveerán hábitat a criaturas marinas de la bahía! Este tipo de identificación de impactos, nos dice que esto se ha hecho de manera no profesional, por personas que ni siquiera logran identificar impactos positivos, mucho menos en conjunto de impactos negativos.

25. En la página E- 9 confunden el ecosistema de manglar con paisaje de manglar, por tanto no logran definir los impactos sobre estos ecosistemas.

26. En la página E- 10 presentan unos mapas conceptuales que supuestamente identifican los impactos que al final no los identifican en su totalidad, ni los definen. No sabemos cuántos son el total y de estos cuáles resultan significativos, ni por qué.

27. En la página E- 11 parten diciendo que no anticipan impactos significativos, sin ningún sustento técnico científico. No hicieron ninguna evaluación matemática básica de los impactos sobre los recursos hidrológicos, marinos y arqueológicos

28. En la página E- 11 tampoco logran definir con claridad con claridad de conceptos, las consecuencias de la operación de la marina propuesta. No indican por cuanto tiempo operará.

29. El EIA carece de una matriz mínima de evaluación cuantitativa de los impactos. ESTO ES INACEPTABLE, por la envergadura del proyecto y el lugar y fragilidad del área donde están proponiendo dicho proyecto.

30.  No se ha realizado ni un solo análisis de capacidad de carga de las actividades de la urbanización, sumando el impacto de la urbanización en construcción.

31. No se ha realizado la capacidad de carga de las actividades turísticas que ellos promoverán, más las actividades adicionales de la primera fase y del turismo aditivo de las demás empresas y circuitos. Copará este sólo proyecto la capacidad de carga de esta área?

COMENTARIOS SOBRE SECCIONES ESPECÍFICAS DEL ESTUDIO DE IMPACTO DE RFBC

RESUMEN EJECUTIVO

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Indica que el proyecto se desarrollará en una propiedad de 528.65 hectáreas.

El estudio indica que se basa en el Plan Maestro y diseño conceptual de los componentes y edificaciones a construirse. Aquí se observa que a discreción del promotor está por encima de todo, decidiendo un propio plan de ordenamiento territorial, que responde a su interés económico. Esto es lesivo al interés nacional y a las políticas de desarrollo sostenible. Además sienta precedentes negativos de anarquía y falta de planificación en función de los intereses del país y no de los promotores de obras. Esto viola la constitución, la ley de urbanismo al permitir que se destruyan para fines no sostenibles valores naturales y culturales.

La justificación del proyecto es totalmente personal y no se basa en ningún plan general, ni específico del Estado Panameño, ni siquiera a nivel municipal. En este momento se delinea y se trabaja en un consorcio de organizaciones ambientales nacionales e internacionales para concretar un plan de ordenamiento territorial que salvaguarda valores naturales del Archipiélago de Bocas del Toro y define con claridad los sitios adecuados para desarrollo de infraestructuras y actividades variadas de acuerdo a la aptitud y ecología. Es necesario que este proyecto sea detenido hasta segunda orden, una vez este plan de ordenamiento territorial integral esté terminado. Es lógico suponer que el proyecto debe adecuarse al plan y no el plan a un proyecto personal. Hacer lo contrario es favorecer intereses personales y no los caros intereses de la nación y sus recursos como lo ordena la constitución y sus leyes.

Por ejemplo el promotor hacer ver que la principal razón para instalarse en el área es por el potencial eco-turístico del lugar, sin embargo, el proyecto que presenta es obviamente un proyecto inmobiliario de alto impacto, justamente en el área que declara es de gran belleza y atractivo. Por tanto, se desprende que esta decisión personal no es sabia, ni obedece a ningún otro interés que el propio. Ningún Estado moderno permite que los ciudadanos o el mercado inmobiliario actúen a libre albedrío.

Este es un proyecto inmobiliario debido a que más del 95% del área a construir está destinado a infraestructuras propias para residentes y no para turistas. Cabe destacar que la Organización Mundial de Turismo, no tiene definido como tal el turismo residencial, que es un concepto netamente inmobiliario y en Panamá se ha invocado para excepciones de impuestos y tributos. Si sumamos los impactos de la primera fase del proyecto, estamos hablando de una desproporcionada urbanización para un área tan crítica para la conservación de valores naturales únicos de la región. Esta infraestructura planteada obviamente que rompe el paradigma de desarrollo sostenible que debe existir en las áreas de amortiguamiento del Parque Nacional Marino de Bastimentos y la Reserva de la Biósfera La Amistad Panamá, régimen de conservación totalmente ignorado en este proyecto y en este estudio de impacto ambiental.

DENUNCIAMOS ADICIONALMENTE LO SIGUIENTE

En las fotos presentadas en el estudio se observan cortes de calles realizadas en medio del bosque, lo cual es una prueba que han iniciado actividades de movimiento de tierra que afectan los bosques y el suelo. Cómo es esto posible?

 

El propio estudio indica que no permitirán caminos reales dentro de la propiedad. Este hecho viola derechos humanos y leyes nacionales, ya que existen desde tiempos antiguos un red de caminos reales que pasan por esta propiedad. Por tanto, ellos no pueden impedir el paso de lugareños y visitantes a las playas y a la residencia de lugareños.

Los nuevos dueños de Bastimentos, sus tierras, playas y bahías

Esta es una vista de los primeros avances del conjunto residencial de alto costo del Proyecto Red Frog Beach –Fase I, localizado en el sector más estrecho de la isla de Bastimentos, en el Archipiélago de Bocas del Toro.

La Fase II propuesta es cuatro veces más grande que fase I, que sólo se ha concretado en un cuarto de lo proyectado. La segunda fase llegará al mero borde del límite terrestre del Parque Nacional Marino de Isla Bastimentos. Es una enorme área, que originalmente fue devastada grandemente por la sociedad Theobald, pero aún así sobreviven en el área bosques naturales en diferentes estadios sucesionales, tecales, áreas abiertas y bosques costeros, todos de rica biodiversidad y belleza escénica. El área afectada actual y la proyectada incluye la afectación de especies raras de ranas rojas de la familia Dendrobatidae, con morfotipos únicos en el país. Iguamente afectará la Laguna de Bahía Honda, única en ecología, paisaje, configuración y riqueza biológica, pero aún así, parece que esto a nadie le preocupa en Panamá y ANAM busca con mucho esfuerzo, como permitir a como de lugar que el proyecto siga sin contratiempos. Las evidencias, aún para los más legos, es que este proyecto es de alto impacto ambiental y con repercusiones fuertes negativas en las comunidades indígenas locales tradicionales, las cuales en definitiva, no pueden más que aspirar a ser peones rehenes supeditados a una economía cara, que les causará más traumas que beneficios. En cualquier país más civilizado que Panam, este proyecto no se hubiese aprobado.

En este proyecto ha habido tráfico de influencia y corrupción. Esto no cabe duda. El que tanga dudas, sólo se debe poner a investigar lo que hasta la fecha a sucedido. Por ejemplo, se debe investigar cómo con tantos errores y faltas graves este proyecto sigue su curso. Igualmente se debe investigar por qué abogados de proyectos inmobiliarios aupaban la –ley insular. En la Asamblea Nacional, los abogados de esta compañía, hicieron mucho –lobby– para lograr que existiera la Ley 2 de 2006 que vende las islas y costas de Panamá al mejor postor. Esta ley fue escrita y pensada originalmente para Red Frog Beach y luego cada quien le introdujeron la conveniencia cada quien de sus intereses, con el resultado que todo es tan caótico y los robos de nuestro patrimonio natural se han acrecentado exponencialmente.

El presidente Martín Torrijos, ha aterrizado en un helicóptero varias veces en los linderos de este proyecto. Nadie sabe por qué, ni para qué, ni qué busca. Unos especulan que le dieron acciones; otros dicen que sólo hace visitas de cortesía para ver cómo avanza el desarrollo de Bocas del Toro; otros dicen que sólo andaba de patrullaje doméstico. En fin todo es especulación, hasta las visitas del señor Presidente. Lo que si saben los lugareños y cualquiera que asculte un poco, es que este no es un proyecto con manejo transparente y honesto de los permisos ambientales y de las inspecciones. Este tipo de proyectos hechos casi a la fuerza de voluntad del inversionista y no de los caros intereses de país, provocará que otros especuladores hagan lo mismo en nuestros archipiélagos y por tanto se magnifique y multiplique por doquier este tipo de proyectos. Ante este escenario es fácil imaginarse a los especuladores de bienes raíces surgiendo como hongos en todos los confines prístinos de nuestro territorio nacional en nombre del desarrollo y crecimiento del turismo que finalmente sólo se quedará en palabras y pocas nueces para el país y a un costo muy alto y doloroso.
Panamá está en manos de especuladores del Real State y pronto no seremos dueños de nada. De hecho, ya casi lo hemos perdido todo, dicen por doquier los panameños más informados.

Como fresa que adorna la copa, Red Frog Beach ha clausurado caminos reales en la Isla que los lugareños han utilizado por siglos para trasladarse libremente por toda la isla y para colmo acosa con guardias de seguridad armados con escopetas, a los pocos lugareños y visitantes que se arriesgan a llegar a las nuevas playas privadas de facto que ha establecido Red Frog Beach. Y en señal que el abuso puede nunca acabar, el único camino que no ha cerrado al paso y alejado de las instalaciones cuasi industriales de RFB, en Bahía Honda, ha decidido cobrarle de facto un par de dólares. Estos abusos, sólo lo puede hacer una empresa que se cree que está al margen de la ley y que se siente amparada por cómplices en aparato estatal.

Algunos líderes locales dicen en tono sarcástico: magnífico legado de venta de la nación le está dejando nuestro presidente Martín Torrijos a todos los panameños! Nosotros por nuestra parte decimos. Dónde está Rubén Blades que no pone orden y revierte esta estafa a la nación en nombre del turismo. No puede ser que todo el mundo ande sólo buscando guayabas!

Más fotos del inicio de Red Frog Beach Fase I

Red Frog Beach Fase I en Isla de Bastimentos

Más detalles del proyecto en Almanaque Azul.

Calentamiento global ya afecta costas de Bocas del Toro

Las siguientes imágenes no pueden ser más elocuentes. En el norte, sur y este de la isla de Bastimentos, la subida del mar es muy evidente debido a que se ha perdido entre 10 y 20 metros de playas y esto ha provocado que los árboles que un día daban belleza y verdor a la costa hayan colapsado y hoy sean parte de los escombros de la costa.

Calentamiento Global, subida del mar en Isla Bastimentos, Bocas del Toro, Panamá

Este fin de semana (3, 4, 5 de mayo de 2007) Burica Press estuvo en Bocas del Toro, pudo comprobar esto hechos naturales y también corroboró crímenes ambientales consumados, en proceso o en inicio.

Los bocatoreños no tienen quien los defienda. Sólo ellos pueden hacerlo con efectividad, pero cuando despierten, quizás sea demasiado tarde.