Hidroeléctricas amenazan a indígenas en Bocas del Toro

BOCAS DEL TORO

Indígenas divididos por hidroeléctricas

El rey teribe Tito Santana se mostró a favor de la construcción de los proyectos.

Amilcar villarreal
CHANGUINOLA, Bocas del Toro.

En la provincia de Bocas del Toro se lleva a cabo la construcción de dos proyectos hidroeléctricos, uno ubicado en la comunidad de Charco la Pava, que Construye la Empresa AES Changuinola y el otro en Bonyik, en la región Teribe, que desarrolla la Empresa Pública Medellín.

Estos proyectos mantienen a dos grupos indígenas en conflicto: un grupo se muestra a favor de ellos, y el otro los rechaza.

Los opositores sostienen que los proyectos atentan contra la naturaleza y ponen en peligro la vida de los ríos y comunidades.

En Charco la Pava se desarrolla la hidroeléctrica Chang 75, uno de los proyectos más importantes del país a un costo de 560 millones de dolares.

Desde hace meses estos grupos indígenas, que habitan en comunidades cercanas al proyecto, se han manifestado cerrando calles y obligando a AES a suspender en varias ocasiones los trabajos.

El conflicto ha llegado más allá de lo esperado. En contraste, quienes apoyan las hidroeléctricas sostienen que los opositores son apoyados por ambientalistas.

Para Francisco Santos –representante de los opositores al proyecto– la empresa AES inició incumpliendo normas ambientales y continúa los trabajos de infraestructura lejos del estudio de impacto ambiental.

Santos manifestó que la empresa AES sigue incurriendo en violaciones en territorios indígenas y ha destruido lugares arqueológicos, producto de las detonaciones utilizadas en Charco la Pava.

Agregó que la empresa AES pide 6 mil hectáreas a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) que están en áreas protegidas para desarrollar la obra; mientras que se le ha prohibido a las comunidades a cazar y utilizar sus recursos para sobrevivir.

Por su parte Humberto González, gerente de AES Changuinola, dijo que reitera su compromiso y apego total al cumplimiento de las leyes.

Por otro lado, para el rey Tito Santana del Teribe, las obras de la Hidroecológica del Teribe son beneficiosas para la población ya que han generado muchas fuentes de empleo.

——————

El actual Rey Naso es Valentín Santana, ya que el antiguo Rey Tito fue destitutido por el consejo Naso debido a su afiliación con la empresa promotora de la hidroeléctrica de Bonyic, planteada en su propio territorio.

Interesante que este periodista que vive en Bocas del Toro, desconozca este conflicto que lleva varios años.

Burica Press

Iglesia se solidariza en firme con luchas indígenas y campesinas

Carta Abierta del Equipo Misionero Católico de Soloy, Comarca Ngöbe-Bugle

La Iglesia agradece a todos los que se ocupen de la defensa de la vida y del medio ambiente. Hay que darle particular importancia a la más grave destrucción en curso de la ecología humana… Valora especialmente a los indígenas por su respeto a la naturaleza y amor a la madre tierra como fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano.”

Documento de Aparecida, #472 V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y Caribe, Mayo 2007

Muchos panameños han escuchado lo que pasó el día 8 de mayo 2008 en el cruce de Horconcitos y Boca del Monte, en la vía interamericana. Queremos compartir nuestra reflexión sobre la manifestación de este día y lo que en verdad pasó.

Nuestros hermanos indígenas y campesinos, con mucho esfuerzo, bajaron con su familia al cruce para manifestar su oposición a los proyectos hidroeléctricos y mineros que quieren hacer en la zona. Nosotros como equipo misionero de la iglesia católica estuvimos con ellos.

Ellos bajaron pacíficamente y sin violencia a manifestarse y pedir la presencia del gobernador Señor Virgilio Vergara para presentarle una resolución por escrito contra dichos proyectos.

Mientras estuvimos esperando su presencia, con la calle cerrada, se presentó el vice-gobernador Señor Luís Denis Arce, pero la gente quería la presencia del Señor gobernador. Por lo que el vice-gobernador se retiró del área. Tan pronto se fue se acercaron los antimotines, sin avisar al grupo su intención de usar los gases.

En esta forma la gente no tuvo tiempo para sacar a los niños, ancianos, y mujeres embarazadas. Muchos niños fueron afectados; la gente cruzó las cercas a pesar del incendio provocado por las bombas en los potreros.

Nosotros como equipo misionero de Soloy:

1. Rechazamos las acciones violentas del gobierno y la policía durante la manifestación.

2. Pedimos una investigación a las acciones de este día y los responsables.

3. Pedimos la solidaridad del pueblo panameño para con los pueblos indígenas y campesinos.

4. Confirmamos nuestro compromiso de seguir apoyando y acompañando los pueblos indígenas y campesinos en sus luchas en defensa del medio ambiente y la vida humana.

Padre Carlos Schuster,
CM Hermana Nieves Jiménez,
RSM Hermana Edith Gonzáles,
RSM Padre José Fitzgerald, CM

Busquemos, pues, lo que contribuye a la paz y nos hace crecer juntos” (Romanos 14:19)

12 de mayo 2008

Gobierno manipula tema energético para favorecer intereses creados

El gobierno del Presidente Martín Torrijos con la ayuda de otras partes interesadas en la promoción de hidroeléctricas está haciendo una campaña mediática y a la fuerza para hacer ver un problema que no existe en el país:  Panamá no tiene crisis energética.

El ahorro es bueno, pero se debe hacer durante todo el año y no ahora que intentan convencer a  fuerza de  mentiras que puede haber una crisis energética.  Si observan el gobierno no habla de crisis.  Dicen que puede haber una crisis. Simplemente juegan con las palabras para capturar al pueblo incauto. Muchos medios por ignorancia e intereses pagados hablan escuetamente de crisis.

La –noticia– abajo desplegada es una vulgar intento de manipulación de la opinión pública para imponer proyectos más allá de los necesarios.

El gobierno le está jugando sucio al pueblo panameño y a los ambientalistas que han denunciado que existe manipulación mediática para favorecer la construcción de manera forzosa de proyectos hidroeléctricos en áreas campesinas e indígenas, muchos de ellos violando derechos humanos y acaparando las tierras nacionales que son áreas protegidas y sitios de patrimonio mundial, como es el caso de los proyectos de AES Corporation en la Reserva de la Biósfera La Amistad Panamá y áreas anexas de la Comarca Ngobe Buglé.

La capacidad instalada de Panamá es de más de 1500 MW y se agregarán prontamente entre 200 y 800 MW de proyectos factibles o en marcha.  Por su parte el promedio de consumo en días laborales  ronda los 800 MW y las hora pico ronda los 1000 MW.  Si se concretaran los proyectos ilegales, en marcha en cinco años habría que sumarle otros 800 MW, haciendo un total superior a los  3500 MW.  Para qué esta energía adicional. La respuesta la debe saber el lector.

Adicionalmente se debe sumar la capacidad disponible por hora de más de 250 MW  de la conexión con Centroamérica (en funcionamiento) y la de 400 MW por hora de la futura interconexión con Colombia , ambas en condiciones de precios ventajosas.  Aún así el gobierno ignora todo esto para hacer ver crisis donde no hay, ni ahora, ni en futuro cercano.  También se debe contabilizar por lo menos cuatro proyectos de energía eólica que prometen ser muy factibles, si se concretaran e incorporarían más de 400 MW al parque ya establecido.

El país no tiene política energética, ni evaluación ambiental de la misma, pero sí tiene un plan mediático perverso que pretende instalarle hidroeléctrica a más de 100 ríos en este país.  Esto no es desarrollo sostenible, esto es glotonería energética para exportación, libre de polvo y paja.  Esto por sí no sería malo, si esto no comprometiera la vitalidad de los ríos, el desplazamiento forzoso de personas  o la excesiva contaminación atmosférica por la quema de combustibles.

Es desarrollo sostenible lo que promueve el gobierno? No. Es un abuso a la madre tierra y esto es antiético.

Burica Press

——————-

DECISIÓN. Por el momento se descartan posibles racionamientos

Secretaría de Energía adopta medidas para paliar crisis energética

La norma establece un menor uso de los acondicionadores de aire y de los letreros luminosos tanto del gobierno y del sector comercial.

Luis Alberto Castillo C.

PA-DIGITAL

Kuzniecky dijo que las medidas son para pasar “sin apuros” los meses críticos.

A partir de la fecha, todos los acondicionadores de aire de las oficinas públicas se encenderán 30 minutos después de iniciadas la labores y se apagarán una hora antes de finalizar la jornada.

El anuncio hecho por el presidente de la Secretaría de Energía, Dani Kuzniecky, se hace con la finalidad de poder pasar, “sin apuros”, los meses críticos que se avecinan.

Pero la medida no se limitan al uso de los aires acondicionados, sino que también se ordenó apagar los letreros luminosos de las entidades públicas.

Con relación al uso de los letreros luminosos comerciales “se ordena” apagarlos en horario nocturno comprendido entre las 11:00 p.m. a 6:00 a.m. los días domingo, lunes, martes, miércoles y jueves; mientras que los días viernes y sábados de 1:00 a.m. a 6:00 a.m.

La resolución exceptúa de la norma a aquellos establecimientos que presenten servicios de salud y que suministren combustible, alimentos y bienes perecederos en general.

Kuzniecky advirtió que quienes incumplan con esta disposición, se le abrirá un proceso sancionador que establece amonestaciones verbales y multas.

Igualmente hizo un llamado a la ciudadanía en general para que se sumen a esta iniciativa, pues se trata de un problema de suma importancia.

Reconoció que con las altas temperaturas que se vienen registrando en las últimas semanas hay un mayor consumo de electricidad, por ello señaló que “hay que hacer un sacrificio para evitar un mayor consumo”.

Para, el administrador de la Autoridad de los Servicios Públicos, Víctor Urrutia recordó que son tiempos donde la energía es más costosa y por ello, es necesario tener conciencia del problema.

Alto a la destrucción

PINTADA DE VERDE

Alto a la destrucción

REFLEXIÓN. Desde aquí un aplauso para esos valientes panameños que vinieron a la capital desde todos los rincones del país para pedir un alto a tanta destrucción. La situación es grave, aunque tantos prefieran mirar para otro lado. Afortunadamente, la verdad va ganando terreno. “Ya no hay donde correr”, advertía el director del Instituto Gorgas de Estudios de la Salud, el Dr. Jorge Motta, al dejar su puesto en la directiva de la Academia de Medicina y Cirugía hace unos meses: “Durante este siglo tendremos que aprender a vivir sin destruir los controles de temperatura de la nave que nos transporta por el universo.

Es un problema global que nos afecta a todos. Ya no hay lugar a donde correr a escondernos y evadir esta responsabilidad. Tendremos que enfrentar este reto, creando una nueva visión de lo que consideramos prosperidad o de otra manera grandes alteraciones del clima nos obligarán a hacerlo”.

Las palabras del Dr. Motta hacen que me pregunte si se necesitará que ocurra una grave crisis de salud pública en Coclesito y otras comunidades cercanas a la mina de Petaquilla para que el presidente, Martín Torrijos, responda al llamado que le ha hecho la sociedad civil. ¿Tendremos que enfrentar sequías y hambrunas que ningún Prodec podrá resolver? ¿Cómo lograr que tanto empresario y funcionario/accionista entienda que su prosperidad personal no puede basarse en la destrucción de los recursos naturales que son la fuente de vida de todos? ¿Cuándo tendremos funcionarios-funcionarios y no funcionarios a la caza y captura de negocios? Eso también depende de nosotros, porque como señaló magistralmente el Dr. Motta en su discurso, se trata de los vicios que caracterizan al ser humano desde Caín y Abel: “Resolver estos retos va a requerir enfrentarse a debilidades y vicios humanos bien conocidos, como lo son la ignorancia, la corrupción, los intereses creados, la burocracia y la falta de visión a largo plazo de muchos políticos y empresarios”.

Lina Vega Abad
lina@prensa.com

Hidroeléctricas: gobierno revisará contratos con empresas

HIDROELÉCTRICAS

Gobierno revisará contratos con empresas
Juan Manuel Díaz C.

PA-DIGITAL
Indígenas y campesinos lograron algo.

El grupo de indígenas opuesto a la construcción de proyectos hidroeléctricos en Bocas del Toro y Chiriquí, logró ayer que el Gobierno se comprometiera a revisar los contratos de concesión otorgados.

Además, consiguió que se revisen los estudios de impacto ambiental avalados por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) para construirlas.

También que se verifiquen supuestas violaciones a los derechos humanos.