Caos urbanístico ya llegó a los pueblos del interior

CARENCIA. La falta DE agua potable es uno de los problemas más marcados.

Crecimiento desordenado llega a ciudades del interior

Plan de desarrollo urbano de David tiene 20 años de atraso y no hay dinero para confeccionar uno nuevo. En Penonomé el servicio de recolección de basura tiene deficiencias y no hay un vertedero adecuado.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/ Ney Castillo
SANTIAGO. Los postes de una barriada fueron colocados en medio de lo que debía ser la calle. 
Redacción de La Prensa
nacionales@prensa.com

Los problemas creados por el desorden urbanístico de las urbes de Panamá y Colón se sienten con más fuerza en otras ciudades como David, Santiago y Penonomé, en donde el aumento de la construcción de barriadas ocasiona que los servicios públicos se hagan insuficientes, lo que va directamente en detrimento de la calidad de vida de sus habitantes.

En la ciudad de David, por ejemplo, el Plan de Desarrollo Urbano tiene 20 años de retraso, pero el municipio no cuenta con los fondos para pagar un estudio actualizado.

Sin esto, la construcción de parques, paradas de autobuses, designación de áreas verdes, edificación de centros sociales, tanques sépticos y ampliación de tuberías de distribución de agua por ejemplo, se desarrolla sin un plan maestro de desarrollo.

La directora del Ministerio de Vivienda, Ellis Ríos, asegura que todos los organismos estatales se están reuniendo para buscar la unificación de criterios, aunque todos saben que el principal problema es la falta de agua potable. A esto el ex director del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) Rogelio Baruco opina que desde el año 2001, cuando se hizo la ampliación de la potabilizadora de Algarrobos para producir de 14 a 20 millones de galones de agua, pocas cosas se han hecho en favor de ampliar la capacidad de captación de líquido, lo que obliga a sus directivos a aplicar drásticos racionamientos del servicio en la estación seca.

Sin embargo, esta situación ha dejado claro que los sistemas de acueductos y alcantarillados no tienen la capacidad de sostener este incremento habitacional.

Un caso similar se repite en la ciudad de Santiago, en donde la planta potabilizadora no alcanza para suplir la demanda actual. Muchas áreas, sobre todo en las zonas altas y el área sur de Santiago, pasan por una dura crisis, pues el agua no llega a las residencias.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/ Edilsa González Roca
NORMAS. Ingenieros municipales dicen que para otorgar un permiso de construcción hay cumplir con las exigencias legales.

El Idaan realiza esfuerzos para ampliar la capacidad de procesamiento de agua, para garantizar que toda la población reciba el servicio.

Marcelo Tristán, administrador del Idaan en Veraguas, reveló que un proyecto de la ampliación de la planta potabilizadora de agua está en ejecución, lo que implica la inversión de 400 mil dólares.

En Santiago, además el sistema de alcantarillado no soporta la conexión de estas nuevas casas, por lo que los proyectos construidos desde 1996 han tenido que construir sus propios tanques sépticos.

José De Gracia, residente de la barriada Santa Mónica, indicó que este residencial presenta severos problemas con las calles, cunetas, aceras y el sistema alcantarillado.

Dijo que en los lotes de menos de 600 metros se han construidos tanques sépticos lo que es violatorio de las normas de salubridad.

Arnold Santamaría, ingeniero municipal de Santiago Manifestó que cuando un proyecto de este tipo llega al municipio se tiene que verificar que esté cumpliendo con los requisitos exigidos por las entidades pertinentes.

Apuntó que es muy importante garantizar en los temas del acceso a la luz, servicio de aguas negras, agua potable, aceras, calles y áreas verdes, luego de esto el proyecto es aprobado.

Denuncian engaños

Víctor Jordán, coordinador del Frente Anticorrupción en Veraguas, manifestó que muchas personas en Santiago han sido engañadas por las promotoras, pues se aplica una serie de trabas que los afecta.

Además, dijo que más del 60% de los proyectos residenciales en Santiago presenta algún tipo de problemas, que perjudica a los compradores de las viviendas.

Explicó que estas situaciones han sido denunciadas, pero que en muchas ocasiones es difícil encontrar respuesta.

En la ciudad de Penonomé a la construcción de nuevas barriadas se ha sumado el incremento de nuevos locales comerciales. Almacenes de ropa y mercancía seca, cadenas de supermercados y franquicias internacionales se han ubicado y otras están en proceso.

Faltan estacionamientos

Este crecimiento de la ciudad trae consigo problemas como la ampliación del alcantarillado, el cambio de las viejas tuberías de asbesto del acueducto que incide en la baja presión de agua, la construcción de nuevas calles y aceras, estacionamientos.

Además se hace necesaria la construcción de una nueva terminal de transporte y un adecuado sistema de recolección de basura.

Mario Santana, ingeniero municipal de Penonomé, señala que el desarrollo urbanístico de esta ciudad avanza en todas direcciones incluyendo el área norte.

Agregó que tanto el municipio como el Ministerio de Vivienda exigen que todas las barriadas tengan adecuado acceso a los servicios públicos.

Todo proyecto debe tener calles y aceras de concreto, tendido eléctrico, agua potable y alcantarillado sea del Idaan o a través de planta de tratamiento interno en cada barriada.

Agregó que definitivamente hace falta mejorar muchos servicios como el transporte, además el municipio tiene pendiente aprobar un sistema de parquímetros.

Por otro lado está el problema de la deficiente recolección de la basura, la empresa encargada dice que todo se debe a la falta de un vertedero.

Descontento por desarrollo hidroeléctrico en áreas campesinas e indígenas

unidad. foros y marchas en veraguas y bocas del toro.

Aumenta descontento por desarrollo hidroeléctrico

Saturnino Rodríguez dijo que las hidroeléctricas están acaparando los recursos de las poblaciones.Participaron grupos de Veraguas, la comarca Ngöbe Buglé, Coclé, el Suntracs y Frenadesso.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/N. Castillo
PROTESTA. Los indígenas piden frenar los proyectos hidroeléctricos en el país.

Ney Castillo, Angel Santiago P.
nacionales@prensa.com

Mil 500 indígenas y campesinos del país marcharon ayer por las calles de Santiago exigiéndole a las autoridades que no continúen otorgando concesiones para proyectos mineros e hidroeléctricos y rechazaron los que existen en la actualidad.

Igual protesta realizaron ayer los moradores de Charco La Pava, en Changuinola, Bocas del Toro. En Santiago la actividad inició con un foro “Por la Vida y los Recursos Naturales, Minería y Represas Hidroeléctricas”, realizado en el gimnasio de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, donde los asistentes expusieron sus puntosde vista al respecto.

Grupos representativos en contra de la minería e hidroeléctricas de Veraguas, la comarca Ngöbe Buglé, Coclé, el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares y el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales asistieron a la manifestación. Después del foro partió una marcha que salió a la vía Interamericana hasta la gobernación de Veraguas, luego avanzaron por las avenidas Santacoloma y Central, culminando con un mitin frente a la Iglesia de Santiago.

Jacinto Acosta, vocero de la comunidad de Cerro Pelado, aseguró que si tras estos proyectos hay beneficio para las comunidades, no habría protestas, pues lo que existe son preocupaciones en medio de los poblados.

Saturnino Rodríguez, presidente del Frente Campesino Contra los Embalses y la Minería en Coclé, manifestó que a nivel nacional los grupos campesinos e indígenas se han organizado para llevar la lucha juntos y que de una vez por todas estas voces puedan ser escuchadas.

Explicó que en las comunidades campesinas e indígenas se han aprobado grandes proyectos de destrucción masiva, donde se están acaparando los recursos, lo que llevará a las poblaciones a la miseria.

Bocas del Toro

Un centenar de indígenas ngöbes buglés de la comunidad de Chaco La Pava piqueteó ayer las oficinas de la empresa Changuinola Civil Works Ventures (CCW Changuinola), empresa contratista del proyecto hidroeléctrico Chan 75, que construye AES Changuinola.

Con pancartas en mano los indígenas llegaron a las oficinas de la empresa CCW Changuinola, ubicadas en la finca 08, corearon consignas en contra de la empresa AES Changuinola y de las autoridades provinciales.

Luego de 30 minutos se dirigieron hacia las oficinas de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), a la Gobernación y por último al municipio de Changuinola.

Pedro Ábrego, dirigente comunitario y antropólogo, sostiene que al destruir lo que queda de la cultura no se quiere respetar la memoria de los indígenas.