Devastación de manglares en Colón no termina

ÁREAS REVERTIDAS.

Piden cambio a uso de suelo

José Arcia
jarcia@prensa.com

Stanley Heckadon, científico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, planteó ayer la necesidad de reformar el plan de uso de suelo de la región interoceánica, con la finalidad de conservar las pocas áreas de manglar que quedan en Coco Solo, Colón.

La Ley 21 del 2 de julio de 1997, en la cual se establece el plan de uso de suelo de las áreas revertidas, destinó Coco Solo al desarrollo de la actividad portuaria e industrial. Heckadon dijo que sería bueno que el Gobierno “reenfoque” el uso de suelo de esa área para conservar los manglares.

El científico explicó que cuando se creó la ley, había poca información sobre la importancia de estos ecosistemas, pero esa realidad ha cambiado.

DEvastación de manglares en colón causa preocupación.

Piden que se modifique plan de uso de suelo

LA PRENSA/Carlos Lemos
Crecimiento. La ampliación de instalaciones portuarias avanza sobre áreas de manglar.

José Arcia
jarcia@prensa.com

Reformar el plan de uso de suelo de la región interoceánica, con la finalidad de conservar los manglares de la ciudad de Colón, planteó ayer el científico del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, Stanley Heckadon.

La propuesta obedece a las devastaciones que sufre ese ecosistema como consecuencia del desarrollo portuario y la expansión de la Zona Libre de Colón.

Heckadon dijo que cuando se creó la Ley 21 del 2 de julio de 1997, por la cual se aprueba el plan para el desarrollo de la región interoceánica y el plan general del uso, conservación y desarrollo del área del Canal, había poca información sobre la importancia de los manglares, pero eso ha cambiado en años recientes.

No solo se cuenta con la literatura científica sobre la importancia del ecosistema, sino que también hay ejemplos concretos de cómo su devastación representa un peligro para las comunidades costeras.

“Sería bueno que el Gobierno reenfoque el uso de suelo en Coco Solo, en Colón”, dijo Heckadon, ya que la Ley 21 destinó el área “a la actividad portuaria e industrial”.

Es un tema que le he planteado a las autoridades gubernamentales, pero hasta el momento no han emitido ninguna consideración, dijo Heckadon.

Para el ambientalista Ariel Rodríguez “lamentablemente, el daño ya está hecho” en nombre de un “ desarrollo que ha sido desordenado”.

La ampliación de instalaciones portuarias en la ciudad de Colón fue motivo de debate en mayo de 2007, cuando entidades gubernamentales, ambientalistas y científicos discutieron sobre los daños que las construcciones han causado al ecosistema marino-costero.

Las negociaciones concluyeron con un acuerdo, según el cual la empresa Colon Container Terminal se comprometía a dejar una servidumbre de 125 metros a lo largo de la carretera hacia isla Galeta.

Rodríguez considera que es “muy peligroso” hablarle al Gobierno de modificar el uso de suelo de la región interoceánica, porque terminaría por tomarse las áreas protegidas para destinarlas al desarrollo.

El problema es que la actividad portuaria en Colón carece de una política ambiental, dijo, pero ese desarrollo se podría dar sin afectar ecosistemas sensibles, como los manglares.

Se oponen a termoeléctrica en Colón

DAÑO AL AMBIENTE.

Se oponen a termoeléctrica en Colón

Diómedes Sánchez S.
COLÓN, Colón

Integrantes de la comunidad de Cristóbal, en Colón, apoyados por moradores de los multifamiliares del Bambu Lane, ubicados en la entrada de la ciudad de Colón, cerraron el martes la entrada de la ciudad de por aproximadamente 40 minutos, lo que generó un pesado tranque vehicular.

Mohammed Domay, uno de los manifestantes, señaló que en esta protesta buscan dejar claro que se oponen “terminantemente” a la termoeléctrica que se pretende construir en la provincia de Colón, por considerar que la misma contaminará el ambiente de la zona.

“No queremos la termoeléctrica. Tenemos suficiente con el humo que proviene del vertedero de basura”, añadió el manifestante.

Explicó que esta manifestación se desarrolló de manera pacífica, por lo que también quiere dejar claro que no se quiere buscar enfrentamientos con las autoridades ni con la Policía.

Al lugar de la protesta se apersonaron agentes antidisturbios de la Policía Nacional, quienes se mantuvieron muy cerca de la protesta; sin embargo, no entraron en acción, porque los manifestantes, con sus pancartas en mano, procedieron a desalojar la vía hacia Colón.

——————————-

Estudiantes contra la termoeléctrica

PDF Imprimir E-Mail

Por:   Enrique Watts Ríos

ewatts@cwpanama.net
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
<!–
document.write( ‘</’ );
document.write( ‘span>’ );
//–>

En una acción pacífica de rechazo a la Planta Termoeléctrica de Monte Esperanza, estudiantes de origen árabes protestaron en las escalinatas de la Gobernación de Colón para entregar al gobierno local un manifiesto donde expresan su preocupación por las intenciones de instalar una industria de generación de energía eléctrica utilizando la quema de carbón.
Image

Los estudiantes acompañados de sus padres y maestros caminaron desde la Escuela Bilingüe Árabe Panameña hasta el Residencial Espinar donde eran esperados por el gobernador Julio Kennion Salazar y un cuerpo de asesores.
“No a la termoeléctrica, Martín, las tierras no se venden”, los pequeños manifestantes advertían el peligro de esta industria para el país y exhortaban a la generación de energía amigable con el ambiente.

Image
La manifestación, la primera que se realiza hacia la gobernación, fue seguida de cerca por otros residentes y estudiantes de colegios aledaños, todos cubriéndose la nariz con un filtro, como muestra de cómo tendrían que permanecer si se instala la termoeléctrica.
Por otro lado, grupos organizados en contra de la Planta Termoeléctrica mantienen conversaciones con sectores estudiantiles, cívicos y universitarios para una movilización masiva hacia la Presidencia de la República donde también llevaran su voz de protesta.

Image
En tanto, residentes de Cativá se mostraron en contra de la planta que funciona en Bahía Las Minas y que utilizará carbón para generar corriente eléctrica.
Un grupo de residentes de San Pedro y Villa Guadalupe denunciaron que al igual que en la ciudad de Colón, en los sectores de las afueras, se presentaran los mismos problemas ambientales, ya que BLM reemplaza el uso de diesel por combustible fósil, algo parecido a la proyectada en Monte Esperanza.

Fuente: Hot Stero 93.3.

3 de abril de 2008

Smithsonian avala destrucción

Medio ambiente frente a desarrollo

LA PRENSA/Carlos Lemos

El rechazo de los ambientalistas de Colón a la expansión del puerto de Manzanillo cayó en saco roto. Durante un recorrido de este diario, se constató el avance en la devastación de 18.3 hectáreas de mangle en ese sector. La acción fue legalizada cuando el Gobierno, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá y la empresa Manzanillo International Terminal firmaron un acuerdo –con el aval del Instituto Smithsonian– que permitió tumbar mangle de áreas que fueron medianamente intervenidas.

——————–
El Smithsonian no es el único administrador del área Protegida de Galeta. Tal decisión de avalar una destrucción semejante debió incluir muchas partes.

Además, no es correcto que una institución que no es panameña, avala este tipo de hechos.

En fin esto demuestra que las autoridades ambientales están divorciados de la realidad ambiental de este país y tanto la ANAM como la ARAP son ecotíteres colgados en una pared y que hacen reír a los desarrollistas que sólo le interesa de Panamá el vil metal.

Burica Press

Asesinado dirigente obrero en Panamá, obreros reaccionan

Al Iromi Smith asesinado por fuerzas policiales

Panamá, BURICA PRESS, 13 de febrero de 2008
Este martes 12 de febrero, en medio de las protestas en las calles anunciadas por el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) contra el alto costo de la vida y la falta de medidas de salud y seguridad en la industria de la construcción, fue asesinado el dirigente del SUNTRACS, Al Iromi Smith, quien recibió un disparo a corta distancia por la espalda de parte de un agente de la Policía Nacional, denominados “linces”.
El dirigente sindical Al Iromi fue asesinado en los predios de la Policlínica Hugo Spadafora cuando acompañaba a otros dos heridos de bala, entre ellos el obrero Donaldo Pinilla. 47 trabajadores más fueron arrestados.
Al Iromi era uno de los principales dirigentes del SUNTRACS en la provincia de Colón, ampliamente reconocido por su carisma y beligerancia obrera. El dirigente asesinado era padre de 2 niños de 5 y 11 años. Airomi Smith, de tan sólo 28 años de edad, era también estudiante universitario de la Escuela de Matemáticas en el Centro Regional Universitario (CRU) de Colón.
El SUNTRACS ha denunciado desde el año pasado que está siendo objeto de actos de agresión contra sus trabajadores por parte del gobierno de Martín Torrijos y creen que el gobierno tiene planes para el asesinato selectivo de dirigentes sindicales.
El SUNTRACS responsabiliza de este nuevo acto de sangre al gobierno al mando del Partido Revolucionario Democrático (PRD) al cual acusan de “corrupto y represivo”, particularmente al Presidente Martín Torrijos, al Ministro de Gobierno, Daniel Delgado Diamante y el Director de la Policía, Rolando Mirones, por intentar sofocar con la fuerza policial el descontento popular por el alza excesivo del costo de la vida y de mejores medidas cohercitivas para que en la industria de la construcción no sigan habiendo tantos accidentes fatales.
Los dirigentes de SUNTRACS abrigan pocas esperanzas que se haga justicia ya indican que las investigaciones que se hagan las realizará la nueva Dirección de Investigación Judicial (DIJ), que está bajo el control de la Policía Nacional, siendo por tanto, jueces y partes.
Ya son tres los dirigentes obreros asesinados en menos de un año en Panamá. Los únicos encausados hasta el momento, son otros dirigentes obreros, que han catalogado esta situación como una “patraña” del gobierno para debilitar al movimiento obrero, que se ha convertido en el único grupo que confrontan de frente al gobierno de Martín Torrijos y sus políticas, tildadas de “neoliberales”.
Panamá arde un día después
Hoy la ciudad de Panamá, Colón amanecieron en pie de guerra, donde los trabajadores de construcción, de manera masiva salieron a las calles para protestar por el asesinato de dirigente obrero Al Iromi Smith y por la brutal actuación policial el día de ayer en Colón donde se pudo ver por medios televisivos locales, el uso excesivo de la fuerza, la cual no sólo asesinaron al dirigente Smith, sino que hirieron con bala a dos obreros más y vilipendiaron y arrestaron a más de 70 trabajadores.
Las protestas han puesto en jaque las fuerzas policiales versus la fuerza moral de los trabajadores, que aparantemente rebasaron la capacidad de reacción de la policía la cual tuvo que replegarse en varios puntos.
En la tarde se sumaron trabajadores de la Caja del Seguro Social y estudiantes de la Universidad de Panamá, que hasta pasada las 13 horas locales continúaban enfrentando a la policía antimotines, luego de una jornada de protestas que inició a las 6:30 de la mañana.
Ha habido por lo menos 15 sitios de cierre de calles en la ciudad de Panamá, las afueras, Panamá Oeste, Veraguas y Chiriquí.
Los medios televisivos locales cubrieron en vivo ampliamente las protestas durante gran parte de la mañana, pero a media mañana todas decidieron clausurar dichas transmisiones en vivo y transmitieron telenovelas. Luego que llegó el medio día, tuvieron nuevamente que reabrir los espacios y despachos dado que las actividades de protestas continuaban.
La reacción de Martín Torrijos ha sido de silencio y sólo ha hecho un llamado a la “cordura” por parte de los obreros en protesta, pero no ha habido pronunciamiento oficial, 6 horas después de iniciadas las confrontaciones.

Fuerte San Fernando en Portobelo está abandonado

PATRIMONIO. EN PORTOBELO SE HAN LLEVADO PIEZAS HISTÓRICAS.

Fuerte, en el olvido

Cañones, balas, piezas de metal y partes de madera de carabelas españolas están en fincas privadas.

Hallar objetos valiosos, y no comunicarlo a las autoridades, es multado económicamente.

José Somarriba Hernández
jsomarriba@prensa.com

Parte superior del complejo de edificios del Fuerte San Fernando en PortobeloDESVALIJADOS. Las ruinas del fuerte San Fernando en Portobelo, en la provincia de Colón, han quedado en el abandono. Foto: Biodiversidadpanama. panoramio.com

El descuido de las autoridades del Instituto Nacional de Cultura (Inac) ha permitido que varias piezas arqueológicas de antiguas fortificaciones españolas, ubicadas en Portobelo, Colón, permanezcan en fincas privadas.

Uno de los sitios en que se encuentran tres cañones, presumiblemente del fuerte San Fernando, es una finca propiedad de Aurora Fierro Eleta, ubicada en la península frente a la bahía y el pueblo de Portobelo.

Este diario consultó a Fierro Eleta, quien dijo que Luis Duque, miembro de su empresa en Panamá, Grupo AFE Portobelo Bay, explicaría el asunto.

“Allí están, no hay nada oculto. Los sacamos de la tierra y los pueden ir a retirar. No avisamos antes porque teníamos otros trabajos que hacer”, dijo Duque .

En cuanto al hallazgo de otras piezas arqueológicas, indicó que si uno de los 70 trabajadores que tiene ha encontrado algo y se lo ha quedado, no lo puede evitar.

El caso anterior no es único. Balas de cañón, piezas de metal y partes de madera de carabelas españolas –sacadas de barcos hundidos en Nombre de Dios, Portobelo y en Isla Galeta– reposan en la casa de Nilda Vásquez, ex funcionaria del Inac en Portobelo.

Para el ex director de Patrimonio Histórico Carlos Fitzgerald, la pérdida del patrimonio en Portobelo no es nuevo. “Los primeros daños fueron causados entre 1910 y 1913, cuando los estadounidenses –al extraer piedras para construir el Canal de Panamá y el rompeolas de Colón– dinamitaron parte de la península y destruyeron el fuerte San Felipe que estaba en el lugar”, dijo.

Sobre el tema de los cañones en la finca de Fierro Eleta, Fitzgerald indicó que “chatarra no son, pero deben ser trasladados al Inac y hacerse una investigación para conocer de dónde provienen”.

Para Fitzgerald, no solo se trata de falta de recursos, sino que tampoco hay voluntad política para actuar.

Advierte que todos los esfuerzos se han enfocado hacia el Casco Antiguo en San Felipe y se han olvidado de otros componentes del patrimonio”.

La Ley 14 de 1982, modificada por la Ley 58 de 2003, establece multas de hasta 50 mil dólares para quienes realicen hallazgos arqueológicos –subacuáticos o terrestres– y no lo informen a la Dirección de Patrimonio Histórico.

———————

PORTOBELO.TRES CAÑONES Y OTROS OBJETOS PERMANECEN EN PROPIEDADES PRIVADAS.

De patrimonio a decoración

Pese a que hace ocho años se hallaron tres cañones en una finca, hasta el pasado lunes se avisó al Inac.

El ex director de Patrimonio Histórico, Carlos Fitzgerald, dijo que las piezas deben ser trasladadas.

LA PRENSA/David Mesa
HALLAZGO. Tres cañones fueron hallados en la finca de Aurora Fierro Eleta en Portobelo, provincia de Colón.

José Somarriba Hernández
jsomarriba@prensa.com

Los piratas con pata de palo, parche en el ojo y un loro sobre el hombro que saquearon las riquezas históricas hace 500 años, se esfumaron. En su lugar, apareció en escena la falta de atención de las autoridades que está poniendo en riesgo el patrimonio de Portobelo, provincia de Colón.

En una finca privada, ubicada en la península frente a la bahía y el pueblo, propiedad de Aurora Fierro Eleta, reposan tres cañones del fuerte San Fernando, localizado a un costado de ese lote. Están allí como adornos.

Según Virgilio Mojicas, empleado de Fierro Eleta, los cañones fueron encontrados hace ocho años, durante una excavación para construir un tanque séptico en la finca.

Tras la denuncia del profesor Aníbal Taymes, La Prensa acudió al lugar el pasado lunes 14 de enero.

LA CARTA

“En 2007 le enviamos una carta al Inac [Instituto Nacional de Cultura] para que se llevaran los cañones y hasta ahora no han respondido. Incluso, la señora pidió permiso para darle mantenimiento al fuerte y nada”, sostuvo Mojicas.

Sin embargo, el encargado de la oficina del Inac en Portobelo, Alberto Barrera, al ser consultado, negó haber recibido una nota. “Si la entregaron fue en Panamá, aquí no”, explicó.

Unos 45 minutos después de conversar con Barrera –y tras regresar a consultarle sobre otro tema–, éste dijo que había recibido una nota de Fierro Eleta. La carta tiene fecha de 12 de enero de 2008 y fue recibida en la oficina del Inac ese mismo lunes a las 10:00 a.m.

Se le preguntó a Barrera cómo llegó la nota, y dijo: “La trajo el chofer de la señora Aurora, el señor Mojicas”.

Ante la insistencia para consultarle sobre el tema ese día, la empresaria mandó a decir que hablaran con el representante de su empresa , Grupo AFE Portobelo Bay, Luis Duque.

Este último dijo que hasta ahora se remitía la carta porque “alguien fue por allá y los vio [los cañones], pero allí están, no hay nada oculto. Los sacamos de la tierra y los pueden ir a retirar, no avisamos antes porque teníamos otros trabajos que hacer”.

EL DESCUBRIMIENTO

En cuanto al hallazgo de otras piezas arqueológicas, Duque indicó que “si uno de sus 70 trabajadores ha encontrado algo, y se lo ha quedado, no lo puedo evitar”.

En la península en que está ubicada la finca hay tres fortificaciones españolas que datan de entre 1740 y 1800: el fuerte San Fernando, fuerte San Fernandito y Casa Fuerte de San Fernando.

Barrera reconoció que el área está “algo descuidada”, lo que atribuyó a lo extenso del conjunto histórico, al poco personal y al escuálido presupuesto con el que cuentan.

“De momento, estamos fumigando el fuerte [San Fernando], porque hay avispas que escarban los cimientos, los debilitan y se pueden caer. Dicha fortificación ocupaba parte de la playa y abarcaba toda la parte frontal de la propiedad de Fierro Eleta”, explicó.

OTRO CASO

Pero, el caso anterior no es el único que se ha registrado en la provincia de Colón. Balas de cañón, piezas de metal y partes de madera de carabelas españolas que fueron sacadas de un barco hundido en el sector de Nombre de Dios, otro en Portobelo y de Isla Galeta reposan en la casa de Nilda Vásquez, ex funcionaria del Inac, en Portobelo.

Consultada sobre este caso, Vásquez reconoció que posee varias piezas históricas, pero argumentó que el Inac no tiene ni el espacio ni el presupuesto para mantenerlas y que no tendría ningún problema en entregarlas a esa institución.

DATOS PARA RECORDAR

. 1753: Instalan batería del fuerte Santiago de la Gloria, tras el ataque de Edward Vernon, en 1739.

. 1760: Concluyó la construcción del fuerte San Fernando.

. 1980: Fortificaciones de Portobelo y el fuerte San Lorenzo, a la entrada del río Chagres, son declarados patrimonio histórico de la humanidad.