El avance de mina Petaquilla en el bosque

NOTIFICAción fue hecha POR EDICTO.

Ratifican multa a Petaquilla

La Anam procederá la próxima semana al cobro de 1.8 millón de dólares, y si encuentra resistencia advierte que lo hará por jurisdicción coactiva.

Rafael E. Berrocal R.
Unidad de investigación

rberrocal@prensa.com

La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) ratificó esta semana la multa a la empresa Petaquilla Gold de 1.8 millón de dólares por daños al ambiente, y anunció que procederá en los próximos días a realizar el cobro de la misma.

La sanción definitiva tuvo que ser notificada por edicto a la empresa minera, sin embargo, la Anam advirtió que si llega a encontrar resistencia para el pago lo hará por la jurisdicción coactiva. Aunque la empresa alega que la construcción de la mina está en un 90% avanzada, la Anam reiteró que los trabajos de extracción del oro no se pueden empezar y que toda obra debe ser detenida hasta que se cumplan los nuevos requisitos.

Esto incluye presentar tres estudios complementarios y dos nuevas fianzas por $14.3 millones para compensar daños al ambiente.

Harley Mitchell, asesor legal de la Anam, aclaró que estas fianzas son adicionales a la de $5 millones que impuso el Ministerio de Comercio e Industrias a la firma de la concesión.

EN PELIGRO HAY OTRAS 3 MIL HECTÁREAS DE BOSQUES CUANDO ARRANQUE LA OTRA MINA

El avance de mina Petaquilla

El antes y después. Las fotografías muestran cómo el área boscosa llamada Molejón ha sido transformada por la incursión de la actividad minera.

Vista aérea reciente del lugar que muestra la transformación que ha tenido la zona antes boscosa. En el lugar la compañía ha devastado totalmente el cerro Molejón para extraer el supuesto oro existente.

Rafael E. Berrocal
José Arcia

rberrocal@prensa.com

Hace tres años, el área del río y cerro Molejón, en el distrito de Donoso, Colón, mantenía uno de los bosques más extensos del país. El paisaje boscoso terminaba en las costas, nada lo interrumpía.

Hoy día, esta área ambientalmente protegida es el centro de la actividad minera que amenaza acabar con esa cobertura boscosa.

En total se han afectado o deforestado 160 hectáreas de bosques por parte de la mina de oro a cargo de Petaquilla Gold. El propio estudio de impacto ambiental presentado por la empresa admite que el 80% perdió la cobertura boscosa y el 100% no mantendrá su biodiversidad original. La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) maneja directamente esta información.

La Prensa hizo recientemente un recorrido aéreo por el desarrollo de la mina, que está avanzada en más del 90%, y las imágenes dan muestra de la devastación del sitio. En el reportaje se han comparado tres etapas desde que se inició este desarrollo minero, mostrando la transformación del lugar: de una zona boscosa a una zona casi desértica.

Los monitoreos de la Anam han revelado que en las diferentes categorías analizadas se han encontrado que los niveles de afectación son los más elevados según la tabla utilizada, que va de 1 a 5, es decir, de menor a mayor gravedad.

En suelos la afectación es de 5, al igual que la vegetación y vida silvestre. La calidad de agua tiene un grado de afectación de 4 y casi al final de la escala, con poca afectación (2), está el aspecto relativo a daño a la población y a la calidad del aire.

Por estas razones la Anam sancionó a Petaquilla Gold con un millón 934 mil 694 dólares, pago que aún está pendiente.

Petaquilla Gold se aferraba a que las regulaciones ambientales que debía cumplir al 100% eran las establecidas al momento de la firma de su contrato ley en 2008, pero la Corte falló en su contra este año, dándole luz verde a la Anam para hacerle cumplir la nueva regulación.

“Nosotros estamos cumpliendo al 100% con lo establecido en el contrato ley de 1997, y por nuestra voluntad estamos en el proceso de adecuarnos a las nuevas normas ambientales del país. Queremos hacer todo bien”, ha señalado José Gabriel Carrizo, representante legal de Petaquilla Minerals, dueña de Petaquilla Gold.

Sin embargo, los bosques del distrito de Donoso no solo enfrentan la amenaza de la mina de oro, sino también de una segunda mina de cobre que pretende iniciar construcción en 2009 a cargo de la empresa Minera Panamá, de capital canadiense.

En este proyecto la extensión de bosques que se intervendrá es de 3 mil hectáreas. La compañía dijo que pretende iniciar construcción en 2009.

Proceso de extracción no puede empezarse

El 26 de noviembre Petaquilla Gold recibió lo que tanto esperó: la aprobación de su estudio de impacto ambiental de parte de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), algo que dejó asombrados a los ambientalistas que se oponen al proyecto. Casi de manera inmediata, la compañía anunció en Canadá que empezaría la fase de extracción de oro. Sin embargo, la aprobación de la Anam estableció una serie de requisitos que la minera debe cumplir antes de iniciar operaciones. Esto incluye la presentación de otros estudios de impacto ambiental para trabajos específicos y el pago de una fianza por 14 millones 374 mil 500 dólares.

Este monto se divide en 10 millones por daños al medio ambiente realizados y el resto para garantizar la reparación de daños al ambiente. Ante esta presión, Petaquilla Gold presentó un recurso de reconsideración que tiene detenidos los efectos de la aprobación de su estudio principal, lo que legalmente le impide abrir su operación.

Suspenden temporalmente proyecto minero en Petaquilla

INCUMPLIMIENTO DE NORMA AMBIENTAL

Ordenan suspender proyecto minero

La Autoridad Nacional del Ambiente exige que la empresa presente el estudio de impacto ambiental aprobado, para continuar su actividad.

ubicación. Minera Petaquilla desarrolla sus actividades en Molejón, en el distrito de Donoso, provincia de Colón. LA PRENSA/Carlos Lemos

JOSÉ ARCIA
jarcia@prensa.com

La empresa Petaquilla Gold tiene que suspender las actividades mineras que desarrolla en el área de Molejón y lugares aledaños. La medida también aplica para sus empresas afiliadas: Minera Petaquilla (ahora llamada Minera Panamá), Petaquilla Minerals y Petaquilla Minerals LTD.

Así lo ordenó la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) hasta tanto la empresa tenga la aprobación del estudio de impacto ambiental, que aún está en evaluación.

La Anam, además, sancionó a la empresa con un millón 934 mil 694 dólares. De esta cifra, un millón de dólares corresponde a una multa, y el resto al pago en concepto de compensación ambiental por los daños al ecosistema.

De acuerdo con la resolución de la Anam, por la cual emite la sanción, la empresa Petaquilla Gold afectó zonas de Cerro Petaquilla y de los ríos Molejones, San Juan y Turbe. Las afectaciones incluyen la tala de más de 50 hectáreas de árboles y la extracción de minerales no metálicos.

Todo esto sin la aplicación de medidas de mitigación, lo que ocasionó daños ambientales como erosión del suelo, pérdida de biodiversidad y desmejoramiento de la calidad de las aguas, señala la resolución.

“Los impactos ambientales son progresivos y se irán incrementando en la medida que continúen las operaciones sin los estudios y autorizaciones requeridas”, añade.

Según el documento, la empresa incumplió seis normas ambientales, entre las cuales está la Ley 41 de 1998, mejor conocida como ley general de ambiente, que exige la realización de un estudio de impacto ambiental antes de iniciar una obra.

En 2005, la Anam inició una investigación administrativa porque la empresa había empezado la obra sin ese estudio.

En 2006 se promulgó el Decreto Ejecutivo No. 209 del 5 de septiembre, que establece sanciones para las empresas que cometen esta falta.

La investigación entonces quedó paralizada a raíz de una demanda que presentó la empresa ante la Sala Tercera de la Corte Suprema, para que declarara ilegal la aplicación de ese decreto.

Giovanni Olmos, abogado de la empresa, sustentó la demanda en el hecho de que hay un contrato ley con el Estado y, según él, a la compañía no se le podía aplicar un decreto por ser jurídicamente inferior a una ley.

Sin embargo, la Sala Tercer dictaminó que un contrato ley no tiene rango de ley, por lo tanto el Decreto 209 es válido en el proceso.

Este diario intentó comunicarse ayer con a Olmos, pero no fue posible. También se llamó a la firma de abogados, que aparece en la resolución, pero pidió que se llamará a Stratego Communications, empresa que maneja la relaciones pública de Minera Panamá. Stratego informó, mediante un correo electrónico, que la empresa “esta analizando la resolución”.

MILLONARIAS SANCIONES

2.4 – millones de dólares fue la sanción que se le impuso a Petroterminal de Panamá por el derrame de 5 mil barriles de petróleo en Chiriquí Grande.

1 – millón de dólares fue la multa que recibió la promotora de la barriada Prados del Este, que se inundó en el año 2004.

Minería sigue pidiendo todo el país

ORO. SONÁ Y LAS PALMAS Serán LOS DISTRITOS AFECTADOS POR ESTA ACTIVIDAD.

Mina pide más tierras

La empresa Oro Gold pidió expandir su concesión a 95 mil 149 hectáreas, 86 mil 149 más de lo que pidió al inicio.

Comités ciudadanos saldrán a protestar, y acusan al Ministerio de Comercio de incumplirles una promesa.

Rafael E. Berrocal R.
rberrocal@prensa.com

La empresa canadiense Oro Gold solicitó al Gobierno que le amplíe su concesión de 9 mil a 95 mil 149 hectáreas.

La petición no ha sido resuelta, pero el viceministro de Comercio Interior, Manuel José Paredes, señaló que la ley no le permite a esta entidad detener la solicitudes mineras si cumplen con los requisitos.

La población de Soná y Las Palmas, en Veraguas, está nuevamente en pie de guerra en contra de la actividad minera que se piensa desarrollar, sobre todo, porque el Ministerio de Comercio e Industria les incumplió una promesa de parar el proyecto de la canadiense el año pasado, y ahora ven que la amenaza es mucho mayor.

En el sitio donde pretenden desarrollar la mina de oro hay zonas costeras que son parte del área de amortiguamiento del Parque Nacional Isla de Coiba.

La empresa Oro Gold avanza en su obra. En su página web anunció que hizo muestreos de oro y cobre blanco en Soná.

Dos comités ciudadanos ya anunciaron que habrá protestas.

CONCESIÓN EN VERAGUAS. LA CANADIENSE ORO GOLD YA PROMOCIONA SU PROYECTO POR INTERNET.

Minera busca tomarse todo Soná y Las Palmas

La empresa solicitó ampliar la concesión a 95 mil hectáreas. El Gobierno aún no ha contestado la petición.

La población del lugar retomó esta semana la lucha anti-mina y prepara jornadas de protesta.

LA PRENSA/Carlos Lemos
EN PELIGRO. La zona costera de Bahía Honda, donde residen 2 mil pescadores artesanales, también está incluida en lo solicitado por Oro Gold, a pesar de formar parte del área de amortiguamiento del Parque Nacional isla de Coiba.

Rafael E. Berrocal R.
Unidad de Investigación

rberrocal@prensa.com

La población del distrito de Soná volvió a activar sus comités cívicos para retomar su lucha en las calles en contra del desarrollo de una mina de oro y cobre en el lugar, un proyecto que parecía haber muerto y que ha reaparecido con la amenaza de un mayor impacto.

En el Ministerio de Comercio e Industrias las solicitudes de una sola empresa, la canadiense Oro Gold, ya abarcan 95 mil 149 hectáreas entre Soná y el distrito vecino de Las Palmas, incluyendo áreas del Golfo de Montijo que son parte de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Isla de Coiba.

“No queremos quedar como Petaquilla, donde ya nadie puede parar la mina y los daños ambientales son irrecuperables”, dijo Benedicto Santos, secretario del Comité Sí a la Vida Soná-Las Palmas.

A la agrupación le preocupa que el trámite de la concesión de Oro Gold se haya elevado de 9 mil hectáreas en 2007, a más de 95 mil hectáreas en la actualidad. Esto representa una superficie casi igual al total de tierras sembradas con arroz en todo el país.

Las dimensiones pedidas para el proyecto de Oro Gold superan con creces las de la mina de Petaquilla, en Colón, donde la concesión es de 13 mil 600 hectáreas.

La población empezó a reorganizarse desde esta semana para salir a protestar en contra del movimiento minero que, afirman, ya penetró los partidos políticos del lugar y logró que el Ministerio de Educación incorpore en el plan de estudios del colegio Bonifacio Alvarado una cátedra especializada en el sector minero.

Los representantes del Comité Sí a la Vida Soná-Las Palmas y el Comité por los Derechos de los Ciudadanos Sonaeños manifestaron a este diario que el Gobierno ha incumplido su promesa de frenar esta mina, y por el contrario todo el proceso ha estado avanzado y se ha ampliado a casi todo el territorio del distrito de Soná y Las Palmas.

UN COMPROMISO A MEDIAS

El 9 de agosto de 2007, el viceministro de Comercio Interior, Manuel José Paredes, viajó a Soná, provincia de Veraguas, para calmar a la población que estaba alarmada por el desarrollo del proyecto minero.

Como parte de las promesas, Paredes firmó un acuerdo extrajudicial en el que se compromete a darle trámite a la solicitud de suspensión de la concesión de exploración otorgada a Oro Gold.

Ahora los representantes de los comités mencionados dicen haber sido engañados con este acuerdo firmado por Paredes hace más de un año.

“Queremos parar esto antes de que arranque”, dijo Víctor Hugo Ábrego, otro de los dirigentes del Comité Sí a la Vida Soná-Las Palmas.

Estos grupos apuestan a que el distrito pueda desarrollar el turismo, por el potencial que tienen las tierras, algo que –agregan– se complementaría con la ganadería y la siembra de arroz, actividades tradicionales del lugar.

PROCESO AVANZA

La polémica en Panamá parece no detener los planes de Oro Gold, empresa canadiense que también tiene operaciones mineras en México.

En su página de internet, la empresa promociona que en Panamá ha logrado adjudicarse cinco sitios para exploración de oro y otros metales, áreas que en total suman 750 kilómetros en las provincias de Veraguas, Los Santos, Herrera y Darién.

En el caso de Soná y Las Palmas, la compañía sostiene que ha realizado muestreo de sedimentos en 90 cuencas hidrográficas que representan el 55% de la propiedad. Esto incluye exploración de oro y cobre blanco, según informó Oro Gold en su página.

Este diario buscó la versión de los representantes de la minera en Panamá, pero estos no respondieron a la solicitud.

Mientras, los comités anti-mina denunciaron esta semana que las exploraciones mineras han incluido el lugar llamado Quebrada de Oro y todos los ríos que se encuentran en Soná.

“Hasta se han metido a propiedades privadas sin tener autorización del dueño, y nadie les hace nada. Ya se creen dueños del pueblo”, dijo Bernabé Alain, otro líder comunitario.

Incluso, el anteproyecto de ley que también buscaba declarar a Soná área de exclusión minera solo llegó hasta primer debate en la Asamblea Nacional, y se mantiene congelado.

Aun así el anteproyecto, como está redactado, no pararía los trabajos mineros de Oro Gold ya que uno de sus artículos establece que se respetarían todos los permisos otorgados con anterioridad.

Paredes: ‘todo está en trámites, nada más’

El viceministro de Comercio Interior, Manuel José Paredes, se defendió de los ataques de la población de Soná y señaló que lo que promociona Oro Gold en su página de internet no guarda relación con la documentación que se encuentra en el Ministerio de Comercio e Industrias.

Indicó que parte del problema es la propia legislación que ha permitido que la minera Oro Gold “pida y pida” permisos para exploración minera.

“Si ellos presentan toda la documentación no podemos negarle el recibido de la solicitud. Pero todo está en trámite, nada ha sido aprobado”, dijo Paredes. Al igual que se encuentra en trámite desde hace más de un año una solicitud de la población de Soná para anular la primera concesión de exploración de Oro Gold.

“Si ellos realizaron exploraciones en Soná, lo hicieron de manera ilegal, pero la población o los comités organizados debieron poner la denuncia y no lo hicieron”, agregó el funcionario.

Petaquilla Gold sigue devastando bosques de Donoso

DAÑO A LA NATURALEZA. EL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL NUNCA FUE APROBADO.

Petaquilla devasta

Recursos legales no permiten que la Anam actúe en contra de la empresa, a pesar de un fallo de la Corte.

La minera, liderada por Richard Fifer, confirmó que su proyecto se encuentra en la fase final de construcción.

LA PRENSA/Carlos Lemos
IMPACTO. La fotografía aérea, tomada el sábado pasado, muestra parte del área afectada hasta hoy por Petaquilla Gold en una zona densamente boscosa del distrito de Donoso, provincia de Colón.

Rafael E. Berrocal R.
Unidad de Investigación
rberrocal@prensa.com

Sin tener el estudio de impacto ambiental aprobado, la empresa Petaquilla Gold ha deforestado área boscosa donde está la mina y sus alrededores, y tiene el proyecto en la fase final de construcción.

Esta semana, la minera, que tiene entre sus dueños a Richard Fifer, logró paralizar los efectos de un fallo de la Corte Suprema de Justicia que ratificaba la potestad de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) de detener el proyecto por incumplimiento de las nuevas normas ambientales.

Ligia Castro, administradora de la institución, confirmó que aún no pueden retomar el proceso administrativo contra Petaquilla Gold, y mucho menos parar las obras.

Sin embargo, señaló que una vez la Corte Suprema se ratifique en su fallo, no les tomará mucho tiempo concluir los procesos contra la empresa, que tiene en Donoso, provincia de Colón, una concesión de 13 mil hectáreas (equivalente al tamaño del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, en Bocas del Toro). Pero mientras todo se resuelve, las obras continúan.

José G. Carrizo, representante legal de Petaquilla Gold, especificó que el nuevo recurso legal interpuesto es una solicitud de “aclaración de sentencia”.

MINA A CIELO ABIERTO EN EL DISTRITO DE DONOSO. ASOCIACIONES AMBIENTALISTAS ADVIERTEN DE LOS DAÑOS QUE SE CAUSAN A LA BIODIVERSIDAD DEL LUGAR Y CRITICAN LA INACCIÓN DEL MICI.

Avanza destrucción de reserva forestal

La tala de árboles en medio del bosque del distrito de Donoso no se ha circunscrito al área de la mina de oro, sino que se ha extendido a todos sus alrededores, según muestran nuevas fotografías tomadas por ‘La Prensa’ en el área de la concesión.

Aunque no hay un estudio de impacto ambiental aprobado, la empresa Petaquilla Gold confirmó que la construcción de la planta de refinación de oro ya se encuentra en su etapa final. Un fallo de la Corte Suprema de Justicia permitió a la Autoridad Nacional del Ambiente continuar con los procesos administrativos en contra de la minera, lo que podría llevar a suspender las obras como parte de las sanciones.

Pero la compañía ha dilatado los efectos del fallo, interponiendo otro recurso de ‘revisión de sentencia’, algo que también frena la actuación de la Anam.

LA PRENSA/Carlos Lemos
MÁS TALA. Tina de relave donde quedarán permanentemente los lodos que serán contaminados con cianuro, tras el proceso de refinación de oro.

Rafael E. Berrocal R.
Mónica Palm

Unidad de Investigación
investigacion@prensa.com

La búsqueda de oro parece que no tuvo compasión con una de las reservas forestales más importantes de Panamá.

ANCON ha señalado que en esta zona están los reductos de bosques primarios mejor conservados del país, y que forman parte del Corredor Biológico Mesoamericano.

Nuevas fotografías aéreas de La Prensa revelan el daño que ha sufrido la zona boscosa de Cerro Petaquilla, el río Molejón y sus alrededores, debido a un proyecto minero que se construyó sin tener estudio de impacto ambiental aprobado, y a pesar de las advertencias legales y ambientales de grupos de la sociedad civil .

Ninguna de las autoridades del país pudo detener los avances del proyecto. La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) intentó frenarlo, pero la institución aún sigue impedida para actuar por un nuevo recurso legal interpuesto por la minera ante la Corte Suprema de Justicia.

Mientras tanto, los representantes de Petaquilla Gold están satisfechos con los trabajos de construcción de la mina dentro de las 13 mil hectáreas de bosques que tienen como concesión en el distrito de Donoso, provincia de Colón.

“Ya estamos listos en lo que respecta a la parte operativa y ahora solo esperamos que la Anam apruebe el estudio de impacto ambiental”, dijo José Gabriel Carrizo, representante legal de Petaquilla Gold.

Pero cuando el panorama empezaba a cambiar, en contra de la mina de oro, Petaquilla Gold volvió a refugiarse tras un recurso legal que está dilatando la acción de la Anam.

El 29 de julio pasado, la Corte Suprema de Justicia falló en contra de un recurso de advertencia de ilegalidad interpuesto por Petaquilla Gold a fin de detener las acciones de la Anam. El fallo establece que el reclamo de la minera no tiene sustento legal y que es legítimo el derecho del Gobierno panameño de obligar a Petaquilla a aceptar las nuevas reglas ambientales del país.

El Órgano de Justicia también recalcó que el contrato de la minera no tiene jerarquía de ley de la República y que los cambios que se quieran introducir a las condiciones establecidas originalmente no constituyen una violación a la seguridad jurídica de la empresa.

“La Sala estima que esta protección o garantía [seguridad jurídica] establecida por las partes [el Estado y la empresa] no es absoluta, en razón de que hay una excepción a esta prerrogativa, y que consiste en que la nueva legislación contenga el elemento de utilidad pública o interés social.

Este carácter de utilidad pública o interés social contenido en el cambio normativo trae como consecuencia que el interés privado deba ceder al interés general, aun cuando altere o varíe al régimen de ‘especial’ establecido en el contrato”, sostiene textualmente el fallo de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte.

Ahora Petaquilla Gold ha solicitado una “aclaración de sentencia” que aún no le permite a la Anam continuar con el proceso administrativo contra Petaquilla Gold y decidir si detiene o no la operación de la mina de oro.

Ligia Castro, administradora de la Anam, dijo a este diario que tiene muy en cuenta que por el momento no puede actuar contra Petaquilla Gold, pero señaló que los procesos administrativos que se iniciaron antes de la demanda están bastante adelantados. “Debemos esperar que la Corte se ratifique en su fallo, para entonces terminar los informes. No podemos parar por ahora la construcción de la mina”, recalcó Castro.

DOS MINAS Y DOS PROCESOS

La Anam tiene estancado un proceso administrativo contra la mina de oro que es responsabilidad de Petaquilla Gold –cuyo representante es Richard Fifer y otros accionistas locales–. Castro aclaró que Petaquilla Gold solo tiene aprobado el estudio de impacto ambiental para la construcción de caminos, “no para la construcción de plantas”.

Según informes presentados por Petaquilla Gold, de la mina, ya casi terminada, sacarán entre 317 mil 696 y 593 mil onzas de oro, lo que representa entre 248.3 millones de dólares y 463.5 millones de dólares al precio internacional del oro hoy. La Anam abrió otro proceso contra Petaquilla Copper que busca explotar una mina de cobre en la misma área de concesión. En este caso el proceso se debe a exploración fuera de los límites aprobados.

Fifer perdió el control de esta parte de la concesión, ya que los accionistas canadienses, Inmet Mining, lograron acaparar la mayoría de las acciones en la Bolsa de Valores de Canadá. Ambos grupos, el panameño y el canadiense, se encuentran distanciados por diferencias en el proyecto de cobre.

Irónicamente, los representantes de Petaquilla Gold manifestaron que la Anam tendrá bastante trabajo cuando empiece la construcción de la mina de cobre, que es mucho más grande que el proyecto de oro, haciendo referencia a la parte de la intervención de los bosques.

EL MICI NUNCA ACTUÓ

La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) afirmó que Anam quedó sola en esta lucha por defender los recursos naturales del país, sin recibir apoyo de otras instituciones involucradas directamente como el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) que regula la política de recursos minerales en el país. “El Mici debió haber actuado en este caso, pero en su lugar permitió el desarrollo de la mina sin que tuviera la aprobación del estudio de impacto ambiental”, señaló Alida Spadafora, presidenta de ANCON.

La asociación también reiteró ayer que la construcción de una mina de oro es incompatible con la biodiversidad que tiene el lugar de la concesión, en el distrito de Donoso. “Se trata de una de las áreas más ricas en biodiversidad en todo el país y eso no es compatible con una mina a cielo abierto”, aseguró Spadafora.

También cuestionó la ausencia de actuación del Ministerio de Salud. Spadafora advirtió que muchas de las tomas de agua pueden ser contaminadas con la operación de la mina “y hasta ahora no hay nadie que certifique si en el lugar se han hecho pruebas con cianuro”.

En tanto, el Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) calificó de “una burla a la ciudadanía” el avance que ha tenido la construcción de la mina de oro utilizando la presentación de recursos legales ante los tribunales que imposibilitan la acción de instituciones como la Anam.

Tierras ricas en minerales, a precio de remate

En 11 años de concesión, todo lo que Minera Petaquilla, S.A. ha pagado por el uso de 13 mil 600 hectáreas de tierras en la provincia de Colón, son 253 mil 224 dólares.

El 15% de esa cantidad –es decir, casi 38 mil dólares– fue a parar al Municipio de Donoso, Colón, donde está localizado el proyecto. El resto –215 mil 240 dólares– fue pagado al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en concepto de canon por hectárea.

Es decir que, en 11 años, Minera Petaquilla ha pagado menos de un centavo (0.001 de centavo, para ser más precisos) por metro cuadrado ocupado. El último pago, correspondiente al año 2008, fue por 2 mil 100 dólares: mil 785 dólares a favor del MEF, y 315 para el Municipio de Donoso.

La información fue proporcionada por Guillermo Pianetta, director administrativo del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici). La empresa no ha pagado regalías anuales sobre los minerales extraídos –como le obliga el contrato ley pactado con el Estado en febrero de 1997–, ya que en todo este período, “Minera Petaquilla no ha iniciado operaciones y, por lo tanto, no se ha generado producción de minerales”, explicó Pianetta.

Según los reportes del Mici, el proyecto de Petaquilla Gold (sobre extracción de oro) se encuentra en su etapa final de construcción, mientras que el proyecto de Minera Petaquilla (extracción de cobre) está en la etapa de estudio de factibilidad e impacto ambiental.

Se supone que la fecha límite para el inicio de operaciones de la mina de cobre, era mayo de 2006. “El no inicio de operaciones de la mina de cobre es causal de rescisión del contrato”, advirtió Juan De Dios Villa, director general encargado de Recursos Minerales del Mici, a Manuel José Paredes, viceministro de Comercio Interior, en una carta fechada el 12 de septiembre de 2005, hace ya tres años.

Pese a los incumplimientos, el contrato se mantiene vigente plenamente al día de hoy.

Piden multa millonaria y suspensión de proyecto minero de Petaquilla

MEDIO AMBIENTE.

Piden sanción máxima para Minera Petaquilla

LA PRENSA/Archivo
La mina es a cielo abierto.

José Arcia
jarcia@prensa.com

El Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) y la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza pidieron ayer, por separado, a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), que se multe con 10 millones de dólares a la empresa Minera Petaquilla.

Ciam pidió, además, la suspensión definitiva del proyecto minero.

La solicitud de los organismos no gubernamentales ambientales surge luego que la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia declaró legales los artículos 3, 4, 5 y 6 del Decreto 209 del 5 de septiembre de 2006, dentro de la investigación administrativa que la Anam le sigue a la empresa por empezar actividades sin tener aprobado el estudio de impacto ambiental.

La empresa había demandado los artículos argumentando que el proyecto está amparado en un contrato de concesión aprobado mediante ley. Además de que en el contrato se establecen las evaluaciones ambientales. La Sala Tercera, con la ponencia de Adán A. Arjona y el aval de Víctor Benavides y Jacinto Cárdenas, declaró legales los artículos.

MINERA PETAQUILLA en Colón.

Piden multa millonaria y suspensión de proyecto

José Arcia
jarcia@prensa.com

Los grupos ambientalistas celebraron ayer la decisión de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia de declarar legal el proceso de investigación que adelanta la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) en contra de la empresa Minera Petaquilla, por empezar actividades sin el estudio de impacto ambiental.

El Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) y la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) pidieron a la Anam, por separado, una sanción de 10 millones de dólares.

Ciam sustenta su solicitud en que el proyecto minero de cerro Petaquilla, en el distrito de Donoso de la provincia de Colón, ha afectado bosques, suelos y cuencas hidrográficas importantes como el Corredor Biológico Mesoamericano.

ANCON, en una carta enviada a la administradora general de la Anam, Ligia Castro, señala que la petición es por “el enorme impacto ambiental que este proyecto multimillonario ha causado y causará en un área de una inmensa diversidad biológica, acuífera y forestal”.

Las aspiraciones de Ciam van más allá de una multa. También está pidiendo que la Anam suspenda de manera definitiva el proyecto y que el Ministerio de Comercio e Industria no otorgue a la empresa unas 73 mil hectáreas que está solicitando en concesión.

La Salta Tercera de la Corte, con la ponencia del magistrado Adán Arnulfo Arjona y avalado por los magistrados Víctor Benavides y Jacinto Cárdenas, declaró legales los artículos 3, 4, 5 y 6 del Decreto 209 del 5 de septiembre de 2006, que establece sanciones para las empresas que inicien actividades sin estudio de impacto ambiental .

La empresa Minera Petaquilla había demandado ante la Corte los artículos, por considerarlos ilegales, dentro del proceso de investigación que le sigue la Anam. La empresa también ha alegado que han cumplido con la legislación ambiental, tal como lo establece el contrato de concesión.

A juicio de la empresa, esos artículos no les son aplicables porque el proyecto está amparado en un contrato de concesión aprobado mediante la Ley No. 9 del 26 de febrero de 1997, por lo que es de mayor jerarquía que el decreto. Sin embargo, los magistrados dictaminaron que el contrato de concesión “no tiene jerarquía de ley”.

Las multas más altas

.2007: A Petroterminal de Panamá se le puso una multa de 2 millones 4 mil 678 dólares por el derra-me de crudo en Chiriquí Grande, Bocas del Toro.

.2004: Promotora Nacional de Vivienda, que desarrolló la urbanización Prados del Este, fue multada con un millón de dólares por incumplir el estudio ambiental.

.2007: Desarrollo Turístico Vista Mar tuvo una multa de 930 mil 923 dólares, por empezar la obra sin el estudio de impacto ambiental.