Secuestran a diputados de Panamá, se solicita donaciones para su liberación

A toda la sociedad panameña.

Necesitamos de tu cooperación!!!…

Un comando de guerrilleros han secuestrado en las últimas horas de la tarde de ayer a un grupo completo de Diputados del PRD, PA, PP, CD, Molirena y Solidaridad y están exigiendo la suma de $1,000 millones por su liberación. Se les acusa de ser vendepatrias y coimeros al servicio del régimen de turno!

Han declarado que, de no cumplirse su petición en 24 horas los rociarán con combustible y les prenderán fuego. Estamos haciendo una colecta y necesitamos de tu ayuda!!!!!!

Al momento, hemos recibido de manera espontánea del pueblo panameño las siguientes donaciones:

  • 580 galones de gasolina de 95,
  • 320 de gasolina de 91,
  • 865 galones de gasolina regular,
  • 1.125 de Diesel,
  • 38 cajas de fósforos,
  • 21 encendedores,
  • 18 paquetes de velas y
  • 100 Luces de bengalas.

APRESURATE EN ENTREGAR TU COOPERACIÓN, PUES HAN ANUNCIADO QUE LOS LIBERARAN!!!

P.D. Si piensas mandar alcohol, no lo hagas por que se lo toman…y los puede volver menos racionales.

NO TE OLVIDES QUE ES UNA OPORTUNIDAD ÚNICA DE SALVAR A TU PAÍS

————————————-

Este fue un espacio político gratuito

Casa por cárcel y cárcel por casa

casa por carcel y carcel por casa

Pareciera que los funcionarios del Sistema Penitenciario pretenden burlarse de los panameños como si fuésemos incapaces de reconocer la verdad que intentan esconder detrás de pueriles justificaciones. La verdad es que Rafael Arosemena está condenado por probados delitos que afectaron las arcas públicas y por ende el bienestar de toda la sociedad.

Eso es un hecho. Si ahora resulta que el reo tiene problemas de salud que requieren de atención médica, entonces que la reciba donde el resto de los presos lo hace: en la Sala 31 del Hospital Santo Tomás. ¿Por qué Arosemena sí puede recibir cuidados que sus compañeros delincuentes no tienen permiso de recibir?

¿Qué privilegios tiene este reo que el resto de los criminales no tiene? Si esta es la política del Sistema Penitenciario, ello explicaría por qué es preferible robarle al Estado que al vecino. En el primer caso, el castigo se reduce a ver televisión en casa o leer placenteramente en la hamaca de la terraza; y en el segundo, es simplemente ir a la cárcel. Vaya ejemplo de justicia, rectitud e integridad gubernamental.

La Prensa, 10 de abril de 2007.

Un delfinario es incivilidad

Panamá, jueves 1 de marzo de 2007
 

Martin como cavernicola