Detienen a nueve ecologistas chiricanos

CHIRIQUÍ. OPOSICIÓN A PROYECTOS HIDROELÉCTRICOS.

Detienen a nueve ecologistas

El director provincial de la Anam, Harmodio Santamaría. acudió a la protesta para hablar con los manifestantes. La marcha fue reprimida por los efectivos antidisturbios de la Policía Nacional.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eduardo Espinosa
DETENCIONES. Las acciones se desarrollaron en los puentes de la comunidad fronteriza de Gariché.1043562
Eduardo E. Espinosa
GARICHÉ, Chiriquí.

Al menos nueve personas fueron detenidas cuando grupos opositores al desarrollo de proyectos hidroeléctricos que utilizarán las aguas de los ríos Chiriquí Viejo y Gariché en el distrito de Bugaba, cerraron el paso vehicular de la vía Panamericana por más de 40 minutos.

Luego de marchar dos kilómetros desde el sector conocido como la entrada de San Andrés, hasta los dos puentes sobre el río Gariché, el grupo fue atendido por el director provincial de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), Harmodio Santamaría, quien dijo tener la intención de escuchar los argumentos de los manifestantes.

Al ser consultado sobre la queja de los conservacionistas de la naturaleza, dijo, “no se si es justo o no, lo que puedo decir es que vivimos en un estado de derecho, igual que todos los panameños y las empresas tienen el derecho que la ley les da”.

Los quejosos leyeron un manifiesto de las comunidades de los distritos de Bugaba, Barú, Renacimiento y Boquerón que afirma que se verían afectados con el desarrollo de hidroeléctricas, por ello piden su cancelación.

Al culminar el mitin, el mayor Ismael Herrera, encargado de los agentes de policía antidisturbios, ordenó la evacuación de las personas, dándose la detención de una mujer y ocho hombres, entre ellos el activista del movimiento de defensa del río Chiriquí Viejo, Luis Espinosa. El noveno detenido fue otro civil, quien se dedicaba a tomar fotografías con un celular.

Eliécer Aguirre, de Paso Canoa, dijo que el proyecto afectaría la potabilizadora que se encuentra en ese río.

Anuncios

Fuentes de aguas, amenazadas

ACUERDO. Ecologista pide participación de toda la sociedad.

Fuentes de agua, amenazadas

Búsqueda de agua para el ganado ocasiona el deterioro cada vez más acelerado de las corrientes de agua.Autoridades tratan de educar a los interesados para desarrollar negocio del turismo ecológico.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/ Eduardo Espinosa
Advertencia. Al no existir un eficiente sistema de protección, la calidad de las aguas se perjudica.

Eduardo E. Espinosa
DAVID, Chiriquí

El biólogo y ambientalista chiricano Demetrio Miranda advirtió que si no se toman las medidas adecuadas, en el futuro comenzará a escasear el agua en Chiriquí, tal y como pasa en otros países, pues aseguró que es poco lo que se hace para vigilar y promover el manejo de las cuencas hidrográficas en Chiriquí.

Sugirió que para paliar el problema, es necesario mantener y establecer de forma correcta la administración de las cuencas hidrográficas, y para lograr eso se debe contar con la participación de los municipios, la sociedad civil, la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), los propietarios de las fincas cercanas a las cuencas, ríos y quebradas los cuales, sostuvo, son una figura importante en este esquema.

Para el biólogo, es necesario promover siembras con vegetación que ayuden a conservar la humedad en la zona, con bambú, por ejemplo, por su rápido crecimiento, o de ejemplares de espavé, corotú, rasca y poma rosa. “En general, tipos de árboles de gran follaje”.

Por otro lado subrayó que, al no existir un eficiente sistema de protección de nuestras aguas, el riesgo que corremos es que la calidad de las mismas se vea perjudicada, al igual que la producción o generación de este líquido.

“Muchos propietarios de fincas, tal vez por desconocimiento, realizan talas desordenadas en las zonas en que se encuentran cuencas de aguas, muchos con la finalidad de facilitar el acceso del ganado a fuentes de agua”, argumentó.

Por su parte, Ricardo Samaniego, director de la Anam en Chiriquí, indicó que el Gobierno recientemente aprobó la suma de 3 millones de dólares para reforestar las principales cuencas del país.

Destacó además que, de esas, cinco pertenecen a los principales ríos de Chiriquí: Chiriquí Viejo, Chico, David, Chiriquí y Tabasará. Agregó que se realizan seminarios a los que asisten los moradores de las comunidades interesadas en desarrollar pequeñas empresas dedicadas al negocio del turismo ecológico.

Critican hidroeléctricas

Por otra parte, Miranda aseguró que otro factor que causa daños a los ríos es el desarrollo de los proyectos hidroeléctricos, porque producen inestabilidad hidrológica en las corrientes de agua.

“Se altera la vida acuática natural, sumando a ello la desviación de los cauces naturales de las aguas por canales artificiales también altera completamente los niveles freáticos o acuíferos.

Por su parte, el ingeniero Raúl Montenegro, también ecologista y ex director del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales en Chiriquí, dijo que los proyectos hidroeléctricos hacen que se alteren las condiciones naturales de los ríos y al desestabilizarse los sistemas hídricos se afecta todo el ecosistema que vive en las diferentes corrientes de agua.

ECOLOGÍA EN PELIGRO

MITIGACIÓN:Ambientalista recomienda que se promuevan campañas de reforestación en las cuencas de los ríos.

REACCIÓN: Anam asegura que realiza acciones para evitar que se dañe al medio ambiente en las cuencas de los ríos.

HIDROELÉCTRICAS:Advierten que los embalses de agua causan alteraciones en el ecosistema de las corrientes de agua.

Cuando los ríos se secan

CHIRIQUÍ.ANAM APLICARÁ PLAN NACIONAL DE REFORESTACIÓN.

Cuando los ríos se secan

El Idaan toma agua del río David para abastecer a las 130 mil personas que residen en el distrito.Se requieren 21 millones de galones de agua por día, pero este verano solo se captaron 16 millones diarios.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/B. Gómez
PROBLEMA. Demetrio Miranda, dirigente ambientalista, señala que la disminución del caudal de los ríos chiricanos se debe, entre otras cosas, a la depredación de los bosques de galerías, aquellos que rodean la cuenca.831918

Boris Gómez
DAVID, Chiriquí

Esta semana los ambientalistas de la provincia de Chiriquí alzaron su voz para solicitar a las autoridades que inicien, cuanto antes, un programa de reforestación en las riberas de los ríos.

Este verano el síntoma más evidente del problema lo sufrieron los moradores de las barriadas populosas, como Los Abanicos, en David, en donde 500 familias experimentaron el desabastecimiento de agua.

Los hombres y mujeres de la zona, preocupados por la salud de sus hijos, amenazaron con protestar en las calles ante lo que consideraron como un mal servicio del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan).

En consecuencia, los funcionarios del Idaan distribuyeron el líquido de puerta en puerta, con el uso de carros cisterna.

Guillermo Ardila, director regional de la entidad, dijo que solo en la ciudad de David se requieren 21 millones de galones de agua por día para abastecer a la población, pero en la estación seca solo se pudieron captar 16 millones diarios.

El Idaan toma agua del río David –una subcuenca del río Chiriquí– para abastecer a las 130 mil personas que residen en el distrito.

ACERCAMIENTO AL PROBLEMA

ESPECIAL PARA LA PRENSA/B. Gómez
SECUELAS. La extracción de materiales altera el cauce del río Chico. En verano se seca y en invierno causa daños a su entorno.

Demetrio Miranda, dirigente ambientalista, señala que la disminución del caudal de los ríos chiricanos se debe, entre otras cosas, a la depredación de los bosques de galería.

“Si no somos estrictos en la protección de los ríos, tendremos días muy duros en pocos años. Entonces todos seremos afectados: los ganaderos, los industriales, los constructores y todos los usuarios”, advirtió.

Según estipula la legislación ambiental, los bosques de galería –los que crecen en las riberas de los ríos– deben tener en ambas orillas la misma extensión que el cauce, es decir, si un río mide 20 metros de ancho se debería dejar, a cada lado del cauce, 20 metros de bosques. Pero en la práctica eso no se cumple.

Miranda llamó la atención a los ganaderos que incumplen esta disposición para aumentar sus territorios de pastoreo.

“Donde hay bosque hay captación de agua para los ríos, donde no hay bosque solo caen sedimentos a la corriente”, explicó.

Este tipo de depredación no es exclusiva de los chiricanos. La página http://groups.msn.com/bosquesgaleria señala que actualmente cerca de 60 mil especies vegetales de las casi 250 mil existentes en el planeta corren el riesgo de extinción en los próximos 20 años, debido a la destrucción de su hábitat natural, realidad que ha despertado una polémica y preocupación mundial.

En este contexto, el bosque de galería se establece como una importante formación forestal a ser conservada y recuperada por su gran importancia estratégica en la protección de los recursos hídricos, así como también del suelo, de la vegetación y de la fauna.

La extracción de materiales

Eberto Anguizola, quien es consultor privado y realiza estudios hidrológicos, afirma que otra de las causas del problema es la extracción indiscriminada de material rocoso y de arena.

El abuso de estos recursos naturales, junto a la deforestación, acelera la formación de sedimentos.

Anguizola explicó que la reducción de distancias entre las fronteras agrícolas y urbanísticas ha provocado la obstrucción de las tomas de agua cada vez que llueve.

Según el consultor la extracción de materiales pétreos de los ríos solo se debería permitir tras la presentación de estudios hidrológicos en los que se compruebe que esa actividad no alterará el caudal, pero la mayoría de la veces eso no se hace y los permisos se otorgan.

EL IDAAN EN PROBLEMAS

En Bugaba, el diputado de ese distrito, Rubén Darío Beitía, denunció que el pueblo sufría por la lentitud de las autoridades del Idaan. Denunció que para solucionar la falta de agua en esa comunidad se requiere de una bomba de succión que vale 15 mil dólares, pero que aún no se compra.

Raúl Montenegro, ex director regional del Idaan, explicó que las tomas de agua de la institución se quedaron pequeñas, dado el aumento que ha experimentado la población en los últimos años.

“Nos estamos quedando sin agua por el mal manejo de las concesiones, además porque ningún gobierno ha insistido en proteger las cuencas. Aquí todos nos lavamos las manos y el problema es de todos”, dijo.

Programa de reforestación

Cinthya Sánchez, del Departamento Forestal de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), dijo que es evidente la disminución de los caudales de los ríos, a pesar de que desde hace 40 años se advirtió del problema.

Sánchez, al igual que los ambientalistas locales, cree que la mejor vía para revertir este problema es la reforestación”.

“Tenemos que sembrar, al menos, 50 mil árboles, por año, y por los próximos 10 años, para frenar el daño que se ha generado en las cuencas de los diferentes ríos del país”, calculó Sánchez.

Mario Gómez, director regional de la Anam, explicó que el Estado pondrá en marcha un plan nacional de reforestación que implicaría la recuperación vegetal en 300 mil hectáreas.

Sánchez señaló que la implementación del plan requerirá de la colaboración de todos los ciudadanos, porque en la Anam solo trabajan 60 funcionarios, que aunque quieran no podrían cumplir con la cantidad de árboles a sembrar.