Reino Unido con gran huella de consumo de agua (H2O)

Reino Unido usa el agua de los países pobres

Richard Black

BBC, Corresponsal de Medio Ambiente

Tierra secaEl cambio climático agudizará la falta de agua en muchas regiones del mundo.

La cantidad de agua utilizada por los países en desarrollo para producir alimentos y bienes para exportar a los países ricos está empeorando la situación en las naciones en desarrollo, advierte un informe.

El estudio, cuyo foco se centró en el Reino Unido, dice que dos tercios del agua que se emplea para las importaciones dirigidas a ese país provienen de fuera de sus fronteras.

Según Engineering the Future, un ente que agrupa diversas organizaciones de ingenieros profesionales, dado el crecimiento de la población y el cambio climático, esta situación es insostenible.

Países como el Reino Unido, dice la organización, deben ayudar a las naciones pobres a reducir el consumo de agua.

“Debemos considerar el impacto de nuestra huella de consumo de H2O en el resto del mundo”, afirmó Roger Falconer, director del Centro de Investigación de Agua y Medio Ambiente de la Universidad de Cardiff y miembro del comité que elaboró el informe.

“Si nuestro objetivo es evitar la ‘tormenta perfecta’, necesitamos tomar medidas con urgencia”, añadió.

“La tormenta perfecta” es una expresión que utilizó el principal asesor en temas científicos del gobierno británico, John Beddington, para describir la escasez de energía, alimentos y agua en el futuro.

Presión

Los pronósticos estiman que cuando la población supere los 8.000 millones dentro de 20 años, la demanda global de alimentos y energía aumentará en un 50% y la necesidad de agua dulce, en un 30%.

Si la escasez de agua se torna crítica, se convertirá en una amenaza seria para el desarrollo futuro del Reino Unido, por el impacto que tendrá sobre nuestro acceso a los recursos vitales

Peter Guthrie, Universidad de Cambridge

Pero las naciones en desarrollo ya están usando una proporción significativa de su provisión de agua para cultivar alimentos y producir bienes que se consumen en el mundo occidental.

“La demanda creciente de los países desarrollados está ejerciendo una presión severa en zonas que ya están sufriendo la falta de agua”, advirtió Peter Guthrie, director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Cambridge.

“Si la escasez de agua se torna crítica, se convertirá en una amenaza seria para el desarrollo futuro del Reino Unido, por el impacto que tendrá sobre nuestro acceso a los recursos vitales”, aseguró Guthrie.

Agua contenida

Algo clave en el informe es el concepto de “agua contenida”, es decir, el agua que se emplea para producir alimentos y bienes.

Hombre tomando cervezaPara obtener una pinta de cerveza se necesitan 74 litros de agua.

Por ejemplo, para hacer una pinta de cerveza (poco menos de medio litro) se utilizan 74 litros de agua. Esto es el total de agua que se necesita para cultivar los ingredientes con que se elabora y durante el proceso de fabricación.

Para obtener una taza de café se usan cerca de 140 litros de agua. Una camiseta de algodón requiere 2.000 litros y un kilo de carne unos 15.000.

El consumidor británico promedio usa alrededor de 150 litros de agua por día, el equivalente a una tina de baño grande. Los bienes británicos que consume un ciudadano promedio del Reino Unido contienen diez veces más agua. Sin embargo, esto representa sólo una tercera parte del agua total contenida en los alimentos y bienes que consume, ya que el resto proviene de productos importados.

Patrón recurrente

El Reino Unido no es el único país en esta situación: el mismo patrón puede observarse en la mayoría de las naciones desarrolladas.

Las instituciones de ingeniería dicen que esto significa que naciones como el Reino Unido tienen la obligación de ayudar a reducir el consumo de agua en el mundo en desarrollo, donde cerca de mil millones de personas no tienen suficiente acceso al agua potable.

Flores de Kenia¿Es justo o no importar flores de un país que está sufriendo por la falta de agua?

Los proyectos financiados por el Reino Unido deben priorizar la conservación del agua -afirma el informe- y además las compañías deben examinar de dónde obtienen sus suministros y reducir la cantidad de agua que insumen.

Esta situación plantea una serie de preguntas difíciles de responder, como por ejemplo si el Reino Unido hace bien o no en importar granos y flores de países con problemas de escasez de agua como Kenia.

Si bien esta clase de cultivos usan agua, su venta genera ingresos para los países pobres.

En el mundo occidental, dice el estudio, la preocupación por la falta de agua podría dar lugar a la implementación en los bienes o en los alimentos de etiquetas con información sobre la cantidad de agua contenida, del mismo modo que los productos eléctricos llevan información sobre cuánta energía consumen.

El agua en el centro del debate

El agua en el centro del debate

Matt McGrath
BBC, Ciencia

Hombre sobre campos secos en Irak

La cumbre comienza este domingo en Suecia.

Mientras la atención global se ha centrado recientemente en la energía y los alimentos, una cumbre mundial esta semana en Estocolmo, Suecia, abordará el clave tema del agua.

La reunión de la Semana Mundial del Agua comienza este domingo. Allí se formularán nuevos llamados para resolver los crecientes desafíos vinculados a las condiciones de salubridad del líquido, el cambio climático y el suministro de agua potable.

En particular, las condiciones de salubridad del agua es uno de los temas más importantes a nivel global.

Los organizadores sostienen que la carencia de la adecuada salubridad del líquido es un escándalo que deja un saldo de 1,4 millones de niños muertos cada año.

La inversión en esta área, señalan los científicos, es la intervención más rentable en el área de la salud que el mundo puede hacer.

Escasez de agua

Mientras las preocupaciones globales sobre la energía y los alimentos son reales, expertos indican que el tema del agua es fundamental para el mundo.

De acuerdo con los científicos, se necesita urgentemente una acción sostenida a largo plazo.

Los 2.500 expertos considerarán si el mundo tendrá suficientes fuentes de agua para hacer frente al aumento de la población.

Para el año 2025 un total de 1.800 millones de personas vivirán en regiones que presentarán absoluta escasez de agua.

Sin embargo, lograr un acuerdo político sobre cómo compartir o proteger este líquido parece estar muy lejos.

Cualquier discusión sobre el tema del agua también deberá incluir el tópico del cambio climático.

Sólo recientemente, científicos han podido determinar el impacto de las altas temperaturas sobre el ciclo del agua.

El agua es un negocio multimillonario

“Si el siglo XX fue el de lucha por los combustibles fósiles, el siglo XXI lo será por el agua”.

Osvaldo Canziani
Las expectativas comerciales, respecto del agua, la ubican como un negocio del orden de trillones de dólares, para este siglo XXI

La frase del Banco Mundial es premonitoria, según el Dr. Osvaldo Canziani, integrante del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), que fue galardonado en 2007 con el Premio Nobel de la Paz.

El recurso hídrico es fundamental para alcanzar los llamados Objetivos del Milenio, especialmente la erradicación de la pobreza y la reducción de la mortalidad infantil.

Pero el agua es también uno de los pilares de la producción de biocombustibles, que según el experto argentino plantean una seria cuestión moral.

En la entrega de esta semana de su blog para BBC Mundo, el Dr. Canziani optó por hablar de la importancia crítica del agua.

Este precisamente fue el tema central de la reunión del Grupo de Trabajo 2 del IPCC que el Dr. Canziani presidió recientemente en Budapest, la capital húngara, con el objetivo de discutir el llamado Documento Técnico sobre Cambio Climático y Agua.


Navegue por el blog haciendo clic en este índice:

BLOG DEL NOBEL- ÍNDICE

Manguera de la que sale una gota de agua


Siglo XXI: las luchas por el agua

Combustibles verdes: cuestión moral

El agua y los objetivos del milenio

América Latina: hacen falta datos

Un negocio de trillones de dólares


“Si el siglo XX fue el de lucha por los combustibles fósiles, el siglo XXI lo será por el agua”.

La importancia del agua en un mundo en desarrollo continuo y progresivo, desde comienzos del siglo XXI está mostrando que esta frase producida por el Banco Mundial, se ha transformado en una especie de paradigma.

El énfasis renovado se identifica en el doble papel del agua -como elemento vital en seguridad alimentaria e hídrica de nuestra generación y las que nos seguirán y -como componente imprescindible ante la postura de quienes abogan por el reemplazo de los combustibles fósiles por biocombustibles.

Combustibles verdes: cuestión moral

Cosecha de maz en Estados Unidos
Tal y como lo decíamos, al tratar la cuestión de los biocombustibles, se está transformando un hecho brutalmente material en una cuestión moral

Los requerimientos de agua para privilegiar cultivos de vegetales y semillas que permitan producir biodiesel y alcoholes para mover motores a explosión o turbinas de aviones – como ha ocurrido con la experiencia del vuelo registrado a fines de marzo del 2008, de hacer volar un avión Boeing 747 exclusivamente con combustibles “verdes” – están poniendo en evidencia que el paradigma del Banco Mundial se está encarnando en una realidad preocupante.

Tal y como lo decíamos, al tratar la cuestión de los biocombustibles, se está transformando un hecho brutalmente material en una cuestión moral, en la que, la denominada “economía de mercado”, podría desbaratar los planes de implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, aprobados en la Conferencia de Johannesburgo (2002).

Jim Watson/AFP/GETTY)

El agua y los Objetivos del Milenio

A este respecto, valga esta oportunidad para hacer evidente que el primer objetivo, esto es “Erradicar la Pobreza extrema y el Hambre” tiene una vinculación directa con el recurso hídrico.

Una niña en un barrio pobre de India
El primer objetivo, esto es “Erradicar la Pobreza extrema y el Hambre” tiene una vinculación directa con el recurso hídrico

El agua es un recurso fundamental de una amplia gama de actividades productivas, como la agricultura, diversas actividades agroindustriales, piscicultura de agua dulce, producción de madera y frutos de árboles, etc.

Otro objetivo crítico , el cuarto de los objetivos planteados en Johannesburgo “Reducir la Mortalidad Infantil” está también vinculado al agua, en todo lo relativo al acceso a agua potable en cantidad y calidad apropiadas, y para asegurar las condiciones sanitarias del entrono, para reducir los factores principales de morbilidad y mortalidad infantil.

América Latina: faltan datos

El análisis de los inconvenientes que se presentan en el mundo en general y en América Latina en particular, está claramente expresado en el capítulo dedicado al análisis de las falencias en el conocimiento de los procesos hidrológicos y al análisis de las necesidades de trabajos necesarios para asegurar el suministro efectivo de agua segura, para las personas y los ecosistemas naturales y la agricultura.

Como se ha mencionado en otras oportunidades la declinación severa de las redes de observación meteorológica e hidrológica, de datos biológicos y de información sobre impactos de los eventos de la temperie y el clima constituye una deficiencia grave en la condición en que se encuentra el sistema climático global, generando condiciones con eventos de la temperie y el clima de gran variabilidad e intensidad, con frecuencias que alternan inundaciones con sequías graves y tormentas tropicales, tornados y olas de calor sin precedente, en los siglos pasados. Valga entonces la reiteración que surge de este Informe Técnico del IPCC, sobre Cambio Climático y Agua.

Negocio de trillones

Una mujer tomando agua de una botella
La demanda creciente, el mal manejo y el peor uso de este recurso vital son, tanto o más que el calentamiento terrestre, la causa de las deficiencias en el suministro de agua de manera equitativa

Resumiendo, la frase acuñada en el Banco Mundial aparece como premonitoria para el futuro de la problemática hídrica en el mundo. Es que la demanda creciente, el mal manejo y el peor uso de este recurso vital son, tanto o más que el calentamiento terrestre, la causa de las deficiencias en el suministro de agua de manera equitativa.

La trágica experiencia de Darfur, en Sudán, y la necesidad de satisfacer los Objetivos del Desarrollo del Milenio obligan a una acción coordinada de las autoridades y las entidades privadas, para definir las estrategias de gestión y distribución del recurso, para proveer la adecuada seguridad, salud y bienestar de la comunidad. Recuérdese que las expectativas comerciales, respecto del agua, la ubican como un negocio del orden de trillones de dólares, para este siglo XXI.