Diseño final de cinta costera listo

La cinta costera es una obra para todos los ciudadanos y todos debieron participar en la discusión de su diseño.

No es cierto que este es un tema sólo de funcionarios, arquitectos, ingenieros y urbanistas. Este es un tema donde toda la comunidad puede ser informada y solicitar opiniones.

A veces el ciudadano común tiene mejor visión que los tecnócratas.

Mucho cuidado con la falta de consulta ciudadana y verdadera democracia.

Todo está decidido entre un par de personas. Esto no es bueno!

Algún día aprenderemos a consultar verdaderamente y abiertamente con la ciudadanía a la cual nos debemos. Lo demás hasta el momento ha sido imposición.

Por lo menos debe haber un foro público con la presentación y aceptación de las últimas críticas al modelo planteado. De repente no es tan perfecto como lo creen quienes lo han diseñado. Todas estas dudas quedan enterradas con esta decisión tomada en cuartos cerrados pequeños.

Los países más desarrollados del mundo, como Suiza, estas decisiones jamás serían consideradas sin la participación ciudadana abierta en el diseño final. Se entiendo por sociedad civil cualquier ciudadano u organismo que le interese aportar para que el proyecto sea el mejor para la ciudad.

Usualmente la mejor manera de poner en consulta un proyecto es solicitar consideraciones sobre las posibles debilidades urbanísticas, visuales, paisajísticas, ecológicas, económicas, de circulación, de creación de espacios suficientes de áreas verdes e incluso de playas. Si esto no se ha hecho, de repente el error que no han podido visualizar 20 personas, sí lo puede visualizar un ciudadano común de nuestra ciudad. Ese es el punto.

Burica Press

—————————————

 

AVENIDA BALBOA. EL MINISTRO COLAMARCO ASEGURÓ QUE LA OBRA DEBE ESTAR LISTA EN ABRIL DE 2009.

Ciudad
Cinta costera, su diseño final

La Contraloría General de la República ya refrendó el contrato entre el Ministerio de Obras Públicas y la empresa Norberto Odebrecht, en asocio con Constructora Urbana, S.A. El costo del proyecto es 189.1 millones de dólares. Se construirá una avenida especial para bicicletas y bicisillas, de siete kilómetros de extensión y cuatro metros de ancho. Dispondrá de cinco pasos peatonales con rampa para personas con discapacidad.

José González Pinilla
jagonzalez@prensa.com

Los trabajos de construcción del millonario proyecto “Cinta costera y nueva vialidad” empezarán el 15 de octubre. Así lo anunció el ministro de Obras Públicas (MOP), Benjamín Colamarco, cuando explicó a este diario el diseño final de la obra.

“Puedo decir que para abril de 2009 tendremos lista la cinta costera”, aseguró.

El proyecto, que en principio fue criticado duramente por la sociedad civil, ahora tiene el aval de ese sector. Rodrigo Mejía-Andrión, de Alianza Pro Ciudad, sostuvo que están satisfechos con el diseño.

Dijo que la empresa Norberto Odebrecht, que construirá el proyecto en asocio con Constructora Urbana, S.A. (Cusa), se basó en el diseño que Alianza Pro Ciudad había propuesto y que fue elaborado por los arquitectos Boris Aguilar y Alberto Arosemena.

Por su lado, el ministro informó que a más tardar esta semana se le entregará la orden de proceder a la empresa.

Y es que este fin de semana, la Contraloría General de la República refrendó el contrato que firmó el MOP y la empresa a un costo de 189.1 millones de dólares. El monto incluye 172 millones de dólares para la construcción de la obra, un millón de dólares para las afectaciones privadas, un millón 500 mil para el plan de manejo ambiental y 4 millones para las afectaciones de servicios.

Colamarco sostuvo que tratarán de que el costo final de la obra sea menor a los 189 millones de dólares, precio que ofreció en la licitación pública el consorcio Odebrecht-Cusa.

Cinta Costera Ciudad de Panama, propuesta

La cinta costera empezará desde la desembocadura del río Matasnillo, en la Avenida Balboa, hasta el Mercado del Marisco.

Tendrá una extensión de siete kilómetros. Además de las seis vías existentes de la Avenida Balboa, se construirán cuatro más sobre un relleno de 30 hectáreas en la bahía. Estos cuatro carriles tendrán un solo sentido hacia Paitilla. Mientras que las seis vías existentes irán hacia el Casco Viejo, en San Felipe.

Se construirá una avenida especial para bicicletas y bicisillas, de siete kilómetros de extensión y cuatro metros de ancho. La obra tendrá 2 mil estacionamientos públicos gratis y cinco pasos peatonales con rampa para personas con discapacidad.

Habrá un anfiteatro y canchas de juegos, con fuentes de agua en distintos lugares.

El monumento de Vasco Núñez de Balboa será removido hacia adelante y estará alineado con el Parque Porras. En este punto Alianza Pro Ciudad sugirió recientemente que se mantenga el diseño original del monumento.

Según el ministro, la obra tendrá 25 hectáreas de parque con palmeras y árboles, y no habrá puentes de muros armados frente a la Avenida Balboa como el Gobierno había diseñado originalmente.

Igualmente se construirán dos viaductos elevados para autos. Uno estará cerca del Mercado del Marisco y llegará hasta la Avenida Nacional, y el otro comenzará en la Vía Israel hasta el puente sobre el río Matasnillo, en la Avenida Balboa.

Se conoció además que la línea del proyecto de saneamiento de la bahía será soterránea. El 60% de los trabajos se hará vía marítima, mientras que el 40% será desde tierra, es decir, en la Avenida Balboa.

Colamarco advirtió que sobre la cinta costera no se construirá ningún comercio ni edificio. El único que estará allí es el hotel Miramar.

Guacamayas en peligro de extinción

  PREOCUPACIÓN | La caza de aves continúa, pese a la Ley No.5 de 2005 que castiga el delito ecológico

Destellos rojos y verdes en peligro de extinción

En Panamá sólo existen cinco especies de guacamayas, dos de ellas a punto de desaparecer.
   
   

 AMPLIAR

Es un ave codiciada en el extranjero.

[ Foto: Archivo / EPASA ]

Ivis Leonardo Franco C.

PANAMA AMERICA

HASTA HACE tres décadas en Palenque, México, la algarabía de las guacamayas verdes y rojas era ensordecedora. Y es que una gran cantidad de estas aves multicolores reposaban en la copa de los árboles más altos. Su presencia se hacía notar con los ruidosos cantos y su silueta encendida de tonos escarlartas.

Se caracterizan por ser las aves más inteligentes que existen, por su cierta capacidad de raciocinio. Además figuran entre las más espectaculares por su vistoso plumaje. Son parientes de cotorras, loros y cacatúas, y desde el punto de vista morfológico, forman parte de la familia de los Psittacidos, que viven en las regiones tropicales y subtropicales.

Pero, estas especies han ido desapareciendo, debido a la pérdida de su hábitat como consecuencia del avance de la frontera agrícola, la extensión ganadera, los incendios forestales y el tráfico ilegal de la especie.

ESPECIES AMENAZADAS
En Panamá la situación es la misma, al punto que las guacamayas están siendo objeto de investigación por parte de científicos. Sólo existen cinco especies de guacamayas, dos de ellas en peligro de extinción, manifestó preocupada Gwen Keller, científica asociada del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI).

La Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) le otorgó al país el segundo lugar de la región mesoamericana en su “lista roja” de especies amenazadas.

La lista roja de la UICN es el inventario más completo del estado de conservación de las especies de animales y plantas a nivel mundial.

La guacamaya verde o Ara Ambiguus vive a lo largo de las planicies costeras del Golfo y las sierras noroestes, las planicies costeras del Pacífico y al sur en la Sierra Madre.

Además, esta especie ha sido declarada en riesgo por la Convención Internacional de Especies Salvajes de Flora y Fauna en Peligro de Extinción (CITES por sus siglas en inglés), que prohibe su comercialización como una forma de protegerla de la destrucción de su hábitat, por lo que se han eliminado sus lugares de anidación.

CONTRABANDO DE AVES
El tráfico ilegal de la guacamaya verde y su comercialización para el mercado de aves, han contribuido en la declinación de la especie, eliminándola de varias regiones del país.

De acuerdo con Keller, aquí en Panamá estas especies se encuentran en el área de Cerro Hoya, en la provincia de Los Santos, en Veraguas y Darién.

No obstante, se desconoce en Panamá cómo viven y donde anidan estas especies, por lo que se busca establecer un plan ecológico con información básica de guacamayas, puntualizó la investigadora.

Estudios internacionales revelan que las guacamaya verdes anidan en huecos, así como en cuevas hechas en las paredes calcáreas de cañones y arrecifes a alturas que alcanzan los 40 metros.

Sin embargo, la deforestación y la caza de aves exóticas ha destruido nidos y cavidades con potencialmente para el anidamiento de la especie, reduciendo las posibilidades de reproducción de estas aves.

Muchos nidos son destruidos por humanos, depredadores naturales, enfermedades, tormentas, parásitos y la competencia por las cavidades con otras especies que incluyen a las abejas africanas.

Otras de las especies de guacamayas en peligro de extinción es la Ara Macao o guacamaya roja, las cuales viven en Centroamérica y Sudamérica.

LA CAZA ACORRALA A LAS GUACAMAYAS
Las guacamayas de Sudamérica se ven diferentes a las que viven en Centroamérica. La guacamaya roja de Sudamérica, Ara macao macao, vive en Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, y tiene algo de verde en sus alas, mientras que la guacamaya roja de Centroamérica, Ara macao cyanoptera, se encuentra en México, Guatemala y Belice, es más grande que la sudamericana y tiene color azul en sus alas.

En Panamá esta especie se ha divisado en el área de la península de Azuero, la cual habita en bosques de lluvia no perturbados., Panamá América

Su alimentación de basa de frutos, nueces, flores y néctar. A veces se alimenta de fruta verde y de nueces que otros animales no consumen. También consumen arcilla de algunos bancos ribereños. Igualmente se alimentan de girasol, de trigo, de maíz, de arroz y semillas de cáñamo

Uno de los problemas en Panamá es la caza furtiva de las guacamayas.

CONSERVACION
Según Gwen Keller, científica asociada del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) los humanos sacan los pichones de sus nidos reduciendo la tasa de reproducción. Dos a tres huevos son producidos y únicamente la hembra incuba, aunque el marcho en ocasiones se aproxima al nido para alimentar a su pareja o polluelos. Las pequeñas aves crecen lentamente y pueden permanecer en el nido por más de 90 días.

En un intento por preservar la especie, diversas organizaciones estatales y no gubernamentales de Guatemala, México y Belice buscan integrar esfuerzos, para lograr que las guacamayas sobrevivan.

Como parte del esfuerzo, se ha puesto en marcha la reproducción en cautiverio de la especie, lo cual no es fácil, pero pueden vivir hasta 100 años, dijo Keller.

También es importante proteger el área de anidación, a fin de reducir la depredación de los nidos, un factor importante para mantener la especie en su estado natural.