Medida sin precedentes: Venezuela eliminó pesca de arrastre

Venezuela eliminó pesca de arrastre

Yolanda Valery
Yolanda Valery
BBC Mundo, Caracas

Sardinas

La medida busca entre otras cosas promover la pesca artesanal.

La medianoche de este viernes, más de doscientos barcos dedicados a la pesca de arrastre salieron de circulación en Venezuela, cuando entró en vigor una prohibición de esta modalidad de explotación de los recursos marinos.

El ministro de Agricultura, Elías Jaua, había informado una semana antes que no habría más prórrogas, y que a partir del 14 de marzo cesarían todas las operaciones de estas embarcaciones, que atracarían en los muelles y quedarían bajo la vigilancia de las autoridades.

Jaua señaló que con la medida se busca preservar el lecho marino, promover la pesca artesanal, preservar el orden público -ya que, dijo, muchos de estos barcos se dedican al contrabando- y preservar la salud de los marineros, en virtud de que muchos de ellos estaban trabajando en condiciones inadecuadas.

El destino de estos marineros es incierto, aunque el gobierno les ofreció planes para “reciclarse” como pescadores artesanales, agricultores o pequeños empresarios.

Asociaciones de pescadores del occidente del país se declararon “tristes” por la entrada en vigencia de la prohibición, y manifestaron no haber sido escuchadas en sus propuestas para la transformación del sector.

Estos gremios indicaron que unos 50.000 trabajadores, entre marineros y personal de tierra, se quedarían sin sustento, aunque el gobierno señala que el número de hombres de mar no supera los 1.700.

Reconversión o expropiación

En cuanto al efecto que esto tendrá sobre el abastecimiento de pescado, el despacho de Agricultura y Tierras señaló que será mínimo.

El 70% de lo que pescan con arrastre lo venden en altamar, muchas veces de manera ilegal, o lo desechan
Elías Jaua, ministro de Agricultura

“El 70% de lo que pescan con arrastre lo venden en altamar, muchas veces de manera ilegal, o lo desechan”, afirmó Elías Jaua, quien indicó que lo que efectivamente llega a los mercados representa sólo el 6% del total de la producción.

Algunas de las embarcaciones podrán operar en otras modalidades. En concreto, son 40 las que estarían en condiciones de reconvertirse para otros usos, con la anuencia de sus propietarios. El proceso de adaptación duraría de 3 a 6 meses.

Aquellas cuyos dueños no se manifestaran a favor de las adaptaciones técnicas, “serán expropiadas para ponerlas al servicio de la pesca socialista”, dijo el ministro.

Para el resto de las unidades, se maneja la idea de hundirlas para fomentar la creación de arrecifes.

Redes

200 marineros dijeron querer dejar las redes para transformase en agricultores o ganaderos.

De paso, este mismo sábado comenzarán a operar las dos primeras embarcaciones atuneras “de la empresa socialista del ALBA”.

Precisamente, en esa compañía el gobierno estará ofreciendo “cien vacantes en el segundo semestre de 2009”. Otros 200 marineros manifestaron su deseo de transformarse en agricultores o ganaderos.

“No los dejaremos desamparados”, garantizó Elías Jaua.

Anuncios

Pesca panameña fue certificada como protectora de tortugas

MEDIDA GARANTIZA LA EXPORTACIÓN DE CAMARONES

TED

Especialistas de la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) revisan las redes. / Foto cortesía

Gilberto Pérez
periodistas@estrelladepanama.com
El Programa de Implementación del Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas (TED, por sus siglas en inglés) que es utilizado por los barcos camaroneros durante sus faenas de pesca, obtuvo la certificación por parte del servicio pesquero de los Estados Unidos.
El jefe de inspección de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), Plinio Domínguez manifestó que esta es una normativa que exige EEUU para recibir las exportaciones de camarón desde Panamá, que anualmente representa más de 70 millones de dólares y genera a su vez 40 mil empleos.
La inspección se realizó en los puertos de Vacamonte y Coquira.
Los técnicos estadounidenses Clayton Stanger y Robert Hoffman, supervisaron las tareas en alta mar a bordo de los barcos camaroneros.
Sin embargo, pese a que la ARAP mantiene constante monitoreos para hacer cumplir esta norma que está contenida en el Decreto-Ley 82 del 2005, algunos barcos incumplieron las mismas.
En lo que va del año se han realizado 104 inspecciones en alta mar, detectándose violaciones a la reglamentación. Cuando se detectan irregularidades, los infractores pueden ser sancionados con multas que van desde los 7 mil hasta los 9 mil dólares y se le suspende de la licencia por seis meses.
En caso de reincidencia, la ARAP procede a cancelar de por vida el permiso de pesca.
El dispositivo se instala en los barcos de pesca de arrastre, el que está conformado por una parrilla de 32 pulgadas que se ubica en la boca de entrada del saco que mantiene una malla inteligente que permite la salida a la tortuga.