Debemos rechazar a todos los candidatos

Voto ecologista sin candidato

Por Ariel R. Rodríguez V.

Biólogo y Ecologista

No hay dudas que la corrupción urbanística blanca se institucionalizó en el Ministerio de Vivienda con Balbina Herrera como ministra del Gobierno de Martín Torrijos y que a su vez era la continuación del legado de la administración Arnulfista de Mireya Moscoso, donde hoy están en juego verdaderas joyas de bosques de rica biodiversidad de las áreas revertidas y el ordenamiento y respeto al espacio urbano amplio que era un ejemplo de buen urbanismo en un país tropical.

Los ministros de vivienda en 10 años realizaron decenas de cambios de zonificaciones ilegales que afectaron grandemente el urbanismo y la naturaleza de las áreas revertidas y de la propia ciudad de Panamá con los resultados de hacinamiento de concreto y congestionamiento vehicular que hoy vemos por todos los rincones de la ciudad. Hoy los bosques revertidos de Colón y la ciudad de Panamá están siendo destruidos sistemáticamente y otros están en el filo de navaja porque especuladores con influencias en los gobiernos de turno han logrado importantes avances en tomárselos para su propio usufructo y beneficio! En un país realmente civilizado esto sería un escándalo de corrupción.

Por tanto, jamás podría votar para Presidente por personas con prontuario de corrupción e ignorancia manifiesta. Prueba de esta corrupción es que desde hace seis meses, todos los días hábiles una decena de magníficos ciudadanos están gritando con un megáfono frente la Corte Suprema para denunciar las pillerías de Balbina y de los ministros de Mireya Moscoso que para colmo, estos actos ilegales del MIVI fueron legalizados con una ley aprobada en la madrugada del 31 de diciembre de 2006 y donde a su vez un par de magistrados suplentes que no respetan la Constitución de la República de Panamá avalaron con un fallo tal corrupción blanca. Como se ve es una pirámide de corrupción mejor organizada que la de Murcia!

Ante este escenario, que es un ejemplo, de las mil maravillas de corrupción que a diario ocurren en la administración pública donde lesionan los caros intereses y el patrimonio nacional, vemos que aparece en la escena de la tragicomedia de la política panameña un nuevo personaje con muchas canas acumuladas y vientre abultado por efecto de los cómodos escritorios burocráticos de la patria vieja y de la patria Arnulfista que ha usufructado. Este personaje se llama Ricardo Martinelli. Cuyo nombre me da escalofríos de miedo y su rostro de vallas me inspira preocupación por la patria y los recursos naturales que están en juego. Es un hombre que a fuerza de su egomanía, chequera, engaños y cinismo pretende ser Presidente de Panamá. Recuerdo hace un par de años cuando este candidato dijo que los Estudios de Impacto Ambiental eran un obstáculo al desarrollo! Hoy dice sin sonrojarse, ni tener idea remota de lo que su promesa implica, que hará una carretera de Colón a Rambala en Bocas del Toro!

Como ecologista rechazamos de plano a los dos candidatos punteros que el pueblo panameño ingenuamente está seleccionando, ya que son una amenaza peligrosa y arbitraria al sistema ecológico y democrático nacional, ya que sin haber llegado al Palacio de la Garzas , han demostrado ser arbitrarios en sus actos y palabras y sin información suficiente han avalado en otras cosas en sus discursos electoreros la venta y titulación de los espacios de islas y costas que son patrimonio constitucionalmente establecido para todos los panameños, la promoción de hidroeléctricas sin importarles que daños ecológicos causan y sin importarles la suerte de la gente que es perjudicada con estos proyectos y la destrucción de lo que queda del corredor biológico del Caribe Panameño. Ambos son  supremamente ignorantes de la dimensión ambiental y sus efectos sociales, y esto es inadmisible en candidatos presidenciales del siglo XXI.

Nuestro voto será de rechazo a todos, porque los otros dos candidatos tampoco cumplen el perfil deseado del presidente de Panamá requerido en el siglo XXI y donde no han demostrado mayor liderazgo en ningún plano en esta contienda que no discute propuestas porque no tienen y porque están rodeados de gente vieja con esquemas de pensamiento viejos y carentes de discurso progresista y ecologista informado. Si tuvieran plataformas políticas serias, no tendrían que estar haciendo a última hora un supuesto plan de gobierno que no cumplen.

Votamos en blanco e insto a todos los panameños a rechazar a estos arribados de la nada, en las elecciones del 2009 para que tengamos moral de argumentar, solicitar, mejorar y exigir el mejor rumbo ambiental basado en ciencia, principios, ética y valores que mejoren la legislación ambiental existente y el manejo adecuado de nuestro rico patrimonio natural en función del bienestar común de cara a las presentes y futuras generaciones.

Anuncios

Martinelli y Balbina también quieren parte del pastel de islas y costas

Nos parece surrealista que el Diputado Pedro Miguel Gonzales a quien algún interesado le compró la Ley 2 -Insular- de 2005, que concesiona y vende nuestras costas e islas a consorcios para la especulación inmobiliaria, nuevamente pero ahora en compañía de candidatos presidenciales como Ricardo Martinelli y Balbina Herrera estén arrebatándonos al mejor estilo de Pedro Navaja, al filo de la navidad y año nuevo de 2008 las costas e islas del dominio público para convertirlo en dominio privado titulado con las consecuencias negativas sociales y ambientales que esta ley provocará.

Intereses creados y unidos por  un fin innoble que le hace daño al pueblo panameño que no tiene propiedades en las costas y islas.

Los políticos yerran cuando unen intereses creados para fines innobles que le hacen daño al pueblo panameño sin lugar a dudas. No respetan ni la Constitución!

¿Qué se espera bajo un régimen privado total en nuestro sistema insular  y  playas del país?  El libre albedrío destruirá poco a poco nuestro entorno costero e insular como cuando células cancerígenas arriban a un órgano sano.  Igualmente bajo el principio de propiedad privada muchas playas serán dominios privados, ya que buscarán la forma de hacerla inaccesible al uso público. En países que aman sus costas se le impide a los nacionales vender sus tierras a extranjeros  y grupos latifundistas como medio de asegurar dominio nacional y público de estos bienes de todos. En Panamá estamos haciendo todo lo contrario y ya podemos augurar quienes serán los dueños finales de nuestras costas.  No hay que irse muy lejos para ver como esto ocurre actualmente en la Isla Flamenco, donde usted no tiene permitido el acceso a playas que ahora son propiedad de facto del Señor Pineiro.

Todos estos sujetos políticos que están proponiendo este robo al país merecen nuestro repudio y rechazo por ser unos vendepatrias de la peor calaña.

La presencia de políticos y empresarios de todas las corrientes o tendencias indica que en asunto de repartición de bienes del país no existe ninguna diferencia. Desde la extrema fascista hasta rateros han aparecido en la Asamblea para apoyar al poco querido Pedro Miguel Gonzales para que concrete la venta del patrimonio inalienable de la nación panameña!

Qué naúseas tenemos de lo que estamos observando con los diputados y  con los candidatos presidenciales que evidentemente su norte lo marcan sus propios intereses con cero compromiso con el país.  Qué país sin gente buena  y virtuosa para gobernar!

Le recordamos a estos políticos el artículo 258 y el primer parágrafo de la Constitución Política de Panamá donde se indica lo siguiente:

Pertenecen al Estado y son de uso público, y por consiguiente, no pueden ser objeto de apropiación privada:

1. El mar territorial y las aguas lacustres y fluviales, las playas y riberas de las mismas y de los ríos navegables, y los puertos y estéreos. Todos estos bienes son de aprovechamiento libre y común, sujetos a la reglamentación que establezca la Ley.

Por favor respeten a este mancillado pueblo y su derecho a tener playas con servidumbre. Más del 90 de la población panameña, que NO vive, ni tienes propiedades a orillas del mar o en islas también tiene derecho a usar el dominio público como son sus playas e islas para esparcimiento, relajación y cualquier uso que a bien tenga.

Burica Press

————————–

Ejemplo de abusos sin Ley de Privatización de Islas y Costas

Red Frog Beach privatizó de facto el paso de transeuntes por los caminos reales del Istmo de la Isla Bastimentos

Red Frog Beach privatizó de facto el paso de transeuntes por los caminos reales del Istmo de la Isla Bastimentos

ENCUESTA SOBRE ESTE TEMA

—————————————————

Avanza venta de islas

PRIMER DEBATE. Balbina Herrera asistió ayer a la Asamblea para respaldar la propuesta de ley. LA PRENSA/Jorge Fernández

leonardo flores
lflores@prensa.com

La propuesta de ley que permite la venta de islas y costas, mediante la titulación a quien tenga derechos posesorios, fue aprobada ayer en primer debate por la Comisión de Hacienda.

El proyecto, que fija en 6 dólares la hectárea, pasó al pleno, que reanuda sesiones el próximo lunes.

Ley de venta de islas entra a segundo debate

Se trata de una iniciativa que da luz verde a los que tienen derechos posesorios para que titulen las tierras en áreas de costas e islas.

leonardo flores
lflores@prensa.com

El polémico proyecto de ley que busca titular las islas y costas del país fue aprobado ayer, de forma unánime, por cinco de los siete miembros de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Nacional presentes en el debate.

Tras la aprobación en segundo debate, los diputados acordaron, igualmente, pedir al pleno legislativo que le dé al proyecto la categoría de “urgencia notoria”, es decir, que la discusión pase a los primeros puntos del orden del día.

El informe de la subcomisión, que fue avalado en su totalidad por la comisión, establece que el precio para la adjudicación de los derechos posesorios que realice cualquier persona natural o jurídica será de seis dólares por cada hectárea. En aquellos lugares en donde no haya derechos posesorios, la adjudicación estará sujeta a los procesos de contrataciones públicas.

Además, determinó que la Dirección Nacional de Reforma Agraria del Ministerio de Desarrollo Agropecuario será la institución que se encargue de adjudicar de forma definitiva las tierras costeras. El documento aprobado declara el territorio insular área de desarrollo especial, por lo que se autoriza la titulación de dichas tierras.

Al debate asistió Salo Shamah de la campaña de Ricardo Martinelli, quien considera que la ley va dar seguridad jurídica a aquellas personas que ostentan pacíficamente un derecho posesorio.

Sin embargo, abogó porque la titulación sea totalmente gratis y sin demoras. Otra que se manifestó a favor del proyecto fue la candidata presidencial del oficialismo, Balbina Herrera.