Ecologista desmiente al gobierno panameño

Ecologista desmiente a Dany Kuzniecky

Panamá, Burica Press, 25 de marzo de 2007

El ecologista y biólogo Ariel Rodríguez rechaza la campaña mediática antiética del gobierno panameño, que intenta hacer ver que la demanda energética del país está cerca de su capacidad instalada, hecho que según el denunciante está totalmente alejado de la verdad. Indicó que en relación a una nota aparecida en La Prensa y en otros medios diciendo que “se registró una demanda de mil 50 megavatios y la capacidad disponible es de mil 296.” no es correcta, ya que no es lo mismo hablar de capacidad instalada que capacidad disponible y tampoco es ético no aclarar que gran parte de la demanda es energía que Panamá está exportando y no es mayor consumo nacional.

Indicó el ecologista que “el pasado martes 18 de marzo se alcanzó el último récord, hecho que si es cierto, pero lo que no dice nadie, ni lo aclara el gobierno nacional es que ese mismo día hubo una exportación neta de más de poco menos de 700 megawatts, lo que indica que realmente el consumo de Panamá no fue ningún récord. Es la suma adicional de exportación la que hizo crecer la demanda en las horas pico de demanda en Centroamérica, la cual es similar a la de Panamá. El consumo de energía lo dispara el uso de aires acondicionados, no los focos de cada rancho de Panamá. Eso el gobierno lo sabe muy bien y no lo aclara en lo absoluto.”
Por tanto, sin tener la cifra oficial de ayer que alcanzó, según el gobierno nacional la nueva cifra de 1,050 MW, “sería importante separar cuantos MW fueron enviados a Centroamérica y asi tendríamos un dato real del consumo nacional que tiene un promedio semanal de 700 MW/Hora, y Panama tiene una capacidad instalada superior a los 1500 MW y no de 1296 MW como indicó el Gobierno ayer”.
Según el ecologista Rodríguez el gobierno con el afán de promover los proyectos hidroeléctricos está intentando manipular la opinión pública que no maneja estos datos de energía.
“En los próximos cinco años la capacidad instalada estará por encima de 2000 MW, independientemente que no se construyan las hidroeléctricas que impulsa el gobierno con el sector privado”, argumentó. Adicionalmente indicó que la otra gran mentira del gobierno es la de hacer ver que el precio de la energía bajará con más proyectos hidroeléctricos, cuanndo en realidad saben que los precios se regirán por el precio internacional del petróleo, a menos que modifiquen la ley de privatización de los generadores de energía en el país.
“El gobierno nacional sabe que los ecologistas han descubierto un gran fraude y manipulación de la comunidad panameña en el asunto de cifras de energía para hacer ver escasez donde no la hay, con el único propósito de seguir promoviendo la construcción de decenas de hidroeléctricas, que todo mundo sabe en Panamá que es un gran negociado donde están involucrados desde exdirectores de la Autoridad de los Servicios Públicos, miembros del gobierno nacional y la clase empresarial tradicional de este país, que con sus influencias están ayudando al gobierno a mentirle al pueblo. De allí el contubernio montado y la campaña bien orquestada con tal de seguir engañando a este noble pueblo”, acotó el ecologista Rodríguez.

Sigue propaganda engañosa del gobierno para favorecer hidros

El gobierno nacional de manera unilateral y violando la ley trata de imponer proyectos hidros, sin una Evaluación Ambiental Estratégica, ya que el rumbo propuesto sólo es para favorecer proyectos hidros que tanto daño le causa a los ríos, a la biodiversidad, al ambiente en general y a los pueblos campesinos e indígenas que viven asociados a sus ríos.

En todo este proceso de promoción oficial para favorecer inversiones privadas para exportación de energía, pierde el país y su gente. Usar fondos públicos para favorecer intereses privados es corrupción.

La Comisión Energética Nacional no ha incluido grupos independientes de consumidores, ni ambientalistas y eso es a propósito con tal de no destapar la gran mentira que nos venden todos  los días en los diversos medios con el tema de energía en el cual Panamá está en superávit comprobado.

Lo que verán a continuación es justo una campaña mediática que evidentemente hay que ignorar y rechazar.

Burica Press

——————–

Se necesita energía Proyectos hidroeléctricos detenidos en Panamá


Redacción
redaccion@elsiglo.com

 

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) ha destacado que en Panamá existe un crecimiento de la demanda eléctrica del país y en la actualidad se requieren de nuevas inversiones para la generación de energía a través de fuentes nuevas y renovables.

Víctor Urrutia, administrador de la ASEP, señaló que para enfrentar las demandas energéticas de los próximos años, el país cuenta actualmente con una fuerte inversión en materia de hidroeléctrica.

Según el presidente de la Secretaría de Energía, Dani Kuzniecky, el Gobierno Nacional le ha prestado atención al tema energético, implementando acciones para explotar los recursos sostenibles y atraer inversión extranjera, a través de las hidroeléctricas.
Para Urrutia, lo que se busca con la actividad de las empresas hidroeléctricas, es la participación y desarrollo sostenible de las comunidades y la conservación del ambiente y su entorno.


Proyectos detenidos

Los inversionistas en materia de energía eléctrica han asumido el reto de invertir en el país. Pero, recientemente, un grupo de promotores de proyectos hidroeléctricos cuestionó la demora y retraso que mantiene la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en la aprobación y consecución de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA), para el desarrollo de sus obras.


Según el jefe de Asesoría Legal de la ANAM, Harley Mitchell, existe demora en la aprobación de los estudios de impactos ambientales, debido a la falta de información completa, por parte de los promotores.


De acuerdo con el administrador de la ASEP, Víctor Urrutia, la ANAM está haciendo su trabajo para garantizar que se desarrollen a corto y mediano plazo aquellos proyectos hidroeléctricos que permitirán contrarrestar la demanda energética.


Ambientalistas en pie de guerra

Otro obstáculo que han encontrado algunos inversionistas, es la oposición de los grupos activistas ambientalistas, que rechazan la construcción de estas obras en diferentes sectores del país.


Desde finales del mes de diciembre, un grupo de ambientalistas ha protestado con el cierre de la vía que conduce al proyecto hidroeléctrico Changuinola 1, que construye la empresa AES Changuinola.

La obra, valorada en 566 millones de dólares es uno de los megaproyectos más importantes que se desarrolla actualmente en Panamá. El mismo, debe iniciar operaciones en el 2011 y entregará 223 megavatios al sistema nacional.
Urrutia sostiene que la energía de las hidroeléctricas es la más limpia y de más fácil acceso y estas obras operadas de manera correcta protegen el ambiente.
Por su parte, Kuzniecky señala que a veces le parece que hay una mala información por parte de los ambientalistas, para tratar de afectar el desarrollo de las hidroeléctricas.

Demanda para el país

Aproximadamente 90% de la población panameña tiene acceso a la luz eléctrica. Panamá necesita crecer su parque de generación de energía eléctrica en 60 MW anualmente, para satisfacer las necesidades del crecimiento del país.
Para el 2008, se espera que el crecimiento del país se mantenga con su buen ritmo, gracias a la fuerte inversión que se están dando en el país y el desarrollo de grandes proyectos.