Sendero Los Quetzales sin mantenimiento

REPARACIÓN. Rehabilitación podría iniciarse en abril.

Ambientalistas, preocupados por el sendero Los Quetzales

Ecologistas chiricanos abogan porque se mantenga el paisaje original del volcán Barú. Turistas y amantes de la ecología visitan con mucha frecuencia el área para observar la especies.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/ Sandra Rivera.
Peligro. Visitantes tienen que caminar con cuidado para no caer por los lugares afectados por los deslizamientos de tierra.1002063

Sandra Alicia Rivera
SENDERO, Chiriquí.

Hace tres años las lluvias provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra que dañaron en gran parte el Sendero Los Quetzales, un importante lugar de observación de la naturaleza, sin embargo, tres años después no se han hecho las reparaciones y el lugar está en mal estado, según denunciaron ambientalistas y turistas que transitan por el lugar.

El Consejo Nacional para el Desarrollo Sostenible (Conades) ha dicho que a partir del mes de abril se inician las reparaciones. Los trabajos de rehabilitación contemplan la reconstrucción de los pasamanos, la reforma de los miradores y la construcción de nuevos. El costo de todas las obras se ha calculado en 5 mil dólares.

Sin embargo, el presidente de la Asociación para la Conservación de la Biosfera, Ezequiel Miranda, que ha manifestado su preocupación por el estado en que se encuentra el lugar, manifestó que se espera que en realidad comiencen los trabajo en abril, porque desde hace un año Conades había anunciado el inicio de las reparaciones.

Mencionó que esta organización ha reparado en algunas ocasiones los pasos, de manera artesanal, pero no de manera definitiva.

Dijo además que tiene conocimiento de que se va a reparar el camino de acceso desde Bajo Grande a El Respingo, se van a rellenar los hoyos, se eliminaran los desagües, además se retirarán del paso aquellos árboles que la naturaleza ha derrumbado y se procederá a la reparación de los zarzos.

Manifestó que ya se reunieron con los directivos de Conades en Chiriquí, quienes les indicaron que en algunas partes iban a colocar concreto, pero que ellos se oponen porque va a perder la calidad turística y cultural que tiene.

“Nosotros queremos que las construcciones se hagan de madera, con la que existe en el lugar, que sea todo ecológico, porque el sendero es un área de mayor importancia en Panamá y a nivel mundial, por tanto, no queremos que se altere el paisaje que tiene el sendero en el volcán Barú”, afirmó.

Enfatizó que van a estar pendientes para que los términos de referencia se respeten y el lugar no pierda su aspecto.

El Sendero Los Quetzales se encuentra dentro de una reserva de la biosfera, reconocida como uno de los ecosistemas más diversos y ricos del continente americano.

Diversidad biológica del Volcán Barú

RECORRIDO. UN ESPECTÁCULO DE FLORA Y FAUNA.

La diversidad de una zona

El volcán Barú es la elevación más alta de Panamá y su dominio está rodeado por tierras fértiles.

Sandra Alicia Rivera
Especial para La Prensa
vivir+@prensa.com

Sin lugar a dudas que el volcán Barú es uno de los sitios turísticos que mantiene una belleza exuberante, la cual guarda con mucho recelo toda una variedad de flora y fauna. Además es donde nacen los ríos más importantes de la provincia de Chiriquí.

El volcán Barú, considerado como el punto más alto del país, está a 3 mil 475 metros sobre el nivel del mar. Desde su cima se puede observar el océano Pacífico y el mar Caribe. Está situado en el corregimiento de Volcán, distrito de Bugaba, a una hora y media de la ciudad de David.

Uno de los mayores atractivos del volcán es su ascenso a la cima, cuyo trayecto dura cuatro horas a pie y 30 minutos en un todoterreno, a través de un camino escabroso a lo largo del cual se observan formaciones volcánicas producto de la última erupción hace unos mil 400 años.

Cima del Parque Nacional Volcan Baru, Panama

Foto: Sharon Akers, 2003. Cima del Volcán Barú.

Durante el recorrido se puede encontrar con una gran variedad de especies de animales y plantas, así como de hongos, rocas y algunos árboles de diferentes formas, jamás vistas en otro lugar.

En el área están dos parques: el Parque Nacional Volcán Barú con una superficie de 14 mil 322.5 hectáreas, se encuentra situado sobre la cordillera de Talamanca y dista 473 kilómetros por carretera desde la ciudad de Panamá y el Parque Internacional La Amistad.

QUETZAL

En esos parques habitan unas especies sin igual, como lo son el quetzal y el carpintero, observables en los meses de abril y mayo aproximadamente. Además de poseer una gran variedad de plantas endémicas. El volcán Barú es el único parque nacional de Panamá con características de tipo volcánico.

Las temperaturas medias anuales fluctúan desde los 20 grados centígrados, en su parte más baja, hasta menos de 10 grados en la cumbre.

En el área protegida se localizan bosques muy húmedos montanos y húmedos montanos bajos que no se encuentran en ningún otro lugar de Panamá.

También hay bosques pluviales montanos bajos, pluviales montanos, muy húmedos montanos bajos y pluviales premontanos.

Se pueden observar además más de 250 especies de aves que ya han sido censadas en el parque, entre ellas el bello quetzal, el aguilillo blanco y negro que sobrevuela las paredes acantiladas del área protegida, y los colibríes.

Bosque enano de la cima del volcán. Nótese el crá…

Bosque enano de la cima del volcán. Nótese el cráter al fondo. Posted by Hello

En defensa del Parque Nacional Volcán Barú

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA
EN DEFENSA DEL PARQUE NACIONAL VOLCÁN BARÚ

Considerando que el Ministro de Obras Públicas, Eduardo Quirós, como emisario del Gobierno Central, insiste en promover la construcción de una carretera entre las poblaciones de Cerro Punta y Boquete, que atravesaría el Parque Nacional Volcán Barú, área núcleo de la Reserva de la Biósfera PILA-Panamá, de importancia nacional y mundial.

Que este proyecto fue adjudicado por el Gobierno Nacional sin ningún estudio técnico, económico, ni ambiental, por contrato directo y sin tomar en cuenta que el área de construcción propuesta se realizaría dentro del Parque Nacional Volcán Barú y obviando los procedimientos legales mínimos para la asignación de un contrato de dicha magnitud y costo en dicha área protegida.

Que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) también fue adjudicado de manera violatoria a las disposiciones legales vigentes que rigen los Estudios de Impacto Ambiental en Panamá, de acuerdo al Decreto Ejecutivo No. 59 de EIA y que forma parte integral de la Ley 41 General del Ambiente de la República de Panamá.

Que estudios independientes que se han hecho para evaluar el futuro impacto ambiental, social y económico, revelan que el costo ambiental de dicho proyecto sería inmensamente grande, socialmente in equitativo y una pérdida económica obvia para el Estado Panameño.

Que numerosos organismos internacionales y nacionales han manifestado su rotundo rechazo técnico a una carretera por el Parque Nacional Volcán Barú, dado los graves impactos ambientales que se generarían de manera directa e indirecta a corto, mediano y a largo plazo.

Que el Centro de Estudios de Recursos Bióticos de la Universidad de Panamá, ha advertido que el proyecto fragmentará el PNVB del PILA y prevé una pérdida significativa de especies de fauna mayor, que actualmente habitan en el PNVB, como el jaguar, el puma, el pecarí de labios blancos, los saínos, los monos arañas, el tapir y el conejo pintado. También ha advertido de la pérdida de poblaciones significativas del quetzal, el pájaro campanero, el pájaro sombrilla cuellinuda y el tinamú de montaña, entre otras especies, por el efecto borde y el efecto barrera que generaría esta carretera en este frágil ecosistema.

Que el Parque Nacional Volcán Barú es un área de excepcional riqueza biológica, hidrológica, paisajística y geomorfológico de incalculable valor agregado para el bienestar del país.

Que actualmente el Parque Nacional Volcán Barú es el principal reservorio de agua dulce de la Provincia de Chiriquí. Diez ríos principales nacen en este Parque. La cuenca alta del Río Caldera será la que tendría la mayor afectación directa.

Que dicho proyecto afectaría las especies endémicas de flora y fauna, las seis zonas de vida de bosques nubosos y toda la biodiversidad del área.

Que expertos ingenieros civiles han demostrado que el dinero presupuestado para la construcción de esta carretera es insuficiente para cubrir todos los gastos de dicha obra y que los gastos de mantenimiento en cinco años serían tan altos como la obra misma.

Que existen estudios que han demostrado un aumento significativo de probabilidades de inundaciones graves sobre la población de Boquete si se concreta un acceso vial por el Parque y las actividades conexas que ello implica. Las graves inundaciones registradas en
1970 en Boquete fueron adjudicadas al mal uso del suelo y la deforestación hacia el área actualmente en conflicto.

Que el proyecto nunca fue consultado entre las sociedad civil organizada y ha sido una decisión unilateral y arbitraria por parte del Gobierno Nacional.

Por todo lo anteriormente expuesto.

RESOLVEMOS

1. Declarar non grata la gestión del Ministro de Obras Públicas, cuando se trata de intervenir sobre áreas naturales protegidas por leyes nacionales y los convenios internacionales ratificados por Panamá.

2. Declarar que el proyecto de carretera por el Parque Nacional Volcán Barú es totalmente nocivo a los intereses de la colectividad panameña y del mundo.

3. Demandar ante los tribunales correspondientes cualquier Estudio de Impacto Ambiental que se realice, ya que no está sustentado dentro de una plataforma legal.

4. Que en caso de no ser acogida la demanda correspondiente, solicitamos que dicho estudio sea evaluado por un comité nacional e internacional, independiente de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), que desde el principio se ha mostrado parcializada hacia la posición del Gobierno Nacional.

5. Declarar que este proyecto es una agresión directa que generará impactos ambientales significativos, que afectarán cualitativa y cuantitativamente todos los recursos naturales que actualmente conserva el Parque Nacional Volcán Barú.

6. Declarar al Parque Nacional Volcán Barú, área protegida inadjudicable e inviolable, ya que no se debe poner en riesgo bajo ninguna circunstancia los bienes ambientales que genera el parque para las presentes y las futuras generaciones.

7. Solicitar al Gobierno Nacional que desista de realizar este nefasto proyecto, claramente in equitativo, frente al cúmulo de vías y carreteras que sí se necesitan con urgencia en el País.

Firmantes del Presente Documento
Elba Landau
Comité Pro-Integridad del PNVB y PILA, Boquete
Damaris Sanchez Samudio
Presidenta- Amigos del Parque Internacional La Amistad-AMIPILA
David Samudio Nuñez
Fund. para el Desarrollo Integral del Corregimiento de Cerro Punta
Angel Aguirre Miembro de AMIPILA
Jorge O. Pitty Fiscal –AMIPILA
Elkiria Miranda de Gómez
Comité Pro-Integridad del PNVB y PILA, Boquete
Rita Preciado Recuero
Sociedad Civil Independiente
Oscar Sogandares Guerra
Comité de Defensa Integral de Chiriquí
Ariel Rodríguez Vargas
Comité Pro-Integridad del PNVB y PILA, Ciudad de Panamá
Dalila Montañez G.
Universidad de Panamá
Jorge G Conte B Comité P
Comité Pro-Integridad del PNVB y PILA, Ciudad de Panamá

Panamá, 1 de julio de 2003