No habrá delfinario de Ocean Embassy

Ocean Embassy abandona el proyecto de delfinario en Panamá

David Young
periodista@estrelladepanama.com

Algunas veces el más débil puede ganar. Al menos eso es lo que enseña la Biblia en la historia de David y Goliat.
En Panamá, el hombre pequeño era la Coalición Rescate a los Delfines del Japón que se unió a grupos locales que se oponían a los planes de Ocean Embassy de capturar y traficar delfines vivos y abrir un delfinario en San Carlos.
La compañía cerró en vista de la oposición pública que fue encabezada por la Coalición, que entre sus fervientes miembros se encuentra, Pat Quinn, la actriz panameña que trabajó en Hollywood y que es hermana del director Bruce Quinn.
“Estas son muy buenas noticias para los delfines y para las personas que los aman”, dijo el director de la Coalición, Richard O’Barry.
“Someter a los delfines a una vida en cautiverio en tanques pequeños es similar a poner a seres humanos en prisión. Hay demasiados acuarios y lugares donde se puede nadar con los delfines alrededor del mundo que satisfacen el interés público en estos animales, pero sacar a delfines de sus grupos y alejarlos de sus familias es cruel. Ellos no se adaptan al cautiverio. Estos mamíferos deben ser libres y vivir salvajes no en un tanque.”
Hace quince días Ocean Embassy envió una carta a la ARAP anunciando que había desistido de sus planes de construir un delfinario y tener una operación para capturar delfines vivos y venderlos en el extranjero. La compañía está desmantelando sus oficinas en San Carlos.

Los delfines son seres libres

¡QUEREMOS SER LIBRES!

Baje la presentación delfines-quieren-ser-libres

Delfines nariz de botella libres jugando con una ola

Delfines nariz de botella libres jugando con una ola

—————————————————

Los delfines queremos ser libres de cadenas y barrotes,
queremos vivir tranquilos y en paz,
queremos no tener que compartir
nuestros mares con el miedo,
ni queremos sufrir el yugo de un delfinario,
la soledad, ni la culpa.

Queremos que alguien nos espere
con una sonrisa por las mañanas

Mientras saltamos libres en medio de las olas
y una lágrima por las noches
para aliviar el dolor infinito
por nuestros hermanos delfines en cautiverio.

Queremos poder vivir nuestras vidas,
queremos volar como si tuviésemos alas,

Sin llantos, ni obstáculos, más que el infinito océano,

queremos ser del mar y del aire y desaparecer
en el firmamento en un momento

y volver con fuerza

a las profundas aguas del mar sereno.

Queremos ser soles
y lluvias y nubes y estrellas,
pasearnos por todos los mares del mundo
libres y sin miedos a ser secuestrados.


Queremos vivir por siempre siendo los amigos libres

de los niños, hombres y mujeres que visitan los mares