Nueva rana arbórea del Valle de Antón

EXPERIMENTO.30 RANAS ESTÁN BAJO INVESTIGACIÓN.

Científicos trabajan en conservación de anfibios

Miembros del centro detectaron una especie de rana arbórea cuya descripción se desconoce.Durante el seguimiento de reconocimiento del animal se le harán pruebas morfométricas y moleculares.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/R.Quezada

PRONÓSTICOS. Los expertos no descartan que la especie sea propia y exclusiva del lugar

Rafael Quezada
EL VALLE, Coclé

Edgardo Griffit, científico panameño del centro de conservación de anfibios instalado en El Valle de Antón, comienza su faena investigativa todos los días desde las 7:30 a.m. con una inspección a los cuartos que mantienen la vida en cautiverio a diferentes tipos de anfibios, incluyendo ranas doradas.

La función del centro, que empezó operaciones en 2006, es la de estudiar más de cerca la vida de la rana dorada y de otros anfibios que son amenazados por la presencia de un hongo que los afecta y los mata.

“Todas las mañanas me levanto a supervisar cada una de las jaulas en donde están los animales. Mi peor pesadilla sería encontrar signos de cambios de temperatura en el sistema biológico artificial que es el que le mantiene la vida a unas 30 ranas que tenemos bajo experimento”, dijo.

Por ejemplo -explicó- un cambio de temperatura que ocurra durante la noche dentro de los cubículos en donde se encuentran los animales podría exterminarlos.

La razón es que las ranas son muy susceptibles a los cambios de temperatura.

Ese y otros detalles de la vida biológica de las ranas es analizado y estudiado al pie de la letra en el centro, señaló Griffit.

Trabajo de identificación

Sin embargo, el trabajo investigativo muchas veces se convierte en un reto ante las novedades, porque el mundo biológico aún no está descifrado definitivamente, afirma el científico.

Prueba de ello es que se detectó una especie de rana arbórea que, según los primeros análisis, no está dentro del cuadro de descripción del animal.

Esto ocurrió dentro de los bosques de El Valle de Antón mientras se hacían observaciones de anfibios y tras la captura de ranas que están afectadas por el hongo.

Esto ha llevado a Griffit y a su equipo de trabajo a preparar una minuciosa investigación y comparación de la rana a partir del próximo año.

Primeros detalles

Según la información preliminar se trata de un tipo de rana arbórea nocturna de la familia Hylidae que vive en los huecos de los árboles.

Cuando la especie fue encontrada se procedió a compararla con otras y no encajaba dentro de la descripción de otras especies consultadas a través de libros especializados que tratan sobre estos tipos de anfibios, relató Griffit.

Hacer una descripción toma tiempo porque hay que revisar la bibliografía del reino animal o compararla con especímenes de otros museos de Estados Unidos, Europa o Suramérica, enfatizó.

Según el equipo de científicos, todo ese proceso hay que hacerlo para poder reportar la especie de Panamá o de otra región.

Lo cierto es que es una especie nueva que vive en los bosques de El Valle y que ahora es objeto de un seguimiento para dar con su identidad natural.

Apoyo

Griffit dijo que durante el seguimiento de reconocimiento se harán pruebas morfométricas y moleculares y para eso se contará con el apoyo del zoológico de Houston, quien es el soporte técnico de la investigación. Al final se nombra la especie y se da a conocer al mundo científico.

No se descarta que la especie sea endémica de la región, es decir, propia y exclusiva del área.

Anuncios