Ley protege industrias contaminantes y alternativas, contradicción

Protegen inversión en energía

ESTABILIDAD. El Consejo de Gabinete incluyó las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos, así como refinación y almacenamiento de petróleo dentro del registro de estabilidad jurídica de las inversiones, según señala la Ley No. 54 del 22 de julio de 1998. De acuerdo con lo publicado en Gaceta Oficial el viernes 3 de agosto, también se protege la producción de energía alternativa.

La Prensa, 5 de agosto de 2007

 

No quieren oleoducto ni en Isla Taboga, ni en Taboguilla

Taboga Island, Isla Taboga Panama

FOTO: TOMÁS ÁBREGO. SECTOR DEL PUERTO PRINCIPAL DE LA ISLA TABOGA

PROYECTO DE CENTRO ENERGÉTICO. MORADORES DEFIENDEN SU ISLA Y SU TRABAJO.

‘Ni en Taboga ni Taboguilla’

Los isleños aprobaron una resolución en la que piden que no se construya el oleoducto en las islas.

En la reunión no estuvieron presentes los representantes del Centro Energético ni de la Anam y la AMP.

LA PRENSA/ Ana Rentería

no-oleoducto-en-taboga-1.jpg

La isla de Taboga recibe al año aproximadamente 10 mil 220 turistas de diferentes partes del mundo que llegan por referencia histórica, donde pintores y poetas nacionales se inspiraban por el entorno de su belleza natural. 0

Edgar Enrique Figueroa
efigueroa@prensa.com

Las consignas escritas en trozos de tela, que están colocadas en distintos lugares en la Isla de la Flores, lo dicen todo: «No queremos tanques de petróleo, no al oleoducto en Taboga, y afuera el proyecto devastador».

El Consejo Municipal del distrito presentará la próxima semana una resolución que aprobaron ayer los residentes de la isla, en la que solicitan que no se construya el oleoducto que forma parte del Centro Energético de las Américas (CELA), que inversionistas extranjeros pretenden llevar a cabo en Panamá.

Azael Ortiz, presidente del Consejo Municipal, anunció que la decisión de oponerse a la construcción del oleoducto fue aprobada de forma unánime por los moradores. A la reunión llegaron alrededor de 110 personas, entre habitantes del distrito, algunos políticos y autoridades locales.

Los tabogueños estuvieron en espera de representantes del CELA, de miembros de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) y de la Autoridad Marítima de Panamá, pero éstos nunca llegaron.

LA PRENSA/ Ana Rentería

no-oleoducto-en-taboga-2.jpg

CONTAMINACIÓN El pasado 7 de abril, las aguas en las orillas de la isla amanecieron con manchas de petróleo. La zona rocosa ubicada a 150 metros de la playa era el lugar donde la mancha de combustible era más visible.

Ante el anuncio de que el oleoducto ya no llegaría hasta Taboga, sino a Taboguilla, los residentes de la isla volvieron a dejar sentir su voz de protesta: «Ni en Taboga y mucho menos en Taboguilla permitiremos que se construya la planta de petróleo».

Vino Garate, quien tiene un puesto de buhonería en la entrada de la isla, participó de la reunión. Él no cree que la resolución aprobada por los moradores –en la que se oponen a la instalación del megaproyecto– detenga la obra. «Si las autoridades, que deberían estar presentes en esta reunión, no llegaron es porque no tienen interés de salvar la isla», dijo.

Garate dice que los dueños del proyecto moverán cielo y tierra para instalar el oleoducto en Taboguilla, porque alegan que es una zona donde ya hay industrias operando.

Garate se refiere, entre otras, a la Procesadora de Harinas de Pescado que funciona en Taboguilla.

Omar López también vive en Taboga. Dice que espera que las autoridades cumplan con su papel y no se dejen comprar. «Claramente hay un negocio millonario amarrado», afirmó.

LA PRENSA/ Ana Rentería

no-oleoducto-en-taboga-3.jpg

CONSERVACIÓN La sociedad cívica de Taboga protege la isla, porque dentro de ella se conservan refugios de aves migratorias, bancos de peces y corales exóticos y, además, porque es un sitio de patrimonio histórico.

«No dejaremos que contaminen esta isla, porque entonces los turistas dejarán de venir y muchos tabogueños dependemos del ingreso del turismo», agregó López.

El diputado del Partido Revolucionario Democrático Tomás Altamirano Duque aseguró que, en principio, no está de acuerdo con el proyecto en la isla por ser considerada refugio de vida silvestre y patrimonio histórico, y que ante la posibilidad de instalarse en Taboguilla la situación sigue siendo igual.

El Consejo Municipal aceptó la petición de los moradores, pese a que el pasado 26 de julio el presidente del CELA, Jesús Barderas, uno de los principales promotores e inversionista, anunció que la empresa no construiría el muelle y los tanques de almacenamiento de hidrocarburo en los terrenos que poseen en la isla. La compañía presentó a la Anam el pasado 3 de julio los estudios de impacto ambiental.

Ecosistema de Isla Taboga amenazado

TABOGA | La instalación de tanques de combustible afectaría la flora y fauna

Un ecosistema en peligro

Esta isla del Pacífico fue declarada Zona Turística Especial el 27 de enero de 1977.
   
   

AMPLIAR

Los pelícanos serían una de las aves marinas más perjudicadas, de concretarse el proyecto.

[Foto: Alexander Santamaría / EPASA ]

 Deivis Eliecer Cerrud


PANAMA AMERICA

EN INDIGNACIÓN, sorpresa e impotencia, se resume el sentimiento de los moradores de la isla de Taboga. Las autoridades de esta región, aún no salen del asombro por el proyecto de la autopista energética, que abarca un atracadero y la instalación de varios tanques de almacenamiento de hidrocarburos en la finca Pechagra, frente a la Isla de Urabá.

Panamá América visitó la isla de Taboga, y llegó en bote al sector donde se colocarían los tanques. Allí se observó gran cantidad de pelícanos y aves.

El biólogo Mir Rodríguez, del proyecto Almanaque Azul, indicó que el área protegida de Taboga y Urabá, tiene uno de los ecosistemas más importantes de bosques secos y un área de anidación de pelícanos.

En Taboga hay pelicanos pardos, aves algo rechonchas, de pico largo y aplastado, que poseen una bolsa de piel desnuda debajo de su mandíbula con la que obtienen su alimento al lanzarse a gran velocidad contra la superficie del agua.

Rosabel Miró, presidenta de la Asociación Audobon de Panamá, dijo que la isla es sitio de anidamiento de aves acuáticas.

Y es que Taboga, llamada la Isla de las Flores, podría convertirse en la maravillosa Isla de los Tanques. Esto si las autoridades admiten el proyecto.

Ese era el tema en todas las esquinas de la isla y en la entrada al pueblo una pancarta dice: «Taboga, No, No a los tanques».

TESTIMONIOS
Para Segundo Serrano, quien nació hace 55 en Taboga, la instalación de los tanques de combustible sería la ruina del lugar, porque contaminaría la playa y sería muy peligroso. Su temor es que ocurra un derrame de combustible que ponga en riesgo sus vidas.

«No estoy de acuerdo, ni lo estaré. Habría muchos problemas ambientales», dijo.

La Asociación Cívica de Taboga rechaza que la Isla de las Flores, donde vivieron e hicieron historia el escritor Rogelio Sinán y el pintor francés Paul Gauguin, así como muchos panameños, se transforme en un parque industrial de tanques y desperdicios.

Federico Brid Zarak, miembro de la agrupación, recordó que en 1917 su abuelo trajo a su esposa para que fuera atendida por la mejor partera de Taboga: Mamá Andrea.

El norteamericano, quien dijo que aparece en el Padrón Electoral de la isla, narró que los inversionistas prometieron trabajo en la Planta Procesadora de Sardina de Taboguilla, pero fueron pocos, hay malos olores y la costa es una chatarra. Lo mismo ocurre en la Terminal Petrolera de Taboguilla

Frente a los miembros del Consejo Municipal de Taboga, en la sesión del pasado martes, expresó que «ahora pretenden con patrañas de auge y efervescencia dañar dos joyas: La isla de Urabá y Taboga».

PROTESTA
En la sesión, los miembros de la Asociación Cívica de Taboga presentaron un documento con más de 600 firmas en oposición al proyecto.

El representante del corregimiento de Taboga y el alcalde de ese distrito, Edmundo Botello y Ricardo Boza, respectivamente, se oponen al proyecto porque perjudica al turismo.

Sustentan que donde se pretende colocar los tanques es un área protegida y la isla es un polo de desarrollo y refugio natural.

La administradora del Hotel Vereda Tropical, Sandra Moscoso, indicó hay nerviosismo entre los turistas por las noticias del proyecto.

«¿Cómo podemos hablar de un proyecto tan grande si no tenemos agua potable?», preguntó.

Panamá América acudió al Ministerio de Comercio e Industrias, pero se mostraron esquivos. Allí no se pudo obtener una respuesta.

Sin embargo, en la página web de la empresa Centro Energético de las Américas http://www.energias.com.pa, elaborada en idioma inglés, se detalla que a la isla llegaría el oleoducto que comienzaría en María Chiquita, Colón.

Este medio se comunicó con la empresa donde se informó que emitirían un comunicado para anunciar una conferencia de prensa donde tratarían el tema.

Bolívar Zambrano, director de Evaluación y Ordenamiento Ambiental de la Autoridad Nacional del Ambiente, dijo que en la entidad están revisando el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por la empresa, por lo que no puede precisar un punto específico de afectación.

Afirmó que la empresa deberá cumplir con la participación ciudadana dentro de un foro público, donde las personas emitan su opinión, además el EIA estará accesible en la página web de la institución.

El pueblo de Taboga fue fundado alrededor de 1549, con una población de esclavos libertos por el Rey de España. Desde 1885 se benefició con la construcción del canal por los franceses.

Ahora es un distrito con 1, 402 habitantes, organizado en 5 corregimientos.

DATOS

  • 1, 402 es la población de Taboga, según el censo de la Contraloría.

  • 5 son los corregimientos que componen ese distrito isleño.

  • Solo en la isla de Taboga hay 908 personas.

TEMEN DERRAME DE COMBUSTIBLE
Faustino Bustamante: «El proyecto perjudica a todos en Taboga, eso bajará el turismo. En el punto donde se colocarán los tanques es un área de buceo y de concentración de especies marinas. Se destruirá nuestra fauna».

Edith de Bustamante: «Considero que el proyecto no traerá trabajo a los residentes de Taboga, porque las plazas las ocupan otras personas. Eso es peligroso y no se nos ha consultado nada, no lo creo conveniente».

Herbert Bumgarner: «Taboguilla era una playa bella y se dañó por ese tipo de proyecto. Tengo 47 años de estar aquí y si se hace el proyecto sería una lástima porque esto es histórico. Habrían derrames de combustible».

Andrés Bedoya: «En vez de dar empleo eso empeorará la situación de los taboganos. En vez de construir dos tanques para almacenar combustible deben hacer dos hoteles».

Proyecto petrolero preocupa a taboganos

Proyecto preocupa a taboganos

AMPLIAR

Los isleños viven del turismo.

Santiago Cumbrera

PANAMA AMERICA

 

EL POSIBLE establecimiento de una planta de tanques de petróleo y manejo de desechos de barcos en la Isla de Taboga y Urabá mantiene preocupados a los miembros de la Asociación Cívica de Taboga.

Esta iniciativa, según la agrupación, va en detrimento de la esencia fundamental de estas dos islas, ya que Taboga se basa en el turismo y Urabá es una reserva natural que complementa el desarrollo turístico de la primera.

La agrupación también consideró que la construcción de estas nefastas instalaciones de petróleo anularán el presente y futuro de turismo de estas islas.

El distrito de Taboga fue declarado «Zona Turística Especial» y gran parte de la islas de Taboga y de Urabá fueron declaradas Refugio de Vida Silvestre con reconocimiento nacional e internacional por su importancia a la vida silvestre.

Frente a ello, la Asociación se comprometió a realizar todas las acciones necesarias para impedir la construcción de este proyecto y defender así el futuro de los residentes en las islas.

Corte suspende secuestro empresa demandada por derrame de crudo

NACIONAL
Decisión judicial suspende secuestro empresa demandada por derrame de crudo
……………………………….
PANAMA | ACAN-EFE

La admisión de cuatro amparos de garantías constitucionales en un proceso por el derrame de 5.000 barriles de crudo en el Caribe panameño, suspendió el secuestro de bienes por 500 millones de dólares de la empresa Petroterminales de Panamá (PTP), presuntamente responsable del accidente.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá informó en un comunicado de que la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de esta máxima instancia judicial, admitió de forma unitaria los recursos presentados por los abogados de PTP y otra empresa demandada por el derrame.

De esta manera, la decisión de la CSJ deja sin efecto «la orden emitida por el Primer Tribunal Marítimo, que autorizaba el secuestro de bienes a PTP por un monto de 500 millones de dólares, por el derrame de crudo ocurrido en la provincia de Bocas del Toro», limítrofe con Costa Rica.

«El fallo que lleva la firma del magistrado ponente Víctor Leonel Banavides, ordena la suspensión inmediata de las órdenes de hacer proferidas por el Primer Tribunal Marítimo de Panamá (TMP), a cargo del Juez Calixto Malcolm», según la Corte.

«También quedan suspendidas las medidas cautelares practicadas sobre los bienes de los amparistas y las medidas de aseguramiento de pruebas», añade.

Lo primero fue pedido por la firma forense Morgan & Morgan, y lo segundo por la firma De Castro y Robles, en nombre de Castor Petroleum LTD. y Petroterminales de Panamá, S.A., respectivamente.

La resolución judicial admite a la firma Guerra y Guerra como terceros interesados en representación de las comunidades de Cayo de Agua, Isla Tigre, Playa Lorenzo, Isla Patterson, Boca del Río Tory y otras afectadas por el derrame.

El accidente se dio el pasado 4 de febrero cuando la nave M.T.Petrosvsk, de bandera de Liberia, derramó más de 5.000 barriles de petróleo en la Bahía de Chiriquí Grande, en Bocas del Toro, mientras bombeaba el crudo.

Se originó debido a un daño en una de las válvulas del sistema de carga hacia la boya de abastecimiento en el oleoducto que opera la empresa estadounidense PTP.

El derrame afectó una zona de más de 700 hectáreas en el área marina y a unas 54 comunidades, que ocupan otras 200 hectáreas.

Estas comunidades demandaron a seis empresas trasnacionales por 500 millones de dólares por los daños y perjuicios ocasionados por el derrame y otros 37 millones de dólares por los costos del juicio.

También se retuvieron 5.400 millones de barriles de crudo que se mantienen en los tanques de PTP y el barco M.T.Petrosvsk, por parte del TMP.

Fuentes empresariales habían expresado su preocupación de que esta demanda pudiera comprometer las inversiones en materia de hidrocarburos en Panamá.

El abogado de las víctimas, Silvio Guerra, respondió en su momento que «no es cierto» que la acción judicial ponga en peligro a la industria petrolera, y que más bien deben pensar los inversores en el cuidado ambiental que hay que tener en el país.