Perspectiva del sector forestal de Panamá al año 2020

A continuación agregamos los hipervínculos del índice de una valiosa investigación sobre las tendencias y perspectivas del sector forestal de Panamá hacia el año 2020.  Este trabajo fue producido por la FAO de la ONU.

Estudio de tendencias y perspectivas
del sector forestal
en América Latina al año 2020

Informe Nacional
Panamá

Elaborado por: Sergio Castillo

Índice

Prólogo

Agradecimientos

Sumario Ejecutivo

1 Introducción

2 Tendencia y situación actual del entorno macro

3 Tendencia en los últimos años y situación actual del sector forestal en el país

4 Fuerzas impulsoras que afectan al sector forestal

5 Escenarios alternativos del Desarrollo del Sector Forestal

6 Escenario “Si la Situación Continúa”: Situación del sector forestal al 2020

7 Prioridades y estrategias para el desarrollo sostenible del sector forestal

8 BIBLIOGRAFIA

Ampliación del Canal afectará bosques y agua

IMPACTO AMBIENTAL DE LA OBRA.

Ampliación del Canal afectará 1,866 hectáreas

La ACP informó que indemnizará a la Anam con aproximadamente2.5 millones de dólares.

Wilfredo Jordán Serrano
wjordan@prensa.com

El proyecto de ampliación del Canal afectará mil 866 hectáreas de vegetación, según el estudio de impacto ambiental del tercer juego de esclusas.

Por estos efectos, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) pagará una indemnización de 2.5 millones de dólares a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) y reforestará mil hectáreas en diferentes puntos del país, informó el gerente de Manejo y Seguimiento Ambiental de la entidad, Daniel Muschett.

Entre la vegetación afectada hay 500 hectáreas de bosque secundario ubicadas en el área donde se construirán las dos esclusas y mil 366 hectáreas de pajonal.

Para el proyecto de ampliación del Canal de Panamá se realizaron cuatro estudios de impacto ambiental, de los cuales tres están aprobados, y el del tercer juego de esclusas que está pendiente de aprobación de la Anam.

 ————————————————————-

ambiente.la ACP pagará por afectación ecológica a la Anam.

Industria marítima
Ampliación afectará mil 866 hectáreas de vegetación

Los bosques secundarios están ubicados en el Pacífico y el Atlántico, donde se construirán las esclusas.

Además de pagar por la vegetación afectada la entidad reforestará mil hectáreas en todo el país.

AP/Arnulfo Franco

VEGETACIÓN. Los trabajos de ampliación del Canal de Panamá afectarán el área por donde pasa la ruta y los sectores donde se depositarán los materiales extraídos.923278

Wilfredo Jordán Serrano
wjordan@prensa.com

La vegetación parece ser una de las principales afectaciones a la naturaleza que ocasionará el proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

El estudio de impacto ambiental (EIA), categoría III, que está pendiente de ser aprobado por la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) indica que se afectarán mil 866 hectáreas de vegetación.

De este total, 500 hectáreas corresponden a bosque secundario donde se construirán las esclusas y por las cuales la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) debe pagar una indemnizar a la Anam y reforestar mil hectáreas.

“La indemnización ecológica está contemplada en el proyecto de ampliación”, precisó Daniel Muschett, gerente de manejo y seguimiento ambiental de la División de Planificación de Recursos de la Ampliación.

Por deforestar una hectárea de bosque primario se debe pagar 5 mil dólares a la Anam, por bosque secundario 3 mil dólares la hectárea, mil dólares por rastrojo, 500 dólares por pajonal y 10 mil dólares por hectárea de manglar.

Según Muschett, la mayor parte de los árboles que se afectarán es bosque secundario que está en la ruta donde se levantarán las nuevas esclusas y las tinas de reciclaje de agua.

La indemnización por las 500 hectáreas de bosque totalizan unos dos millones de dólares y por el resto de la vegetación unos 500 mil dólares, añadió Muschett.

La reforestación de mil hectáreas -manteniendo las plantaciones por cinco años- puede realizarlas la ACP en áreas protegidas o cualquier sitio del país donde se necesite regenerar bosque.

La primera reforestación de 115 hectáreas se realizará en el parque Camino de Cruces por la deforestación que se causará con la excavación seca del cerro Paraíso.

Además de los efectos en la vegetación, la obra ocasionará el aumento de polvo, emisiones al aire de los camiones, ruido por las voladuras, la erosión por la lluvia y la afectación a la fauna, para lo cual se establece un plan de rescate de osos, monos, boas, conejos, entre otros.

Para algunos ambientalistas como el biólogo Ariel Rodríguez, el tema más crítico del proyecto de ampliación es la cantidad y calidad de agua para la población y las operaciones futuras del Canal, lo cual no aparece en el EIA.

Según Muschett, el tema sobre la calidad y cantidad de agua no se incluye en el estudio porque esto no fue considerado un efecto que ocasionará la obra. Sin embargo, recalcó que los trabajados de ampliación incluyen la profundización del lago Gatún, que significa almacenamiento de agua para las necesidades de la población y las operaciones de la vía, además de que las tinas de reciclaje ayudarán al ahorro de agua en las operaciones.

LOS ESTUDIOS AMBIENTALES

. ESCLUSAS: Se realizaron cuatro EIA, uno de ellos categoría III, que tiene que aprobar la Anam.

. EXCAVAR: La Anam aprobó un EIA, categoría II, para el movimiento de tierra en cerro Paraíso.

.DRAGA: El ensanche y profundización tiene un EIA, categoría II, aprobado.

.MATERIAL: Para la habilitación de sitios de disposición se aprobó un EIA, categoría I.

Universidad restaura ecosistema boscoso

CIUDAD DEL ÁRBOL | Para contrarrestar la destructiva Paja Canalera
Siembran especies nativas

El proyecto busca además la preservación de la naturaleza y hacer investigaciones.

[versión para imprimir]
[enviar por e-mail]

 AMPLIAR

El establecimiento de viveros es una de las labores que se realizan en este terreno universitario.

[ Foto: Cortesía. ]

Qatia M. Melara Saldaña

PANAMA AMERICA

EN DIVERSAS áreas de la ciudad y del interior del país existe una especie invasora que llegó a nuestro suelo hace muchos años.

Aunque parece muy bonita cuando se ve en un globo de terreno grande, esta ha demostrado ser dañina para los ecosistemas nativos.

Hablamos de (Saccharum spontaneum) es decir la “paja canalera o paja blanca”, como se le conoce.

La paja canalera provoca una serie de efectos negativos tanto para el ambiente natural como para las poblaciones humanas.

Por ello, un grupo de personas e instituciones unieron esfuerzos para conservar la naturaleza y contrarrestar esta especie.

La antigua Autoridad de la Región Interoceánica (ARI), le otorgó a la Universidad de Panamá (UP) mediante contrato de concesión, un globo de terreno de 200 hectáreas cubierta por esta maleza, para que fuese reforestada con fines científicos y académicos. El lugar se llama Ciudad del Árbol.

La vicerrectora de Extensión, María del Carmen Terrientes de Benavides, indicó que actualmente ya se han reforestado unas 140 hectáreas con especies nativas.

“Esto es un trabajo que se ha realizado en conjunto y bajo el apoyo de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP)” indicó.

Esto contribuirá enormemente a un cambio en el micro clima de Panamá, ya que un bosque joven captura más carbono que uno adulto, indicó.

Esta paja es muy destructora y lo único que la acaba es la sombra, por eso es tan importante reforestar para que no le entre la luz directa e ir limpiando y se convierta en todo un bosque.

CIUDAD DEL ÁRBOL
Este lugar es un centro para la actividad científica y la conservación de los recursos biológicos, así como un centro de adiestramiento formal e informal de estudiantes e investigadores.

La reforestación que se ha efectuado en este lugar son más de 100 especies nativas como el achiote, algarrobo, almendro, caoba nacional, guayacán, mango, nance, corotú, entre otras muchas especies.

Crear un bosque similar al existente en el área es lo que se planea realizar.

Las especies variadas se producen porque en ocasiones las aves llevan las semillas, las dejan caer y allí nace una nueva especie.

Ciudad del Árbol, esta ubicada a 40 kilometros de la Ciudad de Panamá, al sur del lago Alajuela en la Cuenca del Canal Interoceánico.

La Universidad de Panamá ve la importancia en este proyecto de recuperar el área para las nuevas generaciones y preservar el bien hidríco que es importante para el Canal de Panamá (reserva de agua).

Ciudad del Árbol tiene un entorno de gran belleza y dentro de este lugar se han encontrado formaciones geológicas, por ello es una ventana abierta para que los universitarios, estudiantes de escuelas, investigadores conozcan el lugar.

ESPECIES
Con este proyecto de reforestación, nuevas especies de animales, venados, insectos y aves diversas, han llegado al área.

Para el 2008 se tiene pensado reforestar las 40 hectáreas restantes.

Luego de la reforestación total, se llevará a cabo un programa de mantenimiento y limpieza y luego de tres años, el mantenimiento será mínimo.

FUTURO
Se tiene pensado crear un mirador para que investigadores realicen su trabajo.

Este será un centro de educación ambiental.

DISPERSION
Es necesario poner controles efectivos a la invasión de la paja canalera en territorio panameño, manifestó el presidente de la Fundación ShinMatsu, Jorge Matsufuji.

La paja también conocida como “gringa” ya está invadiendo el kilómetro 122 de la provincia de Coclé.

Fue utilizada durante la construcción del Canal de Panamá, para evitar deslizamientos de tierra en las laderas de la vía interoceánica.

Es muy fuerte y resistente.

Biocombustible o reforestación

Biocombustibles o reforestación

Se consideran biocombustibles, al biodiésel, bioetanol y biogas, producidos a partir de materias primas de origen agropecuario, agroindustrial o desechos orgánicos.
Los biocombustibles usan la biomasa vegetal sirviendo de fuente de energía renovable para los motores empleados. Su uso, supuestamente genera una menor contaminación ambiental y se derivan de un  número plural de productos agropecuarios y forestales.
En Estados Unidos y Europa, son considerados como una alternativa viable al agotamiento ya sensible de energías fósiles, como el gas y el petróleo, donde ya se observa incremento sostenible en sus precios. Mientras que otros, los consideran una tragedia, particularmente para los países pobres, por cuanto se estarían reasignando recursos alimentarios y forestales para producir combustibles.
Reforestar es establecer vegetación arbórea en terrenos con aptitud forestal, consiste en plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos, así como garantizar su cuidado para que se desarrollen adecuadamente. Contrariamente,  la deforestación  radica en  la eliminación de la vegetación  natural. Las causas principales de la deforestación son, entre otras: La tala inmoderada para extraer la madera,  generación de mayores extensiones de tierra para agricultura y  ganadería,  incendios, construcción de más espacios urbanos y rurales,  plagas y enfermedades de los árboles.
Las consecuencias  de la deforestación son la erosión del suelo y desestabilización de las capas freáticas, lo que a su vez provoca las inundaciones o sequías; las acciones climáticas; la reducción de la biodiversidad de las diferentes especies de plantas y animales; y el  calentamiento global de la Tierra, ya que al estar deforestados los bosques no pueden eliminar el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera.
De allí que siendo los recursos  finitos, estamos obligados a  convertir el consumo lineal en un consumo cíclico, implementando el reciclaje, la renovación, la restauración, re-uso y recuperación.
Debemos pensar en el desarrollo sostenible de una manera integral, en todos sus aspectos: El económico, el político, el ecológico y sobre todo, debemos saber que lo más importante es la persona humana. De manera que el uso racional y sostenible de los recursos naturales a fin de conservar este nuestro hábitat global, nos obliga a plantearnos la siguiente interrogante: ¿Biocombustibles o reforestación? O si es posible establecer una relación armoniosa entre los biocombustibles, la necesidad de reforestar y el cuidado de nuestro hábitat.
Se reconoce científicamente –Renton Righelato co-autor del estudio publicado en la revista Science- que los bosques pueden absorber 9 veces más dióxido de carbono que la producción de biocombustible en la misma cantidad de tierra, que el crecimiento de la producción de biocombustibles conduce a una mayor deforestación y que la razón principal para el uso de fuentes renovables es la de mitigar las emisiones de carbono. De allí que el factor clave es la cantidad de CO2 que deja de liberarse utilizando biocombustibles.
A partir de estas consideraciones este grupo de investigadores compararon las emisiones netas de carbono que no fueron liberados, con la cantidad de CO2 que habría sido absorbido si los bosques hubieran sido replantados en la tierra. Las conclusiones fueron las siguientes: En todos los casos la cantidad de CO2 capturado por los bosques en un período de 30 años es considerablemente mayor,  que la cantidad de “emisiones evitadas” a través del uso de biocombustibles.
Si todo esto es así, resulta incongruente con la evidencia científica y contraria a la seguridad alimentaria, que el Presidente de la República, a raíz de su más reciente visita a Brasil anunciara que Panamá disponía de 25 mil hectáreas de forma inmediata y en el mediano plazo hasta 200 mil hectáreas, para la producción de etanol a partir del cultivo de caña de azúcar. Cuando de lo que se trata es suspender y controlar  la irracional tala de bosques en el Darién y promover un plan nacional de reforestación, como vía más sostenible de desarrollo y  unívoco camino para preservar nuestro hábitat.

Vladimir Herrera
Diputado de la República.

Zona de manglar devastado era muy frágil

Pírrica multa y saber si finalmente, luego de los recursos de consideración, no hace nada de lo que le ordena la resolución de sanción. Bien es sabido que la ANAM sanciona, más no se cumplen la mayoría de dichas sanciones.

Qué lástima que la ARAP, no ha sancionado a esta empresa por el daño al ecosistema de este manglar. Parece que se han olvidado para que existen, ahora que han cesado de ser los auspiciadores de delfinarios en este país.

Los manglares son humedales y recursos forestales naturales y el Estado tiene la obligación de protegerlos, no nos olvidemos de esto, en este caso y en otros que existen como en Colón y otros que se avecinan.

Burica Press

—————————–

PUNTA CHAME. ANAM NOTIFICÓ LA SANCIÓN EL VIERNES PASADO.

Charro Espino dañó manglar

Corporación Playa Blanca taló manglar colindante con el río Chame, a 250 metros de la orilla de la playa.

Espino tendrá que pagar 24 mil 635 dólares como indemnización ecológica y 60 mil 735 por no tener EIA.

 

Fuente: http://www.panoramio.com
Punta Chame, Panamá
Punta Chame, Panamá. Pinche la imagen para ver ubicación. Foto: Alberto García Arango

José Arcia
jarcia@prensa.com

Con 85 mil 370 dólares fue sancionada la empresa Corporación Playa Blanca, cuyo representante legal es Rodolfo Charro Espino, tío del mandatario, Martín Torrijos, por incumplir la normativa ambiental en una finca de su propiedad en Punta Chame.

Mediante la resolución AG-0407-2007, la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) multó a la empresa con 60 mil 735 dólares por desarrollo de actividad en “área ambientalmente frágil” sin contar con un estudio de impacto ambiental (EIA) y con 24 mil 635 dólares en concepto de indemnización ecológica, por el área afectada producto de la “eliminación de humedales y vegetación”.

La resolución, a la que este diario tuvo acceso en la tarde de ayer, ordena a la empresa la recuperación del área afectada que, de acuerdo con las investigaciones administrativas de Anam, abarca 38 hectáreas de zona costera.

El documento de la Anam señala que la empresa taló con motosierra manglar colindante con el antiguo cauce del río Chame y a 250 metros de la orilla de la playa. “La especie afectada fue predominantemente mangle salado. Se observó parte del mangle talado, rellenado y parte quemada”, señala la resolución.

La resolución indica que la empresa, que fue notificada el pasado viernes, tiene cinco días para presentar un recurso de reconsideración.

La Anam envió copia de lo actuado a la Autoridad de Recursos Acuáticos y al Ministerio de Comercio para los fines legales que estimen pertinentes.

Harley Mitchell Morán, director de Asesoría Legal de la entidad, dijo que la medida se adoptó después de un análisis técnico del expediente.

MEDIO AMBIENTE. CORPORACIÓN PLAYA BLANCA DEFORESTÓ TIERRAS EN PUNTA CHAME.

Zona devastada era ‘frágil’

A Charro Espino se le abrió un proceso por empezar actividad en zona costera sin previa evaluación ambiental.

Una resolución determinó que se afectó una zona ‘compuesta por un ecosistema irrepetible’.

LA PRENSA/Víctor Arosemena

PROCESO. El pasado 7 de agosto se efectuó una inspección en la finca de Charro Espino, como parte de la investigación penal que se le sigue.

José Arcia
jarcia@prensa.com

Aunque sobre el área deforestada en Punta Chame por la empresa Corporación Playa Blanca, cuyo representante legal es Rodolfo Charro Espino, a futuro se podrá desarrollar cualquier proyecto, las evaluaciones ambientales deberán tomar en cuenta las condiciones de esos terrenos previas a la devastación.

Así lo informó ayer el director de Asesoría Legal de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), Harley Mitchell Morán.

“No se puede realizar un estudio de impacto ambiental sobre las condiciones en las que quedó la zona. Se deben considerar las características del ecosistema que estaba antes de la tala y relleno sobre el área de manglar “, dijo.

“Se afectó una zona bastante frágil compuesta por un ecosistema irrepetible”, agregó.

La Anam abrió un proceso administrativo en contra de la empresa de la que el tío del presidente, Martín Torrijos, es representante, por empezar actividad en zona costera sin previa evaluación ambiental. El resultado fue una sanción total por 85 mil 370 dólares a la empresa: 60 mil 735 dólares por no contar con estudio de impacto ambiental y 24 mil 635 dólares más en concepto de indemnización ecológica por la eliminación de humedales y vegetación.

La resolución, emitida el pasado viernes, señala que Espino solicitó ante la Dirección Regional de Panamá oeste de la Anam un permiso para la tala de rastrojo para desarrollar un proyecto turístico en un terreno colindante a la zona devastada.

NIEGAN RECURSO

El informe de Anam también señala que Espino, a través de su apoderado legal Gilberto Bósquez, presentó un recurso que buscaba deslegitimar la competencia de la entidad para investigar a la empresa por tala de mangle, al considerar que es potestad de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (Arap).

Sin embargo, el recurso fue rechazado por la Anam al concluir que la investigación no era por tala de mangle, sino por iniciar una actividad sin estudio de impacto ambiental, lo que incluyó la tala de mangle.

Además de la investigación administrativa de Anam, la Fiscalía de La Chorrera abrió un proceso penal en contra de Espino por delito ecológico.

El pasado martes 7 de agosto se llevó a cabo una inspección ocular al lugar, en la que participaron peritos de la Universidad Tecnológica de Panamá.

Para este viernes se tiene prevista otra acción judicial en el área.

Los procesos de charro espino

.ADMINISTRATIVO: Sanción de la Anam por 85 mil 370 dólares.

.PENAL: El Ministerio Público adelanta un proceso penal por delito ecológico y uno de oficio por asociación ilícita y falsedad de documentos.

.CIVIL: La Corte Suprema de Justicia admitió una demanda en contra de Espino por la supuesta compra ilegal de zona costera.

Estudiantes siembran árboles en el día mundial del ambiente

CIUDAD DEL SABER. VIDA PARA EL PLANETA.

A salvar el ambiente

Se sembraron plantas, se realizaron presentaciones ecológicas y se realizó una mini marcha por la Tierra.

LA PRENSA/Shelmar Vásquez

Larisa Sánchez. sembró un árbol en la Ciudad del Saber, Ciudad de Panamá

Shelmar Vásquez Sween
svasquez@prensa.com

“¡El deshielo… el deshielo, acabemos con el deshielo!”. Así gritaba Manuelito Córdoba, de ocho años, mientras corría por las instalaciones del Centro de Convenciones de la Ciudad del Saber, en el que unos 500 niños y jóvenes de diferentes escuelas oficiales se reunieron ayer para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente.

Al preguntarle a Manuelito a que se refería, el pequeño con rostro de extrañeza respondió: “Cómo, no sabes”. Y a reglón seguido expresó: “Mira, eso es que la Tierra está sufriendo porque le estamos haciendo daño cuando cortamos los árboles y tiramos basura en el mar. Mi maestra dice que la Tierra se está muriendo, pero podemos salvarla y por eso vinimos aquí [Ciudad del Saber] para hacer crecer árboles”.

Por su parte, Larisa Sánchez, de nueve años, quien participó en la siembra de bambú, mencionó que fue una experiencia genial que quiere repetir. “Ya sé cómo hacerlo, le diré a mi mamá que compre semillas para llenar la casa de flores y ponerla bonita”.

En el marco de la celebración, a un grupo de estudiantes del Instituto Nacional se le concedió el honor de sembrar un plantón del árbol Panamá.

Según el director de la Fundación Ciudad del Saber, Jorge Arosemena, este privilegio se le concedió a los institutores, porque “fue a raíz de luchas como la que emprendieron sus antecesores que se logró que la Ciudad del Saber –que antes era una base militar de Estados Unidos– existiera.

Proyecto de siembra de mangle

FLORA. hábitat perfecto de las especies marinas.

Avanza en Antón proyecto de repoblación de mangle

En el distrito de Antón algunas zonas de manglares se han degradado, producto de actividades agropecuarias.

El proyecto también se desarrollará en el área de Chame, y se extenderá a la región de Azuero.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/R. Quezada

PROTECCIÓN. El proyecto busca amparar un cordón de la vegetación de manglares.

Rafael QuezadaANTÓN, Coclé

Con la siembra de 117 mil semillas de mangle rojo y achaparrado organismos internacionales junto a la Asociación Nacional del Ambiente (Anam) tratan de recuperar los manglares de la región de Antón.

Los grupos Madera Tropical y el Centro de Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe, en conjunto con la Anam y la Cooperativa de Pescadores R.L. de Antón, son los responsables de la siembra.

La medida “agroambientalista” va dirigida a aumentar la población de mangle rojo (Rhzophora Mangle) que ha disminuido producto del efecto de actividades agropecuarias, dijo Everardo Herrera, encargado de la agencia de la Anam en Antón.

Herrera señaló que parte de los manglares de Antón fueron intervenidos por actividades como la producción de arroz y el camarón.

Correctivo

El proyecto es un correctivo que ahora busca amparar un cordón de la vegetación de manglares existentes, al igual que cuidar la desembocadura de los ríos Antón, Las Guabas, Chorrera y Grande, que son el hábitat ideal de cientos de especies marinas que allí se reproducen, dijo el funcionario.

En los llamados esteros que están dentro de los manglares, las especies marinas desovan e inician el ciclo reproductivo que da con la vida de miles de especies, que luego se convierten en fuente de alimento para la población.

Pescadores

En el área circulan grupos de pescadores artesanales de Chitré, Aguadulce y Río Grande.

En el sector se reproducen especies como la concha, el camarón tití, pargos, camarones y langostinos. También es el sitio perfecto de la anidación de aves, incluso animales silvestres como la iguana y el venado, según la Anam.

Las áreas de manglares que han sido repobladas y que están ubicadas sobre las costas del pacífico antonero son: El Charco, Los Camarones, Boca Nueva, El Panteón y Los Azules.

En el año 2006, cuando se inició el plan de reforestación, se sembraron unas 81 mil semillas de mangle lo que equivale a 73.6 hectáreas. Estas previamente fueron recolectadas en sitios adyacentes como el antiguo puerto Obaldía, Mata de la Uva y Boca Nueva.

En 2007 el programa avanza con una siembra de 124 mil semillas en las mismas áreas.

En total ya se han logrado repoblar unas 103.6 hectáreas de manglares, según el informe que maneja la Anam en Coclé.

El proyecto espera culminar su fase de siembra en 2008 integrando a Penonomé como nuevo punto para repoblar sus manglares, ubicados en las comunidades de El Coco, Las Guabas, El Puerto y en Río Grande.

El alcalde de Antón, Roger Ríos, comentó que “la medida es buena y fortalece los recursos naturales”, y reconoció que en años anteriores la zona de los manglares de Antón se ha reducido.

Por ahora se tendrán en cuenta todos los acuerdos que se han establecido para seguir conservando este recurso natural, que es una de las fuentes de alimentos que utiliza la población de Antón para sobrevivir a través de la pesca artesanal, dijo.

La Prensa, 1 de junio de 2007.