Pesca panameña fue certificada como protectora de tortugas

MEDIDA GARANTIZA LA EXPORTACIÓN DE CAMARONES

TED

Especialistas de la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) revisan las redes. / Foto cortesía

Gilberto Pérez
periodistas@estrelladepanama.com
El Programa de Implementación del Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas (TED, por sus siglas en inglés) que es utilizado por los barcos camaroneros durante sus faenas de pesca, obtuvo la certificación por parte del servicio pesquero de los Estados Unidos.
El jefe de inspección de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), Plinio Domínguez manifestó que esta es una normativa que exige EEUU para recibir las exportaciones de camarón desde Panamá, que anualmente representa más de 70 millones de dólares y genera a su vez 40 mil empleos.
La inspección se realizó en los puertos de Vacamonte y Coquira.
Los técnicos estadounidenses Clayton Stanger y Robert Hoffman, supervisaron las tareas en alta mar a bordo de los barcos camaroneros.
Sin embargo, pese a que la ARAP mantiene constante monitoreos para hacer cumplir esta norma que está contenida en el Decreto-Ley 82 del 2005, algunos barcos incumplieron las mismas.
En lo que va del año se han realizado 104 inspecciones en alta mar, detectándose violaciones a la reglamentación. Cuando se detectan irregularidades, los infractores pueden ser sancionados con multas que van desde los 7 mil hasta los 9 mil dólares y se le suspende de la licencia por seis meses.
En caso de reincidencia, la ARAP procede a cancelar de por vida el permiso de pesca.
El dispositivo se instala en los barcos de pesca de arrastre, el que está conformado por una parrilla de 32 pulgadas que se ubica en la boca de entrada del saco que mantiene una malla inteligente que permite la salida a la tortuga.

Asaltan nidos de tortugas marinas (inglés)

wildlife

Poachers looting sea turtle nests

Eggs are being taken from beaches and then sold, prompting calls for police action.

ALCIBIADES CORTES/LA PRENSA

hatched:Sea turtles begin their first trek to the ocean. There have been recent reports of poachers raiding nests to steal turtle eggs.951747

The members of the Ecological Foundation of Tonosí are asking for help from police in protecting nests of endangered sea turtles from poachers.

The group is monitoring nests on beaches in the Los Santos area and reports that poachers have been stealing the eggs to sell them.

Alcibiades Franco, a member of the foundation, said that since turtles started coming to beaches in the area last Friday poachers have been raiding the nests. There have also been reports of vultures and coyotes eating eggs undiscovered by the poachers. Turtles crawl on to the beach at night and dig a nest several feet into the sand to lay their eggs.

According to Franco, the group is asking police to help them monitor the beaches to ensure that the nests are not disturbed anymore. Poachers have been taking advantage of a lack of security to steal the eggs.

For his part, Domingo Espino, director of the La Autoridad Marítima de Panama (AMP) in Los Santos, reported that staff there are indeed patrolling the beaches with police officers to prevent poaching.

The turtle spawning is one of the top tourist attractions in the coastal district of Tonosí, as people come to watch the nests being built, as well as the hatchlings as they make their way to the ocean.

Species that lay eggs in Panama include the giant Leatherback and the Black Sea Turtle. Both of these species are considered endangered.

The areas of the region where turtles nest this time of year are the Cañas Island and the coastal areas of La Marinera, Cambutal and Guanico, in the southwestern tip of Azuero.

Panama was one of three countries, along with Costa Rica and Nicaragua, that signed an agreement in 1998 to protect sea turtles and their nesting habitats.

The agreement recognized that sea turtles have been impacted by coastal development, and that the governments need to take measures to ensure their continue survival.

The agreement covers the protection of nesting areas, as well as prohibiting certain commercial activities relating to the animals.

Sea turtles nest on both the Pacific and Caribbean sides of the country.

Las tortugas inician su arribada a playas de Veraguas

NATURALEZA.CADA AÑO VUELVEN A LA MISMA PLAYA DONDE NACIERON.

Temporada de desove de las tortugas en Veraguas

El grupo ambientalista de Malena desarrolla una labor en procura de evitar la extinción de las tortugas.

En cuatro años, la agrupación ha liberado a alrededor de 30 mil tortugas en todo el país.

 
 
 

Ney Castillo
MARIATO, Veraguas

Son las 10:15 p.m.; la luna llena en todo su esplendor ilumina los dos kilómetros de playa y el paso lento de una tortuga lora activa al grupo de conservacionistas de Malena.

La noche deja sentir el sonido de las olas al romper, una moderada brisa enfría el ambiente con una leve llovizna; y lo mejor; esta noche no están las molestosas e incómodas chitras. Es el ambiente perfecto para apreciar una de las manifestaciones más especiales de la naturaleza: el desove de las tortugas.

A su paso la tortuga loro va dejando su rastro en la arena en una escalada por la playa para completar su ciclo de vida, pues cada año estas tortugas regresan al mismo lugar del que salieron del huevo.

La tortuga se posesiona del sitio donde depositará sus huevos y comienza a escarbar con las aletas traseras; las utiliza como palas eficientemente. Luego empieza a depositar uno a uno los huevos.

Al terminar el desove, se inicia el proceso de cerrar el hueco en la arena, al completarlo comienza a balancearse sobre el nido golpeando la arena con su cuerpo para sellarlo.

REGRESO AL MAR

Los miembros de la organización ambientalista aprovechan una pequeña pausa que hace la tortuga para medirla y revisar su estado físico, buscando que todo ande bien. Se hacen las anotaciones y se deja nuevamente sola.

En este punto la tortuga realiza una maniobra de engaño, para proteger a sus huevos, se mueve un metro y deja las marcas de un nido falso, para poder despistar a los depredadores.

Luego de esto se da la vuelta y regresa lentamente al mar. Podrían pasar varias semanas o meses para que vuelva y desove nuevamente, pues una tortuga puede depositar sus huevos tres veces al año.

El proceso natural de desove de las tortugas es respetado, procurando que se cumpla normalmente, luego de esto entran los miembros del Grupo de Protección y Conservación de la Tortuga Marina de Malena.

Esta organización la conforman unas 25 personas de la comunidad de Malena, en el distrito de Mariato, en la costa sur de la provincia de Veraguas, los que se turnan para vigilar la entrada de cada tortuga, entre las que están las baula, carey y lora.

El trabajo parece sencillo, pues hay que procurar su conservación y protección; en realidad, es una labor muy difícil, pues la playa debe ser vigilada toda la noche, pero también durante el día.

Esta es una lucha diaria contra los depredadores, entre los que están perros, jaibas, entre otros animales, pero también se suman las personas que se llevan los huevos y hasta cazan a las propias tortugas.

Los ambientalistas terminan su labor cuando escarban en busca de los huevos y los trasladan a un vivero para continuar el ciclo de vida.

Playa del Sur de Veraguas.

La delicada labor de los conservacionistas

Samuel Bultrón, miembro del grupo de conservación de la tortuga marina, indicó que la vigilancia en las playas se da las 24 horas del día, en procura de que no se pierda ni un huevo y las tortugas no sean cazadas. En cuatro años la organización ha liberado alrededor de 30 mil tortugas.

La temporada de tortugas en playa Malena se inicia entre los meses de junio y julio y culmina en diciembre, aunque los meses de mayor llegada son agosto, septiembre y octubre. Para este año ya han desovado unas 30 tortugas y se han liberado 30 neonatos, pero las aspiraciones para el 2007 están por alrededor de 12 mil tortuguitas. Al inicio, los moradores recibieron capacitación de Araucaria, organismo financiado por el gobierno español y la Autoridad Nacional del Ambiente. También cuentan con el respaldo de la Fundación Mar Viva. Este grupo comenzó sembrando los huevos en espacios libres en las playas, donde los perros y las personas los sacaban, luego lo hicieron en áreas cercadas, pero igualmente estas eran violadas. Ahora todo ha mejorado y los viveros tienen más seguridad. Tienen dos viveros con capacidad para 100 nidos.

 

Especies marinas en peligro

AMBIENTE

Especies marinas en peligro


AMPLIAR

Panamá es el país con mayor diversidad de peces costeros de la región del Pacífico Oriental Tropical y la cuna de especies endémicas en los golfos de Panamá y Chiriquí.(Foto: EFE)

Aleida Samaniego C

PANAMA AMERICA

MIENTRAS QUE el valor comercial de algunas poblaciones de peces ha decaído, en otras su supervivencia está amenazada. En Panamá, la anchoa de Chame (anchoa chamensis) y el bagre cabeza chata, conocido científicamente (Notarius Planiceps), y otra especie de Chaenopsido (Protemblemaria perla) que habita únicamente en al Archipiélago de Las Perlas son tres ejemplos de especies endémicas en peligro.

La pesca, el cambio climático y la destrucción de los manglares arrecifes y otros hábitats costeros, son algunas de las razones, expuestas en el Taller de Evaluación Global de Especies Marinas: Peces Costeros del Pacífico Oriental Tropical realizado por el Instituto de Investigaciones Tropicales Smithsonian.

Los científicos mostraron su interés en detener la destrucción de los manglares, donde habitan estas especies, así como desarrollar programas destinados a la conservación.

Para el científico y biólogo marino, Arturo Dominici coordinador de la base de datos para esta evaluación, el problema de especies como las anchoas del Golfo de Panamá es que los pescadores las capturan en redes junto con los demás peces sin conocer que son endémicas de Panamá.

Agrega que en nuestro país son pocas las especies endémicas en esta situación, sin embargo, los ejemplos mencionados son notables.

EVALUACION INTERNACIONAL
Los especialistas provenientes de Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Estados Unidos, México, Australia, Brasil y Francia investigan la situación de más de 1, 200 especies de peces costeros de la región.

Dominici explicó que Panamá fue seleccionado como sede de este taller debido a que es uno de los países con mayor diversidad de peces costeros de toda la región del Pacífico Oriental Tropical y cuna de especies endémicas que habitan los grandes golfos de Panamá y Chiriquí.

Mientras que los especialistas consideran esta abundante diversidad como un privilegio, por ello representantes de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá participaron como invitados al evento y colaboraron en la preparación de la lista inicial de especies a analizar.

La revisión, la primera en el ámbito global, se enfocó en el estado de conservación de todas las especies de vertebrados marinos y de algunos invertebrados y plantas en el mundo.

Esta es la primera vez que se realiza una categorización de las especies de peces costeros del Pacífico Oriental Tropical (desde Perú hasta México) para analizar el estado actual de sus poblaciones y planificar su conservación y protección a largo plazo.

De acuerdo con Héctor M. Guzmán, biólogo marino del Smithsonian, de aproximadamente 1, 200 especies de peces costeros que existen en el Pacífico Oriental Tropical, 676 se evaluaron e incluirán en la Lista Roja tras el ejercicio de Panamá. De todas las especies que se incluyeron en es lista, el 15.3% podría ser clasificado en categorías de Críticamente Amenazadas (CR), Amenazadas (EN) y Vulnerables (VU), de acuerdo con los criterios de la IUCN.

 

AMPLIAR

Las tortugas marinas, también corren riesgos.

 

AMPLIAR

La pesca con desconocimiento causa la pérdida de especies endémicas en Panamá.

Tortugas marinas de Panamá

DINOSAURIOS. TORTUGAS MARINAS.

Supervivientes amenazadas

De las ocho especies que existen en el mundo, cinco llegan a Panamá a desovar anualmente. Están en peligro debido a la intervención humana en el mar.

LA PRENSA/Nicolás Psomas

Eretmochelys imbricata

Crisly Florez
cflorez@prensa.com

Las tortugas marinas han sobrevivido 200 millones de años. Pudieron superar todos los cambios climáticos y la evolución de la naturaleza, pero con el tiempo se han visto amenazadas por la mano del hombre.

Según la bióloga y gerente del área de Educación Ambiental de la Fundación Mar Viva, Isis M. Pinto, en el mundo existen ocho especies de tortugas marinas que datan desde la era de los dinosaurios.

EL PRIVILEGIO DE PANAMÁ

De las ocho especies existentes, cinco desovan en las playas de Panamá, explica Ricardo Gibbs, guía ecológico.

Las que usualmente visitan el istmo son: Dermochelys coriacea, mejor conocida como baula o canal. Es la mayor de todas las tortugas vivientes, puede medir hasta dos metros de largo y pesar hasta mil 103 libras; habita alejada de la costa y se alimenta principalmente de medusas.

La Caretta caretta, cuyo nombre común es cabezona o caguama, se alimenta principalmente de crustáceos y moluscos. Puede pesar hasta 400 libras y se encuentra fácilmente en el Atlántico.

La especie Chelonia mydas agassizii, llamada comúnmente verde, se puede encontrar en todos los océanos. Se alimenta de pasto marino y de algas. Llega a pesar hasta 510 libras.

La especie Eretmochelys imbricata, conocida como carey (foto principal). Vive en zonas de arrecifes, se alimenta principalmente de esponjas. En su época de adulta llega a pesar unas 133 libras.

La Lepidochelys olivacea es llamada popularmente golfina o lora. Se alimenta principalmente de crustáceos y moluscos. Llega a pesar entre 77 y 110 libras.

Pinto afirma que todos estos reptiles están en la lista roja de especies en peligro de extinción en diferentes categorías.

Las más amenazadas son la tortuga canal y la carey, las cuales están en la categoría crítica, pues según estudios realizados en los últimos años en las tres generaciones anteriores de estas especies se ha registrado una disminución del 80% de sus poblaciones, señala la bióloga.

Algunas de las amenazas que han llevado a las tortugas a casi su extinción están relacionadas con la intervención del hombre en el mar.