Los Sitios Ramsar o Humedales de Importancia Internacional de Panamá

LOS SITIOS RAMSAR DE PANAMÁ O HUMEDALES DE IMPORTANCIA INTERNACIONAL

Por Ariel R. Rodríguez Vargas
Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá

DEFINICIÓN DE HUMEDAL

De acuerdo a la definición de la Convención Ramsar[1] “Los humedales son las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. Esto incluye los arrecifes de coral de aguas someras.

LA CONVENCIÓN RAMSAR Y SU FILOSOFÍA

Se le denomina Sitio Ramsar a un humedal que es considerado de importancia internacional debido a su riqueza biológica y a que sirve de refugio de un número significativo de aves acuáticas migratorias estacionales. Los sitios Ramsar nacieron con la Convención Ramsar, que es la única convención ambiental mundial que trata un ecosistema en particular –los humedales. Es un convenio intergubernamental que proporciona el marco para la acción nacional y la cooperación internacional en beneficio de la conservación y el uso racional de los humedales en el mundo.

La Convención fue establecida en la ciudad de Ramsar, Irán, el 2 de febrero de 1971. Actualmente, cuenta con 144 partes contratantes que han designado 1,401 sitios en el mundo, con un total de 122,845,706 hectáreas, de las cuales el continente americano ha aportado 228 sitios con 47,929,018 hectáreas, designadas en los 27 países miembros de la región.

Esta Convención además reconoce la interdependencia del hombre y su medio ambiente y reconoce además que los humedales prestan servicios ecológicos fundamentales y son reguladores de los regímenes hídricos, así como fuentes de biodiversidad a todos los niveles –diversidad de especies, diversidad genética y diversidad de ecosistema y reflejan las interacciones entre la diversidad cultural y biológica, constituyendo un recurso de gran valor económico, científico y recreativo para la comunidad.

Inicialmente esta Convención sólo reconoció estos ecosistemas como hábitat de fauna y flora características, especialmente de aves acuáticas, pero hoy incluye otras riquezas y valores de estas áreas, aunque sigue siendo de gran importancia el concepto de los humedales como hábitat claves de las aves migratorias hemisféricas.

También la Convención reconoce que los humedales constituyen un recurso de gran valor económico, cultural, científico y recreativo, cuya pérdida sería irreparable, por tanto promueve que no sigan habiendo intrusiones en estos, sobre todo porque afecta a las poblaciones de aves acuáticas migratorias estacionales que pueden atravesar las fronteras, y que en consecuencia deben ser consideradas como un recurso internacional.

Finalmente reconoce que la conservación de los humedales y de su flora y fauna pueden asegurarse armonizando políticas nacionales previsoras con una acción internacional coordinada.

PANAMÁ Y LA CONVENCIÓN RAMSAR

Panamá se hizo signataria de la Convención Ramsar mediante la Ley 6 del 3 de enero de 1989[2] y cuenta con cinco sitios Ramsar o humedales de importancia internacional: la parte este de la Bahía de Panamá en la Ciudad de Panamá (2003), el Golfo de Montijo en Veraguas (1990), San San Pond Sak en Bocas del Toro (1993), Punta Patiño en Darién (1993) y Damani Guariviara en la Comarca Gnobe Bugle (2004).


Aquí se incluirá información detallada de cada Sitio Ramsar de Panamá

[1] http://www.ramsar.org/key_conv_s.htm

[2] http://www.asamblea.gob.pa/NORMAS/1980/1989/1989_010_0675.PDF

Anuncios

Parque Arqueológico de El Caño en estado deplorable

 Patrimonio Nacional está a punto de desaparecer

El sitio arqueológico El Caño no sólo tiene importancia cultural , histórica y educativa, sino que constituye una inyección económica para la región.

Elena Valdez

COCLÉ- EL CAñO, PANAMA AMERICA

La cultura, la historia y la antigüedad se recogen en el Parque Arqueológico de El Caño en Natá. Un sitio impresionante, pero que lamentablemente corre el peligro de desaparecer por la inclemencia del tiempo con inundaciones y hundimientos que le afectan en gran medida.

Para llegar al Museo de El Caño en esta época hay que hacerlo en bote o nadando, llegar está casi inaccesible, porque el desbordamiento de los ríos no permite que vehículos normales entren.

Este sitio arqueológico con una importancia histórica y científica innegable concentrada en la casa Museo, el área de los montículos, el sitio de adoración y de columnas necesita una mirada del Gobierno, ya que de no ser así, la inclemencia del tiempo provocará la extinción del Parque, señaló el profesor de Historia del Centro Regional Universitario de Coclé, José Álvaro.

HISTORIA
El Parque Arqueológico está ubicado en El Caño de Natá, a unos 2 km. después de pasar el Templo que se encuentra dentro de la comunidad de El Caño. El mismo se extiende sobre una llanura drenada por el río Grande, el río Coclé del Sur, el río Churubé, el río El Caño y otro drenaje menor, por ello las inundaciones.

Toda la zona que corresponde al Parque y al Museo de El Caño, cuenta con evidencias arqueológicas, todas las piezas, artefactos y demás instrumentos que se encuentran dentro del museo, se han encontrado, por medio de las excavaciones realizadas, dentro de las 8 hectáreas de terreno con las que cuenta el parque.

Aún no se han realizado muchas excavaciones por falta de recursos en el área y se conservan los montículos con los entierros, por lo que no se puede descartar la posibilidad de que haya más artefactos arqueológicos significativos para someterlos a estudio.

Expertos indican que el área de los cañaverales del parque es considerada como de mucha concentración de tiestos. Pero por haber estado cubierta por cañaverales por un periodo de quince años, le disminuye la posibilidad de excavación y sólo se podría lograr algo por medio de censores remotos.

Debido a la cercanía de la quebrada Mojapollo al parque, el área sufre inundaciones constantemente durante la estación lluviosa, y es por esto que muchos residentes del área y amantes de la cultura y antepasados temen que desaparezca.

El Caño estaba caracterizado por un complejo de montículos que eran inicialmente de viviendas y luego de entierros, como se mencionó anteriormente; no sabemos la relación entre este complejo y la sede del cacicazgo en Natá.

PATRIMONIO HISTÓRICO

Consultada la Dirección de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura sobre el tema, señaló que las inundaciones en este lugar son constantes desde hace aproximadamente treinta a cuarenta años; durante este tiempo no se ha producido deterioro a las estatuas o piezas de valor arqueológico del museo.

Hace un mes se cayó una estructura (rancho) que cubre una excavación dentro del museo, pero que esa situación ya se está atendiendo.

Asamblea insiste en vender bosques del Parque Nacional Camino de Cruces

Asamblea Nacional es dueña de las 15.1 hectáreas, Castillo

Isidro Rodríguez

PANAMA AMERICA

EL PROBLEMA en la venta de las tierras se debió a “fallas técnicas de procedimientos, pero que mientras la ley no sea cambiada, la Asamblea Nacional es la propietaria”, afirmó ayer el presidente del Órgano Legislativo, Elías Castillo.

Castillo dijo que la venta de las tierras no es una decisión de “Elías Castillo”, sino que hay una ley que autoriza la venta.

Indicó que la venta no se pudo realizar porque hubo una falla de carácter técnico y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), responsablemente, canceló el y quedará a criterio del MEF determinar lo que sea prudente.

Señaló que más que fallas técnicas de procedimientos, lo que pasó es que no se cumplieron los términos entre el cierre de la propuesta y la consignación de la fianza de cumplimiento. Al no acatarse los términos, el acto quedó viciado y en consecuencia el MEF anuló el acto.

Destacó que “ningún informe de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) dice que la Asamblea Nacional no es propietaria de las 15.1 hectáreas, todos determinan que sí es la dueña y que puede disponer de su terreno.

En cuanto a lo que se decida, indicó que él está por finalizar su periodo y le corresponderá a la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional y al MEF atender estos temas.♣

——————————-

Efectivamente la Asamblea de manera anti-ética e ilegal se adjudicó un lote en el Parque Nacional Camino de Cruces para venderlo al mejor postor en subasta, para que construya residenciales, lo que no dice Castillo es que los bosques independientemente del dueño deben ser respetados y eso impide hacer inversiones en esa área, que no se para conservación.♦

Burica Press