Ambientalistas rechazan administrador de ANAM designado

POLÉMICA POR USO DE COIBA

Ambientalistas rechazan a Arias

05-26-2009 | MARLENE TESTA
mtesta@laestrella.com.pa

Javier Arias está en la mira. Ambientalistas piden su cabeza

Política PANAMÁ. La comunidad ambientalista está preocupada. Unas declaraciones del ministro designado de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Javier Arias, les resultan inconsecuentes con el cargo que pretende ocupar.

Arias en una entrevista con La Estrella dijo que en su opinión en la Isla Coiba podía construirse un “resort ecoturístico”. Las reacciones de los ambientalistas no se hicieron esperar.

Durante la mañana de ayer los líderes ambientalistas buscaban a Arias, no para pedirle las características del hotel ni menos la cantidad de habitaciones o los salones de eventos que se alzarían al borde de este Patrimonio de la Humanidad, lo cazaban para pedirle que se retractara de su pensamiento empresarial.

Raisa Banfield, directora del Centro de Incidencia Ambiental, asegura que las declaraciones del financista Arias confirman su percepción del “errático nombramiento como ministro de la ANAM”.

No contenta con esto, Banfield, criticó la visión netamente “empresarial y la inexperiencia en el tema ambiental” del ministro.

Por otra parte, el ex fiscal en Asuntos Ambientales, Giovanni Olmos, quien estaba en la lista de los posibles ministros ambientales, demostró su preocupación por el tema del resort en medio de la isla de Coiba.

El abogado señaló que la isla es una zona frágil y construir representa “un peligro”, además este territorio fue declarado como Patrimonio Mundial Natural de la UNESCO el 2005, “no se puede tocar, el lugar debe conservarse como un santuario”, aclaró Olmos.

Donaldo Sousa Guevara, presidente de la Asociación Ecologista Panameña, Asociación de Derecho Ambiental va más lejos: los ambientalistas y sus asociaciones estamos en reuniones para oponemos de manera firme a esta designación y apelaremos a todos los recursos para impugnarla.

Agrega que “por el momento desconocemos este nombramiento designado y no asistiremos ni participaremos a ninguna convocatoria que el señor Arias proponga y sugieren a Ricardo Martinelli que busque ingenieros ambientales y especialistas en recursos naturales con idoneidad de la Junta Técnica de Ingeniería y el Consejo Técnico Nacional de Agricultura” y otros profesionales que califican según los requisitos que contempla el artículo 5 de la Ley 41 General de Ambiente.

Gabriela Etchelecu, de la fundación MarViva, señala que en todo caso -hotel- sería fomentar el desarrollo económico con actividades amigables al ambiente, de bajo impacto, para mejorar la calidad de vida de los habitantes de estas comunidades.

Ricardo Martinelli tiene la decisión en sus manos. Ya uno de los nombres que sonaba con insistencia, Giacomo Tamburelli, un comerciante dueño de restaurantes y hoteles, fue tachado de la lista de aspirantes, la sola posibilidad levantó intensas críticas por parte de los ambientalistas.

En la página web de La Estrella , www. laestrellaonline.com.pa , encuentra el video con las declaraciones de Arias.


PENDE DE UNA RATIFICACIÓN

El nombramiento de Javier Arias, en el cargo de director de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), debe ser ratificado por la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional, después del 1 de julio de 2009. Este procedimiento se da conforme lo establecido en el artículo 155 de la Constitución Política y la Ley No.3 de 1987, donde se instruye que los nombramientos de directores generales, gerentes generales y presidentes de instituciones autónomas y empresas mixtas, en las que el Estado tenga la mayor parte de las acciones, deben ser avaladas por la Asamblea Nacional. Este proceso completa la formalidad de su nombramiento y sin esta ratificación ningún director o gerente puede firmar decretos, cheques o planillas. Previo a la aprobación se debe haber revisado su hoja de vida y demás documentación por los diputados miembros de la Comisión de Credenciales y tras ratificarlo se pasa al pleno para que le den concepto favorable.

MARA RIVERA

————————–

————————–

PERCEPCIÓN DE ALGUNOS AMBIENTALISTAS

Hay que resaltar que ha sido consultor del PNUD acerca del TPC y del Programa de Desarrollo Sostenible del Darien con relacion a una hidroeléctrica. Igualmente, esta relacionado con el CEDIS y es miembro fundador de la Fundación Libertad… Ahora si nos la pusieron dificil!

Después de leer el currículum y de haberlo escuchado en su charla en el Smithsonian; después de advertir las políticas gubernamentales que ponen a un lado las consideraciones ambientales haciendo prevalecer el objetivo de desarrollo a cualquier costo. (Minería, desarrollo urbano, contaminación ambiental, etc. ¿Crees que puede liderizar la ANAM? ¿Crees que tiene la fortaleza para resistir las presiones dentro y fuera del gobierno?

Si ya las empresas mineras nos han llevado la delantera y han planteado su punto de vista en cuanto a las minería (todo bonito), nos están llevando la delantera y creo que la situación como se plantea necesitamos estar más unidos y convencidos de cuál es y será nuestro rol en el desarrollo del país con el panorama que tenemos.

Sin el ánimo de desinformar ni montar una cacería de brujas, a raíz de todo el revuelo que ha generado esta designación del señor Javer Arias, he podido conocer desde las mismas fuentes de donde supuestamente se genera la experiencia del Director designado, que más de la mitad de lo que expone en su hoja de vida ambiental es dudoso. Algunas de sus experiencias son parte de pasantías universitarias inconclusas, otros son proyectos de las instituciones para las que trabajó y no de su autoría como lo indica.

Lastimosamente toda la información que hemos recibido hasta la fecha nos la dan para que nosotros concluyamos y documentemos lo indicado, cosa que dificulta todo el proceso. Sin embargo más allá de lo que se puede demostrar, preocupa aún más la intención de fondo de instalar ante la ANAM una figura maquillada para luego sustentar posiciones que amenazan con retroceder en lo que se ha logrado, con mucha dificultad en el campo ambiental. Desde nuestra posición vamos a estar vigilantes de esta situación y si bien siempre con apertura al diálogo, no podemos dejarnos impresionar ante una fachada que de contenido tiene casi nada.

Teóricamente no puede ser administrador de ANAM ya que no tiene el perfil profesional para ello. Es un aberración siquiera pensar en este personaje para una entidad tan estratégica como lo es ANAM! Un libertario a ANAM. Sólo eso nos faltaba! Qué barbaridad!Yo espero que sea una broma. No se si estamos en los días de los inocentes.

Exploración minera en cerro Chorcha no tiene EIA

Exploración en cerro Chorcha no tiene EIA

Manuel Paredes LA PRENSA/Archivo

Mónica Palm
UNIDAD DE INVESTIGACIÓN
mpalm@prensa.com

Cuprum Resources Corporation realiza exploraciones mineras en cerro Chorcha, sin contar con un estudio de impacto ambiental (EIA) aprobado.

Algunas de estas exploraciones afectan dos áreas protegidas y de gran biodiversidad: el Bosque Protector de Palo Seco y la reserva forestal de Fortuna.

La Dirección de Evaluación y Ordenamiento Ambiental de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) indicó ayer que el EIA categoría I –el más laxo de todos, puesto que no exige consulta ciudadana– que Cuprum presentó en diciembre de 2008, está pendiente de aprobación.

Cuprum recién presentó el EIA, a pesar de que su concesión minera está vigente desde el 4 de abril de 2006. La concesión para explorar 24.2 hectáreas es por cuatro años, renovables.

La Alianza para la Conservación y el Desarrollo denunció ante la Anam que los trabajos de exploración los realiza la empresa Dominion Minerals Corporation, quien tiene un “acuerdo” privado con Cuprum para adquirir hasta el 75% del proyecto en cerro Chorcha.

El ejecutivo principal (CEO) de Dominion es Manuel José Paredes, quien, como viceministro de Comercio, entregó la concesión a Cuprum en 2006.

Trabajos en cerro Chorcha son ilegales

Mónica Palm
mpalm@prensa.com

La Alianza para la Conservación y el Desarrollo ha requerido a la Autoridad Nacional del Ambiente, que dirige la ministra Ligia Castro, que investigue las “exploraciones ilegales” que desarrollan Dominion Minerals y Cuprum Resources Corporation –una subsidiaria de Bellahaven Copper & Gold–, en la provincia de Chiriquí, y la comarca Ngöbe Buglé, específicamente, en el área de cerro Chorcha.

Estos trabajos de exploración mineral se dan en un área en la que confluyen el Bosque Protector de Palo Seco y la Reserva Forestal de Fortuna, detalló Ariel Rodríguez, secretario de asuntos ambientales de la Alianza.

“¿Cómo es posible que se realicen concesiones mineras en áreas prístinas, protegidas y frágiles en cerro Chorcha, sin haber realizado una evaluación estratégica de la política minera en Panamá, como lo manda la legislación ambiental vigente”, se preguntó Rodríguez.

En diciembre, Cuprum presentó un estudio de impacto ambiental, que Anam todavía no ha aprobado.

Hace un mes, Rodríguez solicitó a Castro que multara a los responsables de estos trabajos, que suspendiera cualquier actividad en el área y que solicitara una investigación por delitos ambientales al Ministerio Público. El biólogo no ha obtenido respuesta alguna por parte de Castro. Este diario tampoco pudo hablar con la ministra, pese a que se le dejaron dos mensajes.

————————-

ADEMÁS:  Revise los planes mineros en Cerro Chorcha

http://www.bellhavencg.com/inc/projects/cerro-chorcha/94-maps-cerro-chorcha.html
http://www.dominionminerals.com/Projects/Cerro/

Minera Petaquilla avanza y ANAM no actúa

A pesar de restricción, Petaquilla avanza

MINERÍA. Fotografías de la actividad del 7 de enero, cuando ya estaba vigente la restricción de Anam. LA PRENSA/David Mesa

Rafael E. Berrocal R.
rberrocal@prensa.com

Petaquilla Gold informó a sus accionistas que el proyecto minero en Panamá entró en la fase de pre-producción. Esto, a pesar de que la Autoridad Nacional del Ambiente le ordenó suspender los trabajos hasta que presente nuevos estudios.

La administradora de la entidad, Ligia Castro, dijo que esto puede ser causal para abrir un nuevo proceso administrativo contra la empresa.

LA MINERA INFORMÓ EN CANADÁ QUE HA ENTRaDO en la etapa de pre-producción y pruebas de equipo

Petaquilla continúa trabajos, a pesar de haber prohibición

La Anam advirtió que si la orden no está siendo respetada, se podrá abrir un nuevo proceso administrativo contra la compañía.

DESDE EL AIRE. En la fotografía tomada el 7 de enero, se observa el movimiento de maquinaria pesada en el área de la mina de Petaquilla Gold. LA PRENSA/David Mesa

Rafael E. Berrocal R.
rberrocal@prensa.com

Sin lugar a dudas, el desarrollo de la mina de oro de Petaquilla Gold en el distrito de Donoso, Colón, es uno de los casos más problemáticos que ha llegado a manejar la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

A pesar que está vigente desde diciembre pasado una orden para que la minera detenga todos los trabajos en la mina, hasta que presente los nuevos estudios de impacto ambiental complementarios, la compañía ha hecho caso omiso y mantiene equipo pesado trabajando las estructuras que serán utilizadas por el proyecto que busca extraer oro.

Nuevas fotografías aéreas de este diario muestran que hasta hace dos semanas había actividad en la “tinas de relave”.

La administradora de la Anam, Ligia Castro, señaló que la prohibición sigue vigente para Petaquilla, y que si la orden no está siendo respetada se podrá abrir un nuevo proceso administrativo contra la empresa.

Para poder seguirle los pasos de cerca a esta compañía, la Anam ha tenido que buscar la ayuda de empresas privadas con la tecnología especializada.

Esta semana, la Contraloría refrendó un contrato entre la Anam y la empresa ITS Consulting que se encargará de inspeccionar y analizar permanentemente el impacto que está causando el proyecto minero. Según Anam, esta contratación es necesaria, ya que ellos no cuentan con los laboratorios para seguir de cerca el impacto ecológico del proyecto.

La empresa contratada trabajará en conjunto con el laboratorio EnviroLab, donde se harán los análisis de suelo y aire, medida que busca identificar o evitar un desastre ecológico por contaminación de la mina.

En diciembre de 2008, la Anam le exigió a Petaquilla Gold la presentación de otros estudios de impacto ambiental, y el pago de una fianza por $14.3 millones para garantizar la reparación de los daños ambientales.

Aunque los representantes de Petaquilla Gold no hicieron comentarios sobre el avance de los trabajos a pesar de la restricción, un comunicado de la compañía publicado en Canadá señala que se encuentran haciendo pruebas de equipo y que el proyecto está en fase de “pre-producción”.

“La producción comercial a gran escala empezará en el año 2009”, sostiene el comunicado.

La empresa también anunció que está evaluando qué recursos puede interponer para impugnar las multas que le ratificó la Anam por 1.9 millón de dólares, como compensación por los daños ambientales causados a la fecha. Aunque la minera dijo a sus accionistas que está en disposición de resolver las adaptaciones que ha pedido Anam.

Administración Castro-Reyes es un caso perdido

Respuesta a ‘Pintada de Verde’

14 DE DICIEMBRE. Quisiera dar respuesta a algunas de las interrogantes que plasma Lina Vega en su columna (La Prensa 13/12/2008). Si bien pareciera existir una desconexión entre la reciente resolución que aprueba el EIA de Petaquilla y las declaraciones realizadas por un alto ejecutivo de la empresa, hay que aclarar que no existe tal confusión.

Los ejecutivos de empresas como ésta ya conocen muy bien que la presente administración de la Anam, dirigida por Ligia Castro y hábilmente asesorada en materia legal por Harley Mitchell Morán, ha hecho que nuestra legislación ambiental ya no valga nada. Solo hay que preguntárselo a los ejecutivos de AES que iniciaron los trabajos de construcción de la represa hidroeléctrica Chan 75 (Changuinola I) sin haber presentado sus estudios de reasentamiento poblacional, ni los inventarios de la fauna acuática del río Changuinola (todavía la UNESCO está esperando que le manden las medidas de mitigación para los peces y camarones migratorios).

Anam respondió con una pantomima de proceso administrativo que al final terminó condenando al ladrón no por haber robado y amenazado al dueño de la casa, sino por haber proferido insultos en contra del policía (y eso después de las muchas fotos que se tomaron juntos). Los inversionistas oportunistas que están llegando a Panamá ya saben el modus operandi de nuestro desgobierno y, por eso, no les importan las resoluciones, multas, reconsideraciones y otros artificios legales. Como ambientalistas, debemos cuidarnos de no quedar atrapados en las telarañas que teje la insigne prole del magistrado presidente ni mareados con el vaho alucinante del mercado internacional de créditos de carbono.

La administración Castro-Reyes ya es un caso perdido, y tal vez por eso haya algunos que ahora anden por Europa clavando palas con compañías madereras para ver si se aseguran una chamba para ellos o para su familia después de julio. En vez de perder el tiempo con estos nefastos personajes, propongo que acojamos la sugerencia hecha por Fernando Manfredo hace ya casi un año y que les pidamos a todos los candidatos presidenciales que expongan sus programas ambientales ante las organizaciones de la sociedad civil. ¡Así por lo menos no podrán decir que yo no fui!

Osvaldo Jordán

Zambrano y Castro nightmare

EL MALCONTENTO

Petaquilla’s nightmare

Paco Gómez Nadal
paco@prensa.com

De algo me ha servido el error. Mi madre me dice: “hijo, no seas tan negativo, no te metas siempre con esos funcionarios”. Algunos lectores reaccionan con emoción cuando un atisbo de esperanza se cuela por las rendijas de mis artículos. Leo en las revistas de las líneas aéreas artículos que estimulan el pensamiento positivo, la buena energía. Y, fíjense, que lo intenté. La semana pasada, animado y dispuesto, escribí desde lo positivo, emocionado ante la “nueva” actitud de la Autoridad Nacional del Ambiente. He aprendido de mi error. Al igual que las personas no cambian fácilmente de ideas o formas, las instituciones alcanzan proporciones paquidérmicas en esto de las mudanzas.

Conclusión: debo pedirle a La Prensa que borre de sus archivos El Malcontento de la pasada semana y a ustedes que me perdonen ese pequeño y tan humano error.

Ligia Castro no me ha decepcionado. Su equipo tampoco. Nos llegó a engañar al multar a Petaquilla por comenzar su tarea de deforestación y destrozo sin el estudio de impacto ambiental (EIA) aprobado. Unos días después, el 26 de noviembre, ella y Bolívar Zambrano estampaban su firma sin pudor en el EIA de Petaquilla aprobándolo sin pudor. Ni siquiera han disimulado, dando un poquito más de tiempo para que nos creyéramos el cuento. Todo es legal, por supuesto. La Anam cumple con la legalidad, pero es tan inmoral que produce arcadas y escalofríos.

El caso de Petaquilla confirma así que los intereses privados siempre ganan en este país, que el Gobierno es una firma mercerizada que da servicios de cobertura legal a los inversionistas sin escrúpulos, que el ya deforestado país que heredamos no tiene vuelta atrás. En Panamá hay un mito sobre la biodiversidad y la riqueza natural del país. Es un mito claramente urbano. Si usted ve un mapa de la cobertura boscosa de nuestro territorio probablemente se le salten las lágrimas. Y por eso, cada atentado contra el medioambiente es especialmente grave porque es morderle un pedazo a este escuálido cake de la naturaleza. En el Amazonas se calcula que cuando el 50% de su masa haya sido diezmada, ya no habrá vuelta atrás para ver esa selva convertida en sabana. Panamá ya pasó hace tiempo ese porcentaje y usted y yo estamos instalados en el cemento hablando de un país verde inexistente y con proyectos como Petaquilla que certifican la defunción. ¿Cómo pueden dormir los funcionarios de la Anam? ¿Cómo pueden seguir hablándole a sus hijos sin sentir vergüenza? Es evidente que la laxitud moral de nuestro tiempo postmoderno anidó bien en instituciones como esta.

Lo que se ha permitido, y se permite cada día, en Panamá provoca luego los eufemísticamente llamados “desastres naturales”. Si se dan cuenta en Darién llueve igual o más de lo que lo ha hecho ahora en Bocas, en Chiriquí o en Colón, pero no se ha producido ningún desastre natural. Todavía queda allá cobertura boscosa, y cuencas hidrográficas sostenibles (como lo es la naturaleza no intervenida). Las terribles consecuencias de las lluvias de estos días no son un “desastre natural”, sino la herencia de unos ríos intervenidos, de unos bosques diezmados y de un ordenamiento territorial basado en el caos.

Ahora, el mismo Estado que no ha ejercido sus funciones a cabalidad, le pide a los ciudadanos que sean solidarios con los damnificados, que lleven bolsitas de arroz a los centros de acopio. ¿No es ese su papel? ¿No deberían servir nuestros impuestos para esto? No, mientras estos días veía en medio de la noche trabajar en la cinta costera con la maquinaria más moderna, me imaginaba las tortuosas labores en las zonas inundadas, sin medios suficientes, apelando al voluntarismo y al patriotismo de funcionarios y ciudadanos. La solución es poner a Ligia Castro al frente del operativo, con un poco de suerte podría comprobar de primera mano las consecuencias de los proyectos cuyos EIA ella ha aprobado sin dudarlo.

[C. encuentra una declaración de 1987 de la Conferencia Mundial para el Medioambiente en la que se define la sostenibilidad como “el desarrollo que satisface las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Nada parecido a la realidad, un cuentito de ciencia ficción].