Derrame de petróleo grave en Bahía de San Francisco, EE.UU

ACCIDENTE. VERTIDO DE PETRÓLEO ES EL MÁS GRAVE EN AÑOS.

Derrame ya mató a 200 aves y hay 500 afectadas

Más de 20 playas, en la bahía de San Francisco, tuvieron que ser cerradas por la mancha de petróleo.

La tripulación de la nave involucrada en el hecho ha sido detenida e interrogada por las autoridades.

Daño a la fauna.940006

SAN FRANCISCO, EU/DPA

La catástrofe petrolera de San Francisco adquiere dimensiones cada vez mayores: hasta ayer lunes, los protectores de animales y los grupos de rescate recuperaron con vida unas 500 aves empetroladas, aunque otras 200 ya murieron, informó ayer el diario San Francisco Chronicle.

Más de 20 playas en la bahía de San Francisco tuvieron que ser cerradas. Toda la tripulación del “Cosco Busan”, que sufrió la pérdida, fue detenida e interrogada. Los dueños del barco son investigados penalmente.

La limpieza del mar y de las playas aún podría llevar meses. Los protectores del medio ambiente temen que el número de aves muertas y empetroladas aumente dramáticamente.

También están amenazadas focas y otros animales marinos. Cuarenta y seis botes y más de 700 ayudantes se encuentran trabajando desde hace días para detener la alfombra de petróleo y limpiar las playas.

El barco en cuestión chocó el miércoles contra un poste del puente Bay Bridge entre San Francisco y Oakland. La guardia costera cree que se debió a un error humano. Entre otras cosas se investiga si el barco iba demasiado rápido, con una densa neblina, y si hubo fallos en la comunicación con la tripulación china.

Desde el accidente, más de 220 mil litros de petróleo fueron vertidos al mar y, hasta ahora, solo pudieron ser retirados 75 mil litros.

Al principio, las autoridades habían partido de la base de una cantidad de petróleo mucho menor, lo que hizo que se perdiera un tiempo muy valioso para impedir que la catástrofe fuera mayor. Los críticos afirman que las tareas de limpieza comenzaron muchas horas después de la colisión. Por eso, dicen, el manto de petróleo se extendió más allá de la bahía de San Francisco.

Además, hay discusiones entre voluntarios y las autoridades. Muchas personas que se acercaron a ayudar con bolsas de basura y palas para limpiar fueron echadas de las playas.

Según las autoridades, deben evitar el contacto con el petróleo.

Anuncios