La incidencia ambiental robustece la democracia

El siguiente artículo ejemplifica la participación de la sociedad civil organizada en la construcción de un país más democrático y menos corrupto, por lo menos en el tema ambiental.

Burica Press
————————————————-

EL MALCONTENTO

Petaquilla’s dream

Paco Gómez Nadal
paco@prensa.com

Hay situaciones negativas que pueden sonsacar lo mejor de los seres humanos… hasta de las instituciones. Así son las guerras, esos espectáculos patéticos y machistoides que han permitido dibujar los rasgos de la solidaridad y el humanismo más conmovedor. Así son las dictaduras, que sacan de seres aparentemente pusilánimes el carácter y la fuerza que la vida en libertad les adormecía. Así parecen ser algunos despropósitos, que provocan reacciones inesperadas y esperanzadoras.

Eso parece haber conseguido Petaquilla, ese coro de arcángeles inversionistas que se han pasado la legislación del país por donde han querido y el patrimonio natural por una segadora mecánica. Durante los últimos años, estos próceres del capitalismo han obviado estudios de impacto ambiental, límites de concesiones y todos los extremos morales en pro de un beneficio que sale del país dejando como herencia hectáreas devastadas, ríos contaminados y futuro campesino hipotecado con intentos de camuflaje gracias a la bendita responsabilidad social empresarial.

Si no fuera por colectivos como CIAM, ACD, o Mar Viva o Albatros (y otras de su estirpe) no habría cámaras ni ojos para ver y denunciar lo acontecido en Petaquilla, o en Charco La Pava, o en Isla Colón, o en Coiba, o en las comarcas indígenas. La existencia de estas organizaciones robustece esta débil y precaria democracia.

El proyecto minero de Petaquilla ha logrado sacar lo mejor de una institución que casi todos los sectores habían dado por muerta o, como mínimo, perdida para la causa ambiental. La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) ha impuesto una millonaria multa a Petaquilla por sus desmanes. Estamos tan mal acostumbrados que en los corrillos de Panamá se exponen todo tipo de conjeturas sobre las razones que han hecho a la Anam defender de forma tan contundente la legalidad que normalmente mancilla. ¿Carácter bipolar? ¿Presión de organizaciones y medios? Sea lo que sea, yo, que tan duro le he dado a la Anam desde estas páginas, hoy le reconozco la osadía. En realidad, ninguna osadía: el cumplimiento de su deber. Ahora nos queda la duda de si pagarán la multa, de si el Estado utilizará todas sus herramientas para que estos corta palos hagan el estudio de impacto ambiental, incluso de si se avanzará en el debate realmente importante: el de declarar a Panamá como país libre de minería.

Miles de personas desplazadas con sus derechos conculcados por el Estado Panameño perderán todos sus bienes colectivos y tendrán que hacer una nueva vida en otro lado. AES Corporation ha destruido a la fuerza las casas de quienes se reusan a abandonar el área

Miles de personas desplazadas con sus derechos conculcados por el Estado Panameño perderán todos sus bienes colectivos y tendrán que hacer una nueva vida en otro lado. AES Corporation ha destruido a fuerza de intimidación y coacción los bienes y propiedades de los indígenas Ngobes, muchos de los cuales se rehusan a abandonar el área, que les ha sido concesionada de maneral ilegal por ANAM. Ellos un día amanecieron con sus tierras cedidas a la transnacional para el desarrollo de hidroeléctricas. Foto: Florencio Quintero.

Hay que aprovechar este momento, entonces, para reconocer varios fenómenos. El primero es la fortaleza que han adquirido las nuevas organizaciones sociales centradas en la incidencia y en la formulación de propuestas de futuro para el país. Si no fuera por colectivos como CIAM, ACD, o Mar Viva o Albatros (y otras de su estirpe) no habría cámaras ni ojos para ver y denunciar lo acontecido en Petaquilla, o en Charco La Pava, o en Isla Colón, o en Coiba, o en las comarcas indígenas. La existencia de estas organizaciones robustece esta débil y precaria democracia.

El segundo es el del mensaje contundente que se está lanzando a los inversionistas aviones. Los problemas legales y de imagen que enfrentan Red Frog, Chan 75 de AES, Petaquilla o los ya casi olvidados teleférico de Ancón o el delfinario de San Carlos deberían ahuyentar a otros de su calaña. O eso espero.

El tercero y último (aunque hay muchos más) es el de la connivencia de algunas instituciones y empresas que crecen a la sombra de los proyectos dudosos. ¿Se plantearán publicitarias y agencias de la mal llamada comunicación estratégica el reto ético de seleccionar mejor a sus clientes? ¿Llegará el momento en que empresas locales de servicios se declaren objetoras de conciencia cuando uno de estos proyectos inmorales llegue con la chequera manchada de sangre y abusos? ¿Cuestionarán en algo su posición programas de radio o medios en general que cambian de posición en función de la lista de anuncios contratados? Las respuestas las puede ir buscando usted mismo, están a la vista.

Anuncios

Minera Petaquilla pierde demanda en la Corte

AMBIENTE.

Petaquilla pierde demanda en la Corte

LA PRENSA/Archivo
La concesión para la mina es de 13 mil hectáreas.

José Arcia
jarcia@prensa.com

La empresa Minera Petaquilla sufrió un revés en la Corte Suprema de Justicia. La Sala Tercera de la Corte, con la ponencia de Adán Arnulfo Arjona, y secundada por Víctor Benavides y Jacinto Cárdenas, declaró legales los artículos 3, 4, 5 y 6 del Decreto No. 209 del 5 de septiembre de 2006, que habían sido demandados por la empresa por considerarlos ilegales dentro del proceso administrativo que le sigue la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

El decreto establece sanciones para las empresas que empiezan actividades o proyectos sin tener aprobado un estudio de impacto ambiental.

José Gabriel Carrizo, abogado de la empresa, dijo que desconoce el fallo.

PROCESO.FALLO DE LA CORTE DECLARA LEGAL DECRETO DE LA ANAM.

Petaquilla sufre revés legal

La Anam continuará el proceso administrativo contra Minera Petaquilla, por incumplir normas.

Empresa había demandado por ilegal el Decreto 209 que regula procesos de evaluación ambiental.

LA PRENSA/ Archivo
CAMINO. La Anam empezó un proceso de investigación en contra de Minera Petaquilla, por haber comenzado la construcción de una carretera sin tener un estudio de impacto ambiental.

José Arcia
jarcia@prensa.com

La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) seguirá el proceso administrativo contra la empresa Minera Petaquilla, por haber empezado su actividad minera sin tener el estudio de impacto ambiental.

Así reaccionó ayer el director de asesoría legal de la Anam, Harley Mitchell, al conocer la decisión de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia que declaró legales los artículos 3, 4, 5 y 6 del Decreto Ejecutivo No. 209 del 5 de septiembre de 2006, que habían sido demandados por la empresa, por ilegales, dentro del proceso administrativo que la Anam le sigue por empezar actividades sin tener el estudio de impacto ambiental.

El decreto, que regula los procesos de evaluación ambiental contenidos en la Ley General del Ambiente, establece sanciones para las empresas que comiencen actividades, obras o proyectos sin contar con los respectivos estudios de impacto ambiental.

En 2005, la Anam le abrió un proceso a la empresa Minera Petaquilla por haber comenzado una obra sin los estudios requeridos. El proceso fue ampliado en 2006, cuando la Anam descubrió la realización de otras actividades sin la evaluación ambiental.

La compañía presentó la demanda de ilegalidad en contra del Decreto 209 alegando, entre otros aspectos, que la norma violaba el contrato de concesión entre Minera Petaquilla y el Estado, aprobado por la Ley número 9 del 26 de febrero de 1997.

José Gabriel Carrizo, uno de los abogados de la empresa, dijo desconocer el fallo, pero argumentó que a la compañía no se le pueden aplicar esos artículos porque está amparada en un contrato de ley.

A juicio de la empresa, el contrato, al ser aprobado por ley, “ocupa una posición jerárquica superior al decreto”.

Mitchell dijo no entender la demanda, porque a la empresa se le abrió un proceso de acuerdo con lo que establece la Ley 41, mejor conocida como Ley General del Ambiente.

Los magistrados de la Sala Tercera de la Corte concluyeron en su dictamen “que es preciso destacar que el contrato administrativo no tiene jerarquía de ley”.

Mitchell dijo que la empresa aún no cuenta con los estudios de impacto ambiental aprobados para el proyecto de explotación de los minerales metálicos (oro y plata).

Foro sobre el futuro de la minería en Panamá y sus consecuencias

Foro sobre el futuro de la minería en Panamá y sus consecuencias

BURICA PRESS, PANAMÁ. 25 DE ENERO DE 2008

Con la asistencia de más de un centenar de personas de diversos estratos sociales y representantes de sectores sociales afectados por las minerías e invitados especiales nacionales e internacionales se dió el primer día de foro denominado: “Futuro de Panamá y la Minería”.

El evento que fue organizado por una decena de organizaciones no gubernamentales ambientales y tuvo como expositores a expertos internacionales, académicos, empresarios y representantes de organismos multilaterales como el Banco Mundial. En la lista de participantes también figuró el diputado de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, Milcíades Concepción, que fue blanco político directo de los asistentes al evento, una vez tuvieron oportunidad de intervenir en las foros de discusión.

La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) fue la gran ausente, ya que la mayor parte de las críticas se enfocaron no tanto en la ausencia de leyes, normas o políticas per se, sino a la pobre gestión ambiental que hace la ANAM para cumplir y hacer cumplir dichos preceptos legales. Las críticas no sólo se circunscribieron al tema de la minería, sino a la falta de autoridad ambiental que se haga respetar en los diversos temas ambientales donde los empresarios o inversionistas parecen burlar las leyes ambientales ante los ojos de todos por la inacción de la ANAM.

El Banco Mundial, la APEDE y otros gremios fueron sumamente parcos y absolutamente imparciales en sus planteamientos, donde ni siquiera mencionaron la palabra minería en sus argumentos, lo que hiciera que ciertos participantes indicaran que era una pérdida de tiempo invitar a personas que nunca definen posición a pesar que la sociedad reclama que todos los agentes sociales, desde sus esferas de acción sean parte de la solución.

El diputado Concepción también fue duramente criticado por los participantes, ya que manejaba un típico discurso político y elusivo de los compromisos que tiene él como diputado y el gobierno nacional en adecentar la gestión ambiental de Panamá.

El principal foco de atención en el primer día de foro, en los diferentes escenarios montados, fue los daños ambientales y sociales graves que supuestamente produce la explotación minera a cielo abierto en Petaquilla en el Caribe de la provincia de Colón y Coclé.

El foro incluyó testimonios de malos manejos ambientales en otras minas que se han explotado en Panamá e incluyó la denuncia de irregularidades en el contrato de concesión que otorgó el gobierno en 1997.

En un escrito que circuló en el foro, se denunció que el tema minero en Panamá se ha vuelto tan especulativo y peligroso que las concesiones asignadas para exploración y explotación en algunos casos corresponden a enormes territorios y que de ejecutarse los daños ambientales serían enormes.

Esta actividad tuvo como anfitriones principales a la Asociación para la Conservación de la Naturaleza y el Centro de Incidencia Ambiental, organizaciones que lideran los esfuerzos para hacer conciencia del daño ambiental grave que está causando la minería en los bosques, aguas y corredores biológicos de Panamá.

La jornada del primer día de foro fue extensa la cual será de dos días y que culminará con la visita del Defensor del Pueblo, Ricardo Vargas, ante tanto clamor ciudadano por el supuersto abuso cometido cometido por las minerías y el silencio cómplice del gobierno de Panamá.

Rechazan actividad de Mina Petaquilla

Campesinos y estudiantes exigen cierre de mina

[versión para imprimir]
[enviar por e-mail]

 AMPLIAR

Realizaron una marcha.

[ Foto: Elena Valdez / EPASA ]

Elena Valdez

COCLE, PANAMA AMERICA

CIENTOS DE campesinos, estudiantes y obreros de la construcción realizaron una marcha por las principales calles del distrito de Penonomé.

Todos protestaban por el daño que causan al ambiente los trabajos que se realizan en la mina Petaquilla, en Donoso, y por el alto costo de la vida que acaba con el más pobre.

Saturnino Rodríguez, dirigente campesino, señaló que no es posible que el MICI, la ANAM y el gobierno se hayan puesto de acuerdo para aprobar que esta empresa minera esté destruyendo el área.

Alegó que la presencia de la mina ha incrementado la violencia doméstica, los problemas del alcoholismo y hasta la prostitución, y ninguna autoridad hace nada para frenar este tipo de situaciones.

En tanto Gabriel Lorenzo, otro de los campesinos afectados, aseguró que la llegada de la mina a Donoso no sólo afecta a los colonenses, sino también a los coclesanos que ahora deben soportar la violencia, el licor, las riñas y aunado a eso la destrucción del medio ambiente.

Dijo que continuarán protestando hasta que sean escuchados.

 ……………………………………………………………….

MARCHA.

Rechazan la actividad minera

Edilsa González
PENONOMÉ, Coclé

Campesinos que se oponen a la mina Petaquilla realizaron una gran marcha ayer en la ciudad de Penonomé, a la que se unieron obreros del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares y del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales, además de estudiantes universitarios, quienes protestaron por el alto costo de la vida.

Los manifestantes marcharon por las principales calles de Penonomé con pancartas donde exigían el cese de la actividad minera en Petaquilla y que se congelen los precios de la canasta básica familiar.

Saturnino Rodríguez, dirigente campesino, criticó la actitud del Ministerio de Comercio e Industrias, la Autoridad Nacional del Ambiente y el Gobierno, pues, según dijo, se han puesto de acuerdo para aprobar que esta empresa minera esté destruyendo el área.