El Río Chico de Coclé sigue degradándose

CALESA ALEGA QUE TIENE PERMISO DE LA ANAM

El grave peligro al que se enfrenta el río Chico

De la fuente hídrica se benefician empresas privadas, productores y más de 48 mil personas residentes en Natá, Capellanía y Pocrí.

TALA. La Anam confirmó el derribo de 679 árboles en el sector de El Uveral. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Zabdy Barría

ZABDY BARRíA
NATÁ, COCLÉ.

nacionales@prensa.com

“Era muy bonito y de agua transparente, hasta daban ganas de beberla”, es como recuerda Francisca Gutiérrez al caudaloso río Chico, cuando ella tenía tan solo 19 años de edad.

Ella ha visto con el paso de los años, el deterioro de la fuente de agua que no solo abastece a los que viven en Natá, sino también a los que residen en el distrito de Aguadulce.

Juan de Dios Berrocal Ramos es el esposo de Francisca, recordó que en las orillas del río existían muchos árboles, y sus alrededores eran el hábitat de muchas especies de animales, como la iguana, el venado y el conejo.

El DETERIORO

El río Chico de la actualidad no es ni la sombra de lo que era hace 50 años, ya que con el paso del tiempo se ha ido perdiendo su cobertura vegetal, debido a la deforestación.

Esta situación ha provocado el proceso acelerado de sedimentación, como lo dio a conocer el departamento de Recursos Hídricos de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) de Coclé, en 2003.

Juan Jaén, del departamento de Gestión Integrada de Cuenca, de la misma entidad, dijo que el actual desvío del río hacia el mar se debe al deterioro de la cuenca, lo que trae como consecuencia que aumente su caudal durante el invierno y baje sus niveles en verano.

“Más que bajar su nivel, el río ha tenido fluctuaciones estacionarias y anuales asociadas a fenómenos globales, pero definitivamente hay que tomar en cuenta que la acción del hombre ha tenido un gran impacto”, sostuvo.

BENEFICIO

Además de los productores que utilizan el agua del río Chico, también empresas como la Compañía Azucarera La Estrella, S.A. (Calesa) y la Nestlé la usan.

El suministro de agua potable es a través de la toma de agua y la planta potabilizadora del Instituto de Acueducto y Alcantarillados Nacionales (Idaan).

Alrededor de 48 mil personas se benefician de ese sistema, según el director regional del Idaan, Félix Berrocal.

“La cantidad de agua que se saca de ese río es grande. Trabajamos con bombas que a mayor impulso, mayor cantidad de agua”, indicó.

Dijo que debido a la disminución del caudal del río, se han visto obligados a construir mini represas temporales. Con ello evitan que el sistema de bombeo de la toma se afecte por el sedimento del río, y que llegue el vital líquido a las áreas altas de la comunidad.

Para Berrocal, una de las soluciones al problema es dragar el río, además de construir una represa que beneficie a la comunidad durante el verano, que en el invierno se pueda abrir.

El funcionario consideró que las instituciones que tienen que ver con el medio ambiente regulen y normen la captación agua.

Por su parte, Sixto Rodríguez, ambientalista miembro de la Organización para el Desarrollo Sostenible y la Conservación del Ambiente (Odesca) es de la opinión de que el problema de la fuente de agua se soluciona con la reforestación.

Señaló que antes que llevar a cabo este proyecto es importante educar a la población sobre el problema que existe y cómo pueden ser parte de la solución.

LA ANAM

Gary Ábrego, administrador de la Anam de Coclé, confirmó que Calesa taló un total de 679 árboles, pero aclaró que 471 son árboles que crecen en las cercas y que 208 eran árboles grandes, pero ninguno centenario.

“Anam, como tal, tiene sus normas y ellos simplemente sacan sus permisos y los pagan”, expresó.

Sostuvo que como entidad recomendó a Calesa reforestar el área, principalmente las cercanas a las quebradas y los ríos.

“El permiso que están sacando para la tala, es porque la zona es agrícola y ellos la están volviendo a usar y los árboles van creciendo a través del tiempo”, sostuvo.

En cuanto al uso de bombas de succión, dijo que la compañía tiene permiso hasta cierta cantidad, la que no precisó. Sin embargo, se descubrió que tres estaban funcionando y no contaban con la autorización de la institución.

CONSEJO MUNICIPAL DE NATÁ EMPLAZA A LA ANAM

El Comité Cívico de Natá denunció ante la Defensoría del Pueblo de Coclé, a la Compañía Azucarera La Estrella, S.A. (Calesa) por realizar actividades que afectan al río Chico de Natá.

Julio Añino, miembro de la agrupación, se quejó de la tala indiscriminada de árboles para ampliar las áreas de cultivo de caña, en el sector de El Uveral.

El comité también se quejó de la escasez de agua que existe en la comunidad y alegan que se debe a que la empresa hace uso de bombas de succión.

Por su parte, Omar De León, vicepresidente de servicios corporativo de Calesa, indicó que si han efectuado la tala de árboles ha sido con la autorización de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

Abad Barrios, representante del corregimiento de Natá cabecera, aclaró que ni él ni alcalde del distrito dan el permiso para concesiones de agua y mucho menos para la tala de árboles, y que eso le corresponde a la Anam.

El Consejo Municipal de Natá citó en dos ocasiones al director de la Anam de Coclé para que explicara la situación que se registra en las cercanías de río Chico, lo que aún no ha hecho.

“Anam debe venir a rendir cuentas a la comunidad de Natá, ya que se ha incrementado la producción de caña. No estamos en contra de nadie, solo pedimos que las cosas se hagan bien”, expresó.

Cerro Cariguama es vital para el Valle de Antón

COCLÉ.reserva hídrica y forestal de El Valle de Antón.

En aprietos cerro Cariguana

El cerro Cariguana ya fue delimitado, pero la Anam no ha dicho cuál es la cantidad de tierra que lo compone. Es fuente natural que irriga una gran cantidad de riachuelos que abastecen de agua a comunidades.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/R. Quezada
DETERIORO. Se desconoce la cantidad de tierra que abarca el cerro Cariguana.

Rafael Quezada
EL VALLE, Antón

Los grupos ambientalistas y la comunidad de El Valle de Antón reclaman que se declare al cerro Cariguana una reserva hídrica y forestal antes de que se siga deteriorando.

Años atrás, a través del acuerdo No. 42 del 6 de enero de 1994 el Consejo Municipal de Antón recogió los múltiples reclamos de la comunidad y dictó normas para el buen uso y explotación de los recursos naturales del área de El Valle.

El concejo, en conjunto con la comunidad, argumentó que se estaba dando una constante deforestación y destrucción de hábitat, tanto de la flora como la fauna, sobre la región.

En esa fase inicial se determinó, a través del acuerdo, que no se podía dar en concesión a cualquier persona natural o jurídica los recursos naturales de El Valle de Antón como El chorro Las Mozas, pozos termales, chorro El Macho, la Piedra Pintada, árboles cuadrados y la India Dormida.

En ese entonces se excluyó el cerro Gaital, Pajita, Caracoral, Cariguana y Cocorrón, este último centro de una protesta pública en junio de 2007 por una deforestación que reclamaban más de 25 grupos ambientalistas.

Después de esa fecha se han elaborado tres acuerdos más, uno en agosto del 1995 oponiéndose a la titulación de tierra, otro en octubre de 2001 donde declaran inadjudicables las tierras de la cordillera del cerro Cariguana, y el otro en agosto de 2005 reforzando esta última medida, sin embargo no hay nada claro todavía.

Según la Autoridad Nacional del Ambiente, sí se tiene conocimiento de la petición. Jorge Carrera, director de la institución en Coclé, dijo que se realizó la demarcación del área y se colocaron los puntos de referencia que encierra el cerro Cariguana, pero todavía no se tiene la cantidad de tierra que va a tener el área; situación que todavía causa molestia entre los ambientalistas y la comunidad.

Hoy esos mismo ambientalistas les reclaman a las autoridades que declaren al cerro Cariguana reserva hídrica forestal.

El Cariguana abastece a ocho comunidades que toman su agua a través de acueductos por gravedad: en Cabuya, Santa Rita, Mata Palo, Macano, Macanito y también les llega agua a poblados en Antón y Farallón.

Zulema Rodríguez, miembro del grupo Guías Turísticos de El Valle (Aguiteva), señaló que están esperando que oficialicen el proyecto que declara al cerro Cariguana reserva hídrica y forestal porque continúan dándose muchas irregularidades dentro de los bosques del cerro.

Es penoso repetir que siempre las fuentes de aguas y los bosques están en peligro.

Al referirse al Cariguana la ambientalista respondió que dentro de él se practica la caza indiscriminada, allí dentro de los bosques hay conejos pintados, ñeques, iguanas, armadillos, ardillas y aves exóticas.

Esto se da, según Rodríguez, porque la Anam no tiene el suficiente personal que custodie de manera segura los bosques.

Lo que más causa preocupación es la amenaza que pueden sufrir los bosques con la permanente intención de compra de tierras sobre la zona en donde primero se tala y luego se construyen lujosas residencias, actitud que desmejora el ambiente.

David Rankin, un morador de El Valle y quien tiene al frente de su casa la imponente silueta del cerro Cariguana, dijo no estar de acuerdo con la venta de terrenos sobre esa área.

Recordó que años atrás se murmuraba que el cerro Gaital nunca se iba a tocar y ahora resulta que a su alrededor ya hay construcciones y carreteras.

Una de las consecuencias de la venta de terrenos en los sitios que pueden calificar como áreas protegidas es que primero la gente termina tumbando los árboles, acción que incide en la variación del clima, como ejemplo el propio Valle que ya no tiene el mismo clima de antes, comentó.

Por su lado, Rodolfo Méndez ambientalista del grupo Conservación en El Valle de Antón (Conserva), respondió que es urgente que las autoridades agilicen cuál será el estatus va a quedar el cerro Cariguana.

Un situación típica que han tomado algunas personas irresponsables es botar basura sobre el camino que conduce a la comunidad de Cabuya y en el nacimiento del río Farallón.

Presentan EIA de proyecto de Petaquilla

AMBIENTE.REALIZAN CONSULTA PÚBLICA PARA VER PROS Y CONTRAS.

Ponen atención a Petaquilla

Entre los que se oponen a la explotación minera en la zona está un hijo del general Omar Torrijos Herrera.

Julio Yao, presidente del Servicio Paz y Justicia, dijo que el foro era una actividad bruja e ilegal.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/ Edilsa González

DESCONTENTO. Los campesinos afectados por el proyecto se quejaron de que no los invitaron a la consulta.

Edilsa González
PENONOMÉ, Coclé

El día se inició antes de lo previsto en Coclecito, aún no amanecía cuando un movimiento poco usual minaba las calles de la población, muchos de los empleados de la minera no durmieron preparando todo para la celebración de la consulta pública.

En cuanto amaneció comenzó a llegar la gente, aunque la cita estaba prevista para las 3:00 de la tarde, ya al mediodía el pueblo estaba repleto de buses que traían gente de Aguadulce, Natá, La Pintada, Penonomé, Colón y hasta de Cañazas en Veraguas, traídos por la mina para apoyar el proyecto.

En la plaza del pueblo, campesinos, estudiantes universitarios, grupos ambientalistas y ecologistas programaban la protesta que se extendió hasta pasadas las 3.00 de la tarde, con bocinas y pancartas anunciaban los perjuicios que el proyecto traería a la población.

Entre los manifestantes se encontraba un hijo del general Omar Torrijos Herrera, Omar José Torrijos, quien dijo estar en contra de la minería en Donoso, porque las dádivas que hoy ofrece la Minera Petaquilla no serán suficientes para evitar la contaminación y el daño ambiental del que mañana se tendrán que arrepentir los campesinos que hoy los apoyan.

Porfirio Sánchez, del Comité Pro Cierre de la Mina Petaquilla, denunció que el foro organizado por la Minera Petaquilla era una actividad bruja, porque no contaba con la participación de los campesinos afectados por la construcción del proyecto.

Agregó que la mayoría de las personas que estaba en el gimnasio del Instituto Profesional y Técnico (IPT) de Coclecito era pagada por la mina y había sido traída en buses de Penonomé y Colón, lo que se convertía en una burla y un acto ilegal.

Julio Yao, presidente del Servicio Paz y Justicia, también estaba entre los manifestantes y señaló que las agrupaciones ambientalistas rechazaron la realización de este foro por brujo e ilegal, ya que la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) nunca avisó del mismo, ni se les invitó a enviar representación, por lo que no aceptarán nada de lo que salga del mismo.

A las protestas en contra de la mina se unieron los familiares de Roberto Sánchez, el obrero muerto el domingo pasado mientras laboraba en el Campamento Colina, ellos solicitaban justicia por la muerte de su hermano que dejó huérfanos y sin sustento a cuatro niños.

Del otro lado del pueblo, la situación era totalmente diferente. Cerca de 600 personas abarrotaban el gimnasio del colegio y los alrededores, la música de discoteca, cantaderas y hasta una tuna con tonadas dedicadas a Julio Yao y Raiza Banfield completaban el ambiente de feria.

La logística era tremenda, según se conoció la minera invirtió cerca de 30 mil dólares en la realización del foro, todos los trabajadores y sus familias estaban presentes, había más de 20 buses, vehículos de doble tracción y más de 60 policías pagados para cuidar el evento.

Le correspondió a Rafael Eyseric, subdirector de operaciones de Petaquilla Gold, hacer la presentación del proyecto en donde en menos de media hora explicó a los presentes las bondades del proyectos y todas las normas de seguridad seguidas para la explotación de oro en Molejón.

La consulta pública se hizo en Coclecito y forma parte de los requerimientos para la aprobación del estudio de impacto ambiental.

Seguido se presentó Ramón Alvarado, realizador del estudio de impacto ambiental (EIA), quien señaló que los estudios efectuados señalan que un 61% de la población está a favor del proyecto, un 25% en contra y un 23% no sabe, también anotó que encontraron 42 impactos negativos y 27 positivos.

Todos los cuestionamientos fueron respondidos por los especialistas determinados por la empresa y al final los funcionarios de la Anam recogieron todas las inquietudes y manifestaron que la consulta serviría para fortalecer el proceso de evaluación y la toma de decisiones de la entidad.

Milciades Concepción, presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, manifestó que el evento se hizo con disciplina y organización, cumpliéndose con los objetivos del mismo que eran que la comunidad expusiera sus puntos de vista.

Alida Spadafora, directora ejecutiva de Ancon, dijo que la lucha de los grupos ambientalistas continuará.

Rechazan hidroeléctrica en río Zaratí

Panamá tiene a los especuladores viendo cada río y riachuelo como simples corrientes generadores de energía eléctrica.

Martín Torrijos parece no saber dirigir el país que está en manos de usureros que están dispuestos a llegar hasta donde los dejen llegar, independientemente a qué o a quienes afecte.

Ya los ecologistas comienzan a desentrañar el gran negociado de la exportación de energía que hay detrás de todos estos proyectos. En la actualidad Panamá está en capacidad de producir el doble de energía sin siquiera recurrir al sistema de interconexión eléctrica centroamericana. O sea, estos proyectos hidroeléctricos no se justifican, más allá del propio interés especulativo de los promotores y del gobierno que no sabe controlar la gula de estos señores.

Si fuera energía alternativa eólica y solar u otras es seguro que todos apoyaríamos su ejecución.

Burica Press

————————————————

COCLÉ. Anam realiza las investigaciones del caso.

Rechazan construcción de hidroeléctrica en río Zaratí

El afluente del río alimenta a al menos siete acueductos rurales en la provincia de Coclé.

El Zaratí atraviesa los lugares de mayor densidad de población del distrito de Penonomé.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/R. Quezada

CONSECUENCIAS. El río es el motor que irriga una extensa red hídrica en la provincia de Coclé.950002

Rafael Quezada
CHIGUIRÍ ARRIBA, Coclé

Campesinos de la comunidad de Loma Grande en el corregimiento de Chiguirí Arriba permanecen alertas ante la acción de una empresa que tiene interés de construir una hidroeléctrica cerca al área donde nace el río Zaratí.

Según el departamento de asesoría legal de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) en Coclé, la empresa Hidrosolutions es la que tiene interés en realizar movimientos en dicha zona.

La preocupación de los moradores va más allá de la construcción de dicha hidroeléctrica. El proyecto primero daña y contamina el área donde nace el Zaratí, incluyendo sus manantiales y otros sectores aledaños.

El río es el motor que irriga una extensa red hídrica que da vida a mucha gente, y si se altera ocasionaría daños a toda la cuenca del Zaratí. El afluente alimenta a al menos siete acueductos rurales.

Eusebio Martínez, oriundo de Loma Grande, señala que ellos como vecinos del afluente han cuidado de él toda la vida.

“Nos sirve para sacar agua para realizar los oficios domésticos, y para regar manualmente ciertos cultivos que producimos en la época seca, también los turistas practican el ecoturismo por allí”, dijo.

El río Zaratí es nuestra principal fuente de agua porque en él nacen muchas quebradas y manantiales que abastecen, a través del sistema de gravedad, toda el agua que consumen las comunidades aledañas tales como Larguillo, parte de El Valle, Piedra Amarilla, Antón, Sofre, Caimito, Oajaca, Chiguirí, Membrillo, El Águila, Pozo Azul, Pajonal, Churuquita, Sonadora y otros caseríos que se ubican a lo largo de la cuenca del río Zaratí hasta llegar a Penonomé.

Los moradores dijeron que no van a permitir que se construya una hidroeléctrica aunque no tienen luz eléctrica, porque esa medida perjudica y daña al río, incluso “no vamos a poder caminar ni usar las aguas del río libremente porque ya se trataría de una propiedad privada”, agregó.

La alerta

Los afectados dijeron que notaron movimientos en el área, como una trocha que llega hasta una parte del río y la marcación con pintura de color rojo a árboles que están a la orilla del río en dirección a la comunidad de La Mesa de El Valle de Antón.

Ellos consideran que es una señalización de algunos trabajos que se planean hacer.

El área de la trocha y la de los árboles marcados son los dos sitios que los moradores han identificado como de interés para la empresa.

Tras la alerta, la comunidad de Loma Grande recogió firmas y levantó un memorial en rechazo, que hicieron llegar a la Gobernación de la provincia. Alrededor de 85 familias viven allí.

La Prensa, intentó conocer los nombres de los responsables de la empresa Hidrosolutions para tener su punto de vista al respecto, pero fue imposible.

Por su parte, el gobernador de Coclé, Darío Fernández, dijo que recibió una queja de parte de los moradores de Loma Grande en donde explican que una empresa ha deforestado y tiene interés de construir una hidroeléctrica en el área utilizando las aguas el río Zaratí.

Fernández catalogó la medida como peligrosa porque reconoció que los campesinos de estas áreas utilizan esas aguas para beneficiarse en su diario vivir.

El funcionario elevó la queja a la dirección nacional de la Anam con el propósito de que se haga una investigación y se determine si en efecto la persona que realizó los trabajos está debidamente autorizada, o si existe un estudio de impacto ambiental en el área, o de lo contrario actuaremos antes de que se produzca un daño ecológico o un enfrentamiento con la comunidad.

La Anam

David Quintero, de asesoría legal de la Anam en Coclé, mencionó que la institución ya empezó un proceso administrativo de oficio en una inspección con participación de la sección de Gestión Integral de Cuencas.

Se conoce que hay una cobertura de bosque que es necesario evaluar, y para ello se va a volver a hacer una reinspección con equipo adecuado para ver la magnitud de los daños ocasionados por la empresa, dijo Quintero.

Agregó que la acción trastoca las medidas de mejoramiento que hace la Anam al río Zaratí.

Aseguró que la Anam enviará una boleta de citación al representante legal de la empresa para que haga sus descargos frente a lo que han denunciado los moradores.

La India Dormida de El Valle de Antón

Destinos cercanos
La India Dormida
 
Una noche en medio del frío de una de las más famosas montañas coclesanas, cargada de leyendas.
 
JOSE A. JIMENEZ M.
mosaico@prensa.com
 

Iniciamos el corto ascenso a las 3:45 p.m. hacia La India Dormida (llamada Flor del Aire, según la leyenda) en medio del esplendor de la selva y cascadas. El recorrido total toma unos 45 minutos, pero el guía, en vez de doblar por la Piedra del Sapo siguió recto y terminamos en una finquita donde dos niños campesinos, algo tímidos, se ofrecieron a llevarnos hasta la cima.

La India Dormida

Cerro La India Dormida. Foto: Richard Alvarado- Panoramio.com

Al poco rato, en unos 20 minutos, salimos por los lados de la oreja de la India. Fuimos a parar a un hermoso paraje donde el cielo azul contrastaba con el verde pasto de la India. Diez minutos después coronamos su rostro y quedamos boquiabiertos ante la grandeza de su anatomía. Levantamos el campamento sobre sus pechos por ser el punto más alto, pero ante la ventisca desistimos y montamos las carpitas. Cuando dieron las 5:00 p.m. uno de los niños guías dijo: “nos vamos que los duendes están por salir”. Intenté retenerlos (para así ver los duendes) pero apareció, sobre un caballo, su tío al rescate. Se los llevaba porque “los duendes me los satinan” (los desorientan). Poco antes de irse advirtió: “no salgan de sus ranchos cuando les tiren piedritas…”.

El ocaso se presentó espléndido, no así el viento. Nos sentamos cerca de un hermoso precipicio a disfrutar de un anochecer único. El pueblo de El Valle de Antón encendió sus miles de luces. El cielo se surcó de estrellas fugaces. Prendimos una fogata para mitigar las tenazas del frío, pero la ventisca, que se tornó borrascosa, la consumió y terminamos dentro de las carpas escuchando el zumbido del viento. A medianoche cayeron piedritas sobre nuestras carpas. Eran gotas de lluvia que el viento traía de lejos (no llovía en la India). Por si las moscas, y por el frío, a nadie se le ocurrió salir.

El amanecer trajo consigo un cielo espléndido y dos carpas averiadas por la embestida del viento. Cuando el sol calentó la ondulante anatomía de la India, los dos niños ya estaban allí, ansiosos por saber cómo nos había ido con los duendes. Recorrimos la silueta de la montaña. Entramos al ombligo de Flor del Aire (una cuevita), y estuvimos horas tumbados sobre el pasto, regocijados del paisaje, guardando en el saco del alma todos los recuerdos. Durante el retorno hincamos una bandera hecha de bolsa plástica (no teníamos banderola) en la garganta de la India y nos despedimos de los niños dándoles toda la comida restante y una brújula para correr en dirección contraria a la aparición de los duendes. Nos dimos un vigorizante baño en las frías aguas del chorro de Los Enamorados, y ya abajo, nos contaron que los duendes habían encendido una fogata. Les conté que no salimos de las carpas en toda la noche cuando nos tiraron piedritas.

No nos atrevimos a decirles que fuimos nosotros quienes encendimos esa fogata.

Pies de fotos
FICHA TÉCNICA

Ubicación: Provincia de Coclé.

Distrito de Antón

Corregimiento San Juan de Dios y El Valle.

Nombre del Cerro: La India Dormida o La India

Elevación: 860 a 900 m sobre el nivel de mar aproximados.

Clima: Templado

Temperatura promedio: 22° C

RECOMENDACIONES

– Lleve suficiente agua.

– Al acampar con carpas pequeñas hay que trincarlas firmes al suelo. Ubique sus carpas opuestas al viento y lleve ropa adecuada para la noche fría.

– Suba con un guía. Jovencitos del área ofrecen ese servicio.

– No haga fogatas que no pueda controlar.