Biotic passage through the Panama Canal, with particular reference to fishes

Biotic passage through the Panama Canal, with particular reference to fishes

J. E. McCosker1 and C. E. Dawson2

(1) Steinhart Aquarium, California Academy of Sciences, San Francisco, California, USA

(2) Gulf Coast Research Laboratory Museum, Ocean Springs, Mississippi, USA

Marine Biology, Volume 30, Number 4 / junio de 1975, Editor: Springer Berlin-Heidelberg

Abstract:

The effectiveness of the Gatun Lake fresh-water barrier to fish migration of the Panama Canal was examined, based on literature records and recent collections. Six species have migrated to the Pacific and three to the Atlantic Oceans. New records include: Hypleurochilus aequipinnis, Barbulifer ceuthoecus and Oostethus lineatus of Atlantic origin, and Gnathanodon, speciosus of Pacific origin. The majority of Atlantic migrants are known in the Pacific only from the Miraflores Third Lock, a unique ectogenic meromictic lake attached to the Pacific entrance of the canal. The hydrography and biota (including Atlantic algal and crustacean species previously unknown as canal migrants) of the lake are discussed. It is presumed that certain fish migrants transited the canal by associating with fouling material on the underside of ships. The euryhaline species, H. aequipinnis, Lupinoblennius dispar, Lophogobius cyprinoides and Omobranchus punctatus survived in freshwater (0.0permilS) for periods longer than réquired for ship transit of the canal (ca. 8h). The stenohaline migrant Gobiosoma nudum died after 2 h in freshwater, but survived more than 50 h at 2.5permilS. Plans to increase Panama Canal ship transits through the pumping of seawater into Gatún Lake might remove the biological barrier and allow the migration of euryhaline and stenohaline species. We find those plans unwise, and the potential consequences dangerous.

—————

Other aquatic biotic surveys in the Panamá Canal are:

Anuncios

Biocombustibles disparán precios

En el sector agrícola
Biocombustibles dispararán precios


Enrique Watts Ríos

Un nuevo informe conjunto de la FAO y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) da cuenta de que “la creciente demanda de los biocombustibles está provocando cambios sustanciales en los mercados agrícolas, que pueden empujar al alza de los precios de diversos productos a nivel mundial”.El documento emitido con el título ‘Perspectivas agrícolas 2007-2016 OCDE-FAO’ alerta también que factores coyunturales, como la sequía en las zonas productoras de trigo y el bajo nivel de las reservas, explican en gran medida las recientes subidas de los importes de los productos agropecuarios. No obstante, un análisis a largo plazo considera cambios estructurales que podrían originar precios nominales relativamente altos para muchos renglones agrícolas durante la próxima década. La reducción de los excedentes de cereales y menores subsidios a la exportación contribuyen igualmente a estos cambios.
En el informe, los analistas subrayan que aún es más importante el uso creciente de cereales, azúcar, semillas oleaginosas y aceites vegetales para producir sustitutos de los combustibles fósiles, etanol y biodiesel. “Este fenómeno está apuntalando los precios de los cereales y de forma indirecta a través del coste más elevado de los piensos, también de los productos ganaderos”, añade.
En Estados Unidos está previsto que se duplique la producción anual de etanol, reseña el documento, obtenido a partir del maíz en el período 2006/2016. En la Unión Europea la cantidad de semillas oleaginosas (en especial la colza) destinadas a biocombustibles pasará de poco más de 10 millones de toneladas a 21 millones en ese mismo período. Y en Brasil se prevé que la producción anual de etanol alcance los 44 mil millones de litros en 2016, frente a los 21 mil millones actuales. Por su parte, la producción china de etanol crecerá hasta los 3,800 millones de litros anuales, con un incremento de 2 mil millones con respecto al nivel actual.
El informe apunta a que los precios más elevados de los productos agrícolas son motivo de preocupación para los países importadores netos, así como la población urbana pobre. Mientras que los altos precios de las materias primas para producir biocombustibles benefician a los productores, significan a la vez costes suplementarios y menores ingresos a los campesinos que las necesitan para alimentar al ganado .
La FAO y la OCDE agregan que las pautas comerciales están cambiando. La producción y el consumo de productos agrícolas crecerán en general más rápido en los países en desarrollo que en los desarrollados, en especial en el caso de la carne de vacuno y de cerdo, mantequilla, leche en polvo descremada y azúcar. Está previsto que los países de la OCDE pierdan cuota de mercado en casi todos los principales productos agrícolas. Sin embargo, continuarán dominando en las exportaciones de trigo, cereales secundarios y productos lácteos. El comercio agrícola mundial, tomando como referencia las importaciones, se incrementará en todos los principales productos incluidos en el informe, pero a un ritmo menor en el caso del comercio no agrícola, ya que las medidas proteccionistas continuarán limitando su crecimiento.
Sin embargo, se prevé que el comercio de vacuno, cerdo y leche en polvo entera crezca en más de un 50 por ciento durante los próximos 10 años, junto a un incremento del 13 por ciento para los cereales secundarios y el 17 por ciento del trigo. Al mismo tiempo, el comercio de aceites vegetales se incrementará en casi un 70 por ciento.
Interesantes las cifras y datos del informe, pero nada nuevo o que al menos no se hubiese alertado ya. En la primera de sus llamadas ‘Reflexiones’, publicadas en la prensa cubana, el convaleciente presidente Fidel Castro alertaba que existen en el mundo más de 3 mil millones de personas condenadas a muerte prematura por hambre y sed, al abordar el tema de la producción de combustibles “ecológicos” a partir de alimentos.
En esa oportunidad el mandatario cubano apuntó: “No se trata de una cifra exagerada; es más bien cautelosa. En eso he meditado bastante después de la reunión del presidente Bush con los fabricantes norteamericanos de automóviles”.

 

El Siglo, 26 de agosto de 2007.

Cerro La India Dormida y Cocorrón deben ser áreas protegidas

COCLÉ.Moradores piden a la Anam su intervención.

Denuncian mal manejo del ambiente en El Valle

En el área viven especies endémicas, existen parajes naturales únicos que son de interés para los turistas. La comunidad de El Valle plantea declarar a los cerros circundantes enter ellos, el Gaital como área protegida.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Rafael Quezada

Cerro La India Dormida en el Valle de Anton, Panamá

CONSERVACIÓN. La India Dormida es un símbolo natural de Panamá que identifica a la zona de El Valle.

Rafael Quezada
EL VALLE, Antón

Ante las malas prácticas de manejo de ambiente que han sufrido cerros como La India Dormida y el Cocorrón, han surgido reacciones comunitarias que rechazan la actitud que va en contra de la naturaleza, por lo tanto, los defensores del ambiente también tienen planes y acciones para la defensa.

Dos de las acciones incorrectas ocurridas este año a juicio de la comunidad fueron las que se dieron en el cerro Cocorrón y La India Dormida hace unos meses.

Habla Anam

Sobre estos casos, Jorge Carrera, director de la Anam en Coclé, dijo que en el primero se había dado un movimiento con maquinarias sobre pendientes que habrían afectado cierta vegetación de árboles nativos, y en el segundo caso se trató de un corte de herbazales de una propiedad privada que tenía años que no se limpiaba, esto ocurrió sobre una parte que conforma la oreja del cerro de La India.

La India Dormida es un símbolo natural de Panamá que identifica a la zona de El Valle.

Sin embargo, las reacciones no se hicieron esperar, una de ellas se dio el pasado 3 de julio, cuando una manifestación pacífica en defensa de los bosques recorrió las calles del lugar con el apoyo de unas 22 organizaciones populares y ambientalistas, dijo Raúl Arias de Para, miembro de la Asociación para el Desarrollo Sostenible de El Valle de Antón (Adesva).

Un memorial con más de 100 firmas respaldó el sentir popular que pedía a la Autoridad Nacional del Ambiente su intervención para frenar la deforestación en El Valle de Antón.

También se aprovechó la marcha para protestar por lo que se consideró un crimen ecológico sobre el cerro Cocorrón, dijo de Para.

Los cerros que están expuestos a una degradación y que la población de El Valle desea proteger por su importancia hídrica, forestal y estimulación al turismo son el Pajita, Gaital, Caracoral, La India Dormida, el Cariguna, La Cruz y el Indio.

A juicio de los ambientalistas, lo que más perjudica los bosques y cerros que rodean el cráter en donde se localiza la región de El Valle de Antón es la deforestación, el movimiento de tierra y vegetación bajo el uso de maquinaria para desarrollar proyectos habitacionales, el desmonte, la quema y la extracción sin control de especies de la flora y fauna nativas del lugar, entre ellas la rana dorada y las orquídeas.

Rodolfo Meléndez, de la agrupación ambientalista Conserva (Conservación en El Valle de Antón), considera que para minimizar un poco el impacto negativo que se está ejerciendo sobre los bosques de El Valle es necesario crear la figura de más guardabosques, ya que en este lugar solo existe uno para toda la zona.

El bosque de El Valle es denso y tiene puntos geográficos que alcanzan hasta los mil metros de altura sobre el nivel del mar, dijo. El guardabosque vigilaría más de cerca si hay extracción ilegal de ranas doradas o de orquídeas, que son las especies más codiciadas. Laura Herrera, de la Asociación de productores de Orquídeas de El Valle y Cabuya (Aprovaca), dijo que hace falta más acciones dirigidas a conservar la vida en El Valle. “Ya es difícil encontrar esta planta sin tener que caminar poco, en El Valle esta planta está desapareciendo lentamente por su extracción incontrolada”.

Un morador dice que la gente no sabe la cantidad de plantas de orquídea que se mueren cuando se derriba un árbol.

Aristides Rodríguez, del grupo agroforestal de La India Dormida, pidió a las autoridades que impulsen la conservación de la zona. “En nuestra área ubicada en las faldas de La India existen pequeños fruticultores, y horticultores y el buen clima favorece la existencia de estos rubros”.

El Ipat

Carolina Navas, directora del Instituto Panameño de Turismo (Ipat), considera que ya es hora de que cada panameño asuma su rol de convertirse en protector de la naturaleza.

“El turismo necesita bosques”, enfatizó. Al referirse al desarrollo urbanístico, dijo que las construcciones deben hacerse con responsabilidad y dentro del marco de la conservación a la naturaleza.