Empresas eólicas llegan al país con el viento a favor

EnergÍa alternativa

Empresas eólicas llegan al país con el viento a favor

La ASEP anunció que dos empresas recibirán pronto el visto bueno para iniciar instalación
La energía eólica es considerada la mejor forma de generar energía limpia.
Tagnia Shocrón
tshocron@estrelladepanama.com

Una nueva alternativa energética en Panamá está próxima a ser una realidad. Dos empresas están a las puertas de incursionar en la energía eólica, aprovechando un recurso que se mantenía inexplorado en el país. Ellas son: Santa Fe Energy, S.A. y Energía y Servicio de Panamá (Esepsa), esta última, que pertenece al Grupo Unión FENOSA está finalizando los procesos de permiso para operar, información que fue confirmada por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).

Esepsa, con una inversión de 100 millones de dólares tienen proyectado generar 50MW.

La planta eólica denominada “Parque Eólico Hornitos” estará ubicada en el corregimiento de Hornitos de la provincia de Chiriquí.
El 80% de la energía se produciría en período de verano, cuando hay mayor actividad de los vientos.

Una ventaja que resalta Esepsa es que se dependerá de menor proporción de las termoeléctricas durante el período de sequía.
Actualmente, la filial de Unión FENOSA adelanta la tramitación para el suministro de los equipos técnicos “aerogeneradores” más adecuados a las condiciones de viento existentes en el área. Según la empresa, a nivel mundial existe una gran demanda de dichos equipos.

Pero no es la primera vez que la distribuidora juega doble papel en el mercado energético, ya que opera microhidroeléctricas y termoeléctricas en varios puntos del país.

Unión Fenosa, como distribuidora tiene permitido participar en la generación hasta el 15% de la energía que distribuye, aclaró el administrador general de la ASEP, Víctor Urrutia.

La otra compañía con una inversión más alta, también explorará las ventajas topográficas de Panamá. Santa Fe Energy, de capital mixto con inversionistas nacionales, estadounidense y europeo tiene proyectado una inversión por 240 millones de dólares y agregará al sistema eléctrico 160 MW.

Se instalarán aproximadamente 80 torres que medirán entre 60 y 80 metros de altura en las áreas de Cerro Tute, Cabeza de Toro y en área cercana a Santa Fe.

La empresa espera iniciar los trabajos en el mes de octubre y finalizará a los 12 meses.

Para que la energía eólica sea rentable, es necesario que el viento tenga al menos una velocidad de 3 metros por segundo.
En el sector de Santa Fe hay brisa todo el año a una velocidad promedio de 5 metros por segundo.

En la fase de construcción se empleará alrededor de 400 personas y cuando finalice la obra necesitarán 50 empleados permanentes.

La obra será financiada por el banco francés Sociéte Générale Corporate & Investment Banking Socgen, aunque no han entrado en negociaciones con las empresas distribuidoras.

El presidente de la empresa, Roberto Moreno alega que esta generación es limpia y será más económica que las termoeléctricas, aunque no definió cuánto; el precio las comparó con las hidroeléctricas.

Otro aporte, anunció Moreno, es que los moradores del área se beneficiarán con créditos de carbonos por el monto de 1.5 millones de dólares.
El presidente de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de Panamá (Uncurepa), Pedro Acosta, afirma su apoyo a la búsqueda de energía alternativa que aminore el alto costo de la energía que pagan los consumidores.

Sin embargo, hace la salvedad que “no se utilice como excusa la nueva tecnología para aumentar la tarifa”.

Para el dirigente, el principal problema es la especulación y la distorsión en el mercado, que solo se resolverá con la revisión de las concesiones y contratos.

Panamá producirá energía eólica a partir de 2009

Panamá producirá energía eólica a partir de 2009

La empresa española Fersa Energías informó que la capacidad será de 400 megavatios
 
Los parques estarían localizados en las provincias de Coclé y Panamá. / Foto archivo
Panamá / EFE. —Panamá producirá energía eólica a “costo cero” para el país a partir de 2009 y con capacidad de exportar, según reveló a Efe la dirección de la empresa española que invertirá más de mil millones de dólares en el proyecto.
La empresa Enrilews, filial de la española Fersa Energías Renovables, S.A., empezará a operar dos parques eólicos que generarán 400 megavatios entre ambos como muy tarde en dos años, según reveló su presidente, José Luis Iglesias.
La empresa, dijo, tiene ya ocho autorizaciones provisionales para la generación de un total de 3.400 megavatios y ya se trabaja en dos parques eólicos, con un inversión de 1.050 millones de dólares.
Uno de los parques estará ubicado en el sector de La Mendoza en el Distrito de La Chorrera, a 30 kilómetros de la capital, y otro en Toabré, provincia de Coclé, a 149 kilómetros, ambos en el oeste del país.
Los dos parques cuentan con una autorización provisional de producción de 400 megavatios, aunque el desarrollo se inicia en 2009 con 250 megavatios en La Mendoza y 150 en Toabré.
Según Iglesias, la empresa se adaptará así a las características de las líneas de enganche de la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA) de Panamá.
El empresario explicó que lo que está “muy adelantado” es la medición de los vientos de la zona porque hace tres meses están funcionando dos torres de 100 metros de altura cada una, con cuatro medidores de velocidad de viento y un medidor tropical.
Entre las dos torres habrán unos 200 molinos, con un equivalente de casi un molino por hectárea sin ningún efecto en el medio ambiente “porque (cada uno) será como un árbol más”, indicó.
Al cabo de ocho meses aproximadamente, estas mediciones darán el viento real de la zona y el tipo de máquina que le corresponde, información que no se había registrado antes en el país.
El estudio de impacto ambiental ya fue presentado a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), que inspeccionó el parque de Toabré y próximamente lo hará con el de La Mendoza.
Iglesias no precisó cifras, pero aseguró que no se escatimó en el costo de este estudio de impacto ambiental, que fue “bastante alto”, y que piensan empezar la producción de 400 megavatios en el 2009 “”siempre y cuando no haya retraso en estas aprobaciones”.
Resaltó que sus años de vinculación con Panamá lo motivaron a iniciar esta inversión, que confía ayude al país a resolver sus necesidades de energía y su dependencia del petróleo para producir electricidad.
Para Panamá como país todo esto tiene “un costo cero, porque todo el valor añadido se queda en casa” y además “no hay que comprarle nada a nadie para que funcione ni depende del capricho del petróleo ni de los vaivenes de los precios”, agregó.
—————
Como es presentada esta noticia paraciera que el país finalmente se librará de los especuladores de energía que desean represar cada río de este país.
Burica Press