Nuevo libro: Árboles de los bosques del Canal de Panamá

Nuevo libro: Árboles de los bosques del Canal de Panamá

Ciudad de Panamá. Burica Press. 15 de diciembre de 2008. Unas 210 especies de árboles de los bosques del Canal de Panamá están debidamente catalogados e ilustrados en el nuevo libro del investigador botánico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) y mayor experto en dendrología de la flora canalera, Rolando Pérez Mendieta en su libro titulado Árboles de los bosques del Canal de Panamá.

En su portada y contraportada el libro está ilustrado con el árbol nacional, Sterculia apetala, conocido como árbol Panamá.

Le preceden a este libro las publicaciones de Thomas Croat con su obra la Flora de la Isla de Barro Colorado en 1978 y Catálogo de las Plantas Vasculares de Panamá, editado por Mireya Correa, Carmen Galdames y María Staff de la Universidad de Panamá y del STRI respectivamente.

A diferencia de las anteriores publicaciones la obra del científico Pérez es la sencillez con la que fue presentada la información técnica del libro, de tal manera que puede ser una obra referencial tanto para científicos como para el público en general.

Según los críticos esta obra científica es una joya de la dedicación y la experiencia de un botánico amante de las plantas. El autor ha sido investigador por más de 20 años del Centro de Ciencias Forestales del Trópico que opera desde el STRI. Rolando Pérez Mendieta se graduó de Biólogo con especialidad en Botánica en la Universidad de Panamá en 1992.

De acuerdo a Eldredge Birmingham, Director del STRI, el libro de Rolando Pérez concreta un trabajo de más de cien años de estudios de muchos investigadores en los bosques de esta zona.

Parque Internacional La Amistad: Pasaje a la destrucción

Lamentablemente a ANCON se le olvidó mencionar en el video que la más graves amenazas al Parque Internacional La Amistad, no son ninguna de las que dijeron. La más grave amenaza a la biodiversidad del PILA lo representan la construcción de las grandes represas para hidroeléctricas planteadas en la Cuenca  media del Río Changuinola, cuya densa red hidrográfica nace  completamente en el PILA.  Todo ente científico que estudie la situación ambiental en el área lo vería. Así lo acaba de indicar la propia UNESCO entre otras entidades.

No hay peor ciego que el que no quiere ver y se avala por acción u omisión proyectos hidroeléctricos de tal envergadura que irremediablemente causarán graves daños ambientales y a la biodiversidad del PILA. Qué pena no ver lo más obvio, lo cual indica la poca seriedad de un documento fílmico que debió ser una producción científica y no propagandística.  Ojalá ninguna empresa interesada en tomarse las aguas del Río Changuinola agua haya sido patrocinadora de este video.

Será que en Panamá doblegarán a todo el mundo y los comprometerán a avalar la destrucción sistemática del país so pretexto de desarrollo!

Qué débiles somos antes los embates de la influencia del poder económico, el tráfico de influencias, la corrupción y el juego vivo!

Por eso es que el país anda como anda.

Burica Press

——————————————-

Parque Internacional La Amistad: Pasaje a la Biodiversidad

La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) presentó una muestra del Documental “Parque Internacional La Amistad: Pasaje a la Biodiversidad”, que contiene material inédito sobre las realidades de este Sitio de Patrimonio de la Humanidad. Este documental presenta aspectos de su historia, sus amenazas y las acciones para su conservación. Luego de que un grupo de expertos y conocedores de la biodiversidad realizaran una gira de más de unasemana en donde entraron al corazón del Parque Internacional La Amistad (PILA) para reflejar su realidad.

El lanzamiento de esta muestra de este documental se realizó recientemente en el Teatro Anita Villalaz – Las Bóvedas, dentro del marco del Festival Arte por la Tierra, en celebración del mes de los Océanos. El PILA forma parte del área núcleo de la Reserva de la Biosfera La Amistad Y es considerado como Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad desde 1990. ANCON fue el catalizador para la creación de este Parque Nacional. Además de ayudar a la construcción de los primeros puestos de vigilancia y albergues dentro de la reserva, al igual que en la demarcación inicial de los límites del parque y en la entrega del equipo básico a los guardaparques.

El PILA protege en Panamá la mayor extensión mejor conservada de bosques del Corredor Norte de Talamanca – Bocas del Toro, que es la principal conexión biológica entre Costa Rica y Panamá. Sin embargo, esta área protegida se considera amenazada por la inmigración humana, la colonización y el avance de la frontera agrícola, especialmente por actividades relacionadas a la expansión ganadera y agrícola. Estas amenazas incluyen la deforestación que causa pérdida de hábitat de especies silvestres. Con la creación del parque en 1988 se inician los esfuerzos de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) con el apoyo de ANCON por controlar la colonización y expansión de la frontera ganadera y agrícola.

El logro más notable en la búsqueda de actores locales a favor del PILA se alcanza con el apoyo a la creación de la Asociación de Finqueros Conservacionistas de la Reserva de la Biosfera La Amistad (AFINCOREBA), integrada por personas de origen latino e indígena que poseen tierras bajo uso ganadero y cobertura boscosa dentro del PILA, y que entre sus principales objetivos está el contribuir a la conservación de la biodiversidad en sus fincas y áreas vecinas. De igual manera cinco comunidades indígenas Ngäbe asentadas dentro del parque y en su zona de amortiguamiento, se organizan para sumarse a los mismos esfuerzos. En sus propósitos ambos actores locales han propuesto sus propios Planes Estratégicos para la Conservación del PILA, como instrumento que dirige sus acciones de protección y desarrollo sostenible y así contribuir conjuntamente con la ANAM y ANCON en las metas de conservación de esta importante área protegida.

Fuente: Periódico Ambiental Génesis, Año 1. Septiembre de 2008.

Día Mundial de la Biodiversidad: ¿qué valor tiene para Panamá?

EL VALOR DE LA NATURALEZA.

Día Mundial de la Biodiversidad: ¿qué valor tiene para Panamá?

Azael Barrera
opinion@prensa.com

La noche del pasado miércoles, en vísperas del Día Mundial de la Biodiversidad, que se conmemoró ayer, 22 de mayo, tomé una pausa entre tantas llamadas relacionadas con la serie de desastres jurídico–ambientales que se destapan en nuestro país. Reflexionaban si nuestras autoridades realmente saben el valor de la biodiversidad que se cobija, en peligro, frágil y tímida, pero hermosa y única aún, en nuestros bosques, ríos, montañas, costas e islas.

Tantos crímenes impunes contra nuestra biodiversidad nos asfixian, y pensar que apenas comienzan, a costa del mal llamado «desarrollo». Tanto se habló, tanto se escribió desde aquella pre conferencia en Bali, y luego en la conferencia mundial, en Johannesburgo, y en otras reuniones internacionales, que Panamá era un centro de desarrollo sostenible, etcétera, etcétera y más etcéteras.

Pero, ¿qué han hecho nuestras autoridades en los últimos cuatro años? A saber: poner en peligro nuestra calidad de vida, seguridad biológica y alimentaria; el balance climático, al vender los bosques para torres que serán muros que impedirán el paso de las aves, los manglares para crear campos de golf, promover la venta de tierras cultivables para resorts; cambiar las granjas sostenibles por bonos o bolsas que no compiten; otorgar, a diestro y siniestro, permisos a las mineras, oleoductos, e hidroeléctricas que venderán sus minerales, petróleo y energía en otras fronteras y repartirán los dividendos fuertes en otras latitudes o para jugárselos en la especulación energética que pronto nos hará pagar cinco dólares por galón de gasolina.

Por si fuera poco, se le rinde pleitesía a los promotores que usurpan nuestro pabellón nacional para convertirlo en isleta artificial con mansiones, torres de lujo y casinos para extranjeros, porque en ningún otro país se lo permitirían, solo aquí.

Nuestras autoridades firman cuanta convención o tratado de protección de la biodiversidad le ponen por delante, al tiempo que se pasean dictando discursos insustanciales pero, contradictoriamente, aprueban estudios de impacto ambiental mediocres, defectuosos y de menor categoría a la que corresponde, porque están hechos a la medida de las ganancias de los proyectos de «desarrollo» y no de la genuina protección a la biodiversidad.

Los mal llamados «desarrollistas» aprovechan cada oportunidad para asustar al pueblo: ¡cuídense de esos ambientalistas, quieren detener el «desarrollo» y los dejarán sin trabajo! Quienes pregonan esto, jamás entenderán lo que es el desarrollo sostenible que respeta la biodiversidad y que, por ende, respeta la vida, al ser humano, a la naturaleza y que promueve empleos dignos, no «maquiladoras» de edificios, de madera o de minerales. Triste futuro de los obreros del mal «desarrollo». Están depredando hoy el futuro y los recursos de vida digna de nuestros hijos y nietos.

Protegiendo nuestra biodiversidad, protegemos nuestro futuro y nuestra dignidad como nación, que cada día se vende más y más a favor del mal «desarrollo». Si todos los que se dicen conscientes de ese futuro, no despiertan y levantan su voz, bien alto, para proteger nuestra biodiversidad, mañana no habrá nadie que levante su voz para protegernos.

El autor es residente de las áreas revertidas

La construcción amenaza para la biodiversidad

ANTONIO VERCHER NOGUERA.

Sector construcción, potencial amenaza para la biodiversidad

El fiscal ambiental de España emitió sus consideraciones sobre el panorama local.

LA PRENSA/Ana Rentería
delito. Vercher informó que en 2006 se abrieron 4 mil investigaciones en España por tema ambiental.

José Arcia
jarcia@prensa.com

El fiscal de Ambiente de España, Antonio Vercher Noguera, quedó impresionado con la biodiversidad de flora y fauna de Panamá, pero también mostró preocupación.

El auge inmobiliario que experimenta el país lo empezó a vivir España en la década de 1960 con consecuencias ambientales. «Mucha biodiversidad desapareció a medida que se desarrollaba el sector de la construcción», recordó.

Se empezaron a construir resorts y hoteles en áreas de ecosistemas frágiles, pero con características naturales «apetecibles» para los inversionistas, contó Vercher. «Una burbuja que determina qué construir y dónde construir», así lo describió.

Vercher estuvo en Panamá a principios de abril como expositor en el seminario «Instituciones de derecho ambiental» organizado por la Autoridad Nacional del Ambiente y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. El seminario fue dirigido a jueces y fiscales para actualizarlos en la legislación ambiental vigente.

Normas jurídicas que en España también fueron motivo de análisis en la década de 1960.

En esa época –sostuvo– había disposiciones, pero no protegían el medio ambiente como tal, sino a patrimonios de la naturaleza. Citó como ejemplo, leyes de pesca y de caza que buscaban regular estas actividades para hacerlas sostenibles y que existían desde la década de 1950.

El panorama cambió a finales de la década de 1970. Vercher señaló que con la Constitución de 1978, la protección al medio ambiente quedó en rango constitucional y también se estableció la necesidad de hacer uso del derecho penal para proteger la naturaleza.

En el ambiente local, el fiscal estimó que Panamá tiene mucho que perder si no se toman los correctivos a tiempo.

Habla de fortalecimiento de las normas que preservan el medio ambiente y de lo urgente que resulta unir esfuerzos en la lucha ambiental. Luchas que en España surgieron de manera fragmentada en la década de 1970, pero que ahora han cambiado, según el fiscal. «Vemos que los grupos ecologistas se están unificando».

Se han dado cuenta de la fuerza que tienen y se han convertido en «grandes colaboradores» de la justicia, dijo. «Presentan denuncias bien fundamentadas», agregó.

Vercher consideró que Panamá va por un buen camino al tener el tema en debate. «El problema es cuando no hay nada o no hay deseos de discutir estos aspectos».

Lanzan mensaje del Día Internacional de la Diversidad Biológica 2008: Biodiversidad y Agricultura

Lanzan mensaje del Día Internacional de la Diversidad Biológica 2008: Biodiversidad y Agricultura

Burica Press, 6 de abril de 2008.

D�a Internacional de la Diversidad Biológica

La Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica ha anunciado el lanzamiento de su página web en conmemoración del Día Internacional de la Diversidad Biológica 2008. La celebración del Día Internacional para la Diversidad Biológica 2008 a celebrarse el día 22 de mayo, pretende dar a conocer la importancia de la agricultura sostenible, no sólo para preservar la biodiversidad, sino también para garantizar la seguridad alimentaria mundial, mantener la agricultura de subsistencia, y mejorar el bienestar de la humanidad en el siglo 21 y en el futuro.

El mensaje del Secretario Ejecutivo Ahmed Djoghlaf con ocasión de esta importante fecha ha indicado el siguiente mensaje que reproducimos textualmente:

«Los cereales, las verduras y las frutas cultivados por todo el mundo dan testimonio de la ingeniosidad de los agricultores para obtener de los ecosistemas alimentos nutritivos. La diversidad biológica es el fundamento de su éxito. Pero esa misma diversidad biológica se está perdiendo a un ritmo sin precedentes. En los pasados 50 años, los seres humanos han alterado los ecosistemas, con más rapidez y con mayor amplitud que en cualquier otro período de la historia de la humanidad. Por cierto, una mayor superficie de la tierra ha sido transformada en terrenos de cultivo durante el medio siglo pasado que durante la totalidad de los dos siglos anteriores. Estas transformaciones no han podido menos de tener un impacto en los ecosistemas y en sus servicios de los que depende la vida sobre el planeta. El 60% de los servicios de los ecosistemas ha sufrido un deterioro como consecuencia de actividades humanas. El triste resultado es que el reto más serio para la raza humana es el de alimentar a una población en aumento que cada vez en mayor número emigra a las ciudades y se enfrenta a los impactos combinados del cambio climático y de la pérdida sin precedentes de la diversidad biológica.

Los episodios muy recientes de condiciones meteorológicas extremas sumados al cambio climático han contribuido a lo que el Secretario General de las Naciones Unidas el Sr. Ban Ki-Moon ha denominado “la nueva fisonomía del hambre en el mundo” debido a la emergencia de los “nuevos hambrientos”. Los precios de los alimentos de primera necesidad—trigo, maíz, arroz—están por las nubes, y las reservas mundiales de alimentos son más escasas que nunca. El rendimiento de las tierras de secano pudiera disminuir en África sub sahariana en un 50 por ciento al año 2020, como consecuencia del cambio climático.

Según lo afirma el Programa Mundial de Alimentos (PMA) este es el motivo de que “la escasez de alimentos sea la crisis más grave que se cierne amenazadora en el mundo”. Por primera vez en su historial, el PMA lanzó un llamamiento extraordinario de emergencia debido a una crisis generada por el mercado. Al año 2050, el mundo tendrá que alimentar a una población de 9 mil millones de habitantes, un 50 por ciento más que hoy en día. Las dos terceras partes de la humanidad vivirá en las ciudades y no en zonas rurales y, según lo indicó el Sr. Jacques Diouf, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), 150 ciudades serán pronto testigos de un crecimiento de su población que iguale e incluso supere a la de Nueva York. Aunque las ciudades ocupan solamente el 2,8 por ciento de la superficie de la Tierra, sus moradores utilizan el 75 por ciento de los recursos naturales del planeta.

Para afrontar esos desafíos sin precedentes se requieren esfuerzos superiores y concertados en todos los niveles de la sociedad con miras a aplicar efectivamente los tres objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Se apela a la comunidad internacional a duplicar sus esfuerzos para lograr al año 2010, Año Internacional de la Diversidad Biológica, la meta de reducir sustancialmente el ritmo de pérdida de la diversidad biológica y para adoptar un régimen internacional de acceso a los recursos genéticos y participación equitativa en los beneficios provenientes de su utilización.

La celebración del Día Internacional de la Diversidad Biológica coincide este año por primera vez con la reunión bienal de la Conferencia de las Partes en el Convenio. Esta importante concurrencia de la familia de la diversidad biológica aquí en Bonn, con ocasión de la Cumbre sobre la diversidad biológica de Bonn, ofrece una oportunidad inigualable de intensificar, mediante acciones concertadas, nuestros compromisos colectivos e individuales, como ciudadanos del mundo, de proteger la vida sobre la Tierra en beneficio de las generaciones actuales y futuras. No defraudemos a las generaciones venideras. No frustremos nuestras mutuas aspiraciones. Les deseo una inolvidable celebración.»

————————–

Vea aquí el texto completo original en pdf: http://www.cbd.int/doc/speech/2008/sp-2008-05-22-ibd-es-es.pdf