Buena televisión y no telebasura necesita Panamá

Campaña por una buena televisión

Victoriano Rodríguez S.

Cibernautas locales hacen alusión a nuestros artículos sobre la televisión panameña y la forma perniciosa de sus presentaciones. Las novelas, programas enlatados y/o de doble sentido, de crimen o sortilegio, han llevado a nuestros jóvenes a considerar e involucrarse en la violencia como escape.

“Una vergüenza nacional –comenta un lector– es la televisión panameña, producto de su deterioro como medio informativo”. La población decente lo concibe como un medio educativo, hacia el bien; no propulsor de decadencia moral, espiritual y cognitiva.

“Las programaciones oscilan entre lo cursi? o trivial –indica otro–, grotesco, vulgar, crónica roja y la espectacularidad del crimen. Algunos periodistas, como sabuesos, buscan la carroña noticiosa y ocupan el espacio noticioso en un 80% con este salvajismo de las metrópolis”, agrega.

En términos porcentuales, ¿cuál es el aporte positivo de la televisión panameña a la sociedad? Los empresarios y los propios gobiernos juegan un importante papel en todo este andamiaje de mediocridad, al patrocinar programas que tienden a la indecencia y deshonestidad. ¿Quiénes son los dueños de estos instrumentos? ¿Qué responsabilidad cabe a las Instituciones y al Ejecutivo?

¿Cuál a los gremios formadores, educadores, periodistas y demás profesionales? Nos envuelve la corruptela y montaremos la carroza dilapidadora, igual que el gallo fino que, engañado, pelea contra su imagen frente al espejo.

Tenemos que retomar los caminos de la ética, la moral y buenas costumbres; en una sociedad totalmente resquebrajada, donde el juega vivo, la trampa y la deshonestidad parecieran ser los mejores parámetros de comportamiento.

Muchos medios, principalmente la televisión, brindan el servicio de llevar el circo a las casas, voluntaria o involuntariamente. Al final, son quienes determinan, o por lo menos coadyuvan con la decadencia social, de la cual dicen escandalizarse. Unifiquemos criterios y defendámonos del acoso mental de los medios.

Formalizaremos una cruzada nacional. Buscaremos patrocinios que permitan sufragar los gastos publicitarios y operativos de esta campaña. Los interesados pueden contactarnos por el correo electrónico. Esperamos que otros programas y medios se identifiquen con esta cruzada. La sociedad necesita un aire, otro aliento, una verdadera esperanza. A partir de hoy, y en nuestro programa radial Oasis de Opinión, Lizabeta y yo iniciaremos una campaña que permita unificar la familia. Apaguemos el televisor de 7 a 8 de la noche, y (como en antaño) compartamos ideas, lecturas, narraciones y chistes. Hagamos vida de hogar con otros miembros de la familia y vecinos. Hagamos patria, por el bien de todos.

¡Dios te salve Panamá!

Publicado originalmente en el Siglo, 13 de septiembre de 2009

Home, la nueva película ambiental

Home, la nueva película ambiental

Burica Press – Ecología

“En doscientos mil anos (200.000) la humanidad sobre la tierra ha producido un desbalance en el planeta que tiene una evolución de cuatro mil millones de evolución.  El precio a pagar es alto… la humanidad tiene escasamente 10 anos para revertir esta tendencia,y debemos estar conscientes de la completa extensión de esta expoliación de las riquezas de la Tierra y los patrones de consumo”, es la posición de los guionistas de  la  película HOME liberada la semana pasada en Europa.

El 5 de junio de 2009, el Día Mundial de Medio Ambiente fue escogida como la fecha simbólica para la presentación simultánea a nivel mundial de la película Home, dirigida por Yann Arthus-Bertrand.

Estamos viviendo un periodo crucial. Los científicos nos dicen que sólo tenemos 10 años para cambiar nuestros modos de vida, evitar de agotar los recursos naturales y impedir una evolución catastrófica del clima de la Tierra.

Según el director Yann Arthus-Bertrand “cada uno de nosotros debe participar en el esfuerzo colectivo para sensibilizar al mayor número de personas sobre este problema global y por eso es que fue realizada esta película”.

Esta película tiene como objetivo ser ampliamente difundida y su distribución será gratuita, para ello se logró el financiamiento de un mecenas, el grupo PPR. Europacorp empresa que la distribuye, se comprometió en no tener ningún beneficio de HOME porque la película no ha realizado con ningún interés comercial.

De acuerdo al ecologista panameno Ariel Rodríguez, la película es excepcionalmente buena tanto en calidad fílmica como en calidad científica. “Es realista, directa y socialmente responsable” argumentó.

“Todos tenemos la solución, qué esperamos?” es  una gran pregunta que hace la película en su corolario.

Piden conservación de bosques urbanos

NATURALEZA. También que sea valorizada el agua

Piden conservación de bosques urbanos

Grupos ecologistas que el pasado lunes, conmemoraron el Día Nacional de los Bosques Urbanos, exigen respeto a ley del ambiente.

Melquisedec Quintero
PA-DIGITAL

Flora. Importante fomentar la arborización en la ciudad.

La aparición de peces muertos flotando en ríos, proyectos mineros, así como la proliferación de construcciones en la metrópoli, preocupan a sectores de la sociedad civil, en particular los ambientalistas.

Entre estos grupos están la Alianza para la Conservación y el Desarrollo (ACD), el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM), en conjunto con el Centro de Estudio de Recursos Bióticos (CEREB), han mancomunado esfuerzos en la lucha por conservar los bosques, paralelo a la valorización del agua como recurso hídrico.

Raiza Banfield, directora del CIAM, solicitó al Gobierno una postura más enérgica en materia de normas que regulen la actividad de los grandes inmobiliarias, las que a su juicio ponen en peligro el ecosistema de las áreas boscosas cercanas a los lugares en construcción.

En este sentido, Susana Serracín, abogada ambientalista cuestionó la labor de la Asociación Nacional del Ambiente (ANAM), debido a que muchos de lo proyectos en el país, no cumplen los requisitos que establece la ley sobre preservación del ambiente.

_________________________

El Centro de Incidencia Ambiental, la Alianza para la Conservación y el Desarrollo y la Universidad de Panamá , Centro de Estudios de Recursos Bióticos, en reciente ceremonia en el Museo Reina Torres de Araúz, otorgaron reconocimiento a un grupo de comunicadores que han apoyado la defensa del agua, de los ríos y de los bosques de Panamá. La periodista Malema De León, de Panamá América, recibió la distinción por sus trabajos periodísticos sobre la protección del agua.

Carmencita Tedman, Cecilia MacIntyre ( en representación de Juan B. Gómez) y Carlos E. Rangel.

Carmencita Tedman, Cecilia MacIntyre ( en representación de Juan B. Gómez) y Carlos E. Rangel.

Malema De León, Raúl Carranza y Raisa Banfield.

Malema De León, Raúl Carranza y Raisa Banfield.

Alejandro Balaguer y Raisa Banfield.

Alejandro Balaguer y Raisa Banfield.

Ariel Rodríguez y Miguel Hidalgo

Ariel Rodríguez y Miguel Hidalgo

La incidencia ambiental robustece la democracia

El siguiente artículo ejemplifica la participación de la sociedad civil organizada en la construcción de un país más democrático y menos corrupto, por lo menos en el tema ambiental.

Burica Press
————————————————-

EL MALCONTENTO

Petaquilla’s dream

Paco Gómez Nadal
paco@prensa.com

Hay situaciones negativas que pueden sonsacar lo mejor de los seres humanos… hasta de las instituciones. Así son las guerras, esos espectáculos patéticos y machistoides que han permitido dibujar los rasgos de la solidaridad y el humanismo más conmovedor. Así son las dictaduras, que sacan de seres aparentemente pusilánimes el carácter y la fuerza que la vida en libertad les adormecía. Así parecen ser algunos despropósitos, que provocan reacciones inesperadas y esperanzadoras.

Eso parece haber conseguido Petaquilla, ese coro de arcángeles inversionistas que se han pasado la legislación del país por donde han querido y el patrimonio natural por una segadora mecánica. Durante los últimos años, estos próceres del capitalismo han obviado estudios de impacto ambiental, límites de concesiones y todos los extremos morales en pro de un beneficio que sale del país dejando como herencia hectáreas devastadas, ríos contaminados y futuro campesino hipotecado con intentos de camuflaje gracias a la bendita responsabilidad social empresarial.

Si no fuera por colectivos como CIAM, ACD, o Mar Viva o Albatros (y otras de su estirpe) no habría cámaras ni ojos para ver y denunciar lo acontecido en Petaquilla, o en Charco La Pava, o en Isla Colón, o en Coiba, o en las comarcas indígenas. La existencia de estas organizaciones robustece esta débil y precaria democracia.

El proyecto minero de Petaquilla ha logrado sacar lo mejor de una institución que casi todos los sectores habían dado por muerta o, como mínimo, perdida para la causa ambiental. La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) ha impuesto una millonaria multa a Petaquilla por sus desmanes. Estamos tan mal acostumbrados que en los corrillos de Panamá se exponen todo tipo de conjeturas sobre las razones que han hecho a la Anam defender de forma tan contundente la legalidad que normalmente mancilla. ¿Carácter bipolar? ¿Presión de organizaciones y medios? Sea lo que sea, yo, que tan duro le he dado a la Anam desde estas páginas, hoy le reconozco la osadía. En realidad, ninguna osadía: el cumplimiento de su deber. Ahora nos queda la duda de si pagarán la multa, de si el Estado utilizará todas sus herramientas para que estos corta palos hagan el estudio de impacto ambiental, incluso de si se avanzará en el debate realmente importante: el de declarar a Panamá como país libre de minería.

Miles de personas desplazadas con sus derechos conculcados por el Estado Panameño perderán todos sus bienes colectivos y tendrán que hacer una nueva vida en otro lado. AES Corporation ha destruido a la fuerza las casas de quienes se reusan a abandonar el área

Miles de personas desplazadas con sus derechos conculcados por el Estado Panameño perderán todos sus bienes colectivos y tendrán que hacer una nueva vida en otro lado. AES Corporation ha destruido a fuerza de intimidación y coacción los bienes y propiedades de los indígenas Ngobes, muchos de los cuales se rehusan a abandonar el área, que les ha sido concesionada de maneral ilegal por ANAM. Ellos un día amanecieron con sus tierras cedidas a la transnacional para el desarrollo de hidroeléctricas. Foto: Florencio Quintero.

Hay que aprovechar este momento, entonces, para reconocer varios fenómenos. El primero es la fortaleza que han adquirido las nuevas organizaciones sociales centradas en la incidencia y en la formulación de propuestas de futuro para el país. Si no fuera por colectivos como CIAM, ACD, o Mar Viva o Albatros (y otras de su estirpe) no habría cámaras ni ojos para ver y denunciar lo acontecido en Petaquilla, o en Charco La Pava, o en Isla Colón, o en Coiba, o en las comarcas indígenas. La existencia de estas organizaciones robustece esta débil y precaria democracia.

El segundo es el del mensaje contundente que se está lanzando a los inversionistas aviones. Los problemas legales y de imagen que enfrentan Red Frog, Chan 75 de AES, Petaquilla o los ya casi olvidados teleférico de Ancón o el delfinario de San Carlos deberían ahuyentar a otros de su calaña. O eso espero.

El tercero y último (aunque hay muchos más) es el de la connivencia de algunas instituciones y empresas que crecen a la sombra de los proyectos dudosos. ¿Se plantearán publicitarias y agencias de la mal llamada comunicación estratégica el reto ético de seleccionar mejor a sus clientes? ¿Llegará el momento en que empresas locales de servicios se declaren objetoras de conciencia cuando uno de estos proyectos inmorales llegue con la chequera manchada de sangre y abusos? ¿Cuestionarán en algo su posición programas de radio o medios en general que cambian de posición en función de la lista de anuncios contratados? Las respuestas las puede ir buscando usted mismo, están a la vista.

Felicitaciones a La Prensa por premios periodísticos

ANAM.

‘La Prensa’ gana premios ambientales

LA PRENSA/Iván Uribe
Tribaldos, Arcia, Palm y Arosemena son los ganadores.

Rella Rosenshain
rrosenshain@prensa.com

En el día de ayer, cinco reconocimientos fueron otorgados al diario La Prensa, durante las Premiaciones Ambientales 2008, ceremonia de la Autoridad Nacional del Medio Ambiente (Anam) con la que celebró su décimo aniversario en el salón Bella Vista del hotel El Panamá.

En el marco de esta actividad, el ganador de la categoría de Mejor Noticia de Ciencia y Tecnología Ambiental fue el periodista Rafael Berrocal, con su nota titulada “Mina, a toda marcha”; mientras que la Mejor Noticia de Economía Ambiental fue para Mónica Palm con su publicación denominada “Inminente peligro para Coiba”.

El Mejor Reportaje para Medios Impresos fue “Bosque, en peligro”, redactado por José Arcia.

En tanto, miembros del equipo del suplemento Aprendo también fueron distinguidos. Alexander Arosemena ganó la categoría de Mejor Fotografía con “Rayo en frío”. Así mismo, Wendy Tribaldos obtuvo una mención honorífica por el proyecto editorial Geo-Panamá.

El derecho, los medios y el caso Chávez

Burica Press hasta el momento se ha mantenido al margen de los acontecimientos, más mediáticos que reales sobre Venezuela, en estos últimos días y donde erráticamente el Gobierno de Venezuela ha caído en aclaraciones y explicaciones aparentemente innecesarias, acerca de las razones para la no renovación de una concesión estatal a un medio de comunicación.  Todas las explicaciones debieron darse en la resolución de no renovación, que se debe avocar a su vez a normas jurídicas establecidas.  También el Presidente Chávez ha errado en incitar y vociferar con arrogancia y no aclarar la supuesta decisión basada en derecho.

Lo que sí ha estado claro para Burica Press, es que en este momento, ciertos dueños de medios de comunicación y organizaciones periodísticas del hemisferio le tienen montada una campaña mediática impresionante y costosa de desprestigio al gobierno de Hugo Chávez  y las decisiones soberanas del Estado venezolano.  Recordemos que en Panamá un medio fue cerrado por no pagar las cuotas del seguro social a sus empleados y nadie dijo nada y simplemente quedó cerrado y no ha pasado nada.  Claramente el medio era bastante incisivo en su política editorial contra el gobierno de ese entonces y para el sistema oligarca imperante.  Igualmente hace poco más de un año fue cerrado la línea noticiosa y de opinión y los periodistas fueron despedidos en un canal local, FETV y nadie dijo nada, ni mucho menos hubo, páginas en negro, ni aquí, ni en Venezuela.

Nosotros no apoyamos cierres de medios per se, ni nunca lo haremos.  Nosotros no estamos seguros que los medios supuestamente amordazados, digan que en Venezuela no hay libertad de expresión y todos los días, ellos mismos  incitan a los ciudadanos a manifestarse en las calles.  Labor que no es propia de ningún  medio, mucho menos de un medio que promueve telebasura y no formación y cultura ciudadana.

Ojalá se emplazara a todos los medios que producen telebasura y radiobasura a aportar a la sociedad, programas realmente educativos y formadores de valores y conciencia en todos  los ámbitos del saber humano.  Este mundo de alienados sería otro.

Si el Presidente de Venezuela Hugo Chávez, está actuando arbitrariamente al margen de ley venezolana y de los principios internacionales de libertad de expresión, debidamente tipificados, que sea condenado por ello, de lo contrario, que no se diga más.

En medio de todo esto, las víctimas son los mismos, la gente que no comprende ni remotamente, qué es lo que está pasando realmente.

Terminamos por incorporar un escrito del Dr. Marco Gandásegui cuyos planteamientos avalamos:

El derecho y el caso Chávez

 Marco A. Gandásegui, hijo

DOCENTE E INVESTIGADOR DEL CELA

EN PANAMA y en algunos otros países los medios de comunicación cuestionan al presidente de Venezuela Chávez, por sus actuaciones al frente de la patria de Bolívar. Estados Unidos cuestiona la validez de los antecedentes democráticos de Chávez.

Según el presidente George Bush, para ser democrático no sólo hay que ganar elecciones populares. También hay que respetar la propiedad privada y, sobre todo, las inversiones de Estados Unidos (EE.UU).

Todos los actos del mandatario son sometidos a una inspección minuciosa. Entre otras razones, porque Venezuela es uno de los países exportadores de petróleo más importantes del mundo. No es casual que casi la totalidad de la producción de hidrocarburos de Venezuela tiene como destino el mercado norteamericano. Además, Chávez ha proclamado la República Bolivariana con una agenda que presenta una alternativa a la política exterior de EE.UU. en la región. Promueve la integración energética de Suramérica y una comunidad política con gobiernos del hemisferio; y se muestra solidario con muchos pueblos financiando programas de salud que le devuelve esperanzas a quienes no tienen los recursos para pagar los altos costos de los servicios.

Chávez es visto con sospecha porque logró superar la crisis política interna de Venezuela en un momento en que los partidos políticos tradicionales (COPEI y ADECO) colapsaron y dejaron al país en un vacío difícil de reconstituir.

Chávez representa un tercer momento de la vida política venezolana del último siglo. Con motivo de la crisis del modelo liberal, en 1908 llegó al poder Juan Vicente Gómez con un programa conservador que generó fabulosas fortunas y una nueva oligarquía petro-estatal. En 1958, las capas medias lograron tomarse el poder, desplazando a una oligarquía corrupta e incapaz. El pacto de Punto Fijo gobernó a Venezuela durante 30 años hasta llegar a su fin con el “caracazo”, violenta demostración de frustración del pueblo venezolano ante el desgobierno de los nuevos ricos.

A la cabeza de las manifestaciones populares y sin oposición política organizada, Chávez llegó al poder mediante elecciones en dos ocasiones sucesivas. En 2002 sofocó un golpe cívico-militar organizado por una alianza suelta de fuerzas políticas con apoyo de EE.UU. Entre los conspiradores se destacaron viejos políticos, los dueños de algunos supermercados y Radio Caracas TV.

La oposición, según las últimas elecciones, tiene un caudal electoral que representa un tercio del pueblo venezolano. Sobre el plano político hay dos clases de oposición a Chávez. En primer lugar, quienes se oponen a su proyecto populista de crear alianzas entre empresarios y trabajadores con el objetivo de consolidar una nueva forma de hacer política en Venezuela. Este sector de la oposición está buscando una fórmula que le permita competir con Chávez y recuperar el centro político del país. Representa una mayoría de las fuerzas de oposición. En segundo lugar, hay una oposición que anhela reconquistar el poder perdido mediante la fuerza, si es necesario, estableciendo una alianza entre la vieja oligarquía, capas medias radicalizadas y el gobierno de EE.UU. Washington financia actividades del grupo y le proporciona una red internacional para promover su causa.

El primer sector opositor rechaza la política de Chávez y, también, su estilo de gobierno. El segundo grupo ha convertido a Chávez en su símbolo para recuperar el poder mediante tácticas golpistas. Este grupo tiene lazos ideológicos con la ultra-derecha que organizó golpes contra Allende en Chile (principios de la década de 1970), que apoyó la guerra de EE.UU. contra el gobierno sandinista de Nicaragua (en la década de 1980) y que promueve los movimientos secesionistas bolivianos contra Evo Morales (actualmente).

La lucha en Venezuela se ha convertido en un enfrentamiento entre las fuerzas populares que apoyan a Chávez (el 70% del electorado) y una pequeña fracción de la oposición que esgrime tácticas golpistas. EE.UU. y los golpistas han querido tergiversar el enfrentamiento señalando que Chávez ha perdido legitimidad y debe ser derrocado. Para ello, incluso, cuestionan el derecho de Venezuela de no extender una concesión a la empresa Radio Caracas TV.

La lucha en Venezuela no es por la libertad de propiedad de los medios de comunicación y, mucho menos, por la libertad de expresión. Estas libertades están garantizadas en la Constitución, y los propietarios no han señalado preocupación por estos derechos. La lucha en Venezuela está planteada entre dos sectores de la sociedad con proyectos muy distintos. Por un lado, con Chávez a la cabeza, un proyecto que quiere consolidar la democracia en Venezuela. Por el otro, con un grupo de golpistas aliados con EE.UU. dando la cara, representantes de la vieja oligarquía y sectores medios frustrados que anhelan recuperar el poder sin importarles el derecho constituido de Venezuela.

Confabulario de EPASA confuso y confundido

Estimado Guido

Agradezco su respuesta y los link que me envía.  Definitivamente lo fascinante de todas estas situaciones que nos ponen a investigar, es que mientras más nos sumergimos en la información, más aprendemos y encontramos argumentos que nos ayudan a sustentar nuestras posiciones o a detractarnos si así fuera el caso.

Si se fija en la parte final de la página en ell link de earthecho, quienes son los que están trabajando con el aquarium de Baltimore, dice:  “Earth Echo Internacional has no involvement  with the Custeau Society, its Works or marks”

Es por ello que reitero lo que dije anteriormente, que no existe prueba que relacione lo que sucede en el Aquarium de Baltimore con los trabajos y actividades que realiza la Fundación que lleva adelante Alexandra Custeau.

El hecho que este tipo de actividades se dé todavía en algunos países, no quiere decir que sea la mejor manera de explotar nuestro recurso en función de la industria turística.  Cuando aprendemos que existen formas mucho más sostenibles de llevar adelante actividades a favor de un buen negocio, pero que al mismo tiempo son ética y ambientalmente sostenibles, aplicándolas, ganamos todos, también nuestras futuras generaciones a las cuales les podremos dar un verdadero testimonio de convivencia- en respeto -con nuestra fauna y flora.   Todos los días aprendemos algo, es nuestro deber ponerlo en práctica así evolucionamos como sociedad.

Saludos cordiales

Raisa Banfield


Estimada Arquitecta:

Hemos tenido información que la página que le mostraba el profesor Edwin Cabrera, por lo que él mismo decía al aire, era la del  Acuario Nacional de Baltimore, en el que hay un show de delfines, que puede verse mediante un video en la misma página web del Acuario.

Igualmente hemos tenido conocimiento que la Fundación de Alexandra Cousteau, trabaja directamente con el Acuario de Baltimore, según se desprende de la información contenida en la página web de la Fundación Earthecho.

Le remito la dirección de ambas páginas web, de manera que pueda uster constatar lo afirmado.

http://www.earthecho.org/programs-community.html

http://www.aqua.org/animals_atlanticbottlenosedolphin.html

Aprovecho para aclararle que la posición editorial del Panamá América no es a favor de la construcción del delfinario en San Carlos . No es en contra, lo que es totalmente diferente. Lo que planteamos en el editorial del 24 de marzo al que usted hace referencia, es que se estudie seriamente la conveniencia o no de construirlo y luego de analizar los pros y los contras que se tome una decisión seria, y no oponernos por el prurito de oponernos.

Como verá,  en eso coincidimos plenamente, según se desprende de la sugerencia final de su nota aclaratoria.

Atentamente. 

Guido Alejandro Rodríguez Lugari
Director
Panamá América

—–Mensaje original—–

Saludos,

Ayer me comunicaron que en la columna Confabulario, del Panamá América, citaban una reacción de sorpresa que yo había tenido, durante el programa matutino con el profesor Edwin Cabrera en WRadio, cuando hablábamos de Delfines y Delfinarios.  En ese momento destacaba que la participación de la señora Alexandra Custeau en actividades de recuperación de Delfines del mar, estaba exclusivamente relacionada a aquellos ejemplares con enfermedades que eran llevados a un  Centro especializado, allí eran tratados y posteriormente liberados.  Paralelamente, el profesor Cabrera abría direcciones de páginas web que le eran indicadas mientras hablábamos y en una de ellas aparecen delfines haciendo piruetas.

No existe ninguna prueba que la actividad que el video presentara estuviera relacionada a Alexandra Custeau y a la Fundación que ella lleva adelante, tal como lo manifesté en el programa.  Si ustedes, que en sus planteamientos editoriales han dejado muy claro que están a favor de construcción de delfinarios en Panamá (ver editorial P.A. 24 de marzo, Parque de Delfines), quieren demostrar que hay falsedad y doble moral en los planteamientos que Alexandra Custeau expuso cuando estuvo en Panamá, entonces les sugiero hacer un reportaje investigativo serio, con fundamento, basado en información proba y de primera mano, que demuestren lo que en entrelineas, en columnas burlescas, quieren tratar de demostrar.

Respetamos la posición del Diario, más allá de que difiramos, siempre hemos creído que el Panamá América es un periódico serio, entonces con seriedad abordemos el tema.

Raisa Banfield

c.c. Alexandra Custeau

      Profesor Edwin Cabrera,  W Radio

      Fundación Albatros

      Fundación Humanitas