Maestros valientes sacrifican sus vidas en áreas remotas

VERAGUAS. Uno de los sobrevivientes pasó 15 horas sobre un árbol

Los dolores del río crecido

Una cabeza de agua sorprendió a los educadores cuando se dirigían a las escuelas de Kusapín. En la tragedia murió la maestra Yamileth Calderón y hay tres personas desaparecidas.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/N. Castillo

maestro-lastimado.jpg

ESFUERZO. Trató de salvar a sus compañeras, pero no pudo. 

Hermes Sucre Serrano
y Ney Castillo
SANTIAGO, Veraguas

El pasado domingo en la tarde, los correntones del río Palmares venían con estruendo de tragedia. En medio del rugido del agua sucia, los entumecidos brazos del maestro Julio César González ya no podían mantener más a flote a su compañera. «Le dije a la maestra Yamileth que no podía más, luego me soltó la mano y se perdió con la corriente…», contó ayer Julio César, con un nudo en la garganta.

Todo pasó en un instante. El desmedido caudal del Palmares también se llevó a la maestra Doris Gaug Dixon y a su hijo de seis años (ambos desaparecidos). La corriente golpeó fuerte a Julio César contra la roca viva de la orilla. En su desesperación por vivir logró subirse a un árbol. Ahí, abrazado a la curva de una horqueta, se limpió las lágrimas mezcladas con agua turbia.

Los recuerdos pasaban por su mente como un tren ligero. Un concierto de ranas y grillos le advertía que estaba metido en las tierras del «manigordo» (tigrillo). Con una mirada timorata, observaba con espanto la ruidosa serpentina de agua que se había llevado a sus compañeros.

Recordaba los chistes de su padre cuando esa tarde les había dado un aventón en auto hasta Alto Ortiga. Era el papá orgulloso de tener un hijo útil, que no ponía reparos a la hora de enseñar. Ese mismo día Derian Castillo, el hijo de Doris Gaug, se entretenía contando la fila de loros que ponían verdor al cielo gris de la comarca Ngöbe Buglé, cerca de la comunidad de Llano Bonito, camino a las escuelas de Kusapín.

El maestro González permaneció arriba del árbol desde las 3 de la tarde del domingo 20 de mayo hasta las seis de la mañana del lunes 21. No supo más de sus compañeras, el río se las había llevado en un viaje de impredecible retorno. Las orillas del Palmares estaban llenas de «ñangas» (paja llena de lodo) , troncos partidos, ramas y flores silvestres marchitas, como si la naturaleza quisiera presentarse en romería por las víctimas.

RÍO TRAICIONERO

Una de las muchas cualidades que tienen los maestros del campo es la puntualidad. El domingo pasado todos llegaron a tiempo a la cita con el trabajo: Julio César, Yamileth Calderón, Doris Gaug y su hijo Derien Castillo, Yariseth Alaín, Marina Castillo y Yariseh de González.

Les tocaba la clásica misión magisterial de cruzar los ríos, subir montañas, esconderle el talón a las serpientes, hasta llegar a las rústicas escuelas a gastar tizas del conocimiento.

Julio César cuenta que durante la caminata hacia los puestos de trabajo no hubo ningún problema. Pero cuando cruzaban el río Palmares, en la desembocadura del río Grande, el nivel del agua comenzó a subir rápidamente: la cabeza de agua venía a embestir y a sembrar dolor.

«Fuimos traicionados por los nervios y la desesperación, pues en vez de avanzar decidimos retroceder. En la mitad del río el agua nos pasaba de la cintura», explicó Julio César.

Marina Castillo relató que la cabeza de agua fue repentina y no dio tiempo para nada. El grupo de docentes, que se trasladaba a varias escuelas de Kusapín, en la comarca Ngöbe Buglé, quedó en el centro del río, lo que impidió que ganaran la orilla.

Todo ha sido muy duro para los maestros que se juegan la vida en las montañas de la región. Saben lo que significa retar los caudalosos ríos, pero tienen más claro que allá, en medio de la selva y del ruido de los guacamayos, hay unos niños que esperan que llegue ese conocimiento, que muchas veces es menospreciado en las ciudades.

Como hasta los ríos tienen un límite, el cadáver de la educadora Yamileth Calderón, de 24 años, fue encontrado en el río Cuay. Doris Gaug Dixon y su hijo Derian y el guía, de 15 años, continúan desaparecidos. Los demás educadores fueron encontrados vivos, pero con severas lesiones en diferentes partes del cuerpo, producto de la corriente del río y las piedras.

Julio César González, quien había sido trasladado por tierra a Santiago para recibir atención médica, fue dado de alta ayer de la policlínica Horacio Díaz Gómez.

Fue un golpe duro para el maestro. Será muy difícil olvidar los grandes ojos de Yamileth, cuando se soltó de su mano para caer en la garganta del furibundo río, allá en la comarca. (Colaboración de Zabdy Barría)

La maestra que anhelaba trabajar más cerca

Yamileth Calderón, la maestra que murió ahogada la tarde del domingo pasado en la comarca Ngöbe Buglé, solo tenía 24 años. Residía en la comunidad de El Cortezo, distrito de Natá, con sus padres y hermanos. Se distinguió por ser una joven sencilla, alegre y excelente estudiante, ya que siempre ocupó el primer lugar en su escuela, la Normal Juan Demóstenes Arosemena de Santiago de Veraguas. Por cinco años laboró como maestra en Changuinola y este año fue trasladada a la escuela de Valle Bonito, localizada en un área inaccesible e incomunicada. Su mayor deseo, cuentan sus familiares, era que el Ministerio de Educación la trasladara a un lugar cercano a la ciudad, y a pesar de que hizo varias gestiones, no lo pudo conseguir.

La docente le decía a su hermano, Arquímedes Calderón, que él no se imaginaba el largo camino que tenía que recorrer para llegar a su destino.»De donde la dejaba el carro tenía que caminar cuatro horas para poder llegar. Tenía que cruzar, a pie, cinco veces el mismo río», comentó Arquímedes.

Ley de Educación Ambiental en Panamá (1992)

LEY N° 10
Publicado en La Gaceta No.22068
Del 1 de julio de 1992

ASAMBLEA LEGISLATIVA

Por la cual se adopta la educación ambiental como una estrategia nacional para conservar y desarrollar los recursos naturales y preservar el ambiente, y se dictan otras disposiciones.

LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

Decreta:

Artículo 1: Reconózcase la educación ambiente una estrategia para la conservación, y el desarrollo sustentable de los recursos naturales y la preservación del ambiente.

Artículo 2: El Estado promoverá, apoyará y facilitará la Integración de la educación relativa a los recursos naturales y el ambiente por medio de las funciones de educación, capacitación, extensión o Investigación.

Artículo 3: Inclúyase el contenido y enfoque ambiental en los programas de estudio de las escuelas y colegios del nivel inicial, primario, medio y en los planes de estudia de la educación superior del país.

Artículo 4: Créase lo Comisión de Educación Ambiental para el fomento y orientación de la educación ambiental en el ámbito nacional en la que podrán participar Instituciones gubernamentales y no gubernamentales relacionados con el ambiente. Esta Comisión estará coordinado por el Ministerio de Educación.

Artículo 5: Corresponderá a la Comisión de Educación Ambiental, fomentar y fortalecer el conocimiento de la naturaleza, así corno sensibilizar a la población estudiantil y nacional sobra la necesidad de proteger y aprovechar ordenadamente los recursos naturales y la preservación del ambiente.

Artículo 6: El Ministerio de Educación promoverá, regulará y supervisará la ejecución de los programas sobre medio ambiente en las escuelas y colegios oficiales y particulares de¡ nivel Inicial, medio y superior.

Artículo 7: Inclúyase o nivel universitario el contenido y enfoque ambiental como elemento de cultura general obligatorio en todas las carreras que se ofrezcan, con mayor énfasis en aquellos relacionadas con la formación de docentes y comunicadores sociales.

Artículo 8: Las Universidades Oficiales supervisaran, en sus áreas de competencia, la Inclusión del temo ambiental en los planes de estudio de los Universidades y Centros de Estudios Superiores Particulares, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 95 de la Constitución Política de lo República.

Artículo 9: Los medios de comunicación social deberán promover la formación de una conciencia ambientalista en la opinión público, en base a la función social, que ejercen.

Artículo 10: Esta Ley empezará a regir a partir de su promulgación.

COMUNIQUESE Y PUBLIQUESE

Dada en la ciudad de Panamá, a los 18 días del mes de mayo de mil novecientos noventa y dos.

MARCO A AMEGILO VALDEZ
Presidente
RUBEN AROSEMENA VALDES
Secretario General
ORGANO EJECUTIVO NACIONAL
PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA
Panamá, República de Panamá, 24 de junio de 1992
GUILLERMO ENDARA GALIMANY
Presidente de la República
BOLIVAR ARMUELLES