Panamá: gobierno confronta con violencia a manifestantes indígenas, campesinos y obreros

Gobierno de Panamá, hace uso de fuerza para imponer ley que concede territorios indígenas para hidroeléctricas y minería.

Enlazamos nuestra fuente al portal OTRAMERICA, que como medio internacional, no corporativa, cubre paso a paso los eventos que ocurren en Panamá.

Por favor acceda al sitio:

http://otramerica.com/

A nivel nacional recomendamos la cobertura de La Estrella de Panamá (noticias frescas muy rápido en línea) y la Prensa (un poco lento en su cobertura, pero aceptable). En todo caso Burica Press recomienda leer con cautela todas las fuentes.

La noticia ha sido recogida por los medios internacionales, pero aún sigue siendo débil la cobertura internacional y muy sesgada la cobertura nacional. Los canales de televisión panameña, si bien cubren, mientras lo hacen, llenan con argumentos de opinión los hechos reales. El televidente incauto puede fácilmente ser manipulado.

Cuando un hecho ocurre, el medio simplemente debe cubrirlo. No le corresponde al periodista dar su opinión a favor o en contra. Eso lo debe hacer otro actor y de ambos lados de la moneda.

El periodismo panameño sigue cojo, y seguirá cojo, mientras la misma gente que detenta el  poder, es la gente que informa.

Lamentable que los periodistas hayan decidido que los comunicados de la  Policía Nacional son verdad incuestionable y la verdad del campo esté detrás. Un sólo par de horas han demostrado que los comunicados han estado llenos de mucha falsedad y manipulación.

Gracias a Otramérica por cubrir minuto a minuto estos eventos.

Burica Press

La Policía Nacional de Panamá ha reprimido con fuerza a los manifestantes indígenas. Parecen felices de su actos.

Comunidades campesinas defienden al río Cobre

Comunidades campesinas defienden al río Cobre

Declaran non grato a promotor de represas en la zona

Resolución 20 DE NOVIEMBRE DE 2008

EDUARDO VALLARINO Y ESTRECHOS S.A.

NON GRATOS PARA EL RIO COBRE

El Movimiento Campesino en Defensa del Río Cobre (Mo.Cam.Der.Co), organización popular que reúne a comunidades campesinas de los Distritos de las Palmas, Cañazas y La Mesa de la Provincia de Veraguas va a cumplir 6 años de estar realizando de forma pacífica protestas de todo tipo para demostrar al gobierno nacional, a la empresa Hidroeléctrica Estrechos S.A. y sus posibles fuentes de financiamiento que su proyecto no nos interesa, no lo queremos y no es viable para nuestro río y comunidades.

En este mes nos llenamos de patriotismo para dar a conocer públicamente la siguiente resolución.

Considerando que:

1. El proyecto Estrecho S.A. empezó a crear conflicto desde el año 2002 cuando a espaldas del pueblo afectado ya se estaban hacían estudios y tramites en la Autoridad de los Servicios Públicos. Fue por el disgusto de dueños de predios que vieron gente extraña haciendo picas, trochas y puntos sin autorización ni identificación, lo que alborotó el congo en el 2003. Después de una fuerte investigación nos enteramos que el Río Cobre estaba en una lista de más de 100 proyectos hidroeléctricos que se quieren hacer para privatizar las aguas de los ríos y vender energía eléctrica.

2. Estos proyectos son baratos para las empresas que las operan por todos los subsidios e incentivos que el Estado les otorga. Además no hay ley que los obligue a tener compromiso social con las comunidades aledañas ni tampoco hay entidades encargadas de velar y garantizar los intereses de los afectados. El Estado pierde las contribuciones en patentes e impuestos, mientras que los inversionistas se llenan los bolsillos con un negocio sumamente redondo y atractivo. Los bajos costos de producción ni siquiera se reflejan en las tarifas eléctricas la cual seguirá subiendo por más hidroeléctricas que construyan. Las experiencias de represas en Panamá no han sido positiva para las comunidades afectadas y hay una enorme deuda social que saldar.

3. El pasado 8 de noviembre cumplimos 3 meses de mantener el campamento campesino de protesta “El Río Cobre no se Vende” contra la Autoridad de los Servicios Públicos y la Autoridad Nacional del Ambiente, que siguen empeñados en no ponerle punto final a este conflicto sino todo lo contrario continúan aprobando concesiones y permisos como lo fue la 6ta prorroga otorgada hasta el 6 de noviembre de 2009 para que la empresa avance con sus planes especulativos. En vez de darnos una solución nos invitan a negociar con la empresa porque pueden expropiar a los que no acepten vendes sus tierras.

4. El empresario Eduardo Vallarino manifestó en prensa escrita el día 19 de noviembre de 2008 que “ha logrado comprobar que Mo.Cam.Der.Co es patrocinado por fuerzas políticas internas y externas como las de Hugo Chávez para no permitir que las familias que tienen tierras en el área de impacto reciban beneficios”

5. Aseguró además que los miembros de la directiva de Mo.Cam.Der.Co son los únicos que se oponen a la represa porque el resto de la población esta de acuerdo con que se construya y que pese a la férrea oposición de Mo.Cam.Der.Co continuará con el proyecto por la construcción de la hidroeléctrica.

6. Ninguna represa u otro proyecto debe sacrificar los derechos de ningún ciudadano o grupo de personas afectadas. No deberían construirse sin el consentimiento de las comunidades afectadas. Como dice uno de los principios fundamentales de los derechos humanos: “Los pueblos tienen derecho a determinar su destino y desarrollo económico, social y cultural.”

Resolvemos

1. Mantendremos el campamento campesino “El Río Cobre No se Vende” como medida de protesta pacífica indefinida durante los próximos meses, hasta que recibamos muestras de compromiso favorable de parte de las autoridades municipales en turno y los aspirantes a las próximas elecciones para que juntos declaremos al Río Cobre reserva hídrica de la Sabana Veraguense. Es necesario dar paso a que los inversionistas y el gobierno demuestren con hechos, buenas experiencias, legislaciones para los afectados y tarifas bajas para Panamá. No nos oponemos al desarrollo, nos oponemos a la imposición. Siempre habrá necesidad de energía y agua; queremos guardar recursos para el futuro.

2. Retamos al Sr. Eduardo Vallarino a que demuestre donde y cuando se comprobó que nosotros somos patrocinados por el presidente de Venezuela y las fuerzas oscuras del más allá.

3. Le recordamos al Sr. Vallarino que su propio estudio de impacto ambiental, en la sección de participación ciudadana están las encuestas que realizó para sondear la opinión de la población sobre el proyecto y que a pesar de que las realizaron en comunidades lejanas al área de impacto, el resultado demostró que el sentir de la población es No a la represa. (Ver Estudio de Impacto Ambiental que reposa en ANAM).

4. Invitamos a los medios de comunicación, a la ASEP, ANAM, la Defensoría del Pueblo a que efectúe una Audiencia Pública entre la empresa y Mo.Cam.Der.Co para debatir la problemática y que prueben sus acusaciones.

5. Si Eduardo Vallarino esta tan seguro de que las comunidades ribereñas del Río Cobre están de acuerdo, someta su proyecto a una consulta pública transparente para que este pueblo campesino afectado decida.

6. Por su prepotencia declaramos de forma rotunda al Sr. Eduardo Vallarino y los promotores de la empresa Estrechos S.A. NON GRATOS en las comunidades ribereñas del Río Cobre. La sangre ya empezó a derramarse y que no crea que porque somos campesinos vamos a desistir de defender nuestros derechos, porque el caso del río Cobre es un símbolo de lucha para nosotros, para la provincia de Veraguas, para la población campesina y para la promoción de una verdadera y real participación ciudadana. Nuestra mayor fortaleza es la solidaridad del pueblo panameño y de todas las organizaciones que sientan que es necesario lograr salvar ríos de represas.

“Yo no vendo mi patria, yo no vendo mi río, yo no vendo mi tierra”.

La historia se escribirá para que este pueblo no olvide el sacrificio y la sangre que tubo que ser derramada para luchar por la defensa de nuestro río, nuestro territorio y la dignidad de este pueblo que se rehúsa como Urracá a rendirse ante los invasores y opresores.

Fuertes, Dignos y Pintados de Valor gritemos: “Con la represa de Eduardo Vallarino … ¡No Hay Trato!”

——————————————————–

IMÁGENES DEL CAMPAMENTO Y LA MANIFESTACIÓN PRO DEFENSA DEL RÍO COBRE EN LA PROVINCIA DE VERAGUAS

ADEMÁS OBSERVE EFECTOS DE LA REPRESIÓN POLICIAL HACIA LOS DEFENSORES DEL RÍO

Sigue estado de sitio en área de represa Chan 75, Panamá

POLICIA NACIONAL IMPIDE LIBRE ACCESO A COMUNIDADES NGOBES AFECTADAS POR OBRAS DE AES CORPORATION

Burica Press. Changuinola, 21 de febrero de 2008.

Una vez más, la Policía Nacional al mando del Sub-Comisionado Jose Manuel Rios, ha impedido el libre transito hacia la comunidad Ngobe de Charco de La Pava, en la Provincia de Bocas del Toro, Republica de Panamá, donde la empresa norteamericana Corporacion AES esta construyendo el proyecto hidroeléctrico Changuinola I (Chan-75).

En una flagrante violación al derecho constitucional de libre movimiento en el territorio nacional, el 21 de febrero del 2008, el Sub-Teniente V. Serrano le negó la entrada a Charco la Pava a un grupo de observadores ambientales, que intentaban ingresar a la comunidad para recoger información sobre presuntas violaciones a los derechos humanos, relacionadas con la construcción del proyecto hidroeléctrico. El subteniente, en compañía de otras tres unidades de la Policia Nacional, ordenó que los ambientalistas fueran escoltados hasta la poblacion de Ojo de Agua, el poblado no indigena más cercano al sitio de presa.

Según los miembros de la Policía, la entrada a la zona está restringida a todo aquel que no sea trabajador de la construcción, residente de la comunidad o miembro de la Policia Nacional. Cuando los activistas pidieron reunirse con algunos representantes de la comunidad de Charco la Pava, la petición fue negada aduciendo que no se podía contactar ni hablar con ningún miembro de la comunidad durante la construcción del Proyecto. El Sub-teniente también añadió que no podía divulgar los datos de la autoridad que había dado la orden de negar el acceso a las personas.

Despues de la violenta represion del 3 de enero de 2008, la Policía de Changuinola, dirigida por el Sub-Comisionado Rios, ha establecido un cerco policial permanente sobre las comunidades Ngobe de Valle Rey y Charco de La Pava, con la finalidad de obligar a los moradores indigenas a aceptar los trabajos de construccion que realizan la empresa AES Changuinola y su contratista de capital danes Changuinola Civil Works. En lo que va del año, la Policía ha negado la entrada a varios periodistas e incluso llegaron a detener a un voluntario del Cuerpo de Paz hace algunas semanas.

Los ultimos acontecimientos son una clara evidencia de que el estado de derecho ha desaparecido en la Provincia de Bocas del Toro. Hace ya dos meses que se presento un amparo de garantias constitucionales ante la Corte Suprema de Justicia, que todavia no ha sido resuelto; y la Direccion de Responsabilidad Profesional (DRP) de la Policia Nacional ha desatendido las denuncias que se han presentado en contra de los abusos cometidos por unidades policiales bajo la responsabilidad del Sub-Comisionado Jose Manuel Rios. Es una verdadera verguenza que las mas recientes violaciones a nuestra Carta Magna hayan coincidido con una visita que realiza a Bocas del Toro la Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), para evaluar los impactos que tendrán los proyectos hidroeléctricos que se estan construyendo en el Bosque Protector Palo Seco, área de amortiguamiento del Parque Internacional La Amistad, Sitio de Patrimonio Natural de la Humanidad.

Testimonios de la represión en Bocas del Toro

Adelantos de testimonios de lo sucedido en el Río Changuinola, Reserva de la Biósfera.

La policía arrestó familias enteras, incluyendo mujeres y menores de edad, incluyendo niños de menos de un año.

Changuinola. Burica Press. 5 de enero de 2008.

El día 4 de enero de 2008 el movimiento comunitario Ngobe de las montañas de Changuinola a orillas del río del mismo nombre fueron sorprendidos en su propia comunidad por un pelotón de 40 policías antimotines, que llegaron al sitio de protesta pacífica donde no existe carretera, ni camino o calle que despejar más allá de donde estaban. Ellos tienen más de dos semanas de estar haciendo resistencia pacífica para evitar ser desalojados a la fuerza o con intimidación de las áreas de trabajo, operación e inundación de un proyecto hidroeléctrico denominado Chan 75, el cual ellos rechazan debido a que ya se han percatado que sólo los perjudicará sin lugar a dudas.

Uno de los testimonios indica que ellos comenzaron a rezar cuando la policía se acercó, un poco a la Gandhi para apaciguar los ánimos. Otro testimonio de una mujer cuenta como su hijo de tres años le apretaba al pecho muy fuerte mientras la policía le daba un rodillazo, tumbada al piso, le bajaron la falda frente a todos y la esposaban.

Otro testimonio cuenta como después que ellos se retiraron del sitio de protesta la policía los persiguió hasta las propias comunidades, yendo de casa en casa, buscando a las personas, mucho más allá de la orden de “desalojar la vía”.

Existe además un video de la camisa completamente ensangrentada de un niño de 9 años al que un policía le dió un toletazo.

Es importante hacer conocer toda esta serie de abusos policiales en Changuinola con tal que todo esto no se convierta en nuestro pequeño Tlatelolco donde nada pasó y donde nadie vió nada, indicó Lucía Lasso, antropóloga de una organización no gubernamental que trabaja en proyectos de conservación en la Reserva de la Biósfera La Amistad, que incluye el área del conflicto.

Burica Press

———————–
Indígenas exigen justicia

Itsel Miranda Jordán
CORRESPONSAL de El Panamá América, 5 de enero de 2007.

El grupo de indígenas que fue detenido por organizar acciones de protesta en contra del proyecto hidroeléctrico Chan 75, que se lleva a cabo en la comunidad de Charco La Pava, exigen justicia.

Mariano Villagra, padre de una de las menores arrestadas, indicó que no es justo que los niños fueran maltratados.

Aseveró que si tienen que ir a instancias internacionales, para hacer valer sus derechos lo harán.

“Mi hija está embarazada y los policías la agarraron como un animal y la tiraron al vagón del patrulla, sin tomar en cuenta que le podían hacer daño al bebé”, dijo.

Mencionó que no están de acuerdo con el proyecto porque los perjudica notablemente.