Cerro Quema un refugio de vida silvestre

El refugio de la vida silvestre
Alcibiades Cortés
Especial para prensa.com

internet@prensa.com

04.02.2009

Especial para La Prensa/A. Cortés

LOMA LA PAVA, Los Santos. –La Cordillera de Cerro Quema, ubicada a más de 900 metros sobre el nivel del mar, además de contar con un yacimiento de oro con posibilidad de extracción, es un área boscosa que se ha convertido en un refugio para las especies silvestres en peligro de extinción.

En el macizo en mención se localiza el Cerro Quema y la Loma La Pava, el primer punto limita entre los distritos de Macaracas, Tonosí y Las Tablas, mientras que el segundo es un punto de encuentro entre los dos primeros municipios detallados.

En la actualidad y paralelo a los trabajos de adecuación ambiental para la posible extracción de oro en Loma La Pava, el área boscosa se recupera de la tala y quema que fue victima desde hace 50 años.

Especial para La Prensa/A. Cortés

La cordillera está clasificada en dos zonas de vida: El área por debajo de los 750 metros corresponde a la zona selvática tropical húmeda y el área por arriba de los 750 metros sobre el nivel del mar corresponde a la zona selvática muy húmeda.

Cerro Quema es uno de los pocos lugares en Panamá donde se puede encontrar la planta carnívora Drossera panamensis, según el primero Estudio de Impacto Ambiental levantado por las empresas mineras en la región en 1996.

Unas nueve especies de ranas y sapos han sido observadas, entre ellas la rana de dardo venenosa azul y negro.

También se han identificado 19 especies de reptiles, 7 especies de lagartija, 10 especies de serpientes y 1 especies de cocodrilo.

Especial para La Prensa/A. Cortés

En los estudios realizados en el sector boscoso de Cerro Quema también se han identificado 137 especies de aves, entre ellos más de 20 especies de pájaros carnívoros.

Con las investigaciones realizadas en los últimos años en esa área se han detallado 42 especies de mamíferos y se  han encontrado 3 especies de peces.

El director ambiental del proyecto minero de Cerro Quema, el ambientalista Basilio Pérez, señaló que en la zona se ha encontrado una cantidad de especies de flora y fauna en peligro de extinción.

Especial para La Prensa/A. Cortés

En la cordillera hay dos estaciones meteorológicas, una ubicada entre el Cerro Quema y Loma La Pava y la otra en la comunidad de Quema. Con esos instrumentos se registran las precipitaciones pluviales, humedad, temperatura, variaciones atmosféricas y velocidad del viento.

Anuncios

Panamá exporta 11,729 Mw de energía a Centroamérica en 35 días

Panamá exporta 11,729 Mw de energía a Centroamérica en 35 días

Burica Press. Energía

Durante los primeros treinta y cinco días del año 2009, Panamá se ha beneficiado de la línea de transmisión eléctrica con Centroamérica. Las empresas generadoras de energía han exportado 11,729 megawatts a Centroamérica, con un promedio de 335 megawatts por día, mientras se importó una irrisoria cantidad de 1,343 megawatts. Estas cifras parecen ser pequeñas, pero son un indicativo de la robustez de la producción eléctrica en Panamá. La represa de Fortuna está a su máxima capacidad a pesar que la tempora seca en Panamá inició el 15 de diciembre pasado. Nuevas generadores se han agregado al sistema y muchos proyectos termoeléctricos e hidroeléctricos se están haciendo, pese a las protestas de los ambientalistas.

En los primeros 35 dias del año 2009, Panamá ha realizado un intercambio de 3072 MW de energia con Centroamérica.  De este total el 90% ha sido exportación y el 10% es importación

En los primeros 35 días del año 2009, Panamá ha realizado un intercambio de 13,072 MW de energía con Centroamérica. De este total el 90% ha sido exportación y el 10% fue importación.

“En ninguno de los dos escenarios (importación y exportación) se pierde, ya que los precios obtenidos por importación de energía se realizan a precios más baratos que los producidos en el país y obviamente la capacidad de exportación es una ganancia asegurada para las compañías generadoras”, opina Ariel Rodriguez Vargas, presidente de la Alianza para la Conservación y el Desarrollo, organización ambientalista que monitorea el estado de la generación eléctrica en el país, con tal de promover un respeto a los ríos que están siendo concesionados a todo lo largo de Panamá para desarrollar proyectos hidroeléctricos.

Rodríguez opina que el gobierno de Martín Torrijos ha demostrado una irreverencia total con las leyes ambientales y con la naturaleza, los ríos y los pueblos indígenas y campesinos afectados por estos proyectos de generación eléctrica, que ya no se consideran energías limpias per se. “No les ha importado la destrucción ambiental de los ríos que producen estas hidroeléctricas”, “no apoyamos las termóeléctricas tampoco, pero estas por lo menos no se toman las áreas protegidas, ni invaden territorios indígenas o campesinos”. “Estamos conscientes que también son causantes de contaminación atmósferica, pero ese precio lo tenemos que pagar dado el alto nivel de consumismo y el despilfarro energético que a su vez promueven las necesidades at infinitum de más generadores eléctricas” acotó el letrado en biología.

La verdadera solución está en la priorización de la eficiencia energética,  la implementación de nuevas normas de construcción y la promoción del ahorro energético. Indica que se debe evitar que se construyan edificios que necesitan aire acondicionado de manera forzosa.  Una solución sería permitir que estas edificaciones se convirtieran en autogeneradoras de energía limpia. “Panamá requiere de energías realmente limpias como son la energía solar y la energía eólica, que ayuden a aumentar de manera significativa la capacidad eléctrica instalada que asegure disponibilidad y sobre todo que asegure el respeto a la madre naturaleza”.

Según los ambientalistas el gobierno panameño en conjunto con los promotores de generación eléctrica están detrás de la comercialización masiva de energía hacia Centroamérica y por ello están dispuestos a irrespetar, cambiar, modificar o derogar cualquier norma que le sea contraria a estos insanos fines de especulación con la energía eléctrica.  Por su parte Centroamérica y Colombia tienen las mismas aspiraciones de exportación de enegía, lo que ha regionalizado la especulación en la construcción de más generadoras en todos estos países también.