Plan del Sistema Nacional de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos (1996)

A continuación un resumen ejecutivo del Plan del Sistema Nacional de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos que fue diseñado en julio de 1996 (hace 12 años) a través de una consultoría donde hubo participación de la sociedad civil en la propuesta final que fue esbozada, sin embargo, como las instituciones ambientales son entidades políticas, gran parte por no decir todo el contenido de esta propuesta no pasó de los pupitres y biblioteca de la fue después la Autoridad Nacional del Ambiente.

PLAN DEL SISTEMA NACIONAL DE ÁREAS PROTEGIDAS Y CORREDORES BIOLÓGICOS

Planes de 1996 que fueron ignorados en un 98 % por administraciones posteriores

 

Elaborado por:

DARÍO TOVAR A.

Consultor Nacional Proyecto RLA-95/G-41

Panamá, Panamá Julio de 1996.

 

Resumen Ejecutivo

 

Objetivo

 

El objetivo fundamental de la 1a Fase del Proyecto “Sistema Regional Mesoamericano de Áreas Protegidas, Zonas de Amortiguamiento y Corredores Biológicos”, de la propuesta técnica para determinar la extensión territorial que deban ocupar las áreas protegidas, a fin de garantizar el mayor grado de conservación de la biodiversidad del Istmo de Panamá, de manera compatible con otras necesidades y actividades del país. En este sentido, se utilizó la siguiente metodología de trabajo:

 

Revisión Bibliográfica

 

Se efectuó la revisión bibliográfica de los documentos del INRENARE (ahora ANAM), sobre la situación técnica y financiera del Sistema de Áreas Protegidas, las propuestas técnicas de nuevas áreas, los actuales planes de manejo y de acción, listados de especies protegidas, amenazadas o en vías de extinción, los documentos técnicos sobre los ecosistemas terrestres y marinos del país, la literatura sobre corredores biológicos, los resultados de los Talleres Nacionales sobre Recursos Hídricos y Política Forestal Nacional, los diagnósticos sobre ecoturismo del país y otros documentos afines.

 

Análisis de la Situación Actual de la Biodiversidad

 

Atendiendo a la revisión bibliográfica efectuada, la consulta a los expertos y las visitas de campo, se elaboró el documento contentivo del análisis de la situación actual del estado de la conservación de la biodiversidad en Panamá.

 

Conocimiento actual de la biodiversidad

 

El referido análisis de la Situación Actual de la Biodiversidad, vinculado a la planificación del Sistema de Áreas Protegidas revela que la conformación geográfica del Istmo de Panamá, aunado a las singulares características topográficas que permiten la presencia de varios pisos altitudinales en un estrecho espacio geográfico,

al igual que los determinantes factores climáticos y atmosféricos, hacen de Panamá una singular complejidad ecológica del mundo tropical.

Siendo el Istmo de Panamá la última porción territorial que en el Pleistoceno permitió la unión de las grandes masas continentales de Norte y Sur América y la separación de las aguas del Océano Pacífico y el Mar Caribe, desde entonces está interactuando como verdadero puente biogeográfico que ha permitido el flujo de especímenes de la flora y fauna de ambos continentes y por ende, cuenta con una gran diversidad biológica.

Según el Dr. E. Méndez, los mamíferos son los vertebrados más apreciados y estudiados en Panamá, considerándose que representan unas 220 especies, de las cuales unas 23 son especies endémicas.

El grupo de las Aves es el más representativo, estimándose la presencia de 900 especies, lo cual sobrepasa el número de la avifauna que pertenece al territorio de los Estados Unidos de América y Canadá juntos.

También se debe resaltar que unas 122 especies son aves migratorias, considerándose la existencia de 11 aves endémicas.

El Dr. D. Auth señala que Panamá cuenta con 343 especies de anfibios y reptiles, lo cual significa el 4% de todas las especies del mundo, cifra altamente significativa si consideramos que México tiene el 10% de la herpetofauna del mundo, pero con una extensión territorial 26 veces mayor que Panamá.

La ictiofauna (peces) de las aguas continentales está representada por unas 146 especies de 13 familias que habitan en los 500 ríos principales del país.

Las especies existentes en el Mar Caribe y el Pacífico panameño son abundantes y de gran diversidad, señalando la existencia de unas 1,000 especies de peces marinos.

La flora silvestre de Panamá también es muy abundante, destacándose la presencia de 7,580 plantas superiores, 600 helechos y 1,000 especímenes de musgos y hepáticas, las cuales se enmarcan en las 12 zonas d vida o formaciones vegetales, según el sistema de clasificación de L. Holdridge.

Los ecosistemas costeros y marinos, típicos del ambiente tropical, son las albinas, manglares, lagunas costeras, playas, praderas costeras y arrecifes de coral.

Los manglares se encuentran en ambas costas del país, en una superficie aproximada de 170,800 has, de las cuales el 96% se encuentran en el Océano Pacífico.

En las costas panameñas están representadas tres tipos de formaciones coralinas: los atolones, los arrecifes marginales y los arrecifes de plataforma.

En el Caribe panameño se estima que existen unos 250 km de arrecifes de coral que siguen la línea costera, teniendo su mayor desarrollo en Bocas del Toro, Colón y San Blas.

El Pacífico panameño tiene corales menos abundantes, encontrándose los mejores corales en el Archipiélago de las Perlas, la Isla de Coiba y el Golfo de Chiriquí.

 

Amenazas a la biodiversidad

 

Sin embargo, la extraordinaria diversidad biológica del Istmo de Panamá está en peligro, dada la continua amenaza a las especies y ecosistemas del país, a causa de diversos factores antropogénicos, entre los cuales de destacan:

  1. La destrucción de los bosques a una tasa estimada de 50,000 has/año, siendo los más presionados los bosques homogéneos de Orey (Campnosperma panamensis), los cativales (Prioria copaifera) y los manglares.
  2. La pérdida de recursos faunísticos a causa de la destrucción de los hábitat críticos, declarándose en peligro de extinción unas 82 especies de la fauna silvestre.
  3. La contaminación de las aguas marinas y continentales.
  4. El descontrolado proceso de colonización espontánea que está produciendo la degradación de las cuencas hidrográficas de la Vertiente del Pacífico.
  5. Los grandes proyectos de desarrollo de infraestructura carretera y de generación de energía hidroeléctrica.
  6. El acceso incontrolado a los recursos genéticos.
  7. El tamaño reducido de la mayor cantidad de las áreas protegidas del país.
  8. La extracción minera efectuada en ecosistemas frágiles, causando la destrucción de recursos naturales, la contaminación de aguas y suelos, el desvío de cauces de ríos, la destrucción de las playas y otros hábitat de la fauna silvestre.

 

Resultados

 

Siguiendo la metodología de trabajo empleada, se presentan en forma regionalizada, las adiciones y supresiones a las actuales áreas protegidas, las nuevas áreas protegidas propuestas para integrar el sistema, así como las propuestas de los Corredores Biológicos locales de la siguiente manera:

Para la Región Occidental de Chiriquí-Bocas del Toro se propuso adicionar nuevos territorios al Parque Internacional La Amistad y al Refugio de Vida Silvestre de Playa La Barqueta.

También se propuso la creación de la Reserva de Vida-Silvestre de Chorogo en

Punta Burica y la Reserva Científica Isla Escudo de Veraguas, al igual que un Corredor Biológico Altitudinal, dos Corredores Biológicos Costeros, dos Corredores Biológicos de Montaña y un Refugio Binacional de Vida Silvestre que actuaría como Corredor Biológico con Costa Rica.

En la Región Central, conformadas por las provincias de Coclé, Veraguas, Herrera y Los Santos, se propuso adicionar territorios al Parque Nacional Cerro Hoya y al Refugio de Vida Silvestre de Isla Iguana; se suprimieron territorios y se propone cambiar de categoría a la Reserva Forestal La Tronosa, proponiéndose como Bosque Protector.

Se propusieron las nuevas áreas protegidas de la Reserva Científica Los Achiotines en Pedasí, Área de Uso Múltiple de Cerro Tijera, Área de Uso Múltiple de Bahía de Parita, Reserva Municipal de Río Indio, Monumento Natural Cerro Gaital, Monumento Natural Cerrezuela, Área de Uso Múltiple de Cerro Picacho de Ola, Área de Uso Múltiple de Cerro La Vieja, Puerto Frío y Juan Lana, Área de Uso Múltiple Cerro Canajagua.

También, se propone un Corredor Biológico de Montaña, un Corredor Biológico Altitudinal, un Corredor Biológico Costero, un Corredor Biológico de Humedal y la Reserva de la Biosfera de Azuero.

En la Región Metropolitana, integrada por las provincias de Panamá y Colón, se adicionan nuevos territorios a los Parques Nacionales de Chagres, Portobelo, Soberanía; Camino de Cruces y al Área Recreativa de Lago Gatún.

Igualmente, se recomienda la creación de las nuevas áreas protegidas del Humedal de Bahía Escribano, el Parque Nacional Fuerte San Lorenzo, la Reserva Científica de Isla Caleta, el Bosque Protector de la Ribera Oeste del Canal de Panamá, el Bosque Protector de Cerro Balboa, la Reserva Hidrológica de JUA.TA.CA. y el Humedal de Tocumen.

Por otro lado, se propone el establecimiento de un Corredor Biológico Costero, un Corredor Biológico Altitudinal, un Corredor Biológico Interoceánico, un Corredor Biológico Lacustre y dos Corredores Biológicos de Montaña.

La Región Oriental, conformada por la Comarca Kuna Yala, la provincia de Darién y el Alto Bayano, presenta la adición de territorio marino costero para el Área Silvestre Corregimiento Narganá N° 1.

Se propone la creación de nuevas áreas protegidas, las cuales son el Refugio de Vida Silvestre de Punta Garachiné, el Monumento Natural Isla El Encanto, la Reserva Hidrológica Serranía de Majé, la Reserva Hidrológica Filo de El Tallo y el Refugio de Vida Silvestre de la Laguna Matusaragatí.

También se proponen dos Corredores Biológicos Montañosos, limítrofes con Colombia y un Corredor Biológico de Humedal.

 

Análisis de la representatividad en los ecosistemas y el uso de los suelos

 

El análisis de la representatividad de los ecosistemas de Zonas de Vida en el nuevo Sistema de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos propuesto, señalan que se estaría pasando de un 22% en la actualidad a una representatividad del 47%, lo cual incidiría gradualmente en la conservación de la biodiversidad del país.

Por otro lado, el análisis de la representatividad de los diferentes tipos de uso de suelos en el Sistema de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos propuestos, establece que solamente incide en el 29% de los suelos Tipo I-IV. los cuales son los terrenos arables con capacidad para las actividades productivas.

La mayor representatividad de los diferentes tipos de suelos del referido Sistema sería los suelos Tipo VIII y Tipo VIl, con un 62% y 46%, respectivamente, los cuales no son aptos para actividades agropecuarias, siendo limitada la capacidad de uso a plantaciones forestales, parques, reservas con fines de protección y la recreación al aire libre.

Finalmente, se hicieron propuestas de ajustes al marco institucional y las consiguientes recomendaciones sobre algunas líneas programáticas que deberían incluirse en el desarrollo de la propuesta técnica- financiera, al igual que algunos aspectos metodológicos para apoyar el proceso de la planificación participativa.

 

Ajustes al marco institucional para el manejo del Sistema de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos

 

Teniendo en consideración la conformación biofísico-geográfica del país, la actual división política-administrativa y atendiendo a los criterios de descentralización de la administración pública para lograr una mayor eficiencia y productividad en la gestión de manejo de las áreas protegidas, se recomienda establecer el proceso de regionalización para la administración del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Panamá.

En tal sentido, se crearían cuatro Regiones que administrarían las áreas protegidas bajo su jurisdicción, atendiendo a la siguiente configuración.

Región Occidental:                    provincias de Chiriquíy Bocas del Toro.

Región Central:                provincias de Herrera y Los Santos (Sub-Región 1), provincias de Veraguas y Coclé (Sub-Región 2).

Región Metropolitana:     provincias de Panamá y Colón.

Región Oriental:              Comarca Kuna-Yala y provincia de Darién.

 

Cada Región tendría su sede administrativa, jefaturada por un Director Regional que canalizaría estrategias y políticas uniformes para las diferentes áreas protegidas, asignando en forma racional y consultada los respectivos recursos humanos, técnicos y financieros. Sobre el particular, se deberá tener un amplio nivel de consulta en el proceso de la toma de decisiones, para lo cual se propone establecer los Comités Técnicos Regionales conformados por los Directores de las Áreas Protegidas.

La estructura del Comité Regional estaría flexible a la inclusión de autoridades provinciales y/o municipales involucradas en la gestión ambiental, al igual que a la representación de la sociedad civil involucrada en el manejo de las áreas protegidas.

Por otro lado, habría que readecuar las actuales normas legales y/o administrativas para hacer factible la asignación y manejo directo de los fondos y recursos por parte de la administración regional, como requisito indispensable en la estrategia de consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

 

Elementos a considerar para la formulación de la propuesta de Corredor Biológico Mesoamericano

 

Los principales elementos que deberá considerar la propuesta del Corredor Biológico Mesoamericano son:

1.        Promocionar el conocimiento de la biodiversidad en el Istmo Centroamericano, así como de su valorización, a través de la facilitación de actividades para efectuar la investigación de sus potencialidades, amenazas y formas sostenible para su conservación.

2.        Establecer áreas pilotos y/o módulos replicables en las zonas de transición y Corredores Biológicos de cada uno de los países centroamericanos, en las cuales  se dispongan de todos los elementos del diagnóstico, análisis, planificación participativa, ejecución y seguimiento, para efectuar la correspondiente gestión ambiental encaminada a la conservación y uso de la biodiversidad.

3.        Identificar especies faunísticas claves y sus respectivos hábitat críticos a nivel regional, para garantizar su distribución zoogeográfica y dinámica poblacional, a fin de que sean objeto de programas integrales y regionales de biología de la conservación, protección, manejo y como “insignia” en los programas de educación ambiental.

4.        Definir los ecosistemas con menor representatividad en las áreas protegidas y mayormente amenazados por la reducción de su cobertura vegetal, a fin de priorizaren dichas regiones el establecimiento y/o ampliación de áreas silvestres protegidas, programas de restauración de recursos, inventarios biológicos, planificación  y  gestión  de   proyectos  de   desarrollo  sostenible   para   las comunidades de las áreas de influencia.

5.        Estructurar y  operativizar  una  campaña  educativa  a  nivel   regional,  que promueva el conocimiento de la función e interrelaciones del Sistema de Áreas Protegidas y los Corredores Biológicos en la conservación de la diversidad biológica de los países, a través de los programas de educación formal e informal.

6.        Facilitar las gestiones de planificación, manejo y desarrollo de los Corredores Biológicos Locales, priorizando los que conforman el Corredor Biológico Mesoamericano y los que se interconectan al mismo,  así como los que interactúan en regiones fronterizas.

7.        Consolidar el Sistema de Áreas Protegidas, priorizando las acciones de planificación de sitios de desarrollo, el establecimiento de infraestructuras propuestas y la asignación de recursos técnicos y de personal para el programa de uso público, de manera de procurar la puesta en valor de las áreas protegidas hacia la comunidad, como único mecanismo para garantizar su permanencia y funcionalidad en el largo plazo.

8.        Reorientar y apoyar los mecanismos de participación privada en la gestión de conservación de la biodiversidad, a través de la creación y fortalecimiento de los grupos de base de las comunidades circunvecinas a las áreas protegidas y la consolidación de las Organismos No Gubernamentales (ONG) Ambientalistas, en las zonas de transición y de uso público de las zonas núcleo.

9.        Establecer un programa de capacitación para los diferentes niveles técnicos y administrativos del personal que conforma el Sistema Regional de Áreas Protegidas, enfatizando la modalidad de entrenamiento en servicio, utilizando la infraestructura de los diferentes centros de capacitación del continente americano.

10.      Promocionar los mecanismos e incentivos adecuados para que los profesionales, investigadores y comunicadores especializados de la Región intervengan con mayor beligerancia en la producción literaria (libros, revistas, periódicos), relacionada con la divulgación de los conocimientos sobre la biodiversidad de la Región, las estrategias y medidas para su conservación y la participación de la sociedad civil en el proceso de la gestión ambiental.

11.      Monitorear los Corredores Biológicos Locales, a fin de determinar la existencia de las especies indicadoras/claves, la dinámica de las poblaciones según los distintos pisos altitudinales, la fluidez del intercambio genético, identificar medidas y programas de manejo y restauración de las especies claves y/o amenazadas, proponer planes de aprovechamiento racional de los recursos restaurados y/o manejados y de los servicios generados por la existencia de dichas especies, por parte de las comunidades rurales localizadas en el área de influencia de los Corredores Biológicos propuestos.

12.      Realizar inventarios biológicos y los correspondientes monitoreos estacionales a las aves playeras migratorias que utilizan los hábitat de la Región Costera del Pacífico Centroamericano, en el marco de obtener la información pertinente y adecuada a las directrices de manejo de los Corredores Biológicos ubicados en las áreas costeras de las Rutas Migratorias.

13.      Realizar estudios zoogeográficos y monitoreos de los diferentes quelonios que migran   por   las   costas   centroamericanas   delimitadas   como   Corredores Biológicos, a fin de establecer las políticas y programas para garantizar la permanencia de  las  especies  y   la  utilización  racional  por  parte  de  las comunidades pesqueras relacionadas.

Establecer   un   Centro   de   Información   Regional   sobre   la   Biodiversidad Mesoamericana, con los correspondientes sub Centros en cada uno de los países, de manera de sistematizar y homogenizar la información especializada, garantizar la difusión adecuada y accesible a todos los entes públicos y privados,  promover la formación de  los  bancos de datos,  así como  la participación de los científicos y especialistas en la documentación del referido Centro de Información.

15.     Apoyar los estudios y acciones de control, manejo y uso de los Corredores Biológicos Costeros cuyos territorios costeros-marinos serán vulnerables a los cambios climáticos globales, y que requieren de planes de ordenamiento territorial y de uso de los recursos básicos de la tierra.

16.     Apoyar el proceso de la planificación detallada de los Corredores Biológicos Locales, definiendo el ámbito de acción, la capacidad y calidad de los recursos existentes,   el   grado  de   aprovechamiento por las comunidades rurales circundantes, las normas de uso sostenible de la tierra, el ordenamiento del territorio, la provisión de servicios y demás acciones conducentes a la práctica de la gestión ambiental en dichas zonas de transición a las áreas núcleos.

17.      Las nuevas áreas silvestres protegidas propuestas para integrarse al Sistema Nacional de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos, como parte de la estructuración del  Corredor  Biológico  Mesoamericano,  tendrán la debida priorización para el financiamiento del proceso de la planificación y manejo de infraestructuras y las actividades más afines al proceso de la conservación de la biodiversidad.

18.      Las áreas protegidas actuales deberán ser objeto de un proceso de evaluación para analizar amenazas, consolidar territorios, desarrollar infraestructuras para uso público e investigación y redefinir sus roles como los grandes bancos genéticos   que  deben   ser   manejados adecuadamente en función de la conservación de la biodiversidad.

19.      La concepción de los Corredores Biológicos interactuando con áreas protegidas núcleos para asegurar interconexión y fluido genético de las especies, conlleva el manejo integrado de recursos, la producción de bienes y servicios de los ecosistemas involucrados y por ende, la promoción del uso sustentable.

20.      Priorizar la participación de las acciones del Proyecto CBM en las poblaciones indígenas involucradas en el manejo de los Corredores Biológicos propuestos, a fin de asegurar su incorporación desde el proceso de la planificación participativa, las actividades de investigación, la adecuación de los sistemas nativos de producción, el mejoramiento de los sistemas de comercialización y el desarrollo comunitario conducente a disminuir los niveles de pobreza que caracterizan a los indígenas de la Región.

21.     Apoyar los estudios de tenencia de la tierra y las estrategias para la adquisición de los terrenos claves en los Sistemas de Áreas Protegidas y Corredores Biológicos propuestos, así como los mecanismos legales y financieros para establecer los incentivos de la participación privada en las actividades de conservación de las áreas protegidas y los corredores biológicos locales.

22.     Propiciar el establecimiento de una red de Estaciones de Investigación Biológica en cada uno de los países, a fin de generar los nuevos conocimientos sobre la biodiversidad de la Región y poder adecuar las tecnologías que garanticen una utilización racional de los recursos básicos de la tierra, en el contexto de un desarrollo sostenible.

Anuncios

Resolución No. J-D -09-94 que crea el Sistema Nacional de Áreas Protegidas

República de Panamá
Instituto Nacional De Recursos Naturales Renovables
Resolución No. J-D -09-94

Por medio de la cual se crea el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas, ente administrativo del Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables, y se definen cada una de sus categorías de manejo.

La Junta Directiva del Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables en uso de sus facultades legales.

Considerando

Que a fin de conservar y proteger parte importante de nuestros recursos naturales se han declarado como Áreas Silvestre Protegidas, por medio de Leyes, Decretos Leyes, Decretos y Resoluciones de Junta Directiva, más de un millón de hectáreas de del territorio nacional, constituyendo parques, reservas naturales refugios de vida silvestres y otras categorías reconocidas internacionalmente

Que al reconocer estas categorías y sitios de reconocimiento internacional, se hace necesario y de vital importancia para la Administración el contar con un instrumento técnico normativo el cual establezca los parámetros y defina cada una de estas categorías, y que además incluya aquellos elementos auxiliares que deban ser considerados como parte de este sistema. Que aparte de las disposiciones diversas y heterogéneas establecidas en los instrumentos jurídicas que crean las categorías de manejo, no existen normas ni procedimientos uniformes para manejarlas ni tampoco una estructura institucional especifica del se encargue, con propiedad de su administración protección y vigilancia y desarrollo.

Que el articulo 50 de la Ley N021,de 16 de diciembre. de 16 de diciembre de 1986 asigna al lNRENARE la responsabilidad de definir, .planificar, organizar, coordinar regular y fomentar políticas y acciones aprovechamiento conservación desarrollo manejo y enriquecimiento, de parques nacionales y reservas equivalentes.

Que las áreas silvestres protegidas responden a la necesidad que tiene el estado en organizar para el desarrollo sostenido del país, una base de recursos naturales cónsona con las demandas de agua, energía, salud, ambiente y desarrollo de las generaciones presentes v futuras.

Resuelve

Artículo 1: Crear bajo la Dirección General del INRENARE, el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas, orientado al logro de los objetivos siguientes:

1) Preservar los materiales genéticos como elementos de comunidades naturales; evitar la perdida de especies de plantas o animales silvestres y mantener la diversidad biológica natural.

2) Conservar en su estado natural ejemplos de los diversos ecosistemas terrestres y marinos1 paisajes naturales y formaciones geológicas esenciales y patrones naturales evolutivos como también restaurarlos y rehabilitar en los casos que sean necesarios para el beneficio de las generaciones presentes y futuras.

3) Proteger y manejar las fuentes de aguas dentro de las áreas silvestres protegidas a fin de mantener la calidad cantidad y flujo optimo, controlar y prevenir la erosi6n,sedimentación e inundaciones y proteger las inversiones que dependen del abastecimiento de agua tales como represas y proyectos de irrigación.

4) Promover los medios necesario para que, a través de las investigaciones científicas aumenten los conocimientos sobre la biodiversidad1 para mejorar las opciones de la protección y aprovechamiento de este activo nacional.

5) Contribuir con el desarrollo sostenible en territorio de los grupos indígenas zonas rurales y el país en general mediante el aprovechamiento racional los recursos natura les renovables existentes en aquellos sitios claramente identificados en el plan de ordenamiento de cada área protegida, de acuerdo a su categoría de manejo.

6) Conservar y proteger los aspectos históricos culturales y arqueológicos dentro de las áreas silvestres protegidas1 administradas por el sistema nacional

7) Proveer oportunidades para el desarrolla de actividades de Educación ambiental, turismo ecológica y recreación al aire libre.

8 ) Apoyar las gestión de los grupos indígenas en la administración de los territorios que se le asignen para garantizar su mejor planeamiento y desarrollo.

Artículo 2: El Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas estará integrado por las siguientes categorías de manejo reserva científica, parque nacional, monumento natural refugio de vida silvestre, área de uso múltiple, paisaje protegido, área natural recreativa, reservas de los recursos, reserva forestal, reserva hidrológica, parque nacional marino, zona de amortiguamiento. además, se consideran las siguientes categorías de reconocimiento internacional: sitios de patrimonio mundial, reserva de la biósfera y los humedales de importancia internacional. También se considera como parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas, los corredores biológicos y las áreas silvestres protegidas dentro de comarca o reserva indígena.

Artículo 3: Cada una de las categorías de manejo se definirá de las siguiente manera:

1-) Reserva Científica: es un área con ecos sistemas sobresalientes especies de flora y fauna de importancia científica nacional. A menudo contiene ecosistemas frágiles posee áreas una diversidad biológica importante para la conservación de las recursos genéticos. El tamaño está determinada por el terreno requerido para asegurar la integridad del área a fin de alcanzar los objetivos del manejo científica y asegurar su protección.

2-) Parque Nacional: es un área terrestre o acuática relativamente grandes (mas de cien hectáreas), que contiene muestras representativas sobresalientes de las principales regiones, rasgos o escenarios de importancia nacional e internacional donde las especies de plantas y animales, sitios geográficas y habitat son de especial interés científico, educativo y recreativo. Contienen unos o varios ecosistemas completos que no han sido materialmente alterados por la explotación y ocupación humana.

3-) Monumento Natural: Es un área que contiene uno o más rasgos sobresalientes únicos de importancia nacional, tales como las formaciones geológicas, sitios naturales especiales, habitats o especies de plantas a animales que debido a su singularidad, pueden estar amenazados y requieren de su protección. El tamaño esta determinado por el rasgo especifico y el área necesaria para asegurar su protección.

4-) Refugio de vida Silvestre: Un refugio de vida silvestre provee la protección de o habitats específicos para la existencia o bienestar sostenido de las especies de flora y faunas migratorias o residentes de importancia nacional o global. El tamaño del área y el manejo especial requerido en ciertas circunstancias estaciónales dependerá de los requerimientos de habitats o características especificas de las especies; que serán protegidas En todo caso estas necesidades no requerirán zonas amplias podrían ser relativamente pequeñas: área de anidamiento pantanos lagos esteras bosques o pastizales

5-) Paisaje protegido: El paisaje protegido, por lo general representan dos tipos de áreas: aquellos paisajes que poseen cualidades estéticas que especiales que son un resultado de la interacción armoniosa del hombre y la tierra, aquellos que son áreas naturales de un atractivo estético manejados por el hombre con fines recreativos y turísticos

6-) Área natural Recreativa: Extensión relativamente amplia. Área natural escénica, con atractivos para uso recreativo, ya sean naturales o de fácil acceso artificiales, De fácil acceso o desde los centros importantes de población. Con potencial para el desarrollo de una Variedad de actividades recreativas al aire libre. Mantiene una alta calidad de paisajes y trata de evitar la degradación de los recursos naturales.

7-) Sitio de Patrimonio Mundial: Área con rasgas naturales y culturales de significación internacional, que contiene muestras de los periodos evolutivos de la tierra, procesos geológicos significativos, rasgas o comunidades naturales singulares o en peligro, con gran valor artístico, científico, cultural, social o tecnológica, o de gran antigüedad.

8 -) Reserva de la Biosfera: Áreas que contiene muestras representativas de biomas importantes, rasgos naturales singulares, pautas armónicas y estables de uso de la tierra. También puede tratarse de ecosistema modificados susceptibles de investigación, especialmente para estudios de referencia, control ambiental y educación.

9-) Áreas de Uso Múltiple: Son áreas terrestres Y marinas que además de contribuir a la protección de los recursos naturales y los sistemas ecológicos, contribuye en forma significativa a la economía social como fuente de otros recursos. La multiplicidad de funciones de estas tierras o aguas, representa una fuente importante de productos naturales (agua, madera, vida silvestre, pastos1 tintes, etc) y de servicios permanentes, bajo un manejo integral sustentable.

10-) Humedales de Importancia Internacional: Áreas designadas por la “Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional”, especialmente como habitat de aves acuáticas que comprenden extensiones de marismas pantanos y turberas o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial permanentes o naturales.

11-) Corredor biológico: zonas naturales a en recuperación que conectan áreas protegidas con el objetivo de mantener el movimiento de especies de vida silvestre y así conservar la diversidad biológica.

12-) Área Silvestre ubicada dentro de Comarca o Reserva Indígenas: Se trata de cualquier categoría de manejo definida por esta Resolución, ubicada dentro de las Comarcas y Reservas Indígenas legalmente establecidas, que haya sido declarada área silvestre protegida a través de los Congresos Generales de cada Comarca o Reserva de acuerdo a la regulación vigente para cada una de éstas.

13-) Reserva de los Recursos: Categoría de manejo transitoria, generalmente consta de una zona extensa, inhabitada y de difícil acceso. El área se encuentra casi siempre con recursos naturales, todavía sin explotar ni desarrollar.

14-)Reserva Forestal: Es un área de uso múltiple en donde el manejo adecuado conlleva el aprovechamiento racional programado de los recursos forestales contenidos.

15)Reserva Hidrológica: Área generalmente boscosa escarpada quebrada; cuyo valor primordial es conservar la producción hídrica en cantidad y calidad adecuada para las actividades humanas y productivas de la región.

16-)Parque Nacional Marino: Área que posee una muestra representativa de los ecosistemas marinos costeros o insulares, también contribuye al reestablecimiento y mantenimiento de especies de fauna marinas, para su aprovechamiento sostenido.

17-) Zona de Amortiguamiento: Franja de tierra que rodea los recursos o habitats especiales, y que actúan como una barrera a las influencias externas. Esta franja debe ser lo suficiente ancha para absorber los disturbios químicos y físicas, tales como la contaminación del aire, suelo, agua fuego, caza furtiva y turismo incontrolado, y estará ubicada rodeando el perímetro del área protegida y proyectándose de los limites del área hacia su exterior.

Artículo 4: Corresponderá al Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables (INRENARE), a través de la Dirección Nacional de Áreas Protegidas y Vida Silvestres, la administración, planificación, conservación, vigilancia, protección y control de los recursos naturales renovables existentes dentro de las unidades de manejo que integran el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, con fundamento en las disposiciones establecidas en esta Resolución.

Artículo 5: En uso de las atribuciones indicadas en el párrafo anterior y basado en el artículo 50 de la Ley 21, del 16 de diciembre de 1986, el INRENÁRE esta facultado para celebrar toda clase de actos, convenios y contratos que tengan por objeto realizar actividades de investigación, planificación ejecución de obras y las prestación de todos los servicios que sean necesarios para el cumplimiento de los objetivos de cada una de las unidades de manejo.

Artículo 6: El INRENARE (ahora ANAM), previa informe técnico, aprobará a través de la Junta Directiva lo relativo al plan de ordenamiento los cambios de categorías de manejo y la creación de nuevas áreas silvestres protegidas.

Artículo 7: Hasta tanto se elabore. el plan de ordenamiento de las unidades que integran el Sistema estas se regirán por las normas legales que crean para las respectivas áreas silvestres protegidas.

Artículo 8: Los organismos administrativos estatales y particulares a nivel municipal provincial o nacional, no podrán crear nuevas áreas silvestres protegidas, sin asegurar recursos financieros y sin contar con la aprobación previa del INRENARE.

Artículo 9: La Dirección General del INRENARE, emitirá y confeccionará los manuales necesarios de funciones y procedimientos que facilite el desarrollo administrativo del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas. Estos manuales tomarán en cuenta los objetivos de cada una de las diferentes categorías de manejo. La Dirección General remitirá copias de los manuales aprobados a la Junta Directiva de INRENARE.

Fundamento Legal :

Ley 21 de 16 de diciembre de 1986.

Esta resolución entra en vigor a partir su promulgación en la Gaceta Oficial.

Dado en la ciudad a los 26 días del mes de junio de 1994.

Lic. Julio Ramírez

Presidente a.i de la

Junta Directiva de INRENARE

Lic. Harry Diaz

Secretario de la Junta

Directiva de INRENARE