Iglesia se solidariza en firme con luchas indígenas y campesinas

Carta Abierta del Equipo Misionero Católico de Soloy, Comarca Ngöbe-Bugle

La Iglesia agradece a todos los que se ocupen de la defensa de la vida y del medio ambiente. Hay que darle particular importancia a la más grave destrucción en curso de la ecología humana… Valora especialmente a los indígenas por su respeto a la naturaleza y amor a la madre tierra como fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano.”

Documento de Aparecida, #472 V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y Caribe, Mayo 2007

Muchos panameños han escuchado lo que pasó el día 8 de mayo 2008 en el cruce de Horconcitos y Boca del Monte, en la vía interamericana. Queremos compartir nuestra reflexión sobre la manifestación de este día y lo que en verdad pasó.

Nuestros hermanos indígenas y campesinos, con mucho esfuerzo, bajaron con su familia al cruce para manifestar su oposición a los proyectos hidroeléctricos y mineros que quieren hacer en la zona. Nosotros como equipo misionero de la iglesia católica estuvimos con ellos.

Ellos bajaron pacíficamente y sin violencia a manifestarse y pedir la presencia del gobernador Señor Virgilio Vergara para presentarle una resolución por escrito contra dichos proyectos.

Mientras estuvimos esperando su presencia, con la calle cerrada, se presentó el vice-gobernador Señor Luís Denis Arce, pero la gente quería la presencia del Señor gobernador. Por lo que el vice-gobernador se retiró del área. Tan pronto se fue se acercaron los antimotines, sin avisar al grupo su intención de usar los gases.

En esta forma la gente no tuvo tiempo para sacar a los niños, ancianos, y mujeres embarazadas. Muchos niños fueron afectados; la gente cruzó las cercas a pesar del incendio provocado por las bombas en los potreros.

Nosotros como equipo misionero de Soloy:

1. Rechazamos las acciones violentas del gobierno y la policía durante la manifestación.

2. Pedimos una investigación a las acciones de este día y los responsables.

3. Pedimos la solidaridad del pueblo panameño para con los pueblos indígenas y campesinos.

4. Confirmamos nuestro compromiso de seguir apoyando y acompañando los pueblos indígenas y campesinos en sus luchas en defensa del medio ambiente y la vida humana.

Padre Carlos Schuster,
CM Hermana Nieves Jiménez,
RSM Hermana Edith Gonzáles,
RSM Padre José Fitzgerald, CM

Busquemos, pues, lo que contribuye a la paz y nos hace crecer juntos” (Romanos 14:19)

12 de mayo 2008

Índigenas de Panamá y Costa Rica compartieron experiencias con hidroeléctricas

Para compartir experiencias sobre efectos de represas hidroeléctricas

ENCUENTRO ENTRE INDÍGENAS DE COSTA RICA Y PANAMÁ

El 1 de mayo del 2008, un grupo de 25 indígenas bribris, cabécares, teribes y bruncas del sur de Costa Rica, se desplazaron hasta el territorio indígena de los Naso (conocidos como Teribes), ubicados en la provincia de Bocas del Toro, Panamá; concretamente en los bosques que bordean el río Teribe.

La finalidad del encuentro fue compartir experiencias, acerca del tema de la construcción de represas hidroeléctricas.

En el lado de Costa Rica, los indígenas están ante la inminente construcción de la Hidroeléctrica El Dikes; mientras tanto, los indígenas Nasos desde hace un par de años, vienen haciendo una dura resistencia contra la construcción de la Hidroeléctrica Bonyic en el corazón de su territorio.

La población Naso está conformada por unos 3.000 habitantes, distribuidos en 11 comunidades: Bonyic, Dluy, Kuykin, La Tigra, Loma Bandera, San San, Santa Rosa, Sieyic, Sieykín, Solón y Sorí.
Esta represa que afectará a los Naso, estará ubicada a unos 8 km . de la desembocadura de la Quebrada Bonyic al río Teribe; será una estructura de 38 metros de altura por 165 de largo a nivel de la cresta, que estará en la cota de 245 metros sobre el nivel del mar. Para acceder al sitio de las obras será necesario construir una carretera que tendrá en total unos 17,7 Km . de longitud, comunicando los sitios de Charagre, Carbón, y río Teribe, incluye un puente de 120 m de luz para cruzar este río; comunicará también la casa de máquinas con el sitio de represa. También harán otros frentes de carreteras menores.

Según lo expresado por los Nasos, de construirse la represa proyectada, el medio ambiente y la cultura que hoy existen en su territorio cambiarán de forma radical. Consideran que la nueva carretera que se construirá y conectará al poblado de Changuinola con la represa, fomentará la emigración de los Naso y el ingreso de colonos. Aumentará también la deforestación, la cual a su vez provocará la destrucción de la tierra rica que han habitado durante siglos. Supondrá también una amenaza importante para la vecina Reserva de la Biosfera “La Amistad”.

Si este proyecto se ejecuta, podría significar el principio del fin de la cultura Naso. Mientras tanto, los indígenas del cantón de Buenos Aires en Costa Rica, se encuentran ante una realidad finalmente revelada, cuando el 6 de febrero del año en curso, el presidente de la República, Óscar Arias, firmó el decreto que declara de interés público el Proyecto Hidroeléctrico El Dikes, afirmando que en 11 meses deberá empezar la construcción, que tendrá un costo de $ 1,850 millones de dólares.

Ante esta amenaza, los territorios indígenas de China Kichá, Ujarrás, Salitre, Kabaköl, Yimba Cajc, Boruca y Térraba, han conformado Comisiones de Diálogo que les permita tener un constante monitoreo entre si, al tiempo que unifican criterios para presentar propuestas consolidadas ante el Instituto Costarricense de Electricidad, que impulsa este monumental proyecto; así como a otras instancias que participan del mismo.

Asimismo, los indígenas están en un proceso de capacitación en temas jurídicos, resolución de conflictos, derechos humanos indígenas -entre otros temas-, para efectuar una resistencia basado en conocimientos sólidos. Por ello, los indígenas solo quieren hablar de diálogo no de negociación.

Este Encuentro entre Hermanos Indígenas, significa apropiarse de una lucha que debe ser liderada exclusivamente por los indígenas y sus estructuras locales; aunque esto no impide la solidaridad de personas y organizaciones no indígenas, pero manteniendo un profundo respeto de las decisiones indígenas, dijeron los organizadores.

Este histórico encuentro fue auspiciado por la Unión Internacional para la Naturaleza (UICN), The Nature Conservancy (TNC), fondos propios de los indígenas y de la Asociación Regional Indígena del Dikes (ARADIKES), quien también es organizadora del evento.

Información cortesía de http://www.cedin.info

Gobierno le falla a los campesinos e indígenas

Vía rápida

Insatisfacción en el parque Catedral

PROTESTA. Los campesinos e indígenas que protestan en contra de proyectos hidroeléctricos, mineros y residencial salieron ayer de la Presidencia con un sabor agridulce.

Después de 27 días de protesta en el parque Catedral y solicitando, entre otros aspectos, la creación de una mesa de debate ambiental, el gobierno ayer se mantuvo en su decisión de abrirles un espacio en la mesa de Concertación Nacional. Larissa Duarte, una de las voceras del grupo, dijo que no hay garantía de que en la mesa de Concertación se pueda debatir ampliamente el tema ambiental. Hoy decidirán si levantan o no el campamento en Catedral.

José Arcia

Gobierno pretende imponer figura de tierras colectivas

Vía rápida

Delgado presenta ley de tierras colectivas

INDÍGENAS. Pese a las protestas del Pueblo Naso que denuncia falta de consulta del proyecto de ley que creará una nueva figura comarcal, el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Delgado, presentó a la Asamblea Nacional el proyecto que legaliza la propiedad de tierras colectivas para garantizar el derecho a la tierra a los grupos indígenas excluidos de las comarcas vigentes.

Adolfo Villagra, presidente del Consejo del Pueblo Naso, advirtió en memorial enviado a la Comisión de Asuntos Indígenas de la Asamblea, que no aceptarán esta figura legal, sino la Comarca Naso.

José Quintero De León

Promesas en el aire y sin resultados claros

RECHAZO.INDÍGENAS Y CAMPESINOS SUSPENDEN PROTESTA.

A Torrijos le tomó 18 días atender petición

Manifestantes de distintas provincias se unieron en una lucha pacífica que culminó ayer, domingo.

El presidente Martín Torrijos se comprometió a analizar las quejas presentadas.

CORTESÍA/Presidencia de la República
ENCUENTRO. Torrijos recibió hoy a representantes de la Alianza 12 de Marzo.

José Arcia
jarcia@prensa.con

Fueron 18 días de solicitar la presencia del presidente, Martín Torrijos, en el parque Catedral. Ayer el mandatario llegó escoltado por dos guardaespaldas. Eran las 8:04 de la mañana.

Algunos campesinos e indígenas preparaban desayuno, otros buscaban su toalla para darse un baño y el resto dormía.

“Disculpa Larissa por despertarte”, le dijo Torrijos a Larissa Duarte, una de las voceras del grupo, quien se despertó por la algarabía de algunos campesinos e indígenas a quienes la visita del mandatario, les tomó por sorpresa.

Se cumplía así el sueño de los manifestantes que se tomaron el parque para expresar su rechazo a proyectos hidroeléctricos, mineros y de turismo residencial. “Hicimos que él [Torrijos] bajara de su silla y nos viniera a atender”, expresó Duarte.

El encuentro, que tuvo como sede la Presidencia, duró casi tres horas. Allí, campesinos e indígenas le expresaron al Presidente sus inquietudes.

Al final, Torrijos, según Duarte, se comprometió entre otras cosas, a crear una comisión para investigar hechos que preocupan a los manifestantes como la presencia de la Policía Nacional en comunidades donde se desarrolla un proyecto hidroeléctrico.